RSS

Archivos Mensuales: octubre 2009

¿Quién soy yo para que Tú me ames?

jesúsEtapa: 2

¿Qué me viste? es mi pregunta.

¿Porque yo? no tengo nada que puedas usar.

Hay tantos mejores que yo que sin dudar te aceptarían.

Solamente dime, responde tú que lo sabes todo.

¿Para que te sirve mi vida? si para mí no hay nada que rescatar.

Me veo y no encuentro razón alguna para tu llamado.

Y es que no se qué hacer con ella, he perdido el rumbo tantas veces que ya no se que esperar.

¿Digo conocerte pero ¿quién podrá entenderte? eres más sabio que todos en este mundo juntos.

Y aun así esperas por mí ¿que podría ofrecerle a alguien como tú que lo posee todo?

¿Que necesita el que lo creo todo? ¿Por que fijarse en alguien como yo?

¿Pero así eres tú, tan extraño que no te logro entender.

Tan especial que me parece increíble tu amor.

Si tan solo pudiera darte algo especial, pero Tú solo pides mi corazón.

Pides tan solo que te ame y aunque suene fácil no lo es, pero te lo daré porque me elegiste.

Viste en mí lo que nadie vio, ni aun yo me veo tan especial. Como no amarte si todo lo has hecho por mí.

Diste tu vida, me salvaste cuando más te necesitaba y aun a pesar de mis errores me perdonas y me sigues amando.

¿Y como yo no podría amarte después de todo lo que has hecho?, te doy mi vida y mi corazón, te doy todo lo que soy, porque me has enamorado.

Tan solo dame fuerzas para seguir, aun a pesar de las burlas.

Dame valentía para predicar, aun a pesar de su indiferencia.

Dame voluntad para seguir a un a pesar del dolor.

Y yo dejare de pedir y te daré lo único que tú me pides mi corazón.

Si desea recibir en su correo un boletín con todo lo nuevo que se agregue al blog siga los pasos para suscribirse haciendo clic aquí

Anuncios
 
3 comentarios

Publicado por en 28 octubre 2009 en Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

¿Qué soy sin Dios?

Escribiré esto en dos etapas completamente distintas.

La primera parte con un poco de monotonía y la segunda espero que con sinceridad.

Etapa 1:sin_rumbo

Sin Dios la vida no tiene rumbo.

Te sientes vacío, como si algo te faltara.

Sientes que algo anda mal y no sabes cómo corregirlo.

Hay un dolor en el corazón, como un desazón dentro de ti.

Es un extraño sentimiento de fastidio y molestia.

Sin Dios soy como nada he perdido las ganas y la fuerza.

Me siento enojado y deprimido.

Sin Dios ya no soy yo mismo solo soy alguien completamente distinto y enojado.

Sin Dios no se qué hacer, me siento confundido, como si hubiera perdido el camino.

Sin Dios ya para que vivir.

Sin Dios sé que sería arrastrado hacia lo peor de mi.

Si no hubiera conocido a Dios estoy seguro que mi vida no hubiera valido la pena.

Sin Dios he perdido un gran confidente, un amigo, una meta, mi gran sueño.

Sin Dios  ya no vale la pena insistir, ni preocuparse por el futuro.

Sin Dios sencillamente siento que ya no soy nada.

Si desea recibir en su correo un boletín con todo lo nuevo que se agregue al blog siga los pasos para suscribirse haciendo clic aquí

 
3 comentarios

Publicado por en 26 octubre 2009 en Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , ,

En la vida de un hombre

Existen muchas cosas que acaparan la atención de un hombre a lo largo de su vida, existen momentos que son difíciles de olvidar en la vida de un hombre, pero existe una cosa que por más que se intente el hombre no podrá desarrollar en toda su vida y esa cosa es salvarse a sí mismo.

¿Salvarse de qué? Se preguntara usted, pero es increíble pensar que necesitemos ser salvados, se supone que somos los hombres, los dominantes, los valientes, los indomables, pero ser salvados no va con nuestra naturaleza, y ese es el problema, nuestra naturaleza tiene un gran defecto, tenemos una naturaleza pecadora, y ese pecado nos empuja a hacer cosas abominables, nos arrastra cada vez más a un castigo eterno del cual por nosotros mismo no podemos escapar, entonces ¿qué hacer? ¿Cómo cambiar? ¿Dónde está la salvación que nos puede cambiar esta naturaleza pecadora?

La solución es muy simple, hubo un hombre que nació sin esa naturaleza pecadora y por cuya muerte nos hizo libres; si le invocamos y creemos en El.

El nombre de esta persona es Jesús, y en el momento en que le confesamos como nuestro Señor y Salvador, y nos arrepentimos de corazón, esa naturaleza pecadora, es transformada en una nueva naturaleza celestial, ya no estamos bajo condenación, ya no actuamos guiados por el deseo de nuestra vieja naturaleza pecadora, sino que es naturaleza celestial nos ayuda a vencer el pecado, ya que Cristo mora en usted.

Pero no crea que todo ha terminado ahí, ese es solo el comienzo de su nuevo viaje con su naturaleza celestial, usted ahora batallara hasta el final para mantener su tan preciada naturaleza celestial, porque si no lo hace usted volverá a su vieja naturaleza pecadora y después de eso el castigo eterno.

¿Y cuál es la recompensa de la naturaleza celestial? Se preguntara usted, déjeme decirle que la recompensa es vivir junto a Jesús por toda la eternidad, vivir lleno de amor y paz, aun en las peores tormentas de su vida El siempre lo acompañara, y si aún quiere más déjeme decirle que calles de oro, mar de cristal y cosas que ojos no vio ni oído oyó están reservadas para usted.

Esto es para aquellos que puedan entender, no es mentira, sepa la verdad.hombrepensando

Si desea recibir en su correo un boletín con todo lo nuevo que se agregue al blog siga los pasos para suscribirse haciendo clic aquí

 
Deja un comentario

Publicado por en 24 octubre 2009 en Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,

El Camino

Si algo tiene este camino es que es muy angosto, a veces sólo se pasa de uno.

Si algo tiene este camino es que es el menos transitado, así que a veces te sentirás solo.

Este camino es muy largo, así que a veces tendrás que sacar fuerzas para seguir.

Este camino tiene muchas trabas, así que a veces deberás estar vigilante.

Durante el camino pasarás pruebas, así que a veces deberás ser firme para seguir.

Durante el camino te sentirás perdido, así que recuerda como empezaste.

El camino  no te pide que lo cruces, pero siempre sentirás que es lo correcto.

El camino es sólo para aquellos que deseen seguir.

El camino es sólo para aquellos que saben que necesitan un cambio.

¿Quién es el camino? Jesús es el camino.

¿Quién te ayuda durante el camino? sólo Jesús.

¿Por qué elegir este camino? porque solo Jesús es la respuesta y tan solo él te podrá ayudar.

¿Por qué transitarlo todo? porque en ese camino está la verdad.

camino

Si desea recibir en su correo un boletín con todo lo nuevo que se agregue al blog siga los pasos para suscribirse haciendo clic aquí

 
Deja un comentario

Publicado por en 7 octubre 2009 en Salmos y Proverbios

 

Etiquetas: , , , , , ,

 
A %d blogueros les gusta esto: