RSS

En la vida de un hombre

24 Oct

Existen muchas cosas que acaparan la atención de un hombre a lo largo de su vida, existen momentos que son difíciles de olvidar en la vida de un hombre, pero existe una cosa que por más que se intente el hombre no podrá desarrollar en toda su vida y esa cosa es salvarse a sí mismo.

¿Salvarse de qué? Se preguntara usted, pero es increíble pensar que necesitemos ser salvados, se supone que somos los hombres, los dominantes, los valientes, los indomables, pero ser salvados no va con nuestra naturaleza, y ese es el problema, nuestra naturaleza tiene un gran defecto, tenemos una naturaleza pecadora, y ese pecado nos empuja a hacer cosas abominables, nos arrastra cada vez más a un castigo eterno del cual por nosotros mismo no podemos escapar, entonces ¿qué hacer? ¿Cómo cambiar? ¿Dónde está la salvación que nos puede cambiar esta naturaleza pecadora?

La solución es muy simple, hubo un hombre que nació sin esa naturaleza pecadora y por cuya muerte nos hizo libres; si le invocamos y creemos en El.

El nombre de esta persona es Jesús, y en el momento en que le confesamos como nuestro Señor y Salvador, y nos arrepentimos de corazón, esa naturaleza pecadora, es transformada en una nueva naturaleza celestial, ya no estamos bajo condenación, ya no actuamos guiados por el deseo de nuestra vieja naturaleza pecadora, sino que es naturaleza celestial nos ayuda a vencer el pecado, ya que Cristo mora en usted.

Pero no crea que todo ha terminado ahí, ese es solo el comienzo de su nuevo viaje con su naturaleza celestial, usted ahora batallara hasta el final para mantener su tan preciada naturaleza celestial, porque si no lo hace usted volverá a su vieja naturaleza pecadora y después de eso el castigo eterno.

¿Y cuál es la recompensa de la naturaleza celestial? Se preguntara usted, déjeme decirle que la recompensa es vivir junto a Jesús por toda la eternidad, vivir lleno de amor y paz, aun en las peores tormentas de su vida El siempre lo acompañara, y si aún quiere más déjeme decirle que calles de oro, mar de cristal y cosas que ojos no vio ni oído oyó están reservadas para usted.

Esto es para aquellos que puedan entender, no es mentira, sepa la verdad.hombrepensando

Si desea recibir en su correo un boletín con todo lo nuevo que se agregue al blog siga los pasos para suscribirse haciendo clic aquí

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 24 octubre 2009 en Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: