RSS

Archivos Mensuales: marzo 2010

Hermanos en Cristo

¿Qué es un hermano en Cristo?

Cuando hizo a Jesús su Señor y Salvador personal, usted se unió a una gran familia espiritual, es un hijo de Dios como todos aquellos que han rendido sus vidas a Él.

Que tiene de especial esta familia espiritual, como toda familia, usted encontrará personas distintas pero con algo en común, el amor de Dios reinando en sus corazones.

Pero en toda familia siempre habrá hermanos con los cuales no se lleve muy bien, en cambio habrá otros hermanos que si le inspiren más confianza, con los cuales se sentirá más apreciado y tendrá mayor amistad, pero aún así todos son su familia y debe aceptar a todos por igual.

Un verdadero  hermano en Cristo es una gran ayuda en tiempos de prueba, un hermano en Cristo simboliza que usted no está solo, sino que al igual que usted miles de hermanos en distintas partes del mundo están pasando las mismas pruebas y luchas que usted.

Un verdadero hermano en Cristo siempre tendrá una palabra de Dios para usted, siempre entenderá sus problemas y le orientara a seguir adelante; no importa si usted no ha tenido hermanos o ha sido hijo único, porque los verdaderos hermanos en Cristo son mucho más fieles que los hermanos de sangre, porque Dios está en sus vidas.

Aprenda esto: En todo tiempo ama el amigo, Y es como un hermano en tiempo de angustia. (Proverbios 17:17)

No solo busque tener hermanos en Cristo conviértalos en sus amigos; aprenda la importancia de juntarse con personas que lo edifiquen y que crean en el mismo Dios que usted, que estén siempre motivándolo, busque hermanos con los cuales usted pueda ver un modelo genuino de cristianismo, y aunque no todos sean perfectos recuerde que todos vamos camino a la perfección; sea un buen hermano, y más que un hermano un amigo.

Proverbios 18:24 El hombre que tiene amigos ha de mostrarse amigo; Y amigo hay más unido que un hermano.

Anuncios
 
2 comentarios

Publicado por en 30 marzo 2010 en Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , ,

La integridad y Santidad del Creyente

Dios es santo, por lo tanto vistámonos de esa santidad sin la cual nadie vera al Señor (Hebreros 12:14), la biblia dice: sed santos como Yo soy santo (1Pedro 1:16).

Hemos sido escogidos para ser templos del Dios viviente (1Corintios 3:16), cómo no entonces  buscaremos agradarle andando con excelente santidad, puros  y sin mancha delante de Dios y de los demás.

Si queremos agradar a Dios, y si guardamos sus mandamientos, entonces comportémonos como hijos de luz (Efesios 5:8), no teniendo una doble vida sino siendo los mismos en todo tiempo y en cualquier lugar, sabiendo que somos la sal de la tierra (Mateo 5:13), linaje escogido,  real sacerdocio,  nación santa,  pueblo adquirido por Dios (1Pedro 2:9), llamados a resplandecer en un mundo de tinieblas.

Porque si no reflejamos la luz que está en nosotros, es debido a que muchos se avergüenzan de ella y si nos avergonzamos de Él, Dios se avergonzará de nosotros (Marcos 8:38), por lo tanto vivamos íntegramente en todo tiempo siendo ejemplo para los demás, los cuales por nuestras obras demostraremos el increíble poder de Dios en nuestras vidas.

Salmo 24:3-4 ¿Quién subirá al monte de Jehová? ¿Y quién estará en su lugar santo? El limpio de manos y puro de corazón; El que no ha elevado su alma a cosas vanas, Ni jurado con engaño.

Efesios 1:4 según nos escogió en él antes de la fundación del mundo,  para que fuésemos santos y sin mancha delante de él

Filipenses 2:15 para que seáis irreprensibles y sencillos, hijos de Dios sin mancha en medio de una generación maligna y perversa, en medio de la cual resplandecéis como luminares en el mundo

Proverbios 11:3 La integridad de los rectos los encaminará; Pero destruirá a los pecadores la perversidad de ellos.

Proverbios 28:18 El que en integridad camina será salvo; Mas el de perversos caminos caerá en alguno.

 
Deja un comentario

Publicado por en 23 marzo 2010 en Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , ,

¿Me amas?

Has luchado toda la vida tratando de encontrar la felicidad y el amor, sin saber que la paz, el amor y el gozo (el gozo es más grande que la felicidad) tiene un solo nombre y se llama Jesús.

Puede que nunca lo hayas escuchado, puede que lo hayas escuchado y te hallas olvidado de Él, puede que hayas errado en el Camino, puede que aún no hayas encontrado el Camino, pero aún a pesar de todo eso, Jesús te sigue amando.

Si le has fallado a Jesús, si sientes en el corazón que no eres digno de volver a buscarlo.

Jesús te quiere decir algo: ¿Me amas más que a estos?

Puede que no entiendas lo que significa esa pregunta, lo que Jesús te está preguntando es: ¿Me amas más que a todo lo demás?

¿Podrás tú amar a Jesús y darle todo tu corazón, podrás dejar todo lo que te aleja de Él para poder agradarle?

Si tu respuesta es sí, Jesús te dice: Apacienta a mis corderos.

Apacentar los corderos es cuidar de las ovejas débiles, es enseñarle a los nuevos a que no cometan los errores que nosotros cometimos, es amar a los pequeños y ver que no caigan en los lazos del mundo.

Jesús te vuelve a preguntar ¿Me amas?

La pregunta es directa ¿Lo amas?

Si tu respuesta es sí, Jesús te dice: Pastorea mis ovejas.

Pastorear las ovejas es comprometerse, un pastor vela por la salud de todas sus ovejas, cuida con sumo cuidado a cada una de ellas; así de debes ser tú con todos tus hermanos espirituales, y para cumplir eso tienes que aprender, debes crecer en la fe.

Por último Jesús te pregunta: ¿Me amas?

Es la última pregunta, y debes estar seguro con todo el corazón.

Esta última pregunta significa: ¿Me amas, con todo el corazón, con toda tu alma, con todas tus fuerzas? ¿Incluso si te pidiera la vida me la darías, estas dispuesto a todo por amarme, como yo lo hice por ti?

Si tu respuesta es sí, Jesús te dice: Apacienta mis ovejas

Apacentar las ovejas es ayudar incluso a los que están maduros en la fe, preocuparte por tus lideres, orar por tus pastores, velar por todos sin dudar ni vacilar, consolar a los débiles, confortar a los que son incluso mayores que tu.

Si realmente estás dispuesto a cumplir esto Jesús sólo te dirá: Sígueme.

 
Deja un comentario

Publicado por en 20 marzo 2010 en Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Manteniendo la llama encendida

Parte de ser cristiano consiste en mantener siempre ese primer amor que tenemos para Dios completamente encendido, pero con el tiempo, las pruebas y los golpes que pasamos empezamos a perder poco a poco ese amor.

Algunos se alejan de Dios sin siquiera notarlo, y todo esto empieza en el corazón, en el momento que decidimos preocuparnos por otras cosas; sin darnos cuenta algo comienza a acaparar mas nuestra atención, y sin notarlo algo nos comienza a alejar mas de Él.

Claramente siempre habrá un problema o una circunstancia que por un momento nos distraiga, pero todo depende del corazón y de cuanto realmente queramos a Dios.

Muchos buscan una excusa para no orar, o para no leer la biblia, pero si usted ama a Dios no importa donde este, usted siempre querrá estar en su presencia; búsquelo a solas, mientras está en su cuarto comience a orar, si esta con amigos compártales de Dios, deje que toda su vida este llena de Él.

Dios no es solo un día, no es solo una hora, estar con Dios es toda una vida, ayune cuando se sienta débil espiritualmente o haga vigilas, ore cuando atraviese problemas, alábelo cuando pase dificultades y dele siempre las gracias cuando recibe algo bueno de parte de Él.

Mantener la llama encendida es cosa de todos los días, es como estar enamorados, cuando se enamora quieres estar con esa persona todas las horas, no importa las circunstancias usted siempre piensa en lo que siente la otra persona, así sea usted con Dios, no sea de los que pierden su primer amor mantenga la llama encendida.

 
3 comentarios

Publicado por en 9 marzo 2010 en Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , ,

Dios está ahí

No necesitamos pasar increíbles desiertos, no necesitamos pasar pruebas inmensas, ver milagros increíbles para darnos cuenta que Dios está con nosotros.

Dios está siempre con nosotros, no lo vemos, porque no lo podemos ver con nuestros ojos naturales pero sin duda Dios siempre está a nuestro lado.

Podemos verlo en pequeños detalles, en nuestros pensamientos, podemos verlos en esas hermosas tardes, o en un amanecer, podemos verlo cambiando nuestras vidas y las de los demás, podemos verlo en esa hambre de los que le buscan.

Podemos verlo dándonos fuerzas cuando nos sentimos deprimidos, podemos verlo cuando nuestra conciencia nos dice que no hagamos lo malo, podemos verlo cuando predicamos a los demás, es Dios el que pone palabras en nuestra boca, podemos verlo en nuestras actitudes que siempre tienen algo de Dios.

Dios está con nosotros esa es su promesa, si lo buscas, si guardas sus mandamientos, si lo amas, no tengas duda alguna el está a tu lado, el siempre está con lo que le buscan de corazón, sus ojos están siempre sobre los justos.

Dios siempre está para ti cada vez que lo necesites, Dios nunca se olvida de ti; muchas veces no entendemos los propósitos de Dios, y habrá ocasiones en las que pensemos que el camino angosto es demasiado difícil, pero la verdad es que Dios siempre camina contigo, habrá veces en las que tengamos que pasar desiertos, pero Dios lo hace para perfeccionar su obra en nosotros; nunca olvidemos lo que Dios hizo por cada uno de nosotros, tengamos fe aún en la mayor de las pruebas, porque no hay nada que nos pueda separar de su inmenso amor.

Clama a mí,  y yo te responderé,  y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces. (Jeremías 33:3)

Pues aún no está la palabra en mi lengua, Y he aquí,  oh Jehová,  tú la sabes toda. (Salmo 139:4)

Los ojos de Jehová están sobre los justos, Y atentos sus oídos al clamor de ellos. (Salmo 34:15)

El ángel de Jehová acampa alrededor de los que le temen, Y los defiende. (Salmo 34:7)

Tú guardarás en completa paz a aquel cuyo pensamiento en ti persevera; porque en ti ha confiado. (Isaías 26:3)

¿Quién nos separará del amor de Cristo?  ¿Tribulación,  o angustia,  o persecución, o hambre,  o desnudez, o peligro, o espada? Como está escrito: Por causa de ti somos muertos todo el tiempo; Somos contados como ovejas de matadero. Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó. Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro. (Romanos 8:35-39)

 
Deja un comentario

Publicado por en 3 marzo 2010 en Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

 
A %d blogueros les gusta esto: