RSS

Dios está ahí

03 Mar

No necesitamos pasar increíbles desiertos, no necesitamos pasar pruebas inmensas, ver milagros increíbles para darnos cuenta que Dios está con nosotros.

Dios está siempre con nosotros, no lo vemos, porque no lo podemos ver con nuestros ojos naturales pero sin duda Dios siempre está a nuestro lado.

Podemos verlo en pequeños detalles, en nuestros pensamientos, podemos verlos en esas hermosas tardes, o en un amanecer, podemos verlo cambiando nuestras vidas y las de los demás, podemos verlo en esa hambre de los que le buscan.

Podemos verlo dándonos fuerzas cuando nos sentimos deprimidos, podemos verlo cuando nuestra conciencia nos dice que no hagamos lo malo, podemos verlo cuando predicamos a los demás, es Dios el que pone palabras en nuestra boca, podemos verlo en nuestras actitudes que siempre tienen algo de Dios.

Dios está con nosotros esa es su promesa, si lo buscas, si guardas sus mandamientos, si lo amas, no tengas duda alguna el está a tu lado, el siempre está con lo que le buscan de corazón, sus ojos están siempre sobre los justos.

Dios siempre está para ti cada vez que lo necesites, Dios nunca se olvida de ti; muchas veces no entendemos los propósitos de Dios, y habrá ocasiones en las que pensemos que el camino angosto es demasiado difícil, pero la verdad es que Dios siempre camina contigo, habrá veces en las que tengamos que pasar desiertos, pero Dios lo hace para perfeccionar su obra en nosotros; nunca olvidemos lo que Dios hizo por cada uno de nosotros, tengamos fe aún en la mayor de las pruebas, porque no hay nada que nos pueda separar de su inmenso amor.

Clama a mí,  y yo te responderé,  y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces. (Jeremías 33:3)

Pues aún no está la palabra en mi lengua, Y he aquí,  oh Jehová,  tú la sabes toda. (Salmo 139:4)

Los ojos de Jehová están sobre los justos, Y atentos sus oídos al clamor de ellos. (Salmo 34:15)

El ángel de Jehová acampa alrededor de los que le temen, Y los defiende. (Salmo 34:7)

Tú guardarás en completa paz a aquel cuyo pensamiento en ti persevera; porque en ti ha confiado. (Isaías 26:3)

¿Quién nos separará del amor de Cristo?  ¿Tribulación,  o angustia,  o persecución, o hambre,  o desnudez, o peligro, o espada? Como está escrito: Por causa de ti somos muertos todo el tiempo; Somos contados como ovejas de matadero. Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó. Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro. (Romanos 8:35-39)

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 3 marzo 2010 en Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: