RSS

Archivos Mensuales: junio 2010

Eres real

No te veo pero sé que estas ahí, no logro tocarte pero creo en Ti.

Muchos te niegan pero yo no lo hago, muchos dudan de tu existencia pero yo siempre tengo fe en Ti, muchos quieren demostrar lo contrario pero yo sé la verdad.

Cuando veo el cielo esos hermosos atardeceres, me pregunto ¿por qué no creen en Ti?

Cuando admiro las cosas que me rodean, me doy cuenta que es tan fácil tener fe en Ti.

Eres más real que cualquier persona que mis ojos puedan ver, hablas más fuerte que cualquier otro que haya escuchado, te puedo sentir tan claro en mi corazón, sin embargo hay una lucha en mi interior por creer en Ti.

Los demás no quieren entenderlo, pero yo quiero saber cada vez más de Ti; los demás no desean buscarte, yo deseo nunca alejarme de tu lado; son pocos los que dicen seguirte, yo no quiero solo decirlo, yo sí te sigo.

Eres real de eso no hay duda, el que no pueda verte con estos ojos naturales no significa que con mis ojos de la fe no pueda verte; cuando los demás dudan, yo me lleno de fe y creo más en T; cuando los demás están indecisos si preguntar de Ti, yo estoy orando junto a Ti.

No me importa lo que digan los demás, no me importan sus opiniones o comentarios, mi amor por Ti es real, el cambio en mi fue real, tu amor en mi es real, tu presencia en mi es real, la fe me dice que es verdad.

¡Oh Dios tu sí eres Real!

 
1 comentario

Publicado por en 15 junio 2010 en Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Corazón Agradecido

Al vil y al menospreciado escogiste, cuando nadie nos dio una oportunidad apareciste tú, con ojos de amor y compasión, como si no vieras nuestra condición.

Habiendo nosotros pecado, estando llenos de temor por nuestras faltas, pensando que venias condenarnos y sabiendo que éramos dignos de ser castigados; Tú te acercaste a nosotros y nos ayudaste, extendiste tu mano y nos levantaste.

Oh Jesús nos enseñaste el amor, la compasión, le diste vida a nuestro destruido corazón, fue entonces cuando algo nuevo nació en nuestro interior, un amor que no conocíamos nos embargo el corazón.

Liberaste nuestra alma de las cadenas del pecado, nos sacaste de la más terrible oscuridad, y me pregunto ¿Cómo no estar agradecidos, como no darte todo nuestro amor, como no rendir toda nuestra vida a ti?

Me pregunto: ¿Cómo no te daremos gracias todos los días, no entiendo como no alabarte cada día, no comprendo cómo no adorarte aún con nuestras vidas?

Porque aunque me digan lo contrario, yo tu nombre alabaría; aunque intentaran callarme, yo solo tu nombre exaltaría; aunque esté en peligro de muerte y aún a pesar de las pruebas, yo tu amor no lo cambiaría.

Un Corazón agradecido que no sabía amar pero que hoy Te ama; un corazón lleno de vida que antes no sentía pero hoy Tu eres su todo; un corazón agradecido que te alaba todos los días, que te busca, que quiere cada día más de ti; un corazón agradecido que sin dudar Tú lo sanaste, que sin merecerlo Tú lo cambiaste.

Un corazón agradecido que solo un nombre pronuncia, Jesús.

 
3 comentarios

Publicado por en 10 junio 2010 en Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

 
A %d blogueros les gusta esto: