RSS

Archivos Mensuales: noviembre 2010

Préstame Atención

Préstame Atención, tú que te quejas de las pruebas, tú qué dices no soportar el llamado de Dios, es que acaso no te basta con conocerle, no te basta su gracia.

¿Qué hay de aquel que es esclavo de las drogas y que por más que intenta dejarla en sus fuerzas, no puede?

¿Qué hay de aquel que ha perdido la esperanza, que sostiene entre sus manos el arma homicida porque no le que quedan fuerzas para vivir?

¿Qué hay de esos niños que han sido abandonados por sus conocidos, que se sienten extraños y rechazados, que sienten miedo del resto?

Préstame atención, tú que te quejas por cosas simples, que cierras tu boca al evangelio, has olvidado la importancia de la misericordia, te has olvidado del dulce amor de Dios.

¿Qué hay de aquellos que mendigan por las calles, aquellos que te piden una limosna para poder sobrevivir, porque no tienen hogar, ni trabajo?

¿Qué hay de aquella muchacha que se prostituye para poder alimentarse a ella y a sus hijos porque fue abandonada por aquel que dijo amarla?

¿Qué hay de aquella persona que necesita una palabra de aliento porque tiene tantos problemas que ya hasta no consigue el sueño, ni la paz?

Y tú qué dices que tu vida es dura, porque piensas equivocadamente que Dios está lejano, sin embargo no oras, ni tampoco lees su palabra. No has entendido que Dios te ama y por amor a ti envió a su hijo a morir en una cruz, sin embargo tú ni siquiera piensas en tomarte un poco de tiempo para buscarle, te has endurecido tanto que ves el mundo con desprecio y no con compasión.

Préstame atención, escucha el clamor de un corazón que te dice: Dios está buscando obreros a la mies, esta buscándote a ti. El te escogió, te predestinó para salvar a muchos, no calles porque hoy es el tiempo de predicar, el tiempo de anunciar su amor, Dios te salvo de pura gracia, acaso no harás lo mismo por los demás.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 9 noviembre 2010 en Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

¿Qué debo hacer?

Llega un momento en la vida de toda persona en la cual vemos en el camino muchas pruebas y obstáculos que nos confunden y nos preguntamos: ¿Ahora qué debo hacer?

Vemos el problema, dudamos sobre qué decidir, y tratamos de resolver todo en nuestras fuerzas y nos olvidamos de la pregunta básica y fundamental: ¿Qué es lo que Dios quiere que elijamos?

Tan importante es su opinión que cualquier mala decisión que tomemos podría arruinar o retrasar el propósito de Dios en nuestras vidas, Dios nos escogió para un propósito (Efesios 1:11) y a veces ese propósito se ve detenido por nuestras decisiones o nuestros propios deseos; muchas veces cuesta dejar a un lado lo que nos gusta, Pero los que son de Cristo han crucificado la carne con sus pasiones y deseos. (Gálatas 5:24) 

Recordemos que Él sabe lo que es mejor para nosotros, y nos va perfeccionando para que podamos cumplir nuestro llamado, muchos hombres de Dios pasaron muchas horas de prueba para lograr cumplir ese propósito; así nosotros mismos debemos aprender a soportar las pruebas y entender que es necesario que todos pasemos por las manos del alfarero para estar listos al llamado supremo que tenemos en Cristo Jesús.

Así que cuando tengamos esa duda en nuestro corazón sobre lo que debemos hacer, recordemos que debemos tomar cada decisión con la ayuda de Dios, permitirle que sea Él quien guie nuestro camino y estar plenamente convencidos de que si hacemos su voluntad entonces todo nos irá bien porque El mismo cuida de nosotros Amén.

Si desea recibir en su correo un boletín con todo lo nuevo que se agregue al blog siga los pasos para suscribirse haciendo clic aquí

 
Deja un comentario

Publicado por en 2 noviembre 2010 en Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , ,

 
A %d blogueros les gusta esto: