RSS

Archivos Mensuales: marzo 2012

Dios Tú eres mi hogar

Toda la vida sintiendo que no pertenecíamos a ningún lugar, como si no encajáramos en ningún sitio, como si nada pudiera llenar el vacío de nuestro corazón.

En el fondo de nuestros corazones nos sentíamos como extranjeros y peregrinos buscando una patria, necesitando un lugar en donde descansar.

Y mientras vivíamos siguiendo una rutina, perdiéndonos en nuestros delitos y pecados, creyendo que no había nada más importante por lo que vivir.

Hasta que apareciste Tú, algo tan maravilloso ocurrió y aunque nos costará reconocerte al comienzo, nuestro corazón sabía que Tú eras lo que estábamos buscando, nuestro espíritu sabía que Tú eras lo que necesitábamos.

Y fue en ese momento tan increíble que llenaste nuestro corazón que nos dimos cuenta que nuestra búsqueda había terminado, porque Tú eres ese lugar al cual pertenecemos, eres Tu nuestra patria, eres Tu nuestro refugio.

Dios una sola cosa deseo ahora que este todos los días en tu casa, porque tu casa es como mi hogar, tu presencia es el lugar en donde más deseo estar.

Cuan bella es tu morada mi Dios, anhelo con toda mi alma aún tus atrios, prefiero un pequeño espacio de tu templo que el palacio de los ricos.

Mi Dios no me dejes faltar un solo día al lugar de tu morada, que no falte un solo día al lugar en donde se predica tu palabra.

¿En que otro lugar podré alabar al que me creó?

¿En que otro lugar podré recibir las palabras de vida que tienes para mí?

¿En que otro lugar podré compartir con mi nueva familia ese gozo de poder servirte?

Dios tú eres mi hogar, eres como el abrazo de un hermano que nos quiere, eres como el buen consejo de un padre que nos ama, eres tan cariñoso como los cuidados de nuestra madre.

Dios tú eres nuestro hogar, eres el primer lugar al cual corremos en busca de ayuda, eres el lugar en donde encontramos descanso para el corazón, eres el lugar en donde me siento seguro y protegido.

Dios no permitas nunca que me olvide de lo importante que eres para mí y que nunca olvide que el lugar de tu morada también lo amo celosamente.

Gracias Dios por darme un lugar en donde puedo aprender de ti, gracias Dios por la familia que me has dado, gracias, gracias Dios por mis pastores y líderes que me instruyen en tus caminos, gracias Dios por cada momento en que puedo estar en mi amada iglesia y gracias Dios por ser mi hogar.

Anuncios
 
1 comentario

Publicado por en 29 marzo 2012 en Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

¿Quién es mi Dios?

Tras una semana de duro trabajo y en la cual terminamos cansados, el enemigo aprovechará ese momento para intentar tentarnos y dirá una frase como esta: ¿Quién es tu Dios para que vayas a oírle y adorarle?

Cuando escuches esa voz le responderás algo como esto:

  • Mi Dios es el creador del cielo y la tierra, mi Dios es el que se regocijó al crearme en vientre de mi madre y el que me puso nombre y me dio un propósito.
  • Mi Dios es el que me esconde en su tabernáculo cuando las dificultades son muchas y el que me esconde debajo de sus alas cuando mi corazón desmaya.
  • Mi Dios es mi torre fuerte con la cual me protege cuando me siento débil y Él es quien renueva mis fuerzas.
  • Mi Dios es mi roca en la cual me sostengo cuando siento mi mundo tambalear y el es mi escondedero en los momento de prueba.
  • Mi Dios es el que me sostiene de mi mano derecha para que no caiga y el que adiestra mis manos para la batalla.
  • Mi Dios es mi escudo ante los problemas y circunstancias, y Dios es el que toma la venganza sobre mis enemigos.
  • Mi Dios es el que próspera el fruto de mis manos y que él hace prosperar mi camino.
  • Mi Dios es el que me llena de todo bien, el que sacia mi vida de favores y misericordias.
  • Mi Dios es el que perdona mis pecados y el que borra mis rebeliones, con su eterno e inigualable amor.
  • Mi Dios es el que me dio la victoria sobre el pecado, el que me hizo libre de la contaminación de este mundo.
  • Mi Dios es el que siempre se queda a mi lado por lo cual nunca estoy solo, Dios es el que me llena de gozo aún en el momento mayor tristeza.
  • Mi Dios es el que me ama y me seguirá amando aún a pesar de mis muchos errores y fallas.
  • Mi Dios es el que me escogió aún a pesar de no merecerlo.

Sin Dios nada puedo hacer y sin El nada quiero ser.

Por eso he de amarle con todo mi corazón, por eso he de alabarlo con todo el gozo que pueda expresar mi ser, por eso escucharé cada una de sus palabras con atención y por eso le seré fiel todos los días de mi vida.

 
Deja un comentario

Publicado por en 11 marzo 2012 en Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Predestinados

Antes que te formase en el vientre te conocí, y antes que nacieses te santifiqué, te di por profeta a las naciones. (Jeremías 1:5)

Mucho se nos enseña que somos producto de la evolución, o que somos producto de la casualidad o de las consecuencias, pero la verdad es que no es así.

La palabra de Dios dice que Dios nos creó y que hemos sido predestinados conforme al propósito que Dios tiene para cada uno de nosotros (Efesios1:11), es decir fue Dios el que nos creó, y no solo nos creó sino que también nos dio un propósito que cumplir.

Imagínense por un momento a Dios creándonos, nuestro gran Creador el cual sabe todas las cosas ya tenía determinado nuestra función aquí en la tierra, así que Dios lo creó con las habilidades, los dones y los talentos para que usted pueda cumplir esa función para la cual usted fue creado.

Y nuestro Hacedor nos vio en el vientre de nuestra madre, Dios fue el primer rostro que vimos, Dios fue la primera persona a la cual abrazamos y Dios esperó pacientemente el momento en que usted otra vez le reconociera, espero con amor aquel momento en que usted se acercará a Él y no importa lo que usted hizo durante ese lapso de tiempo, lo único que Dios quería era volverlo a abrazar y darle la vida abundante que se encuentra en Cristo Jesús, Dios quería darle aquel maravilloso regalo de la salvación.

Y cuando conocemos verdaderamente a Dios nos damos cuenta que no existe nada más hermoso que servirle, entendemos que Dios no busca nuestro mal sino que sus planes siempre son para nuestro bien.

Dios dice: Cosas que ojo no vio, ni oído oyó, Ni han subido en corazón de hombre, Son las que he preparado para aquellos que me aman. (1 Corintios 2:9)

A veces nos cuesta comprender que todo lo que Dios hace en su tiempo es hermoso (Eclesiastés 3:11) e intentamos vivir a nuestra manera y no nos ponemos a pensar en el plan de Dios, y aún incluso las circunstancias que pasamos Dios las usa para moldearnos y para que seamos aptos para cumplir nuestro llamado.

Hermanos hemos sido predestinados por nuestro Padre Celestial, hemos sido escogidos de entre muchos para cumplir una gran misión, usted no es un accidente, usted es un hijo de Dios, usted es uno de los amados de Dios, así que no se rinda persevere en la fe y terminemos la carrera con gozo y en victoria.

 
Deja un comentario

Publicado por en 5 marzo 2012 en Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Volvamos a Dios

Jesús tengo mi alma tan seca, mi espíritu tan frío y desesperado de ti, quiero volver a tu tierno abrazo, necesito volver a tu dulce presencia.

Dios vuélveme al primer al amor, vuélveme a ese deseo de buscarte y conocerte, aviva esa pasión que tenía por hablar contigo cada día, ayúdame a enamorarme otra vez más de ti.

Vuelve mi corazón a ti, guía mis pasos hacia tu Santo Camino, a ese Camino de paz y de amor del cual no quiero alejarme nunca más.

Mi Jesús borra mis rebeliones, olvida los pecados de este corazón y muéstrame una vez más tu enorme misericordia, muéstrame ese gran amor con el cual sé que me amas.

No existe vida sin ti, no existe un momento de alegría si no te tengo en mi corazón, no existe la felicidad si no tengo tu Espíritu Santo en mí ser.

Volvamos a Dios porque sin Él la vida son solo sueños incumplidos, sin Dios no hay razón de existir, si no tenemos a Dios nada valemos, nada podemos hacer.

A tu lado oh Dios conocí el amor, a tu lado aprendí lo que es el gozo, junto a Ti aprendí lo que era el perdón, contigo pude comprender lo que era la Vida.

Jesús gracias por mirarnos cuando nadie nos vio, gracias por amarnos cuando más solos nos sentíamos , gracias por abrazarnos cuando más necesitábamos de tu compañía, gracias por no abandonarnos cuando nos equivocábamos, gracias por sostenernos en los momentos más difíciles de nuestra vida, gracias por ser tan comprensivo cuando dudábamos, gracias por ser tal como eres, gracias Dios por el enorme privilegio de ser amados por ti.

Gracias Jesús porque volviste mi corazón a ti, gracias porque me hiciste recordar como al hijo prodigo que tengo un Padre que me ama, gracias porque amarte es la razón de mí vivir.

 
1 comentario

Publicado por en 4 marzo 2012 en Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

 
A %d blogueros les gusta esto: