RSS

Archivos Mensuales: junio 2014

Muero por verte

orarQuisiera que esto fuera más sencillo y poder verte aquí ahora, poder verte para que ayudes a mi incredulidad.

Me gustaría que tu gloria apareciera y quitara la oscuridad, esa oscuridad que no se encuentra en lo físico sino en el alma.

Me cuesta pedirte perdón tantas veces, veo que he manchado mi alma, que mi túnica nuevamente tiene arrugas y sigo asustándome de la persona que soy cuando Tu no estas.

Cuando me alejo de Ti el alma me duele y mi corazón se entorpece, me avergüenzo en lo que podría convertirme si Tu no estuvieras conmigo.

Sé muy bien que yo no soy lo que todos piensan, que solamente Tú puedes ver lo que llevo dentro, que solamente Tú comprendes mis defectos.

Aquel vacío que llevo dentro me consume cuando no te tengo cerca, todo carece de sentido, la vida misma se vuelve insoportable de llevar.

Acércate a mí que yo a ti correré, extiéndeme los brazos al verme cerca, háblame y lloraré sin parar al reconocer tu voz sanando mi interior.

Déjame hablar un rato mientras Caminamos juntos, quiero que mi alma exprese sus verdades y que mi corazón intente llenarte de amores.

No voy a darte explicaciones por el contrario solo decidiría seguirte nuevamente de corazón, renunciar a mi yo, y dejar que Tu tomes el control.

Quiero parecerme a Ti, aprender de tus decisiones, imitar tus acciones, reflejar aquella mirada llena de bondad que he aprendido a amar.

Yo ya no te soltaría, Caminaríamos juntos desde el amanecer hasta anochecer, andaría a tu lado aunque los demás no logren verte, pero yo sabría que estás allí.

No puedo verte hoy pero mi corazón sabe que no me has dejado, en mi interior siento tu abrazo, y mi alma sabe que oyes sus palabras.

Y cuando llegue a aquel paraíso, cuando pueda verte sentado en tu gran trono blanco, solamente reconocería aquel que me ha acompañado toda la vida.

 
Deja un comentario

Publicado por en 29 junio 2014 en Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Eres para mí

buscar a Dios

Cada vez que me despierto Tú eres el cielo que me deslumbra al levantarme.

Cuando me hallo perdido Tú eres la luz que guía mi Camino.

Muchas veces me siento cansado pero Tú eres la fuerza que me levanta cada mañana.

Al sentirme triste, Tú eres la sonrisa que expresa mi rostro.

La monotonía intenta frenarme pero Tú eres la auténtica pasión de mi alma.

En todo tiempo puedo recordar que Tú eres aquel que llena de bendiciones mi día.

Por eso siempre serás digno de Gloria y reconozco que separado de tu grandeza nada puedo hacer.

Cada vez que la frialdad del resto me hiere recuerdo que Tú eres el fuego que me llena de vida.

Cuando la noche llega puedo confiar en que Tú eres mi refugio al oscurecer.

Muchas veces me siento cansado pero Tú eres el coraje que me impide rendirme.

Al sentirme cansado descubro que Tú eres mi guarda que me protege al descansar.

La ira intenta hallar cabida en mi interior pero Tú eres la más sublime esencia del amor.

En todo tiempo cuando la duda me combata recordaré que Tú eres la base de mi fe.

Por eso siempre serás exaltado y junto a Ti todo lo puedo porque Tú me fortalecerás.

Cada vez que la depresión intente agotarme sabré que Tú eres el gozo que multiplica mis fuerzas.

Cuando el dolor intente hacerme desistir recordaré que Tú eres el único sustento de mi corazón.

Muchas veces las fuerzas se acaban pero Tú eres el que me rejuvenece como águila.

Al sentir que mi cuerpo desea rendirse sabré que Tú eres aquel que da vigor a mis huesos.

La maldad intenta encadenarme pero Tú eres el libertador de mi alma.

En todo tiempo sé que solo Tú eres lo que da aliento a mi ser.

Tú serás por siempre enaltecido por tus hijos y admito que por la eternidad eres el todo para mí.

 
Deja un comentario

Publicado por en 29 junio 2014 en Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Padre Celestial

hijo pródigo

Dios es el creador de todas las cosas y es el Padre de todos aquellos que creen en Él y le aman de verdad.

Jesús nos explica aquel gran amor de Padre que Dios tiene para con nosotros al relatarnos la parábola del hijo pródigo.

En aquella parábola el Padre quizá sabiendo lo que sucederá con su hijo no le impide tomar decisiones y le adelanta su herencia, no le quita su libre albedrío sino que permite que se equivoque y falle, pero en su gran amor al ver a su hijo regresar, sale a su encuentro, lo abraza, le besa, le perdona y le bendice.

Dios conoce todo acerca de nosotros, ve nuestro interior, conoce nuestros secretos, pero Él a pesar de todo nos sigue amando y nos llama hijos.

Dios nunca nos quitará nuestro libre albedrío y libertad de elegir pero podemos estar seguros que si permanecemos fieles a Él todo nos irá bien.

Podemos fallar y tropezar, podemos caer a lo más bajo pero si antes de rendirnos volvemos a Él, Dios estará dispuesto a abrazarnos y demostrarnos su perfecto amor.

Dios puede conducir nuestras vidas por el Camino correcto al igual que un padre toma de la mano y camina con su pequeño hijo.

Dios nos extiende la mano cuando nos sentimos débiles al igual que un padre sostiene a su hijo cuando se encuentra aprendiendo a caminar.

Dios responde nuestras oraciones y nos da lo que necesitamos al igual que un padre atiende al llanto de su hijo.

Dios actúa como un verdadero padre lo hace, nos exhorta y corrige, nos protege y defiende, vela por nuestra seguridad, perdona nuestros errores y nos muestra su gran amor.

Aquellos que seguimos a Dios no debemos sentirnos solos o desamparados porque sin importar que suceda, podemos estar seguros que nuestro Padre Celestial está al pendiente de nosotros.

Y aunque nosotros nunca podamos pagar todo aquello que Dios hace por nosotros, podemos demostrarle que lo amamos al ser agradecidos, al servirle de corazón, al serle fieles, al serle honestos y en especial cuando todo nuestro estilo de vida demuestre que le amamos.

Feliz Día a todos los padres que leen esto y recordemos también estar siempre agradecidos con nuestro Padre Celestial.

 
Deja un comentario

Publicado por en 15 junio 2014 en Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Más que especiales

Jesús predicandoMuchas veces me doy cuenta que como cristianos no sabemos realmente cuanto valemos, no imaginamos lo importante que podemos ser.

Déjeme decirle que usted es amado por el ser más poderoso que existe, aquel gran Creador de los cielos y la tierra.

Existen una gran cantidad inmensa de personas pero Dios lo llamó a usted, Dios te escogió a ti para cumplir un gran propósito.

Y a veces no valoramos aquel inmenso amor, tomamos el evangelio como una monotonía o como una obligación cuando deberíamos ser las personas más agradecidas de toda la humanidad.

Yo estoy seguro que todo cristiano es especial pero también estoy convencido de que existen cristianos que son más que especiales.

La biblia menciona que Jesús escogió a doce discípulos, pero había uno de ellos que lograba recostarse en su pecho, había un discípulo amado que nunca se apartó de su Señor.

La biblia nos muestra que Dios llamó amigo a un hombre mayor pero lleno de fe que hubiera sido capaz de sacrificarle a su único hijo para demostrarle su fidelidad.

La biblia nos enseña que hubo un Moisés que podía acercarse a la presencia de Dios y hablar con Él de tal manera como quien le habla a su mejor amigo.

La biblia detalla como un joven David le componía canciones y oraciones a Dios, Él dijo que aquel gran escritor de la mayoría de los salmos tenía un corazón conforme al suyo.

Usted puede conformarse con conocer a Dios o puede amarle y demostrarle tanta pasión que Él le mostrará su gloria.

Dios está buscando hombres y mujeres que decidan recostarse en su pecho, cristianos de corazón que corran a sus brazos.

No sea cristiano por miedo al infierno, por suplir necesidades, sea hijo de Dios porque ama a su Padre Celestial y a aquel que dio su vida para que nosotros tuviésemos vida eterna.

Seamos más que especiales para Dios, convirtámoslo a Él en nuestra pasión, que Él sea nuestro primer deseo al levantarnos y nuestro último pensamiento al acostarnos.

Seamos de aquellos que le abren el corazón sin miedos, ni dudas, ni vergüenza.

Seamos aquellos que aman a Dios con toda el alma, con todo el corazón, con toda la mente y con todas nuestras fuerzas.

 
Deja un comentario

Publicado por en 8 junio 2014 en Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Cuando veo los cielos

firmamento

Salmos 8:3-4 Cuando veo tus cielos, obra de tus dedos, La luna y las estrellas que tú formaste, Digo: ¿Qué es el hombre, para que tengas de él memoria, Y el hijo del hombre, para que lo visites?

Cuando veo los cielos no puedo evitar sentirme tan pequeño y pienso en lo mucho que me falta por conocerte.

Al levantar la vista y mirar aquel hermoso manto celeste, no puedo dejar de sentir paz y soñar con verte pronto.

He contemplado amaneceres tan preciosos que jamás podría dudar de la existencia de Dios.

He visto atardeceres tan bellos y me imagino a Ti escogiendo los tonos adecuados para pintar en los aires aquella hermosa obra.

Me he sentado solo en las noches, mirando con fascinación las estrellas admirando tu gran ingenio y creatividad.

Yo sé que eres Tú, Dios esa es tu forma de decirnos que nos amas.

He aprendido que en cada amanecer nos dices que sigues con nosotros y que cada día son nuevas tus misericordias.

En cada atardecer puedo sentir tu gran amor embargándome como si abrazaras mi corazón.

En las noches puedo apreciar como la luz de una aparente pequeña estrella puede vencer la más terrible oscuridad.

Yo sé que eres Tú, diseñando todo para decirnos que nos amas.

Cada día al levantarme puedo confiar que sin importar que no salga el sol, tu siempre me acompañarás.

No hay tarde en que pueda dudar que a pesar de todos los cambios Tú sigas teniendo el control de todas las cosas.

Al caer la noche me doy cuenta que aún en la oscuridad no debo temer porque Tú me acompañas.

Yo sé que eres Tú, orquestando el universo para decirnos que nos amas.

Cuando veo los cielos no puedo evitar maravillarme y soñar con todas aquellas cosas que me faltan descubrir de Ti.

Al levantar la vista y mirar aquel hermoso manto celeste, no puedo dejar de experimentar tanta paz y sentirme verdaderamente amado por conocerte.

 
Deja un comentario

Publicado por en 1 junio 2014 en Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

 
A %d blogueros les gusta esto: