Todas las entradas por El Pensador

Soy un servidor de Cristo, desde el día en que realmente lo conocí mi vida cambio completamente, y es por eso que todo lo que soy depende de Dios. El nombre que utilizo como administrador de este blog es el pensador, pero no con una intención de orgullo, ni de soberbia, sino porque reconozco que el talento de escribir y la oportunidad que tengo de poder llevar la palabra de Dios por este medio es posible sólo por la gracia de Dios; yo tan sólo soy un pensador pero de Él proviene toda la inspiración, es Dios el que bendice la obra de nuestras manos y el que permite que este blog continúe. Algunos datos sobre mí: Mi mayor hobbie es la escritura, creo que existe un gran poeta en todos nosotros, aunque muchas veces es difícil sacarlo, pero no imposible. Soy fan de las películas reflexivas, aunque también veo mucho tipo de géneros (acción, comedia, ciencia ficción); lo que si trato de evitar es el ver demasiada televisión. La lectura creo que es algo que todos deberíamos considerar importante en nuestras vidas, actualmente vivimos en una crisis de lectura, y yo sé que es difícil obtener el habito de la lectura, pero es una actividad que realmente nos beneficiara si la ponemos en práctica. Les agradezco por su tiempo y espero que mis blogs hayan sido de ayuda. Dios los bendiga

PRE REFORMADORES: PEDRO VALDO

Pedro Valdo era un mercader muy conocido de su ciudad, un rico comerciante que se había enriquecido a través de la usura y diversos métodos de venta.

En 1173 sin saber los verdaderos detalles algo pasó, algunos dicen que fue testigo de la muerte de un amigo, otros dicen que escuchó un canto espiritual, pero aquel hombre rico se conmocionó profundamente, desesperadamente buscó saber cómo podía ser salvo.

Al consultar con un sacerdote, que de seguro conocía su condición económica le repitió las palabras de Cristo al Joven rico: Lucas 18:22 Jesús, oyendo esto, le dijo: Aún te falta una cosa: vende todo lo que tienes, y dalo a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo; y ven, sígueme.

Aquellas palabras fueron un rhema a la vida de Pedro, se dio cuenta que ya no quería depender de las riquezas, cambió a tal punto que decidió modificar su estilo de vida, separando sus bienes para su familia y dando el sobrante a la ayuda del prójimo y de los pobres de su ciudad.

Pedro comenzó a buscar cada vez más y más de Dios, pero se sintió limitado al tener la biblia en latín, por lo cual arriesgando su vida usó el sobrante del dinero para su traducción, convenciendo a dos académicos los cuales le ayudaron.

Se dio cuenta que existían muchas diferencias de la enseñanza de Roma con lo dicho en la biblia, como que la salvación es gratuita y que no se podía comprar; que los cobros excesivos de Roma no tenían ningún fundamento en las escrituras.

Aquel antiguo mercader, aunque con poco conocimiento doctrinal decidió arriesgar su vida para compartir el evangelio, valientemente en todo Lyon con biblia en mano y con sus conocimientos como comerciante predicó a tal punto que consiguió varios seguidores, éste fue el inicio de un cambio, la reforma estaba por empezar.

Los “Pobre de Lyon o “Los Valdenses” es así como se conocerían a los seguidores de Pedro Valdo, tenían por costumbre dejar sus bienes o posesiones para entregarse a la predicación, siendo un grupo tan grande que causó revuelo en Roma, provocando que fueran después excomulgados.

Son muchas las historias acerca de las masacres que se cometieron en contra de los Valdenses, comenzaron a refugiarse en cuevas y bosques, llegando a expandirse a pesar de la persecución por varias partes de Europa.

Resumen de su biografía:

  • Lamentablemente no sabemos datos exactos acerca de su vida incluyendo su nombre real, se estima que nació en Lyon (Francia) en el año de 1140 y murió alrededor de 1207.
  • Costeó la traducción del Nuevo Testamento.
  • Se opuso a las enseñanzas del papa, como a recibir la eucaristía, a confesar sus pecados a los hombres, a bautizarse siendo menores de edad y recibir la enseñanza de la Biblia en latín.

Frase célebre: Hechos 5:29: “Tenemos que obedecer a Dios como gobernante antes que a los hombres”.

Anuncios

HÉROES MODERNOS DE LA FE

La iglesia de nuestros días disfruta en muchos países una libertad religiosa que hasta hace unos años no existía, hoy podemos leer la biblia con normalidad, y escuchar las hermosas prédicas de nuestros pastores sin temor, y todo esto fue posible gracias a que Dios levantó un remanente santo que mantuvo encendida la lámpara del evangelio y aquel pabilo humeante de la verdad.

Muchos hermanos de la fe han olvidado cuanto costó que la biblia pueda ser leída y traducida en su idioma, que se pueda predicar el evangelio en iglesias sin persecuciones, que podamos encontrar familia espiritual en países tan distantes o que no seamos castigados por hablarle a alguien del amor de Cristo.

Después de la muerte de los discípulos y hasta después de la reforma protestante, existieron héroes modernos de la fe, personas que dieron su vida para luchar en contra de una iglesia falsa y llevar luz en medio de un oscurantismo que gobernaba con crueldad.

Fueron esperanza para un mundo envuelto en dudas, antorchas que hicieron que los ciegos se apartasen de la mentira, instrumentos de Dios para derrocar el gobierno de la muerte, mártires que se negaron a negar la preciosa verdad de la biblia, que defendieron con cada fibra de su ser el nombre de Jesús como único Señor y Salvador.

Acompáñenme porque en las próximas semanas haremos un recorrido por la historia universal para conocer aquellos hombres y mujeres que, aunque muchas veces olvidados o desconocidos nos dejaron grandes enseñanzas, un modelo de vida que nos ayudará en nuestro andar cristiano, un legado que debemos procurar seguir y una reforma que se mantiene hasta nuestros días.

Es momento de conocer nuestra historia de manera sencilla y práctica, aprenderemos las bellas y osadas historias de aquellos héroes modernos de la fe.

LA PRESCIENCIA DE DIOS

1Pedro 1:2 Elegidos según la presciencia de Dios Padre en santificación del Espíritu, para obedecer y ser rociados con la sangre de Jesucristo: Gracia y paz os sean multiplicadas.

(NTV) Dios Padre los conocía y los eligió desde hace mucho tiempo, y su Espíritu los ha hecho santos. Como resultado, ustedes lo obedecieron y fueron limpiados por la sangre de Jesucristo. Que Dios les conceda cada vez más gracia y paz.

Que hermoso poder darnos cuenta que Dios nos escogió, Él sabía con mucha anticipación cómo éramos, sabía de nuestra necesidad de amor, que necesitábamos ser libres de la culpa y de las cadenas del pecado, y en su eterna gracia nos dio su inmerecido perdón.

Aquel designio no termino al escogernos, sino que lo estamos viviendo cada día, somos parte de un plan divino orquestado por nuestro Padre Celestial, hemos sido llamados a servirle, hemos sido escogidos para vivir una vida santa y para un destino glorioso y lleno de esperanza.

Muchos pensamos que en los días de prueba o aquellos tiempos en los que nos encontramos en el horno de fuego Dios está lejos de nosotros, pero es todo lo contrario; no nos damos cuenta que todo es parte de aquel plan divino diseñado para moldearnos y llevarnos a cumplir nuestro propósito.

Otra versión el mismo versículo nos enseña: (BLPH) A ustedes, objeto del designio amoroso de Dios Padre y consagrados por medio del Espíritu para que obedezcan a Jesucristo y sean purificados con su sangre, les deseo gracia y paz en abundancia.

Es un designio de amor, si entendiéramos cuánto Dios nos ama y que nos desea celosamente nos daríamos cuenta que a pesar de nuestras fallas y limitaciones Él quiere llevarnos de gloria en gloria y de poder en poder, pero para que podamos llegar ese nivel necesita capacitarnos y prepararnos.

  • Aquel pozo vacío fue el comienzo de la preparación de José para que pueda convertirse en el segundo hombre más poderoso de Egipto
  • Los 40 años que pasó Moisés siendo pastor de ovejas comenzaron a volver su alma cada vez más mansa.
  • La persecución que sufrió David por parte de Saúl fue el entrenamiento que el necesitaba para que pudiera convertirse en rey.
  • Cada prueba que soportó Job probaron su corazón y lo volvieron capaz de recibir las bendiciones que Dios ya tenía preparada para él.
  • Cada una de las persecuciones y pruebas que soportó el apóstol Pablo lo capacitó para que pueda regalarnos sus hermosas epístolas y lo volvieron cada vez en un mejor hombre de Dios.

Necesitamos creer y mantener en nuestros corazones la firme convicción de que somos muy amados por Dios y que Él nunca nos abandona, tener fe de que todo nos está ayudando para nuestro bien, que no existe un mal día, sino que si estamos bien delante de Él podemos estar plenamente convencidos de que al final nos irá bien.

DEUDA DE AMOR

No debáis a nadie nada, sino el amaros unos a otros; porque el que ama al prójimo, ha cumplido la ley. Romanos 13:8

(Biblia Lenguaje Sencillo) No le deban nada a nadie. La única deuda que deben tener es la de amarse unos a otros. El que ama a los demás ya ha cumplido con todo lo que la ley exige.

Jesús pagó con su vida nuestro rescate, en la cruz fueron clavadas nuestras faltas, nuestras enfermedades, nuestros pecados y el castigo eterno que nosotros merecíamos llevar.

Gratuitamente todos nosotros podemos obtener el regalo inmenso de la salvación, aquella inmerecida gracia con la cual podemos acercarnos nuevamente al Padre Celestial y aquel amor sublime que nos ama sin pedirnos nada a cambio.

Sin embargo, la biblia nos habla acerca de una deuda que debemos tener y es la de amar, Dios quiere que sus hijos aprendan a amar con el mismo amor que Él nos tiene, que tengamos un amor ágape, un amor genuino que sepa dar sin pedir.

Mateo 22:37-40 Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente. Este es el primero y grande mandamiento.

Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.

De estos dos mandamientos depende toda la ley y los profetas.

El apóstol Pablo, un hombre que había hecho grandes obras para Dios, que predicó el evangelio arriesgando su propia vida y que fue uno de los hombres que más contribuyó a la iglesia, nos escribió el 1 Corintios 13, que ninguna obra hecha por más grande que sea si no fue por amor de nada vale, que sin importar cuanto hagamos si no tenemos amor nada somos.

Necesitamos un toque de amor en nuestras vidas, cada día debemos ir a la fuente de amor ágape que es Dios y permitirle que transforme nuestros corazones, dejar que su amor sea derramado en todo lo que hacemos para que así podamos brindar amor a los demás.

Vivimos en un tiempo en donde el amor genuino es escaso, necesitamos llevar amor a las calles, a nuestros trabajos, a nuestros centros de estudio, a nuestras casas y a la iglesia.

Podemos ser instrumentos que lleven el amor de Dios a tantas personas que lo necesitan, a cada rincón oscuro en donde solo hay tristeza y depresión, porque el amor de Dios transforma vidas, restaura corazones y sana el alma.

Pague su deuda de amor todos los días, con cada persona que tiene alrededor, sea un ejemplo de lo que el amor genuino de Dios puede hacer en la vida de una persona y nunca olvide que tiene un Padre en los cielos que lo ama con un amor indescriptible porque Él es el amor.

TODO IRÁ BIEN

Decid al justo que le irá bien, porque comerá de los frutos de sus manos. Isaías 3:10

  1. En este mundo pasaremos aflicciones, pero mi confianza siempre se encuentra en Cristo, por lo tanto, me irá bien.
  2. No tendré temor, ni desmayaré porque el Señor me da fuerzas, me sostendrá con su diestra poderosa y me irá bien.
  3. Dios guarda en completa paz a aquel cuyo pensamiento en Él persevera, mi confianza he puesto en Él, así que me irá bien.
  4. Los que esperamos al Señor renovaremos nuestras fuerzas, levantaremos las águilas y volaremos como las águilas, no nos cansaremos porque nos irá bien.
  5. Pasaré por las aguas y Dios estará conmigo, y por ríos sin hundirme, incluso caminaré por el fuego sin quemarme, Dios me dijo que me irá bien.
  6. El Señor me mandó a esforzarme y ser valiente, no desmayaré porque Dios me acompañará a donde quiera que vaya, a su lado me irá bien.
  7. Dios va delante de mí, Él estará conmigo, no me dejará, ni me desamparará, no temeré ni me intimidaré porque sé que me irá bien.
  8. Alzaré mis ojos a los montes, mi socorro viene del Señor, Él hizo los cielos y la tierra, entonces me irá bien.
  9. Sé que los que aman a Dios todas las cosas ayudan para bien, esto significa que fui llamado para un propósito de bien.
  10. Solo me queda decir que si Dios está de nuestra parte, nadie podrá hacernos frente, Él se encargará de que todo salga bien.
  11. Estoy seguro que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna cosa creada podrá impedir que aquel Dios que nos ama cumpla su promesa de que nos irá bien.
  12. Dios tiene preparado un 2019 lleno de paz y no de mal, para darnos un final lleno de bendiciones, confía en que todo saldrá bien.

HEMOS VISTO LA ESTRELLA

Algunos nos dicen magos por nuestra capacidad de ver las estrellas y nuestro afán de estudiar los tiempos en que vivimos.

Hemos dedicado nuestra vida a la búsqueda insaciable de la verdad, por generaciones hemos esperado por aquel a quien llaman el Cristo.

Nuestros ancestros recibieron los pergaminos judíos luego de su cautiverio, hemos también corroborado otros pergaminos e historias de muchas naciones.

Ésta carta la escribimos después de que pudimos apreciar que en el cielo apareció una estrella en el oriente, un cuerpo celeste que no existe en ninguno de nuestros estudios.

Algunos de los nuestros gritaron de alegría otros nos mantuvimos escépticos hasta que la revelación se confirmó y todos juntos lloramos como hermanos.

Hubo fiesta en nuestro pueblo por días, la llegada del Mesías por fin se hacía tangible y cuanto queríamos que nuestros antiguos hubieran podido verlo.

Decidimos entonces tomar lo mejor de la tierra para llevarle al nuevo Rey y Redentor del mundo, advertimos que el viaje hasta el lugar de su nacimiento será largo y no alcanzaremos al parto.

Todo lo que podamos ofrecerle parece poco comparado con la alegría de verlo, cuanta dicha debe tener Israel ahora al saber que recibirán a su profetizado Cristo.

Muchos de nuestro pueblo que antes nos creían lunáticos o herejes se quieren sumar a nuestro viaje, la estrella es tan evidente que pareciera que se moviera para guiarnos.

Judá ahora es territorio Romano, pediremos ayuda al rey Herodes y confiamos que los sacerdotes del pueblo ya habrán preparado una recepción digna para un Mesías.

Le diremos que hemos visto la estrella y mostraremos la mirra, el oro y el incienso que hemos de entregar al único digno de toda gloria.

Tenemos ya todo preparado para emprender el viaje, sabemos que Jehová estará para proteger nuestros pasos y guiará a los nuestros con bien hasta el retorno.

¡Cuán gran gozo, iremos a ver y bendecir al Salvador, Cristo el Señor!

REAVIVEMOS EL FUEGO

Levítico 6:12-13 Y el fuego encendido sobre el altar no se apagará, sino que el sacerdote pondrá en él leña cada mañana, y acomodará el holocausto sobre él, y quemará sobre él las grosuras de los sacrificios de paz. El fuego arderá continuamente en el altar; no se apagará.

El enemigo desea que el altar de nuestros corazones se apague, nos hace distraernos con obligaciones, nos tienta continuamente o nos llena de preocupaciones para que olvidemos nuestra pasión y comunión con Dios.

Apocalipsis 1:6 1Y nos hizo reyes y sacerdotes para Dios, su Padre; a él sea gloria e imperio por los siglos de los siglos. Amén.

La biblia nos enseña que Dios nos escogió para que le seamos sacerdotes, por lo tanto, debemos procurar cumplir y ser dignos de aquel del llamado divino, encendiendo continuamente el fuego en nuestros corazones.

Debemos tener un encuentro diario con nuestro Padre Celestial, un momento de comunión en donde solo estemos nosotros y Él, no puede pasar un día en que no estemos conectados con Jesús.

Todos los días es necesario que leamos la biblia:

· Para que nuestra fe vaya en aumento. (Romanos 10:17)

· Para que recibamos el Rhema de Dios. (Hebreos 4:12)

· Para que conozcamos la voluntad de Dios: (Salmo 119:15)

· Es nuestro alimento espiritual. (Mateo 4:4)

· Para que seamos consolados. (Romanos 15:4)

· Para que obtengamos sabiduría. (Proverbios 2:6)

· Para que seamos bienaventurados. (Samos 1:1-2)

· Para que conozcamos más de Dios.

Cada día debemos orar:

· Para que recibamos respuesta de Dios. (Jeremías 33:3)

· Para que podamos interceder por los demás. (Ezequiel 22:30)

· Para cumplir el mandato de Dios. (1 Tesalonicenses 5:16)

· Para elevar nuestro clamor. (Salmo 22:7)

· Para alabar a Dios. (Salmo 116:17)

· Para pedir perdón por nuestros pecados. (Salmo 86:5)

· Para alcanzar misericordia y gracia. (Hebreos 4:16)

· Para que podamos tener una conversación íntima con Dios.

Es tiempo de volver a nuestro primer amor, Dios nos ama y quiere que sus hijos le busquen con un corazón sincero y amoroso, quiere que su pueblo sea bendecido cuando deja a un lado su egoísmo y procura llenar el tabernáculo de su corazón con el fuego de su Espíritu.

Job 22:23-28 Si te volvieres al Omnipotente, serás edificado; Alejarás de tu tienda la aflicción;

Tendrás más oro que tierra, Y como piedras de arroyos oro de Ofir;

El Todopoderoso será tu defensa, Y tendrás plata en abundancia.

Porque entonces te deleitarás en el Omnipotente, Y alzarás a Dios tu rostro.

Orarás a él, y él te oirá; Y tú pagarás tus votos.

Determinarás asimismo una cosa, y te será firme, Y sobre tus caminos resplandecerá luz.