RSS

Archivo de la etiqueta: apóstol

Dios de toda gracia

Pedro

Mas el Dios de toda gracia, que nos llamó a su gloria eterna en Jesucristo, después que hayáis padecido un poco de tiempo, él mismo os perfeccione, afirme, fortalezca y establezca. 1Pedro 5:10

Imagínense al apóstol Pedro sentado redactando esta carta, Él ya es mayor y ciertamente han pasado muchos años desde que vio al Maestro por última vez, pero sus recuerdos siguen intactos, Él nunca ha olvidado los acontecimientos que lo hicieron cambiar.

Mientras escribe de seguro recuerda lo ocurrido en aquella noche, cuando su Maestro le dijo que sería crucificado y que ellos lo traicionarían.

Recordaría su vehemencia al responder, sin pensar le dijo a que lo seguiría hasta la muerte.

Recordaría que el Dios de toda gracia sabiendo lo que pasaría, le respondió sin enojo que esa misma noche antes de que el gallo cantara, él ya lo habría negado tres veces.

Pedro de seguro escribiría acerca de padecer recordando lo ocurrido tantos años atrás, Él padeció en aquella noche, al sentir miedo de verse rodeado por soldados romanos, sintió enojo cuando vio que se llevaban a su Señor encadenado, sintió desesperación cuando lo acusaban de haber estado con Jesús, sintió remordimiento cuando sus labios pronunciaron blasfemias, sintió vergüenza cuando su mirada se cruzó con la de su Maestro, sintió dolor cuando lloró amargamente arrepentido.

Pedro de seguro con lágrimas en los ojos estaría recordando cuando el Maestro tiempo después sentados los dos al calor de una pequeña zarza, tras un gran milagro le preguntaba si lo amaba.

Pedro mientras lo escuchaba y veía su mirada llena de amor, podía leer el mensaje entre líneas, El Dios de toda gracia le estaba diciendo: Pedro yo sí te amo, ¿Me amas Tú? Y al decírselo tres veces entendió que Él ya lo había perdonado por negarle.

Pedro padeció pero Él entendió que todo eso era necesario para que fuera perfeccionado, afirmado, fortalecido y establecido en la fe y el amor de Dios.

Años más adelante la historia nos relata que aquel Pedro que una vez negó a Jesús y que tras muchos años después nos escribió aquel versículo, prefirió morir crucificado antes que volver a negar a su Maestro y al Señor que lo amaba y que lo había perdonado.

Quizá acabas de fallarle a Dios y sientas que no mereces seguirle, pero hoy Dios al igual que a Pedro, te está preguntando: ¿Me amas?

Si amas a Dios arrepiéntete y vuelve a sus brazos porque Él todavía te sigue amando, el Dios de toda gracia no está molesto contigo, Él quiere perdonarte y ayudarte a ser mejor.

Y es por ese amor tan grande es que siempre diremos: A él sea la gloria y el imperio por los siglos de los siglos. Amén. 1Pedro 5:11

 
Deja un comentario

Publicado por en 23 agosto 2015 en Enseñanzas, Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

La Locura de la predicación

predicando

Pues ya que en la sabiduría de Dios, el mundo no conoció a Dios mediante la sabiduría, agradó a Dios salvar a los creyentes por la locura de la predicación. 1 Corintios 1:21

Si hubiera requisitos para poder ser cristiano, aunque todos sabemos que no existen los requisitos, entonces yo estoy seguro que uno de aquellos requisitos fundamentales sería: Estar loco por Dios.

Predicar el evangelio nunca ha sido sencillo, requiere valentía, amor por el prójimo e incluso hasta locura para atreverse a llevar el evangelio a aquellos lugares a los cuales nadie ha ido y usar medios que nunca antes fueron usados.

Hoy quiero dejarle algunos ejemplos de hermanos en Cristo que llevaron con locura el mensaje del evangelio y espero que le sirvan de inspiración para que usted haga lo mismo:

· Los primeros cristianos y apóstoles aún en medio de la más dura persecución que haya tenido que pasar la iglesia, lograron con la ayuda del Espíritu Santo llevar el evangelio no solo a Israel sino a todo el mundo conocido de aquella época.

· Hombres como Martin Lutero y Juan Calvino tuvieron la osadía de oponerse al poder religioso de la época y arriesgaron sus vidas para demostrarles lo equivocadas que se encontraban, logrando crear una reforma a la cual hoy conocemos como el protestantismo.

· George Frederick Handel un compositor de opera que estando atravesando una difícil crisis, tras leer un texto que contenía partes de Isaías, logró crear una de las más bellas canciones llamada: El Mesías, devolviendo la esperanza a una nación.

· Roger Bannister un atleta cristiano que en contra de lo que decía la ciencia, logró romper una marca histórica de atletismo conocida como la “Milla Milagro” y de ese modo logró inspirar a muchos.

· Kelley un joven soldado cristiano el cual transformó la vida de un grupo de soldados y le devolvió la alegría a muchos niños pobres con un noble acto en plena segunda guerra mundial.

· David Ben Gurión un líder judío que tras los acontecimientos de la segunda guerra mundial y saber que se encontraba en desventaja frente a sus enemigos, inspiró a toda su nación al declarar: “Yo creo en milagros”.

· En este año ha habido miles de mártires que han dado su vida por rehusarse a negar el nombre de Jesús en países Palestinos y a la vez por llevar el evangelio en países comunistas en donde el evangelio está prohibido.

· Miles de siervos de Dios tiene el coraje de fundar iglesias, van a países lejanos a llevar el mensaje de salvación a personas que nunca antes habían escuchado el nombre de Jesús, otros usan los medios de comunicación como canales de televisión y radios, otros crean blogs, otros abren canales en youtube, otros usan las redes sociales, y es así como sin excusas podemos llevar la locura del evangelio que cambia y restaura vidas a todos los que amamos y conocemos.

Nota: Puede revisar la historia completa de cada uno de los ejemplos haciendo clic en el nombre de cada uno de ellos.

 
Deja un comentario

Publicado por en 8 marzo 2015 en Enseñanzas, Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Tanto que decirnos

conversar con JesúsHay tanto que decir así que tomemos asiento y al igual que aquel apóstol déjame recostarme en tu pecho y decirte todo lo que siento.

Quiero contarte que hay muchas cosas que no logro decir en mis oraciones, tantos secretos que guardo en el alma y no sé cómo expresar.

Tengo que contarte que muchas son las veces en que me siento solo y que la frialdad de mi alma en ocasiones me asusta.

Debería contarte que mi corazón pareciera estar roto y que muchas veces creo que siento llorar en silencio a mi alma.

Recuerda que soy débil, que hubo momentos en donde fue difícil guardar la fe, yo quería explicaciones y dudé de Ti.

Quisiera decirte que soy como el hijo pródigo, que me sentía extraviado pero que hoy lo único que busco es Tú perdón y Tú abrazo.

Necesito que sepas que a pesar de todo yo de verdad te amo, que te necesito para vivir y que nada en mi vida tiene sentido sin Ti.

Hijo mío, no olvides que yo te amé primero y que no existe nada que te pueda separar de mi amor.

Recuerda que nunca estás solo, Yo prometí acompañarte hasta el fin del mundo.

No tengas temor porque soy Yo el que te sostiene y te sustentaré con la diestra de mi justicia.

Esfuérzate y sé muy valiente porque yo siempre estaré contigo.

Nadie te podrá hacer frente y si estás conmigo todo lo podrás.

Si te convirtieres de tus malos caminos yo te restauraré y delante de mí estarás.

Acércate a mí porque hay tanto que necesitas escuchar, mantén atentos tus oídos porque Yo también tengo mucho que decirte.

Porque yo también quiero que te recuestes en mi pecho, que sepas todo lo que necesito decirte y que sepas lo mucho que te amo.

 
Deja un comentario

Publicado por en 20 julio 2014 en Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

¿Qué tenían de especial?

¿Qué tenía de especial un hombre que consiguió tener un hijo a los cien años, que logro ser el padre de una nación y que casi fue capaz de sacrificarte a su hijo?

Oh, ¿Que tenía de especial?

¿Qué tenía de especial un joven soñador, que supo superar tantas penurias, que fue bendecido al cumplirse su sueño y que logro bendecir a su familia?

Oh ¿que tenía de especial?

¿Qué tenía de especial un joven pastorcito de ovejas que te componía canciones, que llegó ha convertirse en rey y que te componía salmos?

Oh, ¿Que tenía de especial?

¿Oh que tenía de especial una joven que se convirtió en reina, que decidió obedecer al Dios de su tío y que arriesgó la vida para salvar a su pueblo?

Oh, ¿Que tenía de especial?

¿Qué tenía de especial un joven que se echaba sobre tu pecho, que dejó todo para seguirte y que se convirtió en un gran apóstol?

Oh, ¿Que tenía de especial?

¿Qué tiene de especial, un pescador que decidió dejar las redes para seguirte, que lloró amargamente arrepentido al negarte y que se convirtió en un mártir por amor a ti?

Oh, ¿Que tenía de especial?

¿Qué tenía de especial un hombre que andaba matando cristianos, que al conocerte cambió hasta convertirse en el más grande apóstol y que nos dejo tantas enseñanzas?

Oh, ¿Que tenía de especial?

¿Qué tenían de especial aquellos que te amaron tanto, que hicieron tantas cosas por ti, aquellos que vencieron gigantes, que superaron grandes obstáculo y que encontraron fuerzas en la debilidad?

¿Qué tenían de especial sino un gran amor por ti, una gran fe basada en el amor a ti, una gran santidad basada en el amor a ti?

¿Tendremos ahora ese amor para correr grandes riesgos, para creerte, para darnos por enteros, para creerte en la adversidad o para serte fieles en todo tiempo?

¿Habrá personas especiales que ahora sean capaces de amarte así?

Oh, ¿Habrá alguien así?

 
1 comentario

Publicado por en 27 septiembre 2012 en Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

 
A %d blogueros les gusta esto: