RSS

Archivo de la etiqueta: cargas

Mayor es el que está conmigo

submarino

Hijitos, vosotros sois de Dios, y los habéis vencido; porque mayor es el que está en vosotros, que el que está en el mundo. 1Juan 4:4

El 10 de Abril de 1963 uno de los primeros submarinos nucleares estaba siendo probado en el país de los Estados Unidos en un gran evento narrado en vivo, para saber la capacidad que podría soportar bajo el mar, su nombre era “Triliadora

El submarino comenzó a descender bajando a profundidades nunca antes alcanzadas, pero luego los científicos comenzaron a preocuparse, comenzó a escucharse estática en la radio, luego perdieron contacto y el submarino desapareció del radar.

Una nave descendió a ver qué había sucedido con el submarino, uno de soldados que reportó lo visto declaró: “Parecía como si unas manos gigantescas lo hubieran arrugado en un ataque de ira, como a un periódico viejo”.

Se descubrió que lo que sucedió es que había fallado la soldadura de uno los mamparos, y la presión del mar fue tan intensa que provocó la implosión del submarino y la muerte de 129 personas.

Desde aquel día se creó la palabra: Presión de aire negativo, es decir que esto sucede cuando la presión exterior es mayor de lo que se lleva dentro.

A veces nosotros pasamos muchas pruebas, circunstancias difíciles, tenemos muchas dudas, traumas del pasado, temores o cargas exteriores que son como una fuerza que nos agobia y nos llenan de presión.

Muchas veces las presiones que soportamos son tan fuertes que pueden causar rajaduras en el alma o en el corazón, provocando que nos sintamos deprimidos, que pensemos en rendirnos o nos quiten el gozo de la salvación.

Pero la biblia nos recuerda que mayor es el Cristo que tenemos en nuestros corazones que todos los problemas o circunstancias que podamos pasar, no hay enfermedad, no hay adversidad que Dios no pueda cambiar. Porque nada hay imposible para Dios. Lucas 1:37

Recordemos que aquel Dios que abrió los mares, que destruyó muros impenetrables, que desbarataba ejércitos inmensos y que usó a hombres y mujeres para hacer cosas extraordinarias vive en ti, Jesús está ahora en tu corazón y Él quiere que confíes en su palabra porque no existe nada en este mundo que te pueda derrotar.

El Dios creador de los cielos y de la tierra y que te ama tanto que hasta dio su vida por ti, vive ahora en tu corazón y Él no permitirá que nada malo te ocurra, Él conoce tu condición, Él sabe cuánto puedes soportar y a su tiempo te dará la victoria.

No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana; pero fiel es Dios, que no os dejará ser tentados más de lo que podéis resistir, sino que dará también juntamente con la tentación la salida, para que podáis soportar. 1Corintios 10:13

Anuncios
 
1 comentario

Publicado por en 24 mayo 2015 en Enseñanzas, Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Oración Sincera

oraciones

Aquí estoy Señor mío, me presento delante de ti porque Tú eres mi Padre y mi Dios.

Vengo a pedirte perdón por mis pecados, por mis faltas y mis rebeliones.

Tú conoces lo oculto de mi corazón, ves cada secreto y nada puedo esconderte.

No quiero usar máscaras delante de Ti, quiero tener un corazón sincero y decirte todo lo que mi corazón hoy siente.

Perdona mi orgullo, porque muchas son las veces en las que creo poder hacer las cosas a mí manera y no te consulto.

Me cuesta darme cuenta que Tú tienes el control de todas las cosas y que debo tener fe de que Tú todo lo haces hermoso.

Perdóname por la dureza de mi corazón, porque a pesar de lo mucho que te conozco, me es difícil abrirlo y decirte lo que pienso.

Me es difícil decirte que necesito Tu ayuda, que sin Ti no puedo hacer nada y que las cargas son muchas.

Perdóname por buscarte solo cuando tengo problemas, no quiero ser como aquellos hipócritas que solo piensan en Ti cuando todo les sale mal, enséñame a ser agradecido.

Perdóname por mis momentos de debilidad, por mis momentos de duda y por aquellos pensamientos que no te agradan.

Ayúdame a tener un corazón que busque de Ti, que te ame con pasión y que te sea fiel sin importar lo que ocurra.

Ciertamente eres un Dios bueno, reconozco mis faltas y que tus misericordias han sido muchas para conmigo.

Yo sé que sin Ti no existiría, cada vez que me acerco a Ti, recuerdo a aquel muchacho inseguro al cual Tú abrazaste y le dijiste: Te amo.

Vuélveme el gozo de conocerte, aquella alegría por saber que Tú me acompañas y me has perdonado.

Aleja de mi corazón las cargas del ayer, trae reposo a mi corazón y sostén mi mano para que pueda caminar a Tú lado.

Te entrego mi vida, te doy todos mis sueños y mi futuro te lo ofrendo hoy porque te amo.

Escucha esta oración sincera, haz que quienes la lean puedan buscarte con honestidad y escucha el clamor de tus hijos. Amén.

 
Deja un comentario

Publicado por en 7 diciembre 2014 en Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Tus pensamientos

Jesús pensando

¿Qué podría pensar el gran Redentor del mundo?

¿Qué pensamientos tendría aquel que nos creó cuando se encontraba solo en una tarde?

Ahora es humano, se encuentra rodeado por mortales que no logran comprenderle.

Se sorprende de la fe de un gentil y se asombra de la incredulidad de su pueblo.

Quizá pensaría en los logros que traería su sacrificio o en el dolor terrible que habría de soportar.

Puede que pensara en nuestros rostros, en aquellas vidas que su amor salvaría.

Él que ha creado los cielos, de seguro disfrutaría de ver las estrellas en la noche o le gustaría observar los bellos atardeceres.

La naturaleza le reconoce, pero su mayor creación sigue ignorante de su presencia.

De seguro recordaría lo que es tener paciencia ante la terquedad de la humanidad.

También pensaría en sus discípulos, teniendo misericordia por Judas, sintiendo agrado por Juan o siendo comprensivo con Pedro.

¿Pero quién soy yo para entender tus pensamientos? Bien está escrito que tus pensamientos son más altos que los cielos.

Los mortales no podemos entender la complejidad de tus caminos o lo grande que son tus decisiones.

Somos polvo al que Tú has dado vida pero me asombra el poder tratar de comprenderte un poco más.

Tú tienes el poder para transformar el universo y Tú voz es capaz de crear lo que no existía.

Pero por un momento te pusiste en nuestra piel, sentiste lo mismo que nosotros, soportaste aquellas cargas que nosotros llevamos.

Nos amaste tanto que diste tu vida en el más loco plan para salvarnos, arriesgaste todo lo que eras para poder rescatarnos.

Ciertamente no puedo entenderte, pero me maravillo al tratar de entender tus pensamientos porque quisiera estar yo en uno de ellos.

Me gustaría poder escribir cada uno de tus pensamientos, pero yo sé que cada uno de ellos está lleno de amor hacia la humanidad.

Y que increíble sería aprender a pensar y vivir como Tú lo hiciste.

 
Deja un comentario

Publicado por en 31 agosto 2014 en Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

 
A %d blogueros les gusta esto: