RSS

Archivo de la etiqueta: corregir

Al que ama

pelicula-biblica-hijo-prodigo

Porque Jehová al que ama castiga, Como el padre al hijo a quien quiere. Proverbios 3:12

La versión dice: (DHH): Porque el Señor corrige a quien él ama, como un padre corrige a su hijo favorito.

¿Cuántos recuerdan las correcciones que les hacía su papá?

Cómo a todos a mí tampoco me gustaba la corrección de mi padre, la verdad no fue hasta que crecí y pasé diversas circunstancias cuando realmente me di cuenta del por qué lo hacía.

Hoy quiero relatarles cuatro de esas ocasiones:

1. La Oración: Recuerdo cuando era muy chico y papá me preguntó si sabía orar, creo que fue más por miedo, pero le dije que no, y él al escucharlo me regañó, pero como buen padre también me enseñó esa misma noche a orar.

Años más adelante a la edad de 20 años una oración salvó literalmente mi vida.

2. El sacrificio: Cuando era chico papá no pasaba mucho tiempo en casa y yo no entendía porque no tenía tiempo para pasar más tiempo con nosotros.

Al crecer y tener mi primer trabajo y pasar cada vez menos tiempo en el hogar, me di cuenta la responsabilidad que él tenía y que por amor lo hacía.

3. El modelo: Habré perdido la cuenta de la cantidad de veces que mi papá me decía que me portara bien o que actuara correctamente, él siempre era ese impecable ser que siempre sabía que hacer o que decir en cada momento.

Recuerdo cuando me nombraron jefe o tuve personal a mi cargo, cuando realmente lo entendí, me di cuenta que él estaba siendo el modelo que yo necesitaba.

4. Los valores: Hace poco vi una escena que me perturbó, a un chico que limpiaba carros le arrollaron uno de sus pies, yo me encontraba lejos, pero al ver aquella escena intenté acercarme para ayudar, al ver a mi alrededor me di cuenta que nadie más lo hacía, todos miraban y se amontonaban sin pretender ayudarlo.

Fue entonces cuando me di cuenta de lo bien que me habían criado.

Ahora entiendo mucho mejor a mi papá y comprendí que cuando un padre nos llama la atención es porque nos ama y busca nuestro bien, nos está enseñando algo que, aunque ahora no lo comprendamos aquella lección habrá dejado una huella en nuestra memoria y no servirá a futuro en nuestro vivir.

Lo mismo ocurre con nuestro Padre Celestial:

· Nos corrige cuando lo necesitamos.

· Se sacrificó por nosotros.

· Es nuestro modelo.

· Nos ama con un amor incondicional.

Si estamos pasando por momentos duros o difíciles en vez de quejarnos o reclamar, deberíamos recordar que Dios no es un Padre malo, por el contrario, Él nos ama mucho, jamás nos descuida, y que quizá está permitiendo que pasemos por aquellas pruebas para moldearnos y para que podamos aprender una gran y valiosa lección.

Anuncios
 
1 comentario

Publicado por en 10 julio 2016 en Enseñanzas, Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Si pudiera

poder

Si pudiera tenerte frente a mí y pedirte algo sería que me ayudes a comprender tu amor, para poder amarte más a ti y para poder llevarlo a los demás.

Te pediría que me ayudes a tener pasión por ti, una pasión tan genuina y real que pueda entregarme a Ti por completo y pueda darte hasta mi vida.

Te pediría que escuches el clamor de aquellos cristianos que son perseguidos, aunque sé que Tú los proteges, te lo pediría porque también son mi familia.

Te pediría que me ayudes a ver la vida con los ojos de la fe, que me enseñes a tener fe como del tamaño de un pequeño grano de mostaza.

Te pediría que me ayudes a cumplir mi propósito, no quiero pedirte grandes cosas, yo solo quiero hacer tu voluntad.

Te pediría que me dejes recostarme en tu pecho, porque también quiero ser un discípulo amado que nunca se aparte de Ti.

Te pediría que me ayudes a madurar más rápido, porque a veces me cansa pasar tanto tiempo en el horno y recibir los golpes que me moldean.

Te pediría que como a Pedro me des una oportunidad si te fallo, hazme valiente para nunca negar tu nombre.

Te pediría que me pongas en mi corazón misericordia para poder levantar al caído y que pueda corregir con amor a los que están equivocados.

Te pediría que me dejes tocar el borde de tu manto para que mi corazón sangrante de tristezas esté completamente sano.

Te pediría que vengas pronto para que tu pueblo pueda verte otra vez, para que juntos toda tu iglesia podamos estar por siempre a tu lado.

Si pudiera tenerte frente a mí, correría a tus brazos, besaría tus pies, y si no pudiera hablarte te pediría todo lo anterior con la voz de mi corazón.

 
Deja un comentario

Publicado por en 26 julio 2015 en Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Padre Celestial

hijo pródigo

Dios es el creador de todas las cosas y es el Padre de todos aquellos que creen en Él y le aman de verdad.

Jesús nos explica aquel gran amor de Padre que Dios tiene para con nosotros al relatarnos la parábola del hijo pródigo.

En aquella parábola el Padre quizá sabiendo lo que sucederá con su hijo no le impide tomar decisiones y le adelanta su herencia, no le quita su libre albedrío sino que permite que se equivoque y falle, pero en su gran amor al ver a su hijo regresar, sale a su encuentro, lo abraza, le besa, le perdona y le bendice.

Dios conoce todo acerca de nosotros, ve nuestro interior, conoce nuestros secretos, pero Él a pesar de todo nos sigue amando y nos llama hijos.

Dios nunca nos quitará nuestro libre albedrío y libertad de elegir pero podemos estar seguros que si permanecemos fieles a Él todo nos irá bien.

Podemos fallar y tropezar, podemos caer a lo más bajo pero si antes de rendirnos volvemos a Él, Dios estará dispuesto a abrazarnos y demostrarnos su perfecto amor.

Dios puede conducir nuestras vidas por el Camino correcto al igual que un padre toma de la mano y camina con su pequeño hijo.

Dios nos extiende la mano cuando nos sentimos débiles al igual que un padre sostiene a su hijo cuando se encuentra aprendiendo a caminar.

Dios responde nuestras oraciones y nos da lo que necesitamos al igual que un padre atiende al llanto de su hijo.

Dios actúa como un verdadero padre lo hace, nos exhorta y corrige, nos protege y defiende, vela por nuestra seguridad, perdona nuestros errores y nos muestra su gran amor.

Aquellos que seguimos a Dios no debemos sentirnos solos o desamparados porque sin importar que suceda, podemos estar seguros que nuestro Padre Celestial está al pendiente de nosotros.

Y aunque nosotros nunca podamos pagar todo aquello que Dios hace por nosotros, podemos demostrarle que lo amamos al ser agradecidos, al servirle de corazón, al serle fieles, al serle honestos y en especial cuando todo nuestro estilo de vida demuestre que le amamos.

Feliz Día a todos los padres que leen esto y recordemos también estar siempre agradecidos con nuestro Padre Celestial.

 
Deja un comentario

Publicado por en 15 junio 2014 en Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

 
A %d blogueros les gusta esto: