Archivo de la etiqueta: deseos

Dejando el pasado atrás

LUCAS 9:62… Y Jesús le dijo: Ninguno que poniendo su mano en el arado mira hacia atrás, es apto para el reino de Dios

(BIBLIA LENGUAJE SENCILLO) Jesús le dijo: No se puede pertenecer al reino de Dios y hacer lo mismo que hace un mal agricultor. Al que se pone a arar el terreno y vuelve la vista atrás, los surcos le salen torcidos.

Enseñanza: muchos cristianos empiezan con fe y ánimo su vida cristiana… pero al pasar el tiempo vemos que su camino parece torcido, no siguen correctamente las pisadas de Jesús debido a que siguen mirando hacia atrás.

La biblia nos cuenta un gran ejemplo de dejar el pasado atrás.

1 Reyes 19:19-21

19 Partiendo él de allí, halló a Eliseo hijo de Safat, que araba con doce yuntas delante de sí, y él tenía la última. Y pasando Elías por delante de él, echó sobre él su manto.

20 Entonces dejando él los bueyes, vino corriendo en pos de Elías, y dijo: Te ruego que me dejes besar a mi padre y a mi madre, y luego te seguiré. Y él le dijo: Ve, vuelve; ¿qué te he hecho yo?

(TRADUCCIÓN VIVIENTE) Eliseo dejó los bueyes donde estaban, salió corriendo detrás de Elías y le dijo: Deje que primero me despida de mis padres con un beso y luego iré con usted. Elías respondió: Regresa, pero piensa en lo que te hice.

21 Y se volvió, y tomó un par de bueyes y los mató, y con el arado de los bueyes coció la carne, y la dio al pueblo para que comiesen. Después se levantó y fue tras Elías, y le servía.

APRENDA ESTO:

  •  Cuando el profeta Elías encuentra a Eliseo, él estaba viviendo su presente como muchos de nosotros antes de encontrarnos con Jesús, sin saber los grandes planes que dios tenía para su vida.
  •  Eliseo al sentir la unción del manto entiende lo que está pasando y dejó todo lo que hacía y va corriendo para alcanzar a su dueño.
  •  Eliseo le pide permiso para despedirse de sus padres y toma acciones, primero mata los bueyes y con la madera del arado los cocina para dar de comer a los demás.
  •  Elías antes de que se vaya le dice “piensa en lo que te sucedió” todos tenemos luchas antes de decidirnos seguir a Cristo, pero si decides seguirlo de corazón imitarás a Eliseo.
  •  Eliseo de seguro era un hombre rico debería tener más bueyes y pudo haber conseguido más leña para el fuego… pero el literalmente quemó su pasado.
  •  Eliseo sabía que nunca más volvería a usar aquel arado, ahora sin nada que lo ate decide seguir y servir al hombre de Dios.

El apóstol pablo, un hombre el cual fue cambiado completamente por Dios, incluso dejando de llamarse Saulo el perseguidor de los cristianos, nos enseña. Efesios 4:22-24 En cuanto a la pasada manera de vivir, despojaos del viejo hombre, que está viciado conforme a los deseos engañosos, y renovaos en el espíritu de vuestra mente, y vestíos del nuevo hombre, creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad.

Jesús entregó su vida para que nosotros seamos completamente libres, es momento de permitirle que rompa las cadenas de nuestro pasado, y empecemos a vivir una nueva vida junto Cristo, el cuál prometió nunca dejarnos, sino que nos acompañará todos los días hasta el fin del mundo. Amén.

Anuncios

Sígueme

cargando la cruzEntonces Jesús, mirándole, le amó, y le dijo: Una cosa te falta: anda, vende todo lo que tienes, y dalo a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo; y ven, sígueme, tomando tu cruz. Marcos 10:21

Jesús escogió a un grupo de personas a las cuales se les llamó discípulos y sus discípulos dejaron su rutina, su modelo de vida, su tiempo, sus sueños, sus deseos y anhelos para poder conocerle y servirle.

El cristianismo es más que cargar una biblia o asistir un domingo a la iglesia, el evangelio es seguir a Jesús, es renunciar a todo lo que somos para conocerle realmente, es tener una relación sincera y genuina con Él y ser sus discípulos.

Cuando una persona se acerca a Jesús es capaz de ver las manchas de su corazón, se puede ver las carencias del alma, se da cuenta de que a pesar de todas las riquezas o los títulos que se pueda tener en el fondo están vacías y que solo junto a Él realmente podemos ser salvos y plenos.

No es fácil hacerlo, no es sencillo creer y seguirlo cuando nuestra sociedad nos empuja a no hacerlo, cuando nos damos cuenta que parecernos a Jesús nos hace estar fuera de moda, pero si no lo seguimos nos espera una eternidad en el infierno y nunca tendremos una vida con propósito y sentido completo.

Jesús habló siempre la verdad y para poder seguirlo tenías que tener la convicción y la entrega necesaria para poder hacerlo, Él dijo que el primer mandamiento es amarlo con todo lo que somos. (Mateo 22:37)

Con Dios no existe una doble vida, no existen los casi cristianos, porque eres cristiano y tienes una vida entregada a Dios o no lo eres, pero nunca digas que eres cristiano y manches algo tan importante como el sacrificio de Jesús en la cruz.

Jesús tuvo la convicción suficiente para vencer los miedos y soportar azotes, golpes, latigazos, insultos y ser clavado cruelmente en la cruz para que podamos ser salvos, para que tuviéramos la oportunidad ser libres de aquella cárcel que es el pecado.

El pecado es la mayor de las cárceles, el pecado destruye la vida y el alma de las personas, muchos no se dan cuenta de eso, pero si analizamos el mundo a nuestro alrededor podemos ver personas con pensamientos suicidas, personas con adicciones, personas que no pueden ser fieles, personas que han perdido la esperanza, personas que aunque parezca que lo tienen todo, no saben para que vivir.

Jesús es la respuesta a todos los males del corazón, es el único Camino, es la Verdad y es la Vida.

Si estás leyendo esto, entonces Jesús te está mirando con amor y te está preguntando: ¿Dejarás todo y tomarás tu cruz para seguirme?

Dios te conoce

Dios te conoce

Tú has conocido mi sentarme y mi levantarme; Has entendido desde lejos mis pensamientos. Salmos 139:2

Dios sabe todo aquello que pensamos y no hay nada que podamos ocultarle.

El conoce nuestras alegrías, nuestros sueños, nuestros anhelos y deseos, conoce nuestras frustraciones, conoce aquellas cosas que nos causan dolor o tristeza.

Muchas veces cuando pensamos en esto, nos sentimos mal, nos sentimos con miedo, pensamos Dios usará esto para condenarnos o pensamos que Dios nos ve como indignos.

Pero olvidamos lo más importante de Dios y es que Dios es amor, todo lo que Dios hace por nosotros lo hace con amor.

Dios ve nuestros pensamientos, no para condenarnos sino para ayudarnos, Dios sabe cómo te sientes, sabe por lo que estás pasando y para ayudarte Él prepara la palabra perfecta que necesitas para ayudarte.

Dios no prepara el mensaje que quieres escuchar sino el que necesitas escuchar, Dios no prepara las circunstancias que desearías pasar sino las que te benefician, aquellas circunstancias las que al final te ayudaran para bien.

Y hoy Dios tiene preparadas palabras de aliento para todos aquellos que se sienten agotados, palabras de exhortación para aquellos que están comenzando a apartarse del Camino.

Hoy Dios te hará pasar por circunstancias que te harán agradecerle por todas sus bendiciones, o te hará pasar por circunstancias que prueben tu fe, pero todo eso lo hace para ayudarte.

No dudemos de Dios, Él sabe lo que es mejor para nosotros, cree que todo lo que te pasa es parte del gran plan de Dios, cree que cada suceso, que cada palabra que recibes te ayudará a llegar a grandes metas y a mejores tiempos.

Dios sabe el esfuerzo que haces para no caer, Dios conoce la pasión que le tienes, Dios no es ajeno a al amor que le tienes, Dios no se ha olvidado de tus lágrimas.

Dios te conoce, te conoce tanto que está siempre pendiente de ti, te quiere tanto que nunca te deja, te ama tanto que es capaz de entrar a tus pensamientos para darte aquello que necesitas.

Dios te conoce y te ama, así que amalo aun en tus pensamientos.

1ooo oraciones a Dios Parte III

51. Como la suciedad no sale sino se lava con agua así el pecado no puede ser borrado sin Tu sangre la cual fue derramada por amor en la cruz.

52. El amor se podía ver en cada gota de sangre, tu misericordia se podía ver en cada azote que recibiste, tu gracia pudo verse cuando eras clavado en la cruz y tu fidelidad se pudo ver mientras permitiste que te pusieran una corona de espinos sobre tu cabeza.

53. Esa cruz declaró tu gran amor, aquel piso cubierto de sangre era una declaración de que nos amaste tanto que no importó dar tu vida por amor a mí.

54. Oh, Jesús ayúdame a amarte de la misma manera, que sea yo capaz de negarme a mi mismo para darte mi amor a Ti.

55. Jesús salvador de mi alma, enséñame a abstenerme de todo aquello que me aparta de ti para que mi amor por Ti sea tan sincero como el que Tu me demostraste.

56. Mi cuerpo tiene deseos y mi alma sueños pero mi corazón te ama, ayúdame Redentor a vencer esas luchas internas para que pueda serte fiel en todo tiempo.

57. Sea la santidad mi forma de demostrarte mi aprecio, sean mis acciones la manera en la que te demuestro la sinceridad de mi amor.

58. Espíritu Santo guíame en cada decisión, muéstrame aquellas cosas que no veo, se tu mi fiel Consolador que me ayuda cada día.

59. La maldad de mi corazón limpia cada día, que aún mis pensamientos sean una habitación agradable a mi Señor.

60. Espíritu de Dios enciende este corazón que se ha quedados a oscuras por la tristeza y el dolor, vuelve a hacer brillar este corazón que quiere irradia la luz de mi Salvador.

61. Halle mi corazón descanso en tus manos, pueda yo encontrar alegría y amor en tus dulces brazos mi Dios.

62. Permíteme entrar al lugar de tu morada, aquel bello lugar donde encuentro esperanza y fe para poder vivir cada día.

63. Sé Tu el brillo en mi mirar, sé Tu la razón de mi sonrisa, sé Tu el motivo por el cual canto, sé Tu la pasión por la cual vivo cada día.

64. Gracias por amar a este pobre pecador, tan lleno estaba yo de odio y pena pero tu fuiste el bálsamo que curó mis heridas, fuiste la medicina que curó la enfermedad de mi corazón.

65. ¿Podrá vivir mi corazón sin Ti o sería yo el mismo sin mi Dios?

66. Eres tu el brillo que alumbra mi oscuridad, eres la fuerza que me motiva cuando débil estoy, eres tu el amor de mi corazón, eres tu la base sobre la cual me apoyo, eres el eje sobre el cual gira mi vida, eres el sol que alumbra mi caminar, eres el oxigeno que me ayuda a vivir, eres el abrazo que me consuela en las tristezas y eres el buen Padre que siempre me amará.

67. A veces me enojo de mi debilidad, porque no puedo entender como puedo ser capaz de dudar de Ti sabiendo y viendo todo lo que haz hecho por mí.

68. Lo único que odio son aquellos momentos en los cuales alejo mi vista de ti, porque no mereces mi desprecio por el contrario eres digno del más puro y bello amor que te pueda dar.

69. De nada importaría si pudiera satisfacer cada uno de mis deseos y cumplir todos mis sueños si te pierdo a Ti, porque Tú eres la razón por la cual vivo, eres lo único que me ayuda a amar, eres la única verdad, eres todo aquello que es bueno en mi.

70. La noche más oscura la viví el día que me alejé de ti, el día más triste fue el día en que me aparte de tu caminar y por eso te pido que me ayudes a mantenerme firme en Ti.

71. Oh, Jesús te pido que me ayudes en el día de la prueba y que tu mano me sostenga en el día de mi angustia.

72. Amor, eso es lo que busca mi corazón y en ti siempre puedo hallarlo, un amor inagotable que durará por la eternidad.

73. Una pregunta siempre tenía mi alma, una duda siempre había en mi pensar, un presentimiento había en mi corazón sobre que más necesitaba encontrar, sobre cual era la razón del vivir y la respuesta simplemente eres Tu.

74. Gozo existe en los corazones de aquellos que has llenado con tu paz, alegría se ve en el rostro de aquellos que has sanado su corazón, felicidad es la respuesta del alma que te halló.

75. Amado Salvador, gracias porque tu amor fue más grande que mi terquedad, gracias porque tu misericordia pudo más que mi rechazo, gracias porque tu perdón fue más grande que todos mis errores, gracias por que tu fidelidad fue más grande que mi duda, gracias porque tu esperanza fue más grande que mi impaciencia y gracias porque tu bondad fue más grande que mi maldad.

Te Amo

Te amo mi Dios, ya que nunca me has desechado, me escogiste y nunca me has abandonado.

Te amo mi Dios, porque siempre escuchas la voz de mis ruegos, aun los pensamientos más ocultos y los deseos de mi corazón tú ya los sabes.

Te amo Dios, porque siempre me has ayudado, me has sostenido con tu diestra, has puesto tu mano sobre mí y con tu poder has cercado mi vida.

  • Te amo porque tú trasformaste mi vivir.
  • Te amo porque tú llenas mi existir
  • Te amo y necesito vivir junto a ti
  • Te amo y anhelo vivir abrazado siempre a ti.

Te amo Dios, ya que aún siendo pecador me amaste de tal manera que diste la vida de tu hijo por mí y al creer en El herede la vida eterna.

Te amo Dios, porque Jesús se convirtió en mi camino, mi verdad, mi vida; y es El en mí la esperanza de gloria.

Te amo Dios, porque al hacer aquella oración Tú cambiaste mi vida, entendí que Tú me amaste primero y comprendí que tú eres el amor.

  • Te amo porque solo tú sanaste mi interior.
  • Te amo porque tú llenaste el vacío de mi corazón
  • Te amo y necesito tenerte en mí.
  • Te amo y deseo vivir por siempre junto a ti.

Te amo porque en el día de mi angustia me recogiste, me tomaste de la mano y me dijiste: Te amo, no vengo a condenarte sino a mostrarte la vida.

Te amo porque aun a pesar de mis muchos errores, aun a pesar de mis fallas tú nunca me has dejado, siempre has estado esperándome con los brazos abiertos.

Y Te amo porque tú me enseñaste lo que es el amor, y el amor eres simplemente tú, y por eso quiero amarte con mi vida, con mis hechos y con todo lo que soy.