RSS

Archivo de la etiqueta: fuerzas

No retrocedas

original

Y Jesús le dijo: Ninguno que poniendo su mano en el arado mira hacia atrás, es apto para el reino de Dios. Lucas 9:62

Existe una idea que tienen todos los atletas antes de una carrera: No pierde el que se cae sino aquel que se da por vencido.

Derek Remond era un atleta el cual era el favorito para ganar el oro en la carrera de oro en las olimpiadas de 1992.

Aunque había tenido lesiones previas, acababa de ganar la medalla de oro en el mundial de Tokyo en 1991.

Derek parecía encontrarse en su mejor momento y tras una vida de mucho esfuerzo sabía que quizá esta era su última oportunidad de alcanzar la medalla de oro en una olimpiada.

El 3 de agosto de 1992 suena el disparo inicial, 65mil personas incluido su padre lo ven correr y abrirse paso hasta los primeros lugares.

Después de correr más de 200m2, Derek escucha un chasquido en su pierna, un dolor terrible recorre su cuerpo y se desploma.

Derek no lo puede creer, se niega a darse por vencido, se levanta, pero la rotura en su pierna lo obliga a cojear, los paramédicos llegan a su encuentro sin embargo él se niega a rendirse, entre lágrimas, el dolor y la multitud que le grita que pare, él sigue avanzando.

Su padre Jim está viendo a su hijo sufrir en cada paso y no aguanta la escena, salta de su silla, golpea personas hasta poder bajar, burla la guardia de seguridad y rompiendo las reglas entra al campo a ayudar a su hijo, pero su hijo le dice que no va a parar.

Su padre está conmovido y al ver su determinación lo abraza, se convierte en su apoyo y avanzan juntos.

Los hombres de seguridad y paramédicos intentan detenerlos, pero el Padre los aleja diciendo: Es mi hijo. Y ambos llorando y avanzando van juntos hasta la meta.

El público entero se pone de pie, Derek no ganaría la medalla de oro aquel día, pero su determinación ha ganado la admiración del público, su padre al entrar al campo provocó la descalificación de su hijo, pero conmovió en inspiro a miles de personas.

A veces nosotros somos como aquel corredor, creemos que basta con tener buenos estudios, buenos contactos, tener un buen trabajo, pero de pronto comienzan los problemas, los traumas, las dificultades y sentimos que cojeamos y no podemos seguir.

Nunca debemos darnos por vencidos, debemos seguir adelante hasta el final, y cuando las fuerzas nos falten, también tenemos a un Padre que nos ve desde el cielo, baja a nuestro encuentro, nos abraza, nos apoya para que podamos seguir y les dice a los demás: Es mi hijo.

También sería bueno tener amigos, familiares, hermanos en Cristo que nos inspiren, nos motiven y también nos apoyen.

Jesús nunca te dejará: Estando persuadido de esto, que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo; Filipenses 1:6

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 27 septiembre 2016 en Enseñanzas, Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Si me perdonaras

amor celestial

Cuando veo los cielos, la luna y las estrellas, todas aquellas cosas que Tú has creado, puedo darme cuenta de lo insignificante que soy.

A pesar de eso, yo escogí hacer mi voluntad, me escribí una vida lejos de ti, y ahora estoy arrepentido de haberte dejado.

Oh Dios, si me perdonaras, mi corazón volvería a la vida.

Si me perdonaras, mi rostro volvería cambiaría su tristeza en alegría.

Si me perdonaras te llenaría de canciones para demostrarte que te amo.

Si me perdonaras mi cuerpo sentiría las fuerzas que ha perdido.

Si me perdonaras Tú llenarías cada uno de mis pensamientos.

Si me perdonaras volvería a soñar porque Tú serías mi futuro.

Si me perdonaras la vida volvería a tener sentido.

Si me perdonaras mis pies retomarían tu Camino.

Si me perdonaras mi alma dejaría de estar abatida.

Si me perdonaras mis brazos no dejarían de abrazarte.

Si me perdonaras mis ojos reflejarían el amor que sienten por Ti.

Si me perdonaras mi corazón sanaría de aquellas heridas que me cause.

Si me perdonas el enojo no hallaría cabida en mi interior.

Si me perdonaras no volvería a apartarme de tu rebaño.

Si me perdonaras la oscuridad no volvería a asustarme.

Si me perdonaras todos mis suspiros llevarían tu nombre.

Si me perdonaras buscaría tu guía para salir de los problemas.

Si me perdonaras podría confiar en que Tú me librarías del mal.

Si me perdonaras te escribiría mil poemas.

Si me perdonaras te ofrecería cada latido de mi corazón.

Si me perdonaras solo Tú serías el dueño de mi amor.

 
Deja un comentario

Publicado por en 14 junio 2015 en Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Debajo de tus alas

abrazar a Jesús

Corazón mío no temas, volvamos a su abrazo y todo estará bien, podemos descansar al sentir su presencia.

Dios mío envuélveme en tus brazos otra vez, escóndeme debajo de tus alas y has descansar a mi alma abatida.

Perdona mis pecados y limpia las manchas de mi interior, porque te necesito y sin Ti me siento morir.

Padre mío perdona la terquedad de mi corazón, la rebeldía con la cual me separé de tus brazos.

No hagas memoria de mis faltas, por tu misericordia te pido que perdones las debilidades de mi alma.

Mi corazón ruega por sentir tu abrazo lleno de amor, por sentir tu presencia y el calor de tu corazón.

Muéstrame el Camino que debo seguir para poder vivir siempre resguardado por tu presencia.

Quiero correr y abrazarte eternamente, decirte lo mucho que te amo y lo mucho que mi corazón te anhela.

He decido que no quiero vivir más sin estar bajo tu cubierta, no quiero pasar un día sin tu compañía.

Guárdame a tu lado, ten piedad de mí y protégeme hasta que las penas y crueldad se terminen.

Cuando la vida se pone difícil Tú eres el refugio en donde me siento seguro, solo en Ti puedo confiar plenamente.

Soy dichoso por conocerte, solo a Tu lado puedo sonreír de verdad y olvidar los errores del ayer.

Mi corazón se alegra al saber que me acompañas, soy como un niño que necesitaba sentirse seguro.

Y hoy te abrazo con todas mis fuerzas y te ruego que me ayudes a nunca apartarme de aquel abrazo que me ha llenado de amor y vida eterna.

 
Deja un comentario

Publicado por en 9 noviembre 2014 en Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

No perder la fe

pacienciaEstoy cansado, mis fuerzas se agotan y me siento perdido en el desierto, cansado de tanto calor en este horno mientras lucho por no perder la fe y seguir esperando tu respuesta.

Es muy difícil guardar la fe cuando todo sale mal, pero no me atrevo a perderla porque eso es lo único que me mantiene vivo.

Me molesta ver como los malos parecen triunfar pero me repito a mí mismo aquel salmo, teniendo fe de que eso solo es temporal y que al final los que creen prevalecerán.

Es duro esperar cuando la razón desespera, cuando crees haber intentado todo lo posible pero aun así nada parece cambiar.

La fe es creer aunque nuestros ojos no vean diferencia, es tener la certeza de que aquello que esperas sucederá a pesar de todo.

Las penas se juntan, las decepciones se acumulan, nuestros intentos se derrumban pero al final yo quiero ser como Job y creer que me escucharás y me recompensarás por mi paciencia.

Los días pasan, los minutos torturan, los errores por intentar cumplir nuestros sueños se hacen presentes, pero yo prefiero ser como Abraham y mantener la fe y reírme al ver nacer mi sueño.

Hay momentos en que todos se levantan en nuestra contra, como si fuéramos culpables por intentar hacer lo correcto pero yo prefiero ser como David y luchar contra gigantes hasta que tu llamado se cumpla.

Habrá momentos en que sienta que todo parece tan injusto y en donde las pruebas parezcan muchas pero yo prefiero ser como José y mantenerme fiel para ver mi sueño cumplirse.

Dios no te olvides de mí, porque aquí sigo yo manteniendo mi puesto, luchando por no retroceder, creyendo en Ti porque mi corazón está seguro que tu no le fallarás.

Sé muy bien que me amas y que a su tiempo todo lo haces hermoso, por eso también dame las fuerzas para luchar y ayúdame a saber esperar.

Mi corazón te ama Dios mío y tengo fe de que todo lo que prometiste se cumplirá.

No voy a perder la fe, creeré en ti cada día y sé que pronto veré tus respuestas.

 
Deja un comentario

Publicado por en 30 noviembre 2013 en Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Demostremos que amamos a Dios

rey David

Y David danzaba con toda su fuerza delante de Jehová; y estaba David vestido con un efod de lino. 2 Samuel 6:14

Era la segunda vez que David intentaba llevar el arca de Dios a la ciudad de David.

Ya lo había intentado antes pero esta vez David demostró cuanto realmente quería llevar la gloria de Dios a su ciudad.

Se esmeró muchísimo en cuidar cada detalle y en hacer todo aquel recorrido de la forma correcta en la que se debía hacer.

Y él lo hizo todo muy bien según lo ordenado, pero David hizo algo más que es digno de mención, David comenzó a alabar a Dios con todas sus fuerzas y como nunca antes nadie en su tiempo lo había hecho.

De pronto todos los que lo seguían se contagiaron de su gozo y lo imitaron, toda una nación aprendió a alabar a Dios por el acto de un solo hombre.

Aquel acto fue tan significativo que aun en nuestros días cada vez que vez que enseñamos sobre cómo debemos alabar a Dios mayormente nombramos aquel capítulo.

Esos son los tipos de actos que demuestran lo mucho que amamos a Dios.

Podemos hacer las cosas de manera correcta y detallista pero cuando hacemos algo más, cuando le ponemos corazón y amor a lo que hacemos para Dios entonces se convierte en algo significativo.

David no se preocupó del temor, de las palabras del resto, de la vergüenza, sino que él derramó su vida y prefirió demostrar con aquel acto lo mucho que amaba a Dios.

Dios se alegra cuando hacemos más de lo que Él nos pide, cuando no tan solo obedecemos por cumplir sino cuando le servimos con amor y nos atrevemos a darle más.

La biblia no lo narra, pero yo me imagino a Dios sentado en su trono observando aquel momento y aunque Dios ya sabía lo que iba a suceder, al ver a David danzar me lo imagino sonriendo y gozándose con él, me imagino también a los ángeles aplaudiendo aquel momento y uniéndose en una gran alabanza a Dios.

Es tiempo de que muchos de nosotros también comencemos a demostrar que amamos a Dios con todo nuestro corazón, que venzamos los miedos, la flojera, la vergüenza, y que busquemos poner siempre una sonrisa en el rostro de nuestro Padre Celestial al demostrarle que todo lo que hacemos por Él lo hacemos con amor.

 
Deja un comentario

Publicado por en 27 octubre 2013 en Enseñanzas

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Felicidad Parte 3

feliz con Dios

Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas… (Santiago 1:2)

Mientras vivimos es casi imposible no salir heridos o lastimados, descubrimos que es muy difícil alcanzar nuestros sueños y que posiblemente habremos perdido la confianza en los demás, en nosotros mismos y el ser felices parecería una utopía.

Aprendemos que el humanismo está equivocado y que el “universo” no conspira a nuestro favor o que seguir lo que nos hace felices no siempre abrirá las puertas al éxito.

Por eso una de las principales virtudes de un verdadero cristiano es que ha encontrado la verdadera razón de la felicidad y su nombre es Jesús.

Cuánto más conocemos a Jesús entendemos lo grande que es nuestro Dios, entonces nuestra fe y nuestro amor por Él aumentan.

Nos damos cuenta que podemos equivocarnos y fallar, que tal vez tengamos un pasado muy difícil de sobrellevar, pero que a pesar de todo eso, Él nos sigue amando, aunque a veces pareciera no haber razón, su amor es tan grande y sorprendente que Él solamente quiere perdonarnos, limpiarnos de nuestras maldades, quiere ayudarnos a ser la mejor versión de nosotros y quiere ofrecerte el regalo de una nueva vida a su lado.

A veces los problemas y las malas circunstancias que pasamos nos hacen olvidar lo felices que deberíamos ser por conocerle.

Yo sé que muchas veces no es fácil guardar la fe, que muchas veces los problemas parecen ahogarnos, que los desiertos que debemos cruzar parecen muy largos, que aquel horno que sirve para moldearnos pareciera tardar demasiado y que hay días en que pareciera imposible que podamos estar contentos.

Aún el salmista en un momento difícil de su vida escribió: Sálvame, oh Dios, Porque las aguas han entrado hasta el alma. (Salmo 69:1)

Pero Dios nunca nos abandona, Él siempre está a nuestro lado y a veces estamos tan distraídos intentando resolver los problemas a nuestra manera y con nuestras propias fuerzas, que no escuchamos su voz cuando nos dice: No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia. (Isaías 41:10)

En esos días en los cuales estamos cansados, en que sentimos que ya no podemos más, Él te está gritando: Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar. (Mateo 11:28)

En algunos momentos pensamos como Job erróneamente que Dios nos abandona o que hace caso omiso de nuestras oraciones, pero cuando vemos esos detalles de Dios que nos provocan una sonrisa o ves como de la nada todo parece mejorar, entonces al igual que todos los héroes de la fe e igual que Job diremos: De oídas te había oído; Mas ahora mis ojos te ven. (Job 42:5)

Dios hace milagros, nuestro Dios hace proezas y te ama tanto que Él moverá los mares para ayudarte, derribará murallas, cerrará la boca de leones, con su ayuda derrotarás gigantes y ejércitos huirán de ti.

Dios es fiel y como dice su palabra: No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana; pero fiel es Dios, que no os dejará ser tentados más de lo que podéis resistir, sino que dará también juntamente con la tentación la salida, para que podáis soportar. (1Corintios 10:13)

Tenemos muchas razones por las cuales ser felices si estamos verdaderamente conectados con Dios, porque en él encontramos siempre a un padre que nos ama, un amigo con el cual podemos ser sinceros, un abrazo cálido y el más puro amor.

Por eso gócese y también recuerde, Que el gozo de Jehová es vuestra fuerza. (Nehemías 8:10)

Dios es y será por siempre la verdadera felicidad, Él es único que puede llenar nuestro corazón con alegría y provocarnos sonrisas verdaderas, Él es el único que nos ama de verdad y si lo dejas entrar a tu corazón podrás conocer la dicha de tener un corazón feliz.

 
Deja un comentario

Publicado por en 30 junio 2013 en Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

1000 oraciones a Dios parte VI

creacion de Dios

126. Bendita sea, mi Dios tu palabra la cual es eterna y permanecerá por los siglos de los siglos.

127. Bendito Dios, hermosa y pura es tu palabra, la cual convierte el corazón del hombre y penetra hasta lo más profundo de nuestro ser.

128. Benditos oh Dios los dichos de tu boca, los cuales sacian el espíritu y el corazón del hombre.

129. Benditos sean aquellos a los cuales usaste para que escribieran tus dichos y tus mandamientos.

130. Benditos aquellos a los cuales inspiraste para que tus palabras llegaran a nosotros y a miles de personas alrededor del mundo y de la historia.

131. Benditas las manos de aquellos que sostuvieron el cincel o las plumas que escribirían el libro más importante de la humanidad.

132. Bendito sea el Dios altísimo que nos dejó sus palabras para que por ellas seamos edificados y transformados.

133. Benditos aquellos hombres y mujeres que predican la palabra de Dios para que por ella muchos sean salvos.

134. Benditos aquellos hombres y mujeres que predican la palabra de Dios para que por ella muchos puedan crecer en el conocimiento de Dios.

135. Cuan increíble es la palabra de mi Dios, que ni el tiempo, ni las guerras, ni las mentiras, ni la dureza del hombre han podido detenerla.

136. Dios, tu permitiste que tu palabra llegara a nosotros para que aprendamos a conocerte, para que aprendamos a amarte, para que aprendamos a vivir correctamente.

137. Las palabras de Dios vuelven sabio al sencillo y dan vida a un alma agotada,

138. Las palabras de Dios aumentan la fe del hombre y purifican el corazón.

139. Las palabras de Dios despiertan el entendimiento y nos hace comprender el amor de Dios.

140. Por la palabra de Dios fueron hechos los cielos y la tierra, el poder de su palabra es capaz de crear y transformar.

141. Si pudiéramos comprender la importancia de la palabra de Dios, que miles de libros se han escrito inspirados en ella, que miles de frases se han creado a partir de sus escritos.

142. Si pudiéramos entender que la única manera de vivir rectamente y con bien en esta vida es guardando y atesorando la palabra de Dios en nuestros corazones.

143. Ayúdanos bendito Dios ha entender tu palabra, danos entendimiento y que sea tu Santo Espíritu el que nos ayude a comprenderla.

144. Danos Dios nuestro, una pasión genuina por leerla cada día sin desmayar para que así podamos obedecerte y amarte cada vez más.

145. Revélanos santísimo Señor, tu propósito para nuestras vidas, háblanos a través de tu palabra.

146. Sean los dichos de Tu boca alegría a nuestro corazón y deleite a nuestro ser.

147. Vivifícame oh Dios a través de tu palabra, aumenta nuestras fuerzas y nuestra inteligencia cada vez que la leamos.

148. Enséñanos amado Dios a guardar tus mandamientos en nuestros corazones y sean el tesoro de nuestro corazón.

149. Permítenos Señor que las promesas de tu palabra estén siempre en nuestros corazones y que podamos meditar en ella de día y de noche.

150. Gracias amado Dios por tus palabras porque por ellas hemos aprendido a conocerte, por ellas hemos recibido consuelo, gracias porque por tus palabras entendimos tu gran amor, gracias porque por tus palabras fuimos motivados y exhortados y gracias porque sabemos que en tus planes estaba que nosotros la encontráramos.

 
Deja un comentario

Publicado por en 14 diciembre 2012 en Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

 
A %d blogueros les gusta esto: