RSS

Archivo de la etiqueta: gloria

Gracias a Dios

agradecido con Dios

Mas gracias sean dadas a Dios, que nos da la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo. 1Corintios 15:57

Yo creo que todos nosotros recordamos a las personas con las cuales nos sentimos agradecidas y dejaron una huella en nosotros, por eso el día de hoy quiero dejar una huella de Dios en usted.

Hoy quiero darle siete razones por las cuales debemos darle gracias a Dios todos los días:

7. Vida: Para una persona que tiene una enfermedad terminal o para un joven que decidió no cometer un suicidio o para alguien que se salvó de un terrible accidente la vida significa mucho.

La vida a pesar de sus subidas o bajadas como dice el título de una famosa película: La vida es bella.

6. Familia: Quiero empezar diciendo aunque suene contradictorio que nadie escoge a su familia.

Así que si te tocó un buen papá o una buena mamá, si tiene una familia unida o una familia que le ama, entonces tienes muchísima suerte.

5. Iglesia: La mayoría de personas que predican el evangelio no lo hacen esperando reconocimiento, saben que la gloria le pertenece a Dios, pero si tiene la bendición de tener buenos pastores o líderes en medio de tantos pastores falsos, agradézcanles su entrega y sacrificio.

4. Las personas que nos aman

La biblia Latinoamericana del 95 dice en: Proverbios 18:22 El que encontró una esposa encontró la felicidad; Yavé es quien le otorgó ese favor.

La biblia dice en: Proverbios 18:24 El hombre que tiene amigos ha de mostrarse amigo; Y amigo hay más unido que un hermano.

3. Trabajo

La biblia dice en: 2Tesalonicenses 3:10 Porque también cuando estábamos con vosotros, os ordenábamos esto: Si alguno no quiere trabajar, tampoco coma.

Si tiene la oportunidad de tener trabajo y llevar un pan a su mesa, de pagar las cuentas y mantenerse, entonces siéntase muy dichoso.

2. Fidelidad de Dios

A veces podemos sentir que la vida es tan difícil que nos sentimos hundir pero por la fidelidad de Dios no nos ahogamos, una frase dice: Dios aprieta pero no ahorca.

Cada vez que parece que no podemos más, Dios aparece y nos dice: Nunca te dejaré.

1. Amor de Dios

La razón de ser del cristiano, la razón de ser de muchas personas es el amor de Dios.

Cuando experimentas aquel amor llenando el corazón sencillamente la vida tiene sentido.

Ahora haga usted su propia lista y nunca se olvide de darle siempre gracias a Dios por todo lo que hace por usted y las personas que le rodean.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 5 enero 2016 en Enseñanzas, Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Dios de toda gracia

Pedro

Mas el Dios de toda gracia, que nos llamó a su gloria eterna en Jesucristo, después que hayáis padecido un poco de tiempo, él mismo os perfeccione, afirme, fortalezca y establezca. 1Pedro 5:10

Imagínense al apóstol Pedro sentado redactando esta carta, Él ya es mayor y ciertamente han pasado muchos años desde que vio al Maestro por última vez, pero sus recuerdos siguen intactos, Él nunca ha olvidado los acontecimientos que lo hicieron cambiar.

Mientras escribe de seguro recuerda lo ocurrido en aquella noche, cuando su Maestro le dijo que sería crucificado y que ellos lo traicionarían.

Recordaría su vehemencia al responder, sin pensar le dijo a que lo seguiría hasta la muerte.

Recordaría que el Dios de toda gracia sabiendo lo que pasaría, le respondió sin enojo que esa misma noche antes de que el gallo cantara, él ya lo habría negado tres veces.

Pedro de seguro escribiría acerca de padecer recordando lo ocurrido tantos años atrás, Él padeció en aquella noche, al sentir miedo de verse rodeado por soldados romanos, sintió enojo cuando vio que se llevaban a su Señor encadenado, sintió desesperación cuando lo acusaban de haber estado con Jesús, sintió remordimiento cuando sus labios pronunciaron blasfemias, sintió vergüenza cuando su mirada se cruzó con la de su Maestro, sintió dolor cuando lloró amargamente arrepentido.

Pedro de seguro con lágrimas en los ojos estaría recordando cuando el Maestro tiempo después sentados los dos al calor de una pequeña zarza, tras un gran milagro le preguntaba si lo amaba.

Pedro mientras lo escuchaba y veía su mirada llena de amor, podía leer el mensaje entre líneas, El Dios de toda gracia le estaba diciendo: Pedro yo sí te amo, ¿Me amas Tú? Y al decírselo tres veces entendió que Él ya lo había perdonado por negarle.

Pedro padeció pero Él entendió que todo eso era necesario para que fuera perfeccionado, afirmado, fortalecido y establecido en la fe y el amor de Dios.

Años más adelante la historia nos relata que aquel Pedro que una vez negó a Jesús y que tras muchos años después nos escribió aquel versículo, prefirió morir crucificado antes que volver a negar a su Maestro y al Señor que lo amaba y que lo había perdonado.

Quizá acabas de fallarle a Dios y sientas que no mereces seguirle, pero hoy Dios al igual que a Pedro, te está preguntando: ¿Me amas?

Si amas a Dios arrepiéntete y vuelve a sus brazos porque Él todavía te sigue amando, el Dios de toda gracia no está molesto contigo, Él quiere perdonarte y ayudarte a ser mejor.

Y es por ese amor tan grande es que siempre diremos: A él sea la gloria y el imperio por los siglos de los siglos. Amén. 1Pedro 5:11

 
Deja un comentario

Publicado por en 23 agosto 2015 en Enseñanzas, Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Una muestra del evangelio

leproso

En estos tiempos tan difíciles de mucha confusión quiero narrarles una historia que nos recuerde como es el verdadero evangelio.

Lucas 17:11 Yendo Jesús a Jerusalén, pasaba entre Samaria y Galilea.

Jesús estaba entre Samaria y Galilea, pero Samaria era un pueblo que tenía enemistad con los judíos y de seguro para muchos judíos debió ser incómodo estar allí.

Lucas 17:12 Y al entrar en una aldea, le salieron al encuentro diez hombres leprosos, los cuales se pararon de lejos

Según Flavio Josefo (un historiador de la época), él nos cuenta: Lo que atormentaba en esa época a los desdichados era el recuerdo persistente que tenían de sus seres queridos que tenían que dejar atrás cuando los sacerdotes los declaraban inmundos.

Ellos perdían a su familia, su vida normal, vivían solos, estaban heridos, comían y dormían en los peores lugares, eran rechazados, vistos con asco, se convertían en algo que los asustaba.

Quizá aquí nadie tenga lepra pero por algún motivo se siente un marginado, se siente solo, se siente herido, siente que no se halla o que es algo que no quería ser.

Lucas 17:13 y alzaron la voz, diciendo: ¡Jesús, Maestro, ten misericordia de nosotros!

Los leprosos tenían que anunciar su enfermedad, imagínense lo feo y denigrante que sería gritar la enfermedad que padece.

Quizá escuchemos: Tengo gripe, tengo tiroides, tengo depresión, tengo el corazón roto.

Y de que no seríamos capaces con tal de poder ser sanos de aquellas cosas que nos duelen.

Lucas 17:14 Cuando él los vio, les dijo: Id, mostraos a los sacerdotes. Y aconteció que mientras iban, fueron limpiados.

Jesús no los sana inmediatamente, pero Él les dice que hacer para ser sanados.

Muchas veces nosotros pensamos que al acercarnos a Dios todo va cambiar en un segundo pero Jesús nos muestra el Camino y mientras caminamos descubrimos que vamos siendo sanados, que nuestros corazones son renovados y que existen los milagros.

Lucas 17:15 Entonces uno de ellos, viendo que había sido sanado, volvió, glorificando a Dios a gran voz,

Imagínense la alegría de aquella caminata, lo increíble que debió ser dar cada paso y ver como poco a poco eran sanados.

Y uno de ellos dice: Hay que regresar a agradecer, los demás solo están preocupados en sí mismos pero uno prefiere regresar a agradecer a aquel que le dio todo.

Lucas 17:16 y se postró rostro en tierra a sus pies, dándole gracias; y éste era samaritano.

Lucas 17:17 Respondiendo Jesús, dijo: ¿No son diez los que fueron limpiados? Y los nueve, ¿dónde están?

Uno pensaría que sería uno de los judíos el que regresaría a ver a Jesús, pero es aquel rechazado, el que menos se pensaría el que vuelve a agradecerle.

¿Y Dónde están en las iglesias los ricos, los intelectuales, los que aparentemente deberían estar?

Lucas 17:18 ¿No hubo quien volviese y diese gloria a Dios sino este extranjero?

Lucas 17:19 Y le dijo: Levántate, vete; tu fe te ha salvado.

Noten que él único que realmente fue salvo fue aquel hombre agradecido, fue aquel marginado que cuando encontró un nuevo comienzo decidió tener un encuentro real con Jesús.

Y así es el evangelio, el evangelio es capaz de cambiar y transformar vidas pero la salvación es solo para aquellos agradecidos que quieren conocer y servir a aquel les dio un nuevo comienzo.

 
Deja un comentario

Publicado por en 5 julio 2015 en Enseñanzas, Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Ver tu gloria

gloria

Dios mío hoy vengo con el deseo de conocerte, de acercarme a tu presencia para adorarte y poder ver tu gloria.

Tengo el hambre de poder pasar más tiempo a tu lado, quiero caminar contigo en cada instante de mi vida.

Anhelo saber tus pensamientos, quiero conocerte más y más cada día, tener el privilegio de poder andar a tu lado.

Quiero ser el joven que vea tu gloria, la persona que te ama tanto que pueda llamarse tu amigo.

Dame temor de Ti para nunca abandonar tu presencia, hazme limpio de manos y purifica mi corazón para que pueda acercarme a Ti.

Necesito estar a tu lado, mi ser entero me pide estar en tu compañía, disfruto cada instante en que sé que me acompañas.

Ayúdame a verte como un buen Padre, quiero obedecer todos tus mandamientos y amarte con sinceridad.

Enséñame a escuchar tu voz, quiero saber que eres Tú el que me habla y entender todos tus mensajes para mi vida.

Permíteme ver tu rostro en aquel día, quiero ver tu mirada de aceptación y amor al estar frente a Ti.

Abrázame ahora porque no puedo verte, y yo correré a tu encuentro cuando abras mis ojos, me postraré a tus pies para honrarte.

Hazme valiente y lleno de amor por Ti para que pueda seguirte sin titubear, dame denuedo para que sea capaz de dar hasta mi última gota de sangre y sudor por Ti.

Quiero ver tu gloria, es mi deseo poder a ver mi amigo, poder contemplar el rostro de Señor y Salvador.

Tú eres mi creador, eres el que me ha sostenido todo este tiempo, me has ayudado más de lo que merezco y siempre te estaré agradecido.

Con todo mí ser deseo poder ver tu gloria, permíteme Amado mío el poder ver más de Ti, ayúdame a ser digno de poder ver tu gran majestad.

Te amo mi Señor, mi humilde deseo es poder contemplarte, poder ser digno de tu llamado y poder estar a tu lado por toda la eternidad.

 
Deja un comentario

Publicado por en 22 marzo 2015 en Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Al que lo dio todo por mí

orare

Al que le dio todo por mí le dedico mis sueños, mis metas y mi ser por la eternidad.

Oh estoy tan enamorado que podría gritar toda la vida lo mucho que te amo, lo mucho que te quiero.

Quiero hoy subir al cielo a cantarte una canción, la canción más bella que pueda entonarte mi corazón.

No quiero ser igual después de esta noche, porque esta noches he descubierto lo mucho que nos anhelamos.

Al que lo dio todo por mí le dedico mis decisiones, mis acciones y mis versos por la eternidad.

Estoy aquí con brazos extendidos listo para abrazarte, y me doy cuenta que Tú ya los tenías abiertos para mí.

Quiero ser la habitación más limpia en donde tu Espíritu Santo pueda morar, quiero ser el hijo al que Tú puedas amar.

Oh cuan enamorado estoy de ti Jesús, estoy tan contento de conocerte y de saber que Tú ya me perdonaste.

Al que lo dio todo por mí le dedico lo que soy, lo que fui y lo que seré por la eternidad.

Las lágrimas que caen de mi rostro son de felicidad, porque hoy ya no siento culpa sino siento la más bella libertad.

Los ángeles me rodean, tu amor me embarga y esta noche es única porque por fe puedo ver tu gloria brillando sobre mí.

Hoy el cielo está aquí junto a mí, la felicidad que siento en el corazón no la puedo expresar, todo lo que soy te lo entrego a Ti.

Al que le dio todo por mí sea la gloria, mi alabanza y mi adoración por la eternidad.

Quiero que haga algo especial después de leer esto, escríbale algo a Dios, escriba tres párrafos y hagamos que este escrito demuestre que existimos personas que estamos dispuestas a darle toda nuestra vida al que lo dio todo por nosotros.

 
Deja un comentario

Publicado por en 1 febrero 2015 en Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Muero por verte

orarQuisiera que esto fuera más sencillo y poder verte aquí ahora, poder verte para que ayudes a mi incredulidad.

Me gustaría que tu gloria apareciera y quitara la oscuridad, esa oscuridad que no se encuentra en lo físico sino en el alma.

Me cuesta pedirte perdón tantas veces, veo que he manchado mi alma, que mi túnica nuevamente tiene arrugas y sigo asustándome de la persona que soy cuando Tu no estas.

Cuando me alejo de Ti el alma me duele y mi corazón se entorpece, me avergüenzo en lo que podría convertirme si Tu no estuvieras conmigo.

Sé muy bien que yo no soy lo que todos piensan, que solamente Tú puedes ver lo que llevo dentro, que solamente Tú comprendes mis defectos.

Aquel vacío que llevo dentro me consume cuando no te tengo cerca, todo carece de sentido, la vida misma se vuelve insoportable de llevar.

Acércate a mí que yo a ti correré, extiéndeme los brazos al verme cerca, háblame y lloraré sin parar al reconocer tu voz sanando mi interior.

Déjame hablar un rato mientras Caminamos juntos, quiero que mi alma exprese sus verdades y que mi corazón intente llenarte de amores.

No voy a darte explicaciones por el contrario solo decidiría seguirte nuevamente de corazón, renunciar a mi yo, y dejar que Tu tomes el control.

Quiero parecerme a Ti, aprender de tus decisiones, imitar tus acciones, reflejar aquella mirada llena de bondad que he aprendido a amar.

Yo ya no te soltaría, Caminaríamos juntos desde el amanecer hasta anochecer, andaría a tu lado aunque los demás no logren verte, pero yo sabría que estás allí.

No puedo verte hoy pero mi corazón sabe que no me has dejado, en mi interior siento tu abrazo, y mi alma sabe que oyes sus palabras.

Y cuando llegue a aquel paraíso, cuando pueda verte sentado en tu gran trono blanco, solamente reconocería aquel que me ha acompañado toda la vida.

 
Deja un comentario

Publicado por en 29 junio 2014 en Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Eres para mí

buscar a Dios

Cada vez que me despierto Tú eres el cielo que me deslumbra al levantarme.

Cuando me hallo perdido Tú eres la luz que guía mi Camino.

Muchas veces me siento cansado pero Tú eres la fuerza que me levanta cada mañana.

Al sentirme triste, Tú eres la sonrisa que expresa mi rostro.

La monotonía intenta frenarme pero Tú eres la auténtica pasión de mi alma.

En todo tiempo puedo recordar que Tú eres aquel que llena de bendiciones mi día.

Por eso siempre serás digno de Gloria y reconozco que separado de tu grandeza nada puedo hacer.

Cada vez que la frialdad del resto me hiere recuerdo que Tú eres el fuego que me llena de vida.

Cuando la noche llega puedo confiar en que Tú eres mi refugio al oscurecer.

Muchas veces me siento cansado pero Tú eres el coraje que me impide rendirme.

Al sentirme cansado descubro que Tú eres mi guarda que me protege al descansar.

La ira intenta hallar cabida en mi interior pero Tú eres la más sublime esencia del amor.

En todo tiempo cuando la duda me combata recordaré que Tú eres la base de mi fe.

Por eso siempre serás exaltado y junto a Ti todo lo puedo porque Tú me fortalecerás.

Cada vez que la depresión intente agotarme sabré que Tú eres el gozo que multiplica mis fuerzas.

Cuando el dolor intente hacerme desistir recordaré que Tú eres el único sustento de mi corazón.

Muchas veces las fuerzas se acaban pero Tú eres el que me rejuvenece como águila.

Al sentir que mi cuerpo desea rendirse sabré que Tú eres aquel que da vigor a mis huesos.

La maldad intenta encadenarme pero Tú eres el libertador de mi alma.

En todo tiempo sé que solo Tú eres lo que da aliento a mi ser.

Tú serás por siempre enaltecido por tus hijos y admito que por la eternidad eres el todo para mí.

 
Deja un comentario

Publicado por en 29 junio 2014 en Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

 
A %d blogueros les gusta esto: