Archivo de la etiqueta: justicia

Dejando el pasado atrás

LUCAS 9:62… Y Jesús le dijo: Ninguno que poniendo su mano en el arado mira hacia atrás, es apto para el reino de Dios

(BIBLIA LENGUAJE SENCILLO) Jesús le dijo: No se puede pertenecer al reino de Dios y hacer lo mismo que hace un mal agricultor. Al que se pone a arar el terreno y vuelve la vista atrás, los surcos le salen torcidos.

Enseñanza: muchos cristianos empiezan con fe y ánimo su vida cristiana… pero al pasar el tiempo vemos que su camino parece torcido, no siguen correctamente las pisadas de Jesús debido a que siguen mirando hacia atrás.

La biblia nos cuenta un gran ejemplo de dejar el pasado atrás.

1 Reyes 19:19-21

19 Partiendo él de allí, halló a Eliseo hijo de Safat, que araba con doce yuntas delante de sí, y él tenía la última. Y pasando Elías por delante de él, echó sobre él su manto.

20 Entonces dejando él los bueyes, vino corriendo en pos de Elías, y dijo: Te ruego que me dejes besar a mi padre y a mi madre, y luego te seguiré. Y él le dijo: Ve, vuelve; ¿qué te he hecho yo?

(TRADUCCIÓN VIVIENTE) Eliseo dejó los bueyes donde estaban, salió corriendo detrás de Elías y le dijo: Deje que primero me despida de mis padres con un beso y luego iré con usted. Elías respondió: Regresa, pero piensa en lo que te hice.

21 Y se volvió, y tomó un par de bueyes y los mató, y con el arado de los bueyes coció la carne, y la dio al pueblo para que comiesen. Después se levantó y fue tras Elías, y le servía.

APRENDA ESTO:

  •  Cuando el profeta Elías encuentra a Eliseo, él estaba viviendo su presente como muchos de nosotros antes de encontrarnos con Jesús, sin saber los grandes planes que dios tenía para su vida.
  •  Eliseo al sentir la unción del manto entiende lo que está pasando y dejó todo lo que hacía y va corriendo para alcanzar a su dueño.
  •  Eliseo le pide permiso para despedirse de sus padres y toma acciones, primero mata los bueyes y con la madera del arado los cocina para dar de comer a los demás.
  •  Elías antes de que se vaya le dice “piensa en lo que te sucedió” todos tenemos luchas antes de decidirnos seguir a Cristo, pero si decides seguirlo de corazón imitarás a Eliseo.
  •  Eliseo de seguro era un hombre rico debería tener más bueyes y pudo haber conseguido más leña para el fuego… pero el literalmente quemó su pasado.
  •  Eliseo sabía que nunca más volvería a usar aquel arado, ahora sin nada que lo ate decide seguir y servir al hombre de Dios.

El apóstol pablo, un hombre el cual fue cambiado completamente por Dios, incluso dejando de llamarse Saulo el perseguidor de los cristianos, nos enseña. Efesios 4:22-24 En cuanto a la pasada manera de vivir, despojaos del viejo hombre, que está viciado conforme a los deseos engañosos, y renovaos en el espíritu de vuestra mente, y vestíos del nuevo hombre, creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad.

Jesús entregó su vida para que nosotros seamos completamente libres, es momento de permitirle que rompa las cadenas de nuestro pasado, y empecemos a vivir una nueva vida junto Cristo, el cuál prometió nunca dejarnos, sino que nos acompañará todos los días hasta el fin del mundo. Amén.

Anuncios

Tanto que decirnos

conversar con JesúsHay tanto que decir así que tomemos asiento y al igual que aquel apóstol déjame recostarme en tu pecho y decirte todo lo que siento.

Quiero contarte que hay muchas cosas que no logro decir en mis oraciones, tantos secretos que guardo en el alma y no sé cómo expresar.

Tengo que contarte que muchas son las veces en que me siento solo y que la frialdad de mi alma en ocasiones me asusta.

Debería contarte que mi corazón pareciera estar roto y que muchas veces creo que siento llorar en silencio a mi alma.

Recuerda que soy débil, que hubo momentos en donde fue difícil guardar la fe, yo quería explicaciones y dudé de Ti.

Quisiera decirte que soy como el hijo pródigo, que me sentía extraviado pero que hoy lo único que busco es Tú perdón y Tú abrazo.

Necesito que sepas que a pesar de todo yo de verdad te amo, que te necesito para vivir y que nada en mi vida tiene sentido sin Ti.

Hijo mío, no olvides que yo te amé primero y que no existe nada que te pueda separar de mi amor.

Recuerda que nunca estás solo, Yo prometí acompañarte hasta el fin del mundo.

No tengas temor porque soy Yo el que te sostiene y te sustentaré con la diestra de mi justicia.

Esfuérzate y sé muy valiente porque yo siempre estaré contigo.

Nadie te podrá hacer frente y si estás conmigo todo lo podrás.

Si te convirtieres de tus malos caminos yo te restauraré y delante de mí estarás.

Acércate a mí porque hay tanto que necesitas escuchar, mantén atentos tus oídos porque Yo también tengo mucho que decirte.

Porque yo también quiero que te recuestes en mi pecho, que sepas todo lo que necesito decirte y que sepas lo mucho que te amo.

Felicidad Parte 3

feliz con Dios

Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas… (Santiago 1:2)

Mientras vivimos es casi imposible no salir heridos o lastimados, descubrimos que es muy difícil alcanzar nuestros sueños y que posiblemente habremos perdido la confianza en los demás, en nosotros mismos y el ser felices parecería una utopía.

Aprendemos que el humanismo está equivocado y que el “universo” no conspira a nuestro favor o que seguir lo que nos hace felices no siempre abrirá las puertas al éxito.

Por eso una de las principales virtudes de un verdadero cristiano es que ha encontrado la verdadera razón de la felicidad y su nombre es Jesús.

Cuánto más conocemos a Jesús entendemos lo grande que es nuestro Dios, entonces nuestra fe y nuestro amor por Él aumentan.

Nos damos cuenta que podemos equivocarnos y fallar, que tal vez tengamos un pasado muy difícil de sobrellevar, pero que a pesar de todo eso, Él nos sigue amando, aunque a veces pareciera no haber razón, su amor es tan grande y sorprendente que Él solamente quiere perdonarnos, limpiarnos de nuestras maldades, quiere ayudarnos a ser la mejor versión de nosotros y quiere ofrecerte el regalo de una nueva vida a su lado.

A veces los problemas y las malas circunstancias que pasamos nos hacen olvidar lo felices que deberíamos ser por conocerle.

Yo sé que muchas veces no es fácil guardar la fe, que muchas veces los problemas parecen ahogarnos, que los desiertos que debemos cruzar parecen muy largos, que aquel horno que sirve para moldearnos pareciera tardar demasiado y que hay días en que pareciera imposible que podamos estar contentos.

Aún el salmista en un momento difícil de su vida escribió: Sálvame, oh Dios, Porque las aguas han entrado hasta el alma. (Salmo 69:1)

Pero Dios nunca nos abandona, Él siempre está a nuestro lado y a veces estamos tan distraídos intentando resolver los problemas a nuestra manera y con nuestras propias fuerzas, que no escuchamos su voz cuando nos dice: No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia. (Isaías 41:10)

En esos días en los cuales estamos cansados, en que sentimos que ya no podemos más, Él te está gritando: Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar. (Mateo 11:28)

En algunos momentos pensamos como Job erróneamente que Dios nos abandona o que hace caso omiso de nuestras oraciones, pero cuando vemos esos detalles de Dios que nos provocan una sonrisa o ves como de la nada todo parece mejorar, entonces al igual que todos los héroes de la fe e igual que Job diremos: De oídas te había oído; Mas ahora mis ojos te ven. (Job 42:5)

Dios hace milagros, nuestro Dios hace proezas y te ama tanto que Él moverá los mares para ayudarte, derribará murallas, cerrará la boca de leones, con su ayuda derrotarás gigantes y ejércitos huirán de ti.

Dios es fiel y como dice su palabra: No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana; pero fiel es Dios, que no os dejará ser tentados más de lo que podéis resistir, sino que dará también juntamente con la tentación la salida, para que podáis soportar. (1Corintios 10:13)

Tenemos muchas razones por las cuales ser felices si estamos verdaderamente conectados con Dios, porque en él encontramos siempre a un padre que nos ama, un amigo con el cual podemos ser sinceros, un abrazo cálido y el más puro amor.

Por eso gócese y también recuerde, Que el gozo de Jehová es vuestra fuerza. (Nehemías 8:10)

Dios es y será por siempre la verdadera felicidad, Él es único que puede llenar nuestro corazón con alegría y provocarnos sonrisas verdaderas, Él es el único que nos ama de verdad y si lo dejas entrar a tu corazón podrás conocer la dicha de tener un corazón feliz.

Dios cambia mi lamento en baile

Muchas veces pasaremos problemas, pruebas, traiciones, dolores y varias circunstancias que intentarán desanimarnos y hacer menguar nuestra fe: en esos momentos pareciera que Dios está lejano, pareciera como si Dios se hubiera olvidado de nosotros y lo único que nos queda son sus promesas y el dulce espíritu de Dios el cual nos habla al corazón y nos dice no te rindas hijo mío yo te amo, soporta esta prueba, yo siempre estoy a tu lado, yo seré el que cambie tu lamento en baile.

En esos momentos recuerda que Dios es tu oportuno socorro, Dios es nuestra torre fuerte, Dios es nuestro refugio, Dios es nuestro escudo, Dios es nuestro escondedero, Dios es el que multiplica nuestras fuerzas cuando ya no nos queda ninguna, Dios es fiel y verdadero y sus promesas son ciertas.

Es Dios el que hace justicia, El ve lo que nos está pasando, Dios se levanta de su trono y va al rescate de su ungido, pero es necesario que pasemos por pruebas para que podamos crecer, Dios utiliza esos momentos de prueba para que aprendamos a depender de Él y tengamos una comunión más íntima y sincera con El, y una vez ya pasada la prueba, Dios nos hace justicia y nos restituye mucho más allá de lo que podamos imaginar.

Dios cambia esas lágrimas por risas, Dios cambia esa tristeza en gozo, Dios cambia nuestro lamento en baile; cuando usted pasa la prueba y ve la mano de Dios, usted se convierte en un adorador, sus labios se llenarán de alabanza por que usted acaba de conocer lo poderoso que es nuestro Dios.

Así que querid@ herman@ no pierda la fe, no permita que el enemigo plante cizaña en su mente y corazón, recuerde que usted es muy preciado para Dios, Dios lo escogió, lo rescató, lo perdonó, lo hizo su hijo y lo amará por siempre.

Su palabra dice: Porque un momento será su ira, Pero su favor dura toda la vida. Por la noche durará el lloro, Y a la mañana vendrá la alegría (Salmo 30:5)

Así que si usted está pasando pruebas, no importa cuán difíciles o enormes parezcan las circunstancias, recuerde que Dios siempre está con usted, Dios ya le ha dado la victoria así que confíe en Dios y el hará, y usted verá como Dios enjugará todas sus lágrimas y las convertirá en gozo y paz perpetuas.

El buen Maestro

Quién como el Hijo del hombre que hablaba con parábolas, que enseñaba con sus obras, que reprendía a los hipócritas, que hacia justicia, que salvaba a los perdidos.

De su sabiduría no había quien dudara, sus palabras y enseñanzas que tocan corazones, que no se entienden con la razón sino con el corazón.

Quién como el buen maestro, que se paraba para predicar en las sinagogas, que avergonzaba a los que se creían sabios, que no buscaba su beneficio, sino que predicaba por amor a los perdidos.

Sus enseñanzas que hacían mover a miles a buscarle, que siguen aún tocando la vida de muchas generaciones, que no importa el tiempo aún se seguirán aplicando, que traen paz y luz  a los corazones que le oyen.

Él es el buen pastor que pastorea con sus palabras, que engorda a sus ovejas con los mejores pastos, que les da lo mejor de sus cuidados y sus atenciones.

Aquel maestro cuyos discípulos somos todos nosotros los que hemos creído en El, que guardamos en nuestros corazones sus mandamientos, que guardamos sus palabras para ponerlas por obra.

Aquel maestro que toco nuestras vidas, y que sus palabras nos alimentan, que nos llenan de vida, que nos alumbran el camino, que nos llenan de amor y paz.

Jesús nuestro maestro, nuestro Dios y Señor.