RSS

Archivo de la etiqueta: lágrimas

Te busco

Camino buscándote sin parar, has ocultado tan bien tus huellas que no logro poder seguirte el paso.

Te necesito como la abeja a la miel, cómo el novio a la novia, como nunca antes pensé hacerlo.

Es que sin Ti el cielo parece nublado, la vida se torna grisácea, el amor parece solo un cuento.

La verdad está en tu boca, la misericordia en tu mirada, la hermosura cubre tu rostro.

Tan perfecto eres para mí que no puedo alejarme de Ti, que no sé cómo seguir sin Tu ayuda.

Ven a mí encuentro porque te estoy buscando día y noche, clamo a ti cada vez que puedo.

La noche parece no terminar, necesito tu Luz para poder sentir que todo estará bien.

Tus abrazos me daban seguridad, debajo de tus alas poduedo llegar a sentir mucha paz.

No soy tan fuerte cómo creía, eras Tú eres el que me ayuda a resistir.

Mi fe por si sola no logra nada, pero si tú estás conmigo entonces todo lo puedo.

Lo intento y re intento pero si estás a mi lado todo me ayudará para bien.

Te busco porque sé que te amo, porque caminar sin Ti solo es tristeza y soledad.

Acompáñame y tómame la mano, la única mano que siempre me ayuda y me sostiene.

Las tormentas vinieron y no tenía refugio, las flechas cayeron y me encontraba sin escudo.

Sana mis heridas, lava mi corazón de las angustias, seca las lágrimas que llenan mi rostro.

Perdóname si me cuesta ser fiel, si quiero negociar los límites de mi corazón.

Hoy mi mente y corazón son tuyos, el trono de mi ser te pertenece a Ti.

Hazme otro, crea algo nuevo y maravilloso dentro de mi, moldéame como la arcilla.

Bendíceme como antes lo hacías y sustenta mi corazón con tus palabras.

Vuelva la alegría a mi rostro y mi corazón halle la paz porque contigo estoy.

Acércate a mí que estoy deseoso de tomar tu Cruz, ponerme tu yugo y seguirte.

 
Deja un comentario

Publicado por en 14 junio 2017 en Oraciones, Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

El Mesías

A veces no comprendemos el poder que tiene un solo versículo de la biblia.

Los siguientes versículos que pondré a continuación cambiaron la vida de una persona y lo motivaron a crear una obra que ha inspirado a muchas otras.

Despreciado y desechado entre los hombres, varón de dolores, experimentado en quebranto; y como que escondimos de él el rostro, fue menospreciado, y no lo estimamos. Isaías 53:3

Angustiado él, y afligido, no abrió su boca; como cordero fue llevado al matadero; y como oveja delante de sus trasquiladores, enmudeció, y no abrió su boca. Isaías 53:7

Angustia: Ansiedad y miedo extremo. Causa opresión en el pecho, ritmo cardiaco elevado, temblores y falta de aire.

Afligido: Enfado y tristeza extrema. Mortificación y entristecimiento a niveles peligrosos.

HandelGeorge Frederick Handel era un compositor de opera alemán, había probado la fama debido a muchas de sus obras y por la amistad que tenía con los reyes ingleses.

Pero una hemorragia cerebral lo había dejado casi paralizado del lado derecho y en 1741 muchos países de Europa habían caído en crisis debido a un fuerte invierno, lo cual lo llevó rápidamente a una cruel pobreza.

Una noche cuando Handel llegaba a casa, tras una dolorosa caminata en la cual de seguro se sentía despreciado y en donde recordaría su antigua fama, al llegar a casa encontró frente a su puerta una caja que contenía el texto de una composición musical. El texto pertenecía a Charles Jennens un poeta de segunda clase.

Handel dudo en abrir la caja y leer la obra pero al hacerlo encontró dentro del texto el versículo de Isaías, al leerlo lágrimas comenzaron a correr por sus mejillas, lloraba porque se sintió identificado.

Despreciado y desechadoAngustiado él y afligidoHandel había sido abandonado por muchos de sus amigos, había probado el dolor de sentirse angustiado por las deudas, afligido por el dolor que había padecido debido a su parálisis.

En aquel momento Handel se comprometió a culminar aquella obra, trabajó sin descanso creando melodías.

Su criado lo halló trabajando y le dejó el desayuno, al regresar por la tarde se dio cuenta que su amo no había probado alimento alguno y pasaron los días y Handel rechazaba el comer.

Handel trabajó 23 días casi sin descanso y tras terminar su obra durmió 17 horas, su criado llamó al doctor, pero al despertar gritó: ¡Denme comida!

Handel a través de favores y con ayuda de amigos logró que su obra pudiera llegar al teatro para presentar su obra titulada: El Mesías.

El teatro estaba repleto, aquel pueblo sumido en la crisis quería escuchar la obra, y cuál sería la sorpresa de Handel al darse cuenta que al llegar al coro todos la cantaban de a pie y con lágrimas en los ojos hasta su conclusión. Un pueblo entero había encontrado esperanza en su obra.

Un hombre logró con su obra inspirar a una nación y a innumerables personas a lo largo de los años debido a que entendió el amor de Jesús, entendió su sufrimiento, su soledad, su sacrificio por amarnos sin medida.

Quizá hoy tú también te sientas solo, despreciado, afligido o angustiado pero recuerda que Jesús comprende tu dolor, recuerda que te ama inmensamente y puede ayudarte si te acercas a Él.

A continuación les adjunto el link para que puedan ver aquella obra subtitulada:

 
1 comentario

Publicado por en 27 julio 2014 en Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Saldrás de la cárcel

José había sido traicionado ya dos veces, la primera vez fue alejado de su padre debido a que sus hermanos lo vendieron como esclavo y la segunda vez se debió a que a pesar de todo su esfuerzo por servir con excelencia a su patrón Potifar, esto no impediría que este no le creyera cuando su esposa mintió y ahora lo mandarían a la cárcel.

José era solo un joven, no era perfecto y los golpes que había sufrido eran muy duros. La vida no parecía sonreírle y la suerte parecía ser ajena a él.

Imagínense aquella escena, un joven inocente siendo llevado a rastras hacia una prisión, es imposible no creer que durante el trayecto no gritara: ¡Soy inocente! ¡No me arresten! ¡Se han equivocado!

Aquel joven es arrojado hacia una celda fría y oscura, un poco de paja será ahora su cama y una gran roca su almohada.

jose en la carcel

José se ha pasado toda la vida haciendo lo correcto, esforzándose por ser un buen hijo, siendo excelente con Potifar, pero él no recibe recompensas y cada vez parece encontrarse peor.

Sus gritos se escuchan en toda la cárcel: ¡Déjenme salir! ¡Se han equivocado!

Pronto se da cuenta que gritar no resuelve nada, se encuentra totalmente solo sin nadie que pueda ayudarlo o defenderlo.

El miedo es tan grande que no puede permanecer de pie, sus lágrimas corren por su rostro y sus manos comienzan a temblar. Los sueños que tenía de niño parecen lejanos, el poder ver a su padre con vida pareciera que es imposible.

Pero aquel joven lejos de darse por vencido hace una oración, recuerda las historias de Abraham de como espero cien años para que naciera su hijo Isaac, recuerda como Isaac se hizo rico sembrando en plena crisis, recuerda como su padre Israel río después del tardío encuentro con su hermano.

A pesar de las dudas, de los problemas y las circunstancias aquel joven ve nacer la esperanza en su corazón y aunque se encuentra solo en aquella prisión, él puede sentir el cálido abrazo de Dios acogiendo su corazón, llenándolo de fe y diciéndole: Tú vas a salir de la cárcel.

Al llegar la mañana aquel joven sonríe y trabaja de la misma forma como lo había hecho antes, con excelencia y sinceridad.

José era un chico inteligente, gentil y esperanzador, los jefes de la cárcel notaron algo valioso en él y deciden ponerlo a cargo de la prisión, él no quiere ser jefe, él quiere salir de allí pero eso no impide que cumpla su labor con la misma excelencia de siempre.

Los años pasan, no fue fácil soportar estar en aquel lugar, no ha sido fácil crecer, ni mantener la fe pero él sigue de pie confiando en que Dios lo sacará de allí.

Y el día llega y José es llamado por el faraón, ese día José reirá como nunca, todo su pasado fue una práctica para poder lograr sus sueños, Dios tardó pero nunca lo olvidó y jamás lo abandonó.

No importa que pruebas estés pasando o en donde te encuentres, no pierdas la fe, Dios te sacará de esa cárcel y te llevará a cumplir tus sueños.

Sé cómo José, sé excelente y no pierdas la fe, no te rindas porque Dios te está abrazando y te está diciendo tú saldrás de esa situación, tú saldrás de esa cárcel y haré algo grande contigo.

jose 2

 
Deja un comentario

Publicado por en 18 mayo 2014 en Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Dios te conoce

Dios te conoce

Tú has conocido mi sentarme y mi levantarme; Has entendido desde lejos mis pensamientos. Salmos 139:2

Dios sabe todo aquello que pensamos y no hay nada que podamos ocultarle.

El conoce nuestras alegrías, nuestros sueños, nuestros anhelos y deseos, conoce nuestras frustraciones, conoce aquellas cosas que nos causan dolor o tristeza.

Muchas veces cuando pensamos en esto, nos sentimos mal, nos sentimos con miedo, pensamos Dios usará esto para condenarnos o pensamos que Dios nos ve como indignos.

Pero olvidamos lo más importante de Dios y es que Dios es amor, todo lo que Dios hace por nosotros lo hace con amor.

Dios ve nuestros pensamientos, no para condenarnos sino para ayudarnos, Dios sabe cómo te sientes, sabe por lo que estás pasando y para ayudarte Él prepara la palabra perfecta que necesitas para ayudarte.

Dios no prepara el mensaje que quieres escuchar sino el que necesitas escuchar, Dios no prepara las circunstancias que desearías pasar sino las que te benefician, aquellas circunstancias las que al final te ayudaran para bien.

Y hoy Dios tiene preparadas palabras de aliento para todos aquellos que se sienten agotados, palabras de exhortación para aquellos que están comenzando a apartarse del Camino.

Hoy Dios te hará pasar por circunstancias que te harán agradecerle por todas sus bendiciones, o te hará pasar por circunstancias que prueben tu fe, pero todo eso lo hace para ayudarte.

No dudemos de Dios, Él sabe lo que es mejor para nosotros, cree que todo lo que te pasa es parte del gran plan de Dios, cree que cada suceso, que cada palabra que recibes te ayudará a llegar a grandes metas y a mejores tiempos.

Dios sabe el esfuerzo que haces para no caer, Dios conoce la pasión que le tienes, Dios no es ajeno a al amor que le tienes, Dios no se ha olvidado de tus lágrimas.

Dios te conoce, te conoce tanto que está siempre pendiente de ti, te quiere tanto que nunca te deja, te ama tanto que es capaz de entrar a tus pensamientos para darte aquello que necesitas.

Dios te conoce y te ama, así que amalo aun en tus pensamientos.

 
2 comentarios

Publicado por en 28 enero 2013 en Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Nació el Salvador

nacimiento del Salvador

Santa eres esta noche Belén, porque en ti nacerá esta noche el Salvador.

El cielo ha visto cómo un ángel descendió para darle a una virgen una gran bendición, una buena nueva de que muy pronto el Hijo de Dios nacerá para traernos salvación.

Miles de ángeles contemplando cada hecho, el Padre emocionado ve como poco a poco sucede todo lo planeado.

Ángeles han hablado en sueños a un mortal para que no se aleje de su mujer, el Espíritu Santo ha descendido sobre la joven virgen y Emanuel hoy nacerá.

El universo entero está mirando atento lo que sucederá en esta noche y una estrella está siguiendo a la joven pareja, el universo entero sigue a aquella mujer que lleva en su vientre al futuro Rey.

Los minutos pasan y el cielo se estremece, multitud de ángeles vuelan llenando los cielos con la gloria de Dios, cada estrella, cada cosa creada espera tener la dicha de ver aquel increíble acontecimiento.

La joven pareja va camino a Belén de Judá y cansados están, refugio no hallarán, más el Salvador nacerá humildemente en un pesebre.

Los cielos se estremecen y aquella estrella brilla con todo su resplandor sobre aquel lugar, en aquel establo en donde la pareja ha hallado refugio.

Bendito aquel que sin saber les brindó un establo y un pesebre a aquella dichosa pareja, los animales de aquel lugar se asombran y la tierra donde pisan se alegra, la madre cansada esta de parto y su esposo permanece a su costado sin que nadie les ayude, gotas caen por las mejillas de la madre, sudor y lágrimas llenan su rostro mientras que el esposo preocupado la asiste, el Padre Celestial emocionado contempla mientras en todo lo alto se hace silencio hasta que se escucha el sonido de un llanto, hoy ha nacido el Salvador.

La madre ve al niño y las palabras del ángel llenan su memoria, el esposo contempla aquel bebe y recuerda sus sueños, hoy están presenciando el más bello milagro y los ángeles al mundo anunciarán el más bello regalo.

Santa eres esta noche Belén, bendita eres tú la menospreciada de Israel porque en tus tierras ha nacido hoy Cristo el Señor.

Unos pastores han estado apacentando a sus ovejas, han trabajado arduamente y están reposando y de pronto la oscuridad de la noche se viste de luz, una majestad mayor que las estrellas y la luna llena los cielos de aquellos pastos sobre los cuales yacen recostados, luces como llamas surcan los cielos sonidos que despertarían a miles se escuchan en los cielos y una multitud de ángeles descienden con poder para anunciarles el nacimiento del Santo Redentor: ¡Gloria a Dios en las alturas, Y en la tierra paz, buena voluntad para con los hombres!

Corriendo van con su ganados guiados por la estrella que hoy alumbra un establo, aquella estrella que muy pronto guiará también a unos reyes magos que llevarán muchos regalos.

Dichosos aquellos pastores que han visto al Salvador, dichosos aquellos animales que tuvieron la dicha de contemplar aquel nacimiento, bendita aquella pareja que se esforzó para que esto acontezca y bendita en esta noche la humanidad porque ha nacido Jesús el Redentor.

¿Y quiénes somos nosotros para que el Santo Hijo de Dios venga a nosotros?

Pero tal fue su amor que se ofreció a si mismo por nosotros, tal fue el amor de Dios que nos dio a su hijo para que fusemos salvos por Él.

¡Benditos aquellos que le aceptarán a Jesús, dichosos aquellos que hacen nacer a Jesús en sus corazones!

¡Feliz Navidad a todos aquellos que conocen esta historia y a todos mis hermanos que llevan a Cristo en sus corazones y un gran abrazo a todos aquellos que recuerdan en este día que el regalo más importante es tener la dicha de conocer y seguir a Cristo Jesús!Sa

 
Deja un comentario

Publicado por en 24 diciembre 2012 en Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

1000 oraciones a Dios parte V

101. He visto el cielo, la obra de tus dedos y te imagino detrás de aquellas cortinas celestes y blancas, observándome atentamente, demostrándome lo mucho que amas a tus hijos.

102. Te imagino inclinándote de tu trono para abrazar a alguien que ora en soledad, para secar las lágrimas de alguien que te clama por ayuda, para gozarte con alguien que esta agradecido por Ti.

103. Dios mío, no soy digno de tanto amor o de tanto interés, sé que la salvación es por gracia pero quiero esforzarme para ser merecedor de ella.

104. No quiero Jesús que los demás piensen que tu muerte fue en vano, quiero vivir de tal modo que los demás sepan que Tú eres capaz de transformar la vida de cualquier persona y que aquellos que creen en Ti pueden lograr mucho más que aquellos que solo se amparan en sus propias fuerzas.

105. Dios, tu que ves mi levantar y mi dormir ten piedad de mi, no me abatas en los momentos de desesperanza, extiende por amor Tu diestra y sostenme cuando débil esté.

106. Tu el Creador de todo ser viviente, dale vida aquel que cuya alma desfallece, ayuda a aquellos que necesitan un soplo de vida en el corazón.

107. Escucha el clamor del corazón sincero, ve las lágrimas de los que lloran con justa causa, quita la tristeza de aquellos que te invocan y cuya alma persevera en Ti.

108. No te olvides Señor mío de aquellos que esperan en Ti, no permitas que la esperanza se agote en aquellos que guardan la fe y esperan un milagro del único y verdadero Dios.

109. Si he hallado gracia en tus ojos, permíteme ser una casa digna de ti, David quiso construirte una casa en donde pudieras habitar, pero yo quiero ser una casa digna en la cual Tú puedas morar.

110. Salomón pidió sabiduría, pero yo te pido dame amor, amor para amarte hasta el final, amor para serte fiel sin importa las circunstancias, amor para amarte cada día, amor para amar a mi prójimo y amor para ser más como Tu.

111. Tú abriste el mar en dos, abre ahora enteramente mi corazón, lléname por completo, sana las heridas de mi corazón y que tu luz lo alumbre por completo.

112. Tú destruiste los muros de Jericó, destruye los muros que he levanto por el odio y la tristeza, sea mi corazón una tierra donde fluya la leche y la miel.

113. Tú que enviaste fuego del cielo, envía el fuego de tu Espíritu Santo sobre mi vida, enciende el altar de mi corazón, que arda mi corazón de Tu presencia.

114. Tú que ayudaste a un joven a destruir un gigante ayúdame a vencer los gigantes de miedo y duda que se levantan contra mi fe, y dame la victoria.

115. Tú que protegiste a aquellos jóvenes de ser quemados dentro de un horno de fuego, guárdame de ser quemado por el horno de la prueba y de la desesperación.

116. Tú que permitiste que un gran pez se tragara a uno de tus profetas para que cumpla su propósito, ayúdame mi Dios a que no me rebele contra Ti, sino que usa cualquier medio que sea necesario para que cumpla el propósito que me has encomendado.

117. Maravilloso Dios que me impresionas cada día, que me maravillas con todas tus obras, que me fascinas con cada versículo de Tu palabra, sea el amor que te tengo tan firme y sincero como el que Tú tenías cuando moriste en la cruz por mí.

118. Jesucristo eres aquel que he esperado toda la vida, eres el deseado de mi alma, eres el amado de mi corazón y eres lo más puro y bello para mí.

119. Dios tu eres el amor, verdaderamente no hay otra palabra para describirte, no hay otra palabra que pueda resumir tan ciertamente tu esencia.

120. En la oscuridad cuando no todos duermen pienso en Ti y en tus grandes bondades, al salir el sol y ver tus obras pienso en la grandeza de tu poder, al caer la tarde y ver aquel bello atardecer decorando el cielo pienso en la belleza de tu majestad.

121. En la primavera y ver aquellos bosques florecer recuerdo que Tu eres la vida, al llegar el verano y puedo ver aquel sol radiante recuerdo que los momentos de alegría existen solo por Ti, al llegar el otoño y ver las flores marchitarse recuerdo que eres Tu el que nos libras de caer, al venir el invierno y al sentir aquel frío llenar mi cuerpo, recuerdo que en los momentos malos Tu también sigues con nosotros dándonos fuerzas para seguir.

122. Versos de un alma enamorada son los pensamientos de los justos que reconocen tu grandeza y tu poder.

123. Jesús autor de mi vida, escritor de mi historia, poeta de mi versos, gracias por predestinarme, gracias por escogerme, gracias por amarme y gracias por comprarme en la cruz.

124. Espíritu Santo, gracias por tu fiel compañía, gracias por ayudarme, gracias por los dones, gracias por permanecer siempre a mi lado.

125. Padre Celestial gracias por todo lo que has hecho, gracias por cuidarme, gracias por protegerme, gracias por tus bendiciones, gracias por los talentos con los que me creaste, gracias por mirarme desde tu Santo trono, gracias por todo aquello que haces y yo no comprendo, gracias por las cosas que tu permites que sucedan y que yo no me entero, gracias por los amigos que me has dado, gracias por la familia que tengo, gracias por la iglesia a la que puedo asistir y gracias por escuchar mi oración y abrazarme Bendita Trinidad en mi momento más oscuro.

 
Deja un comentario

Publicado por en 28 octubre 2012 en 1000 oraciones, Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

1000 oraciones a Dios parte IV

76. Jesús tu eres el soplo de vida que me anima cada día.

77. Señor Jesús, hoy rindo lo mejor de mí para dártelo a Ti.

78. Maestro, cómo me gustaría poder oír tus parábolas y tener el enorme privilegio de escuchar tu voz.

79. Jesús, cuanto deseo poder recostarme en tu pecho y escuchar latir tu gran corazón.

80. Daría la vida amado Salvador por poder verte una vez, pero sé que mi deseo de verte se cumplirá y estaremos juntos por la eternidad.

81. Príncipe de paz, la vida no es sencilla y muchas veces duele dar cada paso, pero he decido llevar mi cruz y seguirte cada día de todo corazón.

82. Hijo de David ten misericordia de mí y rescátame de las tormentas de la vida, que suene tu voz y halle mi alma bonanza.

83. Bendito aquel que tiene hambre de Ti, porque el alma que te buscare esa te hallará.

84. Bendito aquel que sin verte cree en Ti y aunque mis ojos terrenales no puedan verte, mi corazón te ve tan claro como el día.

85. Bendito aquel que hace tu obra diligentemente con todo su empeño y amor porque recibirá la recompensa de su Señor.

86. Redentor de mi corazón te amo con cada pensamiento, con cada recuerdo, con cada latido con cada respirar de mi ser.

87. Jesús alabe mi ser tu Santo nombre, cómo aquella multitud te alabó mientras montabas un pollino, porque mientras yo viva las piedras callarán.

88. Oh, Jesús pueda yo beber siempre de esa agua de vida y pueda comer de aquel pan de vida eterna.

89. Amado Jesús, ayúdame a tener suficiente fe como un grano de mostaza para mover las montañas de duda e incredulidad.

90. Bendito Jesús, pueda yo postrarme a tus pies y lavarlos con mis lágrimas, que el amor de mi corazón sea un perfume agradable que pueda derramar sobre tu cabeza.

91. Hijo de Dios, ven llena mi vida de tu presencia, lava mi corazón con tu preciosa sangre, sana las heridas de mi alma, haz un milagro en mí.

92. Jesucristo, quiero llevar tu yugo, quiero aprender de Ti y poder encontrar ese tierno descanso para mi alma.

93. Cristo Jesús, te amo por eso he atesorado tus mandamientos en mi corazón y he guardado tus palabras en cada uno mis pensamientos.

94. Amigo mío, ven y resucítame como resucitaste a Lázaro, dame una nueva vida en Ti.

95. Jesús, no pude ver los huecos en tus manos o la herida en tu costado, pero creo que moriste y resucitaste por mí, sé que venciste a la muerte por amor a mí.

96. De vivir como un carpintero a ser el salvador de la humanidad, en todo fuiste tentado y a todo venciste, fuiste traicionado y negado pero nunca te rendiste y eres ahora el Dios de mi corazón.

97. Tu vida es el mayor ejemplo del amor, tus virtudes infinitas y tus palabras son simplemente sabiduría que pueden cambiar la vida del hombre.

98. En ti está escondida la vida, solo Tú eres la verdad y Tú eres la vida que conduce al Padre Celestial.

99. Tú eres la justicia, la honestidad, la sinceridad, la paz la base de nuestra fe y el amor.

100. Jesús mis poemas no son suficientes para decir lo que siento por ti, las palabras no podrán nunca describir tu grandeza y no hay frase que pueda transmitir todo el agradecimiento que te tengo mi dulce Señor.

 
Deja un comentario

Publicado por en 18 octubre 2012 en 1000 oraciones, Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

 
A %d blogueros les gusta esto: