RSS

Archivo de la etiqueta: llorar

Dios de toda gracia

Pedro

Mas el Dios de toda gracia, que nos llamó a su gloria eterna en Jesucristo, después que hayáis padecido un poco de tiempo, él mismo os perfeccione, afirme, fortalezca y establezca. 1Pedro 5:10

Imagínense al apóstol Pedro sentado redactando esta carta, Él ya es mayor y ciertamente han pasado muchos años desde que vio al Maestro por última vez, pero sus recuerdos siguen intactos, Él nunca ha olvidado los acontecimientos que lo hicieron cambiar.

Mientras escribe de seguro recuerda lo ocurrido en aquella noche, cuando su Maestro le dijo que sería crucificado y que ellos lo traicionarían.

Recordaría su vehemencia al responder, sin pensar le dijo a que lo seguiría hasta la muerte.

Recordaría que el Dios de toda gracia sabiendo lo que pasaría, le respondió sin enojo que esa misma noche antes de que el gallo cantara, él ya lo habría negado tres veces.

Pedro de seguro escribiría acerca de padecer recordando lo ocurrido tantos años atrás, Él padeció en aquella noche, al sentir miedo de verse rodeado por soldados romanos, sintió enojo cuando vio que se llevaban a su Señor encadenado, sintió desesperación cuando lo acusaban de haber estado con Jesús, sintió remordimiento cuando sus labios pronunciaron blasfemias, sintió vergüenza cuando su mirada se cruzó con la de su Maestro, sintió dolor cuando lloró amargamente arrepentido.

Pedro de seguro con lágrimas en los ojos estaría recordando cuando el Maestro tiempo después sentados los dos al calor de una pequeña zarza, tras un gran milagro le preguntaba si lo amaba.

Pedro mientras lo escuchaba y veía su mirada llena de amor, podía leer el mensaje entre líneas, El Dios de toda gracia le estaba diciendo: Pedro yo sí te amo, ¿Me amas Tú? Y al decírselo tres veces entendió que Él ya lo había perdonado por negarle.

Pedro padeció pero Él entendió que todo eso era necesario para que fuera perfeccionado, afirmado, fortalecido y establecido en la fe y el amor de Dios.

Años más adelante la historia nos relata que aquel Pedro que una vez negó a Jesús y que tras muchos años después nos escribió aquel versículo, prefirió morir crucificado antes que volver a negar a su Maestro y al Señor que lo amaba y que lo había perdonado.

Quizá acabas de fallarle a Dios y sientas que no mereces seguirle, pero hoy Dios al igual que a Pedro, te está preguntando: ¿Me amas?

Si amas a Dios arrepiéntete y vuelve a sus brazos porque Él todavía te sigue amando, el Dios de toda gracia no está molesto contigo, Él quiere perdonarte y ayudarte a ser mejor.

Y es por ese amor tan grande es que siempre diremos: A él sea la gloria y el imperio por los siglos de los siglos. Amén. 1Pedro 5:11

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 23 agosto 2015 en Enseñanzas, Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Acosadores de Dios

Jesus descansando

Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad. Mateo 7:23

El versículo anterior es uno de los que más temor causa en la mayoría de cristianos, porque hace pensar a muchos en lo difícil que parece el poder ir al cielo o peor aún nos hace darnos cuenta de que tanto nos falta ser conocidos por Dios.

Sabemos que Dios nos conoce, la biblia menciona que Dios conoce hasta el número de nuestros cabellos (Mateo 10:30) y David menciona que Dios conoce cada uno de nuestros pensamientos (Salmo 139), entonces ¿Cómo es posible que Dios no nos conozca?

Yo creo que el gran problema se debe cuando nos convertimos en acosadores de Dios.

La palabra acosador significa: Perseguir a una persona o animal sin darle tregua ni descanso para detenerlo o cazarlo. Perseguir o molestar con peticiones, preguntas o quejas continuas e insistentes.

Imagínese que usted conociera los datos importantes de una persona, como su edad y fecha de nacimiento, peso y talla, incluso datos personales como sus gustos musicales o platillo favorito, pero a pesar de saber esos datos eso no lo convertiría en su pareja o amigo debido a que usted no ha creado ningún tipo de relación o vínculo con aquella persona.

Lo mismo sucede con Dios, podemos leer la biblia, podemos orar y pedirle un montón de cosas pero eso no significa que tengamos una relación genuina con Él.

Nosotros creamos verdaderos lazos y relaciones con aquellas personas que realmente estimamos y amamos. Nuestros amigos y parejas son aquellas personas que tiene un lazo particular con nosotros, aquellas personas que nos harían falta si no las tuviéramos.

¿Cuántas veces hemos llorado al hacer una oración sincera o reído mientras leíamos la biblia porque sabíamos que Dios nos había respondido?

¿Cuántas veces hemos ido a la iglesia con expectativa como si nos fuéramos a reencontrar con una persona amada?

Amar a Dios es querer pasar el mayor tiempo posible junto a Él, es hacer su voluntad no por obligación sino el querer obedecerle porque no queremos fallarle a nuestro mejor amigo y es tener temor de que algo pueda estorbar aquella relación que tenemos con Él.

El gran secreto de los cristianos que saben hacer la voluntad de Dios y que lo aman es en que tienen una relación genuina con Dios, Jesús dijo: El que tiene mis mandamientos, y los guarda, ése es el que me ama; y el que me ama, será amado por mi Padre, y yo le amaré, y me manifestaré a él. Juan 14:21

Hoy lo invito a conocer a Dios de una manera más profunda y sincera, aprendiendo a abrirle el corazón, mostrándose como es realmente y conocerle no por obligación o miedo al infierno sino por amor.

 
1 comentario

Publicado por en 12 octubre 2014 en Enseñanzas, Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Tanto que decirnos

conversar con JesúsHay tanto que decir así que tomemos asiento y al igual que aquel apóstol déjame recostarme en tu pecho y decirte todo lo que siento.

Quiero contarte que hay muchas cosas que no logro decir en mis oraciones, tantos secretos que guardo en el alma y no sé cómo expresar.

Tengo que contarte que muchas son las veces en que me siento solo y que la frialdad de mi alma en ocasiones me asusta.

Debería contarte que mi corazón pareciera estar roto y que muchas veces creo que siento llorar en silencio a mi alma.

Recuerda que soy débil, que hubo momentos en donde fue difícil guardar la fe, yo quería explicaciones y dudé de Ti.

Quisiera decirte que soy como el hijo pródigo, que me sentía extraviado pero que hoy lo único que busco es Tú perdón y Tú abrazo.

Necesito que sepas que a pesar de todo yo de verdad te amo, que te necesito para vivir y que nada en mi vida tiene sentido sin Ti.

Hijo mío, no olvides que yo te amé primero y que no existe nada que te pueda separar de mi amor.

Recuerda que nunca estás solo, Yo prometí acompañarte hasta el fin del mundo.

No tengas temor porque soy Yo el que te sostiene y te sustentaré con la diestra de mi justicia.

Esfuérzate y sé muy valiente porque yo siempre estaré contigo.

Nadie te podrá hacer frente y si estás conmigo todo lo podrás.

Si te convirtieres de tus malos caminos yo te restauraré y delante de mí estarás.

Acércate a mí porque hay tanto que necesitas escuchar, mantén atentos tus oídos porque Yo también tengo mucho que decirte.

Porque yo también quiero que te recuestes en mi pecho, que sepas todo lo que necesito decirte y que sepas lo mucho que te amo.

 
Deja un comentario

Publicado por en 20 julio 2014 en Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Muero por verte

orarQuisiera que esto fuera más sencillo y poder verte aquí ahora, poder verte para que ayudes a mi incredulidad.

Me gustaría que tu gloria apareciera y quitara la oscuridad, esa oscuridad que no se encuentra en lo físico sino en el alma.

Me cuesta pedirte perdón tantas veces, veo que he manchado mi alma, que mi túnica nuevamente tiene arrugas y sigo asustándome de la persona que soy cuando Tu no estas.

Cuando me alejo de Ti el alma me duele y mi corazón se entorpece, me avergüenzo en lo que podría convertirme si Tu no estuvieras conmigo.

Sé muy bien que yo no soy lo que todos piensan, que solamente Tú puedes ver lo que llevo dentro, que solamente Tú comprendes mis defectos.

Aquel vacío que llevo dentro me consume cuando no te tengo cerca, todo carece de sentido, la vida misma se vuelve insoportable de llevar.

Acércate a mí que yo a ti correré, extiéndeme los brazos al verme cerca, háblame y lloraré sin parar al reconocer tu voz sanando mi interior.

Déjame hablar un rato mientras Caminamos juntos, quiero que mi alma exprese sus verdades y que mi corazón intente llenarte de amores.

No voy a darte explicaciones por el contrario solo decidiría seguirte nuevamente de corazón, renunciar a mi yo, y dejar que Tu tomes el control.

Quiero parecerme a Ti, aprender de tus decisiones, imitar tus acciones, reflejar aquella mirada llena de bondad que he aprendido a amar.

Yo ya no te soltaría, Caminaríamos juntos desde el amanecer hasta anochecer, andaría a tu lado aunque los demás no logren verte, pero yo sabría que estás allí.

No puedo verte hoy pero mi corazón sabe que no me has dejado, en mi interior siento tu abrazo, y mi alma sabe que oyes sus palabras.

Y cuando llegue a aquel paraíso, cuando pueda verte sentado en tu gran trono blanco, solamente reconocería aquel que me ha acompañado toda la vida.

 
Deja un comentario

Publicado por en 29 junio 2014 en Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

¿Qué tenían de especial?

¿Qué tenía de especial un hombre que consiguió tener un hijo a los cien años, que logro ser el padre de una nación y que casi fue capaz de sacrificarte a su hijo?

Oh, ¿Que tenía de especial?

¿Qué tenía de especial un joven soñador, que supo superar tantas penurias, que fue bendecido al cumplirse su sueño y que logro bendecir a su familia?

Oh ¿que tenía de especial?

¿Qué tenía de especial un joven pastorcito de ovejas que te componía canciones, que llegó ha convertirse en rey y que te componía salmos?

Oh, ¿Que tenía de especial?

¿Oh que tenía de especial una joven que se convirtió en reina, que decidió obedecer al Dios de su tío y que arriesgó la vida para salvar a su pueblo?

Oh, ¿Que tenía de especial?

¿Qué tenía de especial un joven que se echaba sobre tu pecho, que dejó todo para seguirte y que se convirtió en un gran apóstol?

Oh, ¿Que tenía de especial?

¿Qué tiene de especial, un pescador que decidió dejar las redes para seguirte, que lloró amargamente arrepentido al negarte y que se convirtió en un mártir por amor a ti?

Oh, ¿Que tenía de especial?

¿Qué tenía de especial un hombre que andaba matando cristianos, que al conocerte cambió hasta convertirse en el más grande apóstol y que nos dejo tantas enseñanzas?

Oh, ¿Que tenía de especial?

¿Qué tenían de especial aquellos que te amaron tanto, que hicieron tantas cosas por ti, aquellos que vencieron gigantes, que superaron grandes obstáculo y que encontraron fuerzas en la debilidad?

¿Qué tenían de especial sino un gran amor por ti, una gran fe basada en el amor a ti, una gran santidad basada en el amor a ti?

¿Tendremos ahora ese amor para correr grandes riesgos, para creerte, para darnos por enteros, para creerte en la adversidad o para serte fieles en todo tiempo?

¿Habrá personas especiales que ahora sean capaces de amarte así?

Oh, ¿Habrá alguien así?

 
1 comentario

Publicado por en 27 septiembre 2012 en Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

1000 oraciones a Dios Parte I

1. Lo que yo soy lo rindo a ti, mi vida entera y todo mi ser.

2. Mi corazón lo pongo en tus manos y mi confianza la deposito por completa a ti.

3. El amor de mi ser lo he derramado sobre tu cabeza y con lágrimas de alegría he lavado tus pies.

4. Mi felicidad esta basada en tu compañía, mi alegría está escondida en tu mirar.

5. La razón por la cual sigo firme es porque tú me sostienes con tu diestra.

6. La valentía de mi corazón solo es posible porque sé que siempre me acompañas.

7. Canticos de amor canta mi alma, enamorado estoy de mi dulce Señor.

8. Mi fe es sincera porque sé que mi Dios es real y la pasión de mi ser es estar cada día junto a Él.

9. Su amor me supera y es más fuerte que yo, aunque luchará soy como una hoja llevada por el fuerte río de su gran amor.

10. Nadie hay que se compare al dueño de mis suspiros, nadie hay que llene aquel espacio que le he reservado en mi corazón.

11. Y nada pareciera ser suficiente, nada pareciera poder compararse con todo lo que Él ha hecho por mí.

12. Te he dado lo mas valioso que tengo, mi corazón lo he entregado por completo, no hay barreras, no hay restricciones todo mi amor te pertenece.

13. Te he dado mi mente, mi cuerpo, mi alma, nada te negaré, no hay talento que no lo use para ti, no hay don que no te ofrezca.

14. En las angustias aprendí a escuchar tu voz, dulce melodía son tus palabras a mi ser.

15. Cómo un manantial en el desierto ha sido tu misericordia en el tiempo de la prueba.

16. Tu fidelidad me sostuvo en el día de mi aflicción y aprendí a amarte cuando me rescataste del dolor.

17. Tu me has sido por alegría en medio de mi angustia, cuando mi alma se apagaba tu gozo fue mi fuerza.

18. Mi anhelo más profundo es abrazarte mientras lloro diciéndote gracias.

19. Mi deseo más sincero es poder verte y saber que di lo mejor de mí para poder vivir junto a ti.

20. En el día más oscuro sólo tú estuviste a mi lado, me extendiste tu mano y me dijiste: Te amo.

21. Yo te había fallado y tú me abrazaste y me dijiste que me habías perdonado.

22. Yo que había fracasado y no era digno de misericordia había sido salvado por el Creador del universo.

23. Dios contigo aprendí lo que se siente vivir sin culpa, a tu lado comprendí lo que es la libertad.

24. El amor verdadero eres tú, sin ti no se puede amar, sin ti el amor no existe.

25. Mi Dios, mi amor verdadero y la luz de mi vida, hoy te pido que no me dejes nunca porque sin ti no hay más vida y sin tu presencia simplemente moriría.

 
Deja un comentario

Publicado por en 9 septiembre 2012 en 1000 oraciones, Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

 
A %d blogueros les gusta esto: