RSS

Archivo de la etiqueta: necesidad

Te busco

Camino buscándote sin parar, has ocultado tan bien tus huellas que no logro poder seguirte el paso.

Te necesito como la abeja a la miel, cómo el novio a la novia, como nunca antes pensé hacerlo.

Es que sin Ti el cielo parece nublado, la vida se torna grisácea, el amor parece solo un cuento.

La verdad está en tu boca, la misericordia en tu mirada, la hermosura cubre tu rostro.

Tan perfecto eres para mí que no puedo alejarme de Ti, que no sé cómo seguir sin Tu ayuda.

Ven a mí encuentro porque te estoy buscando día y noche, clamo a ti cada vez que puedo.

La noche parece no terminar, necesito tu Luz para poder sentir que todo estará bien.

Tus abrazos me daban seguridad, debajo de tus alas poduedo llegar a sentir mucha paz.

No soy tan fuerte cómo creía, eras Tú eres el que me ayuda a resistir.

Mi fe por si sola no logra nada, pero si tú estás conmigo entonces todo lo puedo.

Lo intento y re intento pero si estás a mi lado todo me ayudará para bien.

Te busco porque sé que te amo, porque caminar sin Ti solo es tristeza y soledad.

Acompáñame y tómame la mano, la única mano que siempre me ayuda y me sostiene.

Las tormentas vinieron y no tenía refugio, las flechas cayeron y me encontraba sin escudo.

Sana mis heridas, lava mi corazón de las angustias, seca las lágrimas que llenan mi rostro.

Perdóname si me cuesta ser fiel, si quiero negociar los límites de mi corazón.

Hoy mi mente y corazón son tuyos, el trono de mi ser te pertenece a Ti.

Hazme otro, crea algo nuevo y maravilloso dentro de mi, moldéame como la arcilla.

Bendíceme como antes lo hacías y sustenta mi corazón con tus palabras.

Vuelva la alegría a mi rostro y mi corazón halle la paz porque contigo estoy.

Acércate a mí que estoy deseoso de tomar tu Cruz, ponerme tu yugo y seguirte.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 14 junio 2017 en Oraciones, Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Debajo de tus alas

abrazar a Jesús

Corazón mío no temas, volvamos a su abrazo y todo estará bien, podemos descansar al sentir su presencia.

Dios mío envuélveme en tus brazos otra vez, escóndeme debajo de tus alas y has descansar a mi alma abatida.

Perdona mis pecados y limpia las manchas de mi interior, porque te necesito y sin Ti me siento morir.

Padre mío perdona la terquedad de mi corazón, la rebeldía con la cual me separé de tus brazos.

No hagas memoria de mis faltas, por tu misericordia te pido que perdones las debilidades de mi alma.

Mi corazón ruega por sentir tu abrazo lleno de amor, por sentir tu presencia y el calor de tu corazón.

Muéstrame el Camino que debo seguir para poder vivir siempre resguardado por tu presencia.

Quiero correr y abrazarte eternamente, decirte lo mucho que te amo y lo mucho que mi corazón te anhela.

He decido que no quiero vivir más sin estar bajo tu cubierta, no quiero pasar un día sin tu compañía.

Guárdame a tu lado, ten piedad de mí y protégeme hasta que las penas y crueldad se terminen.

Cuando la vida se pone difícil Tú eres el refugio en donde me siento seguro, solo en Ti puedo confiar plenamente.

Soy dichoso por conocerte, solo a Tu lado puedo sonreír de verdad y olvidar los errores del ayer.

Mi corazón se alegra al saber que me acompañas, soy como un niño que necesitaba sentirse seguro.

Y hoy te abrazo con todas mis fuerzas y te ruego que me ayudes a nunca apartarme de aquel abrazo que me ha llenado de amor y vida eterna.

 
Deja un comentario

Publicado por en 9 noviembre 2014 en Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Especial por Seis Años: Una vida de gratitud

6 años

Un 29 de Noviembre hace seis años atrás creé este blog con la decisión en mi corazón de agradecer a Dios y de llevar su mensaje.

He escrito muchos temas, sé que he llegado a países a los cuales jamás pensé en llegar, he usado varios estilos de escritura pero lo que más me sorprende son aquellos comentarios sinceros y honestos de personas que deciden volver a Dios tras leer un tema.

Los cristianos somos mensajeros que llevamos en nuestros corazones las buenas nuevas de salvación y a veces olvidamos el poder que tiene el evangelio.

Yo estoy agradecido con mis padres porque me predicaron y me mostraron a Jesús desde pequeño, yo pude ver en ellos un verdadero cristianismo en su modo de vivir y al crecer eso me ayudo a buscarle, me ayudo a tener un freno frente al pecado, me nutrió de valores y principios que me han servido a lo largo de los años.

Y en mi momento más oscuro, cuando ya me sentía agotado de la vida y solitario, pude clamar a Dios, pude tener fe de que a pesar de mis faltas Jesús podría perdonarme y darme una nueva vida.

Hoy estoy escribiendo mensajes y tocando muchos corazones por la fe, el ejemplo y la perseverancia de mis padres.

Y yo les cuento todo esto porque a veces no sabemos lo que un mensaje o una palabra de aliento puede hacer por una persona.

Existen muchos jóvenes que necesitan escuchar el mensaje del evangelio porque se sienten perdidos y solos a su corta edad.

Existen hombres que necesitan el abrazo del Padre porque están agotados de tanto luchar y necesitan encontrar fe.

Existen mujeres que se sienten marginadas, abandonadas y lastimadas, cuyos rostros reflejan su necesidad por Jesús.

Si realmente tenemos a Cristo en nuestros corazones, entonces vivamos agradecidos de conocerle y llevemos su palabra a todos los que podamos.

Usemos nuestros dones para que su palabra llegue a muchos lugares y de muchas formas diferentes.

Y seamos agradecidos con aquellas personas que se esforzaron por llevarnos el tesoro más valioso que pueda existir, el de poder conocer a Jesús.

 
Deja un comentario

Publicado por en 29 septiembre 2014 en Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Más que especiales

Jesús predicandoMuchas veces me doy cuenta que como cristianos no sabemos realmente cuanto valemos, no imaginamos lo importante que podemos ser.

Déjeme decirle que usted es amado por el ser más poderoso que existe, aquel gran Creador de los cielos y la tierra.

Existen una gran cantidad inmensa de personas pero Dios lo llamó a usted, Dios te escogió a ti para cumplir un gran propósito.

Y a veces no valoramos aquel inmenso amor, tomamos el evangelio como una monotonía o como una obligación cuando deberíamos ser las personas más agradecidas de toda la humanidad.

Yo estoy seguro que todo cristiano es especial pero también estoy convencido de que existen cristianos que son más que especiales.

La biblia menciona que Jesús escogió a doce discípulos, pero había uno de ellos que lograba recostarse en su pecho, había un discípulo amado que nunca se apartó de su Señor.

La biblia nos muestra que Dios llamó amigo a un hombre mayor pero lleno de fe que hubiera sido capaz de sacrificarle a su único hijo para demostrarle su fidelidad.

La biblia nos enseña que hubo un Moisés que podía acercarse a la presencia de Dios y hablar con Él de tal manera como quien le habla a su mejor amigo.

La biblia detalla como un joven David le componía canciones y oraciones a Dios, Él dijo que aquel gran escritor de la mayoría de los salmos tenía un corazón conforme al suyo.

Usted puede conformarse con conocer a Dios o puede amarle y demostrarle tanta pasión que Él le mostrará su gloria.

Dios está buscando hombres y mujeres que decidan recostarse en su pecho, cristianos de corazón que corran a sus brazos.

No sea cristiano por miedo al infierno, por suplir necesidades, sea hijo de Dios porque ama a su Padre Celestial y a aquel que dio su vida para que nosotros tuviésemos vida eterna.

Seamos más que especiales para Dios, convirtámoslo a Él en nuestra pasión, que Él sea nuestro primer deseo al levantarnos y nuestro último pensamiento al acostarnos.

Seamos de aquellos que le abren el corazón sin miedos, ni dudas, ni vergüenza.

Seamos aquellos que aman a Dios con toda el alma, con todo el corazón, con toda la mente y con todas nuestras fuerzas.

 
Deja un comentario

Publicado por en 8 junio 2014 en Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Tú eres

paisaje

Jesús, tú eres para mí:

Tú eres la oportunidad que no quiero perder

Tú eres el medicamento que sana mis heridas.

Tú eres el calmante que alivia mi dolor.

Tú eres el ejemplo de la verdadera amistad.

Tú eres la esencia del amor divino.

Tú eres mi deseo más profundo.

Tú eres mi necesidad primera.

Tú eres la inspiración de mis letras.

Tú eres el sonido de mi canción.

Tú eres mi sueño más ferviente.

Tú eres la persona oculta entre mis versos.

Tú eres la poesía de corazón.

Tú eres la tinta con la cual me expreso.

Tú eres tan vital como el aliento que llena mis pulmones.

Tú eres tan importante cómo cada latido de mi corazón.

Tú eres el Señor al cual quiero servir.

Tú eres el manantial que sacia la sed de sequedad de mi alma.

Tú eres el reposo de un corazón agotado.

Tú eres el regalo que tanto he anhelado.

Tú eres el tesoro que tanto he buscado.

Tú eres el Padre que siempre me abraza.

Tú eres el Dios al cual sigo.

Jesús, Tú eres el amor al cual me he entregado por completo.

 
Deja un comentario

Publicado por en 8 junio 2013 en Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Soy una oveja y amo a mi Pastor

Soy una oveja y amo a mi Pastor.

Mi Pastor me vio al nacer y desde entonces a cuidado tiernamente de mí.

Me levantó cuando tropezaba y me curó cuando me enfermaba.

Soy una oveja y amo a mi Pastor.

Mi pastor siempre ha velado por mi cuidado.

Por mí, mi Pastor venció al oso y al león.

Soy una oveja y amo a mi Pastor.

Mi visión es corta y no puedo ver las verdes praderas, pero la vista de mi Pastor va más lejos y siempre me lleva buenos pastos.

Muchas veces me desesperaba al no encontrar agua, pero mi Pastor siempre sabe que tenía necesidad y sabe llevarme a aguas de reposo.

Soy una oveja y amo a mi Pastor.

Algunas veces he sido rebelde y he huido de su rebaño, pero mi Pastor dejaba al resto para buscarme a mí.

Mi pastor me ama y me lleva sobre sus hombros cuando fatigada me encuentro.

Soy una oveja y amo a mi Pastor.

Al pasar por los peñascos muchas veces no logro ver el precipicio pero mi Pastor siempre me agarra con su cayado antes de resbalar.

Cuando cansada me encuentro y perdida me siento, mi pastor me llama por mi nombre y puedo volver a su redil.

Soy una oveja y amo a mi Pastor.

No hay peligro del cual mi Pastor no me salve

No hay cosa que mi Pastor no haga para cuidarme.

Soy una oveja y amo a mi Pastor.

 
Deja un comentario

Publicado por en 9 septiembre 2012 en Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

 
A %d blogueros les gusta esto: