RSS

Archivo de la etiqueta: oscuridad

Si me perdonaras

amor celestial

Cuando veo los cielos, la luna y las estrellas, todas aquellas cosas que Tú has creado, puedo darme cuenta de lo insignificante que soy.

A pesar de eso, yo escogí hacer mi voluntad, me escribí una vida lejos de ti, y ahora estoy arrepentido de haberte dejado.

Oh Dios, si me perdonaras, mi corazón volvería a la vida.

Si me perdonaras, mi rostro volvería cambiaría su tristeza en alegría.

Si me perdonaras te llenaría de canciones para demostrarte que te amo.

Si me perdonaras mi cuerpo sentiría las fuerzas que ha perdido.

Si me perdonaras Tú llenarías cada uno de mis pensamientos.

Si me perdonaras volvería a soñar porque Tú serías mi futuro.

Si me perdonaras la vida volvería a tener sentido.

Si me perdonaras mis pies retomarían tu Camino.

Si me perdonaras mi alma dejaría de estar abatida.

Si me perdonaras mis brazos no dejarían de abrazarte.

Si me perdonaras mis ojos reflejarían el amor que sienten por Ti.

Si me perdonaras mi corazón sanaría de aquellas heridas que me cause.

Si me perdonas el enojo no hallaría cabida en mi interior.

Si me perdonaras no volvería a apartarme de tu rebaño.

Si me perdonaras la oscuridad no volvería a asustarme.

Si me perdonaras todos mis suspiros llevarían tu nombre.

Si me perdonaras buscaría tu guía para salir de los problemas.

Si me perdonaras podría confiar en que Tú me librarías del mal.

Si me perdonaras te escribiría mil poemas.

Si me perdonaras te ofrecería cada latido de mi corazón.

Si me perdonaras solo Tú serías el dueño de mi amor.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 14 junio 2015 en Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Para mí

pensativo

Para mí solo quiero eternidad, solo quiero sentir que hay algo más en la vida que dinero, posesiones, fracasos, mentiras o malos deseos.

Para mí solo quiero tu verdad, quiero creer en cada uno de tus palabras, quiero tener fe plena en Ti.

Aléjame de este mundo que contamina, aléjame de esta corrupción, tómame y llévame contigo.

Para mí solo quiero Tu luz, quiero que alumbres mis pasos al caminar en la vida, quiero que resplandezcas en mis noches oscuras.

Para mí quiero tus planes, quiero vivir el destino que me preparaste, quiero confiar en que tienes un gran plan para mí.

Aléjame de mis errores que son muchos, aléjame de las dudas, tómame y llévame contigo.

Para mí solo quiero tus mandamientos, quiero ser guiado por tus palabras, quiero tener la fuerza para obedecerte en todo.

Para mí solo quiero tu vida, quiero confiar en tu sinceridad, en tu forma invariable de ser, amar la pureza de tu corazón.

Aléjame de este odio que intenta dominar, aléjame de la oscuridad, tómame y llévame contigo.

Para mí solo quiero que seas mi Señor, quiero que seas mi decisión, que te conviertas en lo más esencial de mi día.

Para mí solo quiero que seas mi primer amor, quiero que seas cada latido de mí ser, amarte solo a ti Jesús.

Aléjame de lo mortal, aléjame de todo aquello que me daña, tómame y llévame contigo.

Aléjame de mi mismo, aléjame de mi egoísmo, tómame y llévame contigo.

Tómame y llévame muy lejos, tan lejos que solo pueda anhelar que Tú seas todo para mí.

 
Deja un comentario

Publicado por en 3 agosto 2014 en Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Muero por verte

orarQuisiera que esto fuera más sencillo y poder verte aquí ahora, poder verte para que ayudes a mi incredulidad.

Me gustaría que tu gloria apareciera y quitara la oscuridad, esa oscuridad que no se encuentra en lo físico sino en el alma.

Me cuesta pedirte perdón tantas veces, veo que he manchado mi alma, que mi túnica nuevamente tiene arrugas y sigo asustándome de la persona que soy cuando Tu no estas.

Cuando me alejo de Ti el alma me duele y mi corazón se entorpece, me avergüenzo en lo que podría convertirme si Tu no estuvieras conmigo.

Sé muy bien que yo no soy lo que todos piensan, que solamente Tú puedes ver lo que llevo dentro, que solamente Tú comprendes mis defectos.

Aquel vacío que llevo dentro me consume cuando no te tengo cerca, todo carece de sentido, la vida misma se vuelve insoportable de llevar.

Acércate a mí que yo a ti correré, extiéndeme los brazos al verme cerca, háblame y lloraré sin parar al reconocer tu voz sanando mi interior.

Déjame hablar un rato mientras Caminamos juntos, quiero que mi alma exprese sus verdades y que mi corazón intente llenarte de amores.

No voy a darte explicaciones por el contrario solo decidiría seguirte nuevamente de corazón, renunciar a mi yo, y dejar que Tu tomes el control.

Quiero parecerme a Ti, aprender de tus decisiones, imitar tus acciones, reflejar aquella mirada llena de bondad que he aprendido a amar.

Yo ya no te soltaría, Caminaríamos juntos desde el amanecer hasta anochecer, andaría a tu lado aunque los demás no logren verte, pero yo sabría que estás allí.

No puedo verte hoy pero mi corazón sabe que no me has dejado, en mi interior siento tu abrazo, y mi alma sabe que oyes sus palabras.

Y cuando llegue a aquel paraíso, cuando pueda verte sentado en tu gran trono blanco, solamente reconocería aquel que me ha acompañado toda la vida.

 
Deja un comentario

Publicado por en 29 junio 2014 en Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Cuando veo los cielos

firmamento

Salmos 8:3-4 Cuando veo tus cielos, obra de tus dedos, La luna y las estrellas que tú formaste, Digo: ¿Qué es el hombre, para que tengas de él memoria, Y el hijo del hombre, para que lo visites?

Cuando veo los cielos no puedo evitar sentirme tan pequeño y pienso en lo mucho que me falta por conocerte.

Al levantar la vista y mirar aquel hermoso manto celeste, no puedo dejar de sentir paz y soñar con verte pronto.

He contemplado amaneceres tan preciosos que jamás podría dudar de la existencia de Dios.

He visto atardeceres tan bellos y me imagino a Ti escogiendo los tonos adecuados para pintar en los aires aquella hermosa obra.

Me he sentado solo en las noches, mirando con fascinación las estrellas admirando tu gran ingenio y creatividad.

Yo sé que eres Tú, Dios esa es tu forma de decirnos que nos amas.

He aprendido que en cada amanecer nos dices que sigues con nosotros y que cada día son nuevas tus misericordias.

En cada atardecer puedo sentir tu gran amor embargándome como si abrazaras mi corazón.

En las noches puedo apreciar como la luz de una aparente pequeña estrella puede vencer la más terrible oscuridad.

Yo sé que eres Tú, diseñando todo para decirnos que nos amas.

Cada día al levantarme puedo confiar que sin importar que no salga el sol, tu siempre me acompañarás.

No hay tarde en que pueda dudar que a pesar de todos los cambios Tú sigas teniendo el control de todas las cosas.

Al caer la noche me doy cuenta que aún en la oscuridad no debo temer porque Tú me acompañas.

Yo sé que eres Tú, orquestando el universo para decirnos que nos amas.

Cuando veo los cielos no puedo evitar maravillarme y soñar con todas aquellas cosas que me faltan descubrir de Ti.

Al levantar la vista y mirar aquel hermoso manto celeste, no puedo dejar de experimentar tanta paz y sentirme verdaderamente amado por conocerte.

 
Deja un comentario

Publicado por en 1 junio 2014 en Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Oración: Examina mi corazón

orando

Escudríñame, oh Jehová, y pruébame; Examina mis íntimos pensamientos y mi corazón. Salmo 26:2

Oh Dios mío examina mi corazón, porque los corazones pueden ser engañosos y dados al mal.

El corazón mal guiado se hace perverso, pervertido en sus ideas y egoísta en sus deseos.

Falsamente habla y busca deleitarse en sus pensamientos.

Busca saciar sus placeres y en su debilidad tuerce sus decisiones.

Cámbiame oh Dios, quita de mí la maldad de mi interior.

Sólo Tú conoces lo oculto de mis intenciones, Tú sabes que necesito de ti.

La inteligencia vuelve al corazón orgulloso, la belleza lo vuelve altanero, los logros lo vuelven soberbio y las decepciones lo endurecen.

Mi corazón es un mar inconstante, un oleaje que varía constantemente.

Padre, ayúdame a tener un corazón recto y que busque tu bien, cambia este órgano lleno de iniquidad y conviértalo en un instrumento útil a Ti.

No negaré mis faltas delante de Ti, porque Tú lo sabes todo.

Los susurros de mi alma son oídos por Ti y mis secretos Tú ya los conoces.

Examina hasta lo más profundo de mí y que tu luz alumbre todas mis tinieblas.

Has que mi corazón deje de supurar maldad y sana la obra de tus manos.

El pecado parece atractivo al corazón pero termina hiriéndolo y gastándolo.

Perdona mis faltas y la impiedad de mis pensamientos.

Ayúdame a ser más como Tú, para que entonces mi corazón pueda sanar.

Señor purifica mi corazón y ayúdame a vivir en tu voluntad.

Me asustan los pensamientos de mi alma y oscuras pueden volverse las intenciones del corazón.

Jesús lava mi interior y haz que resplandezca mi corazón.

Dios mío, ayúdame a tener un corazón conforme al tuyo.

Jesús ayúdame a tener un corazón digno de Ti, Amén.

 
Deja un comentario

Publicado por en 19 enero 2014 en Oraciones, Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

La paz de mi alma

playasMuchas veces me pierdo entre senderos y camino sin dirección,  a veces llego a donde quiero llegar y a veces no.

Muchas veces mi alma es como un barco en alta mar luchando contra olas y fuertes vientos.

A veces llegan las tormentas y cada año son más frecuentes, al igual que las responsabilidades.

Cuando llegan aquellas tormentas mi alma se estremece, mi corazón se inunda, los senderos se borran, mi esperanza parece ahogarse y me pierdo en medio de la oscuridad.

Ahora en medio de todo esto, siento que mi alma está a la deriva y mi corazón sin rumbo.

Con todo mi ser te pido ayúdame amado Dios a transitar tu Camino, hazme caminar sobre las aguas y trae bonanza a mi corazón.

Se Tú la paz de mi alma, conviértete en mi seguridad y mi confianza.

Líbrame de mis deseos que soplan cual huracán y contra mis miedos que me hacen tropezar cada vez más.

Se Tú la paz de mi alma, conviértete en el faro que me guíe por fin a buena costa, se Tú el guía que me lleve al destino adonde debo llegar.

Estoy tropezando constantemente sin tu luz y las fuertes mareas del mundo arremeten contra mí cuando yo no estoy a tu lado.

Por eso ruego para que seas la paz que mi alma necesita, se mi fuerza, mi amor, mi fe, mi esperanza y mi todo.

Hasta este momento no me había dado cuenta de lo importante que eres para mi alma y lo necesario que te has vuelto para mi corazón.

Se tú paz la de mi alma, tranquiliza mi corazón y aligera mi conciencia al estar Tú cerca de mí.

Se tú por siempre la paz de mi alma mi Jesús.

 
Deja un comentario

Publicado por en 12 octubre 2013 en Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Tu luz

Luz celestial

La vida se torna oscura, seguir el Camino correcto se vuelve muy difícil porque aparecen cada vez más distracciones, se crean más neblinas y pareciera existir muchas sendas erradas.

Mientras más crecemos más obstáculos y baches aparecen en nuestro caminar, cavan muchos hoyos para que caigamos y nos alejemos de la verdad.

Sombras de muerte rodean peregrino que intenta hallar su camino a casa, los extranjeros de la vida soportan rutas difíciles y angostas que deben superar.

La confusión es mucha y la ceguera es tal que una gran mayoría prefiere tomar el camino ancho y transitar por sendas espaciosas que los llevarán a un horrible final.

Pero yo encontré a aquel que es la Luz del mundo y me guía por su Camino, un camino que aunque angosto está lleno de paz, un camino que aunque a veces es dificultoso sé que me lleva a un glorioso final.

Su luz me ayuda a prevenir los baches, su luz me da entendimiento para tomar las mejores decisiones mientras tránsito en la verdad.

Su luz aleja mis tinieblas, su luz alumbra más que el mismo sol y limpia la oscuridad de mi corazón.

Su luz es vida, su luz ayuda a que cada paso sea correcto, su luz aleja la confusión y me da sabiduría y entendimiento.

Tu luz mi Jesús es la que me ayuda a seguir tu Camino de Vida, es la que me permite vivir agradecido de conocerte, es tu luz la que abrió mis ojos y me permitió descubrir tu dulce amor.

Es tu luz mi Señor la que me enseñó lo correcto, me enseñó a ver más allá de mis problemas y fracasos, es la que me enseñó a ver con los ojos de la fe, es la que me enseñó a verte tu mano guiándome, tu luz es aquella que me sacó de la soledad y me hizo ver que Tú siempre estabas a mi lado.

 
Deja un comentario

Publicado por en 28 julio 2013 en Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

 
A %d blogueros les gusta esto: