RSS

Archivo de la etiqueta: pensamiento

Persistiendo en la fe

caminar

Quiero compartirles uno de mis pasajes favoritos de la biblia: Tú guardarás en completa paz a aquel cuyo pensamiento en ti persevera; porque en ti ha confiado. Isaías 26:3

La palabra perseverancia proviene del latín perseverantia, que significa: Mantenerse constante en un proyecto ya comenzado, una actitud o una opinión, aún cuando las circunstancias sean adversas o los objetivos no puedan ser cumplidos. Perseverar también es durar por largo tiempo.

Quiero contarles una historia real:

Hubo una pareja que por muchos años oraba para poder tener hijos, ambos estaban sanos pero por una extraña razón no podían tenerlos.

Luego de muchos intentos, oraciones y exámenes, un día el doctor les dice: Su mujer está embarazada, y luego se enterarían de que tendría mellizos.

Todo parecía ser felicidad para aquella pareja pero meses después uno de los exámenes revela que uno de los hijos se encuentra muerto en el vientre y el otro va a tener problemas serios si nace y les obligan a abortar.

Aquella pareja está devastada, ambos están molestos, deprimidos, decepcionados y se hacen preguntas como: ¿Qué Dios te regala algo y luego te lo quita? ¿Por qué deberíamos volver a confiar en Dios?

Aunque ambos se encuentran mal, intentan seguir asistiendo a la iglesia, y cuando la iglesia organiza un paseo, la esposa decide no asistir pero el esposo si asiste.

Durante el paseo el pastor les pide a los miembros que caminen por la naturaleza y que agradezcan a Dios por todo lo que tienen, pero aquel esposo se encuentra dolido y muy molesto y decide hacer lo contrario y camina por un camino lleno de cemento.

Pero mientras camina se da cuenta que el camino tiene grietas y entre aquellas grietas aparecen plantitas, literalmente la vida se va abriendo paso entre el cemento, luego ve una pequeña flor y comienza a sentir paz en el corazón, sus ojos comienzan a llorar y se da cuenta que a pesar de su esfuerzo de alejarse, Dios sigue con Él.

Aquella pareja tras ese suceso perseveran, no les fue fácil pero vuelven a confiar en Dios, y a los meses ellos se convirtieron en padres de tres bellos y sanos trillizos.

A veces parece que la vida nos golpea tan duro que parece que ya no podemos seguir, nos sentimos tristes, decepcionados, pensamos que Dios nos olvida, pero hoy Dios te está diciendo: Persevera porque yo nunca te dejaré, jamás te voy a dejar solo.

La fe no se demuestra en los buenos momentos, se demuestra en los momentos malos, en los momentos de crisis y es allí en donde Dios recompensa nuestra perseverancia y nos hace sentir paz aún en medio de las tormentas de la vida.

 
Deja un comentario

Publicado por en 6 septiembre 2015 en Enseñanzas, Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Tus pensamientos

Jesús pensando

¿Qué podría pensar el gran Redentor del mundo?

¿Qué pensamientos tendría aquel que nos creó cuando se encontraba solo en una tarde?

Ahora es humano, se encuentra rodeado por mortales que no logran comprenderle.

Se sorprende de la fe de un gentil y se asombra de la incredulidad de su pueblo.

Quizá pensaría en los logros que traería su sacrificio o en el dolor terrible que habría de soportar.

Puede que pensara en nuestros rostros, en aquellas vidas que su amor salvaría.

Él que ha creado los cielos, de seguro disfrutaría de ver las estrellas en la noche o le gustaría observar los bellos atardeceres.

La naturaleza le reconoce, pero su mayor creación sigue ignorante de su presencia.

De seguro recordaría lo que es tener paciencia ante la terquedad de la humanidad.

También pensaría en sus discípulos, teniendo misericordia por Judas, sintiendo agrado por Juan o siendo comprensivo con Pedro.

¿Pero quién soy yo para entender tus pensamientos? Bien está escrito que tus pensamientos son más altos que los cielos.

Los mortales no podemos entender la complejidad de tus caminos o lo grande que son tus decisiones.

Somos polvo al que Tú has dado vida pero me asombra el poder tratar de comprenderte un poco más.

Tú tienes el poder para transformar el universo y Tú voz es capaz de crear lo que no existía.

Pero por un momento te pusiste en nuestra piel, sentiste lo mismo que nosotros, soportaste aquellas cargas que nosotros llevamos.

Nos amaste tanto que diste tu vida en el más loco plan para salvarnos, arriesgaste todo lo que eras para poder rescatarnos.

Ciertamente no puedo entenderte, pero me maravillo al tratar de entender tus pensamientos porque quisiera estar yo en uno de ellos.

Me gustaría poder escribir cada uno de tus pensamientos, pero yo sé que cada uno de ellos está lleno de amor hacia la humanidad.

Y que increíble sería aprender a pensar y vivir como Tú lo hiciste.

 
Deja un comentario

Publicado por en 31 agosto 2014 en Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Más que especiales

Jesús predicandoMuchas veces me doy cuenta que como cristianos no sabemos realmente cuanto valemos, no imaginamos lo importante que podemos ser.

Déjeme decirle que usted es amado por el ser más poderoso que existe, aquel gran Creador de los cielos y la tierra.

Existen una gran cantidad inmensa de personas pero Dios lo llamó a usted, Dios te escogió a ti para cumplir un gran propósito.

Y a veces no valoramos aquel inmenso amor, tomamos el evangelio como una monotonía o como una obligación cuando deberíamos ser las personas más agradecidas de toda la humanidad.

Yo estoy seguro que todo cristiano es especial pero también estoy convencido de que existen cristianos que son más que especiales.

La biblia menciona que Jesús escogió a doce discípulos, pero había uno de ellos que lograba recostarse en su pecho, había un discípulo amado que nunca se apartó de su Señor.

La biblia nos muestra que Dios llamó amigo a un hombre mayor pero lleno de fe que hubiera sido capaz de sacrificarle a su único hijo para demostrarle su fidelidad.

La biblia nos enseña que hubo un Moisés que podía acercarse a la presencia de Dios y hablar con Él de tal manera como quien le habla a su mejor amigo.

La biblia detalla como un joven David le componía canciones y oraciones a Dios, Él dijo que aquel gran escritor de la mayoría de los salmos tenía un corazón conforme al suyo.

Usted puede conformarse con conocer a Dios o puede amarle y demostrarle tanta pasión que Él le mostrará su gloria.

Dios está buscando hombres y mujeres que decidan recostarse en su pecho, cristianos de corazón que corran a sus brazos.

No sea cristiano por miedo al infierno, por suplir necesidades, sea hijo de Dios porque ama a su Padre Celestial y a aquel que dio su vida para que nosotros tuviésemos vida eterna.

Seamos más que especiales para Dios, convirtámoslo a Él en nuestra pasión, que Él sea nuestro primer deseo al levantarnos y nuestro último pensamiento al acostarnos.

Seamos de aquellos que le abren el corazón sin miedos, ni dudas, ni vergüenza.

Seamos aquellos que aman a Dios con toda el alma, con todo el corazón, con toda la mente y con todas nuestras fuerzas.

 
Deja un comentario

Publicado por en 8 junio 2014 en Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

El Mesías

mesías

¿Quién creyó en él? Pues no vino como muchos lo esperaban, no se apareció a su nación montado en un caballo blanco ni se les reveló con soldados a su retaguardia.

Al mundo vino humildemente en un pesebre, su hospedaje en la tierra no fue como el de los reyes, pero Rey más grande que Él no lo habrá jamás.

Compró nuestra salvación sin derramar sangre ajena, pero toda su sangre la vertió para lograr nuestra libertad.

Cómo un renuevo que florece ha sido su reinado, empezó con una semilla de pasión, para convertirse ahora en un reino de amor, de paz y de esperanza a todos aquellos que en Él creen y se han refugiado en sus confortantes brazos.

Vivió entre nosotros pero no era de nosotros, se despojó de su gloria y empezó su obra sanando enfermos, liberando demonios, ayudando a los necesitados y predicando las buenas nuevas.

Su mensaje confrontó los corazones orgullosos y escasos de misericordia, y aún en nuestros tiempos muchos cierran sus oídos al fuego que llevan sus palabras.

En verdad Él es la vida, cada una de las marcas en su piel simbolizaron la paz de nuestras almas, nuestra sanidad se logró en los agujeros que causaron enormes clavos en su ser, en las espinas que atravesaron su sien, en los latigazos que tiraron y desgarraron su joven piel, en el dolor extremo que no quiso gritar para demostrarte su amor sin fin.

Él fue castigado por todos nuestros fracasos, Él se obligó a llevar sobre sí mismo nuestros castigos, el dolor que nos correspondía cargar aplastaba sus heridas, su sangre fue vilmente derramada por la nuestra, lágrimas de las cuales Él era indigno de llevar corrieron por sus mejillas, gemidos y suspiros que nos correspondían a nosotros decir, salieron de su boca por amarnos sin medida.

La ansiedad lo agobiaba y el miedo de no poder cumplir con su misión lo sobrecogían, el enfado intentó hacer meollo en sus pensamientos y la tristeza hizo que el tener que soportar aquel dolor fuera muy intenso.

Quizá miró sus manos un instante, estaban rojas, ensangrentadas y severamente lastimadas.

No había nada sano en su piel, su barba arrancada había hecho que su rostro se ensanchara, las gotas de sangre que corrían desde su cabeza a causa de los golpes, las caídas y las espinas le impedían ver bien, sus labios estaban desgarrados y su lengua agonizaba por una gota de agua.

Sin embargo Él era Dios, podía desmenuzar el poder de aquellos que le atormentaban, pudo si quería hacernos pagar lo mismo que le hicimos sufrir, pero no abrió su boca para condenar sino que pidió misericordia por nuestra ignorancia.

Aquella cruz donde Él fue clavado, fue el acto más bello de amor que se haya visto por nosotros pecadores, ese acto gritó amor, esperanza y salvación para todo aquel que cree.

De tal manera nos amó Dios que dio a su hijo unigénito, aquel Verbo de vida, con su último suspiro dijo: Consumado es.

Pero el Padre Celestial que nunca se olvida de sus hijos, lo llenó de gloria y majestad, nuestro Mesías resucitó al tercer día, dándonos a nosotros juntamente la victoria.

Nuestro Mesías nos comprende, Dios no nos deja desamparados, porque Él conoce el rechazo, la soledad, la tristeza, el dolor, la inseguridad y todas aquellas cosas que nosotros atravesamos.

Un solo Mesías, un solo Camino al padre, Jesucristo nuestro Salvador, el hijo de Dios.

Hosanna sea en las alturas y gloria sea al Rey que nos concedió la vida, pues con un acto ha dado paz a los hombres y sanidad a las naciones.

Hoy esas palabras pueden ser una historia más o el comienzo de una nueva vida.

Quiero que usted entienda que Jesús nos amó sabiendo exactamente como somos, se sacrificó sabiendo las veces que fallaríamos o el mal que causaríamos.

Jesús puede ser una piedra de tropiezo o un Mesías que restaure su vida y sané las heridas que carga su corazón.

Hoy lo invito a recordar este hecho, a creer y a vivir una hermosa vida junto a Él.

Bendito sea por siempre mi Mesías, mi amado Cristo y mi gran Salvador. Amén

 
Deja un comentario

Publicado por en 3 noviembre 2013 en Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Especial por Cinco años: Pensamientos del Espíritu

pensadorSi tuviera que pedirle a aquel gran amigo y compañero que es el Espíritu Santo que mantenga un pensamiento en mi mente y en mi corazón sería que Dios me ama.

El Espíritu Santo nos reconforta, nos acompaña y es de gran ayuda al cuerpo de Cristo, es el poder de Dios y la persona más sensible de la trinidad.

Cada vez que escribo tengo presente que es Dios el que a través de su Santo Espíritu me guía a alabarlo, a adorarlo, a demostrarle mi amor con estas palabras y a ayudar a los demás.

Ruego para que siempre sea Dios el que me guíe en cada párrafo, en cada letra, y también para sea su nombre glorificado a través de lo que escribo.

Como dije anteriormente, si pudiera escribir un tema que resuma todo lo que he aprendido de Dios, es que Él nos ama.

Si recordáramos en nuestros momentos de prueba que Dios nos ama entonces recobraríamos la fe y esperaríamos pacientemente en sus promesas.

Si en los momentos de alegría recordáramos que Dios nos ama entonces le alabaríamos y seríamos agradecidos al recordar que todo lo que tenemos viene de Él.

El amor de Dios es tan grande que sobrepasa generaciones y edades, se extendió tanto que ha llegado hacia nosotros y sin importar nuestra condición, Él nos amó.

Su amor no conoce límites, ni impedimentos, es gratuito para todo aquel que desee recibirlo y es capaz de llenar los vacíos de nuestro corazón.

Su amor levanta al caído, da vida a lo muerto, restaura lo pasado, crea un nuevo futuro lleno de esperanza y trae felicidad incluso al corazón más destrozado.

Su amor es el misterio de la vida que debemos encontrar, es el tesoro que debemos desear con todo nuestro ser y es en Camino que debemos recorrer.

Hoy yo estoy muy agradecido por haberlo encontrado y usted mi querido hermano jamás olvide la importancia de tener el amor de Dios en su vida.

Es mi humilde deseo que estos escritos lo hayan ayudado y lo sigan ayudando a amar y a buscar más de Dios.

Le agradezco a Dios por la inspiración que me ha dado a lo largo de estos cinco años y a usted por acompañarme en esta hermosa travesía, espero que cada uno de los temas publicados aquí en este blog sea de su agrado y que lo motiven a conocer más a nuestro Señor.

Que Dios lo bendiga abundantemente y que su amor lo llene por completo.

 
Deja un comentario

Publicado por en 27 septiembre 2013 en Pensamientos del Espíritu

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Ora conmigo

Muchas veces no le tomamos la debida importancia a la oración y a nuestra forma de orar.

Pensamos que la oración es mas como un simple ritual para que todo nos salga bien, y creemos que en nuestra oración nunca debe faltar los constantes pedidos, las quejas, pero la oración es mucho más que eso, es abrirle el corazón a Dios, decirle con palabras lo que sentimos por El, es decirle todo lo que tenemos en el corazón.

Cuando usted habla con su mejor amigo, comienza a contarle sus problemas, el cómo se siente, sus frustraciones, dudas, porque existe esa confianza, usted sabe que puede confiar en esa persona y muchas veces se lo expresa, pero cuando no tiene confianza con una persona usted solo dirá lo que tiene que decir y nada más.

Así es como muchos oran, oran como si no conocieran a Dios, tan solo le dicen lo que cree que deben decirle, pedir lo que creen que deben pedir y nada más, pero si supieran que Dios quiere tener confianza con usted, Dios no solo es su salvador, no solo es su Señor, El quiere ser más que un amigo, El quiere escucharlo decir gracias, El quiere que le cuente sus problemas, Dios quiere que usted le busque con un corazón abierto.

La oración va mas allá que palabras, Dios puede derramar su unción mientras ora, El puede tocar su corazón mientras ora, pero si tan solo lo buscara y entrara en esa confianza, El le daría más de lo que usted espera.

Ciertamente todos pasamos pruebas, todos tenemos necesidades, muchas veces nos sentimos cansados, pero en la oración el Señor nos da fuerzas, Dios sabe todo lo que vas a decir antes de que lo digas (Salmo 139:4), El conoce tus pensamientos y las intenciones del corazón (Hebreos 4:12), Dios sabe lo que es mejor para ti, y El tan solo espera oírte decir lo mucho que lo amas, el quiere ver con que corazón lo buscas, cuanta confianza le tienes, Dios te puede dar mucho mas solo pídeselo y ora con el corazón.

 
Deja un comentario

Publicado por en 25 enero 2010 en Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

 
A %d blogueros les gusta esto: