RSS

Archivo de la etiqueta: perfección

Dios de toda gracia

Pedro

Mas el Dios de toda gracia, que nos llamó a su gloria eterna en Jesucristo, después que hayáis padecido un poco de tiempo, él mismo os perfeccione, afirme, fortalezca y establezca. 1Pedro 5:10

Imagínense al apóstol Pedro sentado redactando esta carta, Él ya es mayor y ciertamente han pasado muchos años desde que vio al Maestro por última vez, pero sus recuerdos siguen intactos, Él nunca ha olvidado los acontecimientos que lo hicieron cambiar.

Mientras escribe de seguro recuerda lo ocurrido en aquella noche, cuando su Maestro le dijo que sería crucificado y que ellos lo traicionarían.

Recordaría su vehemencia al responder, sin pensar le dijo a que lo seguiría hasta la muerte.

Recordaría que el Dios de toda gracia sabiendo lo que pasaría, le respondió sin enojo que esa misma noche antes de que el gallo cantara, él ya lo habría negado tres veces.

Pedro de seguro escribiría acerca de padecer recordando lo ocurrido tantos años atrás, Él padeció en aquella noche, al sentir miedo de verse rodeado por soldados romanos, sintió enojo cuando vio que se llevaban a su Señor encadenado, sintió desesperación cuando lo acusaban de haber estado con Jesús, sintió remordimiento cuando sus labios pronunciaron blasfemias, sintió vergüenza cuando su mirada se cruzó con la de su Maestro, sintió dolor cuando lloró amargamente arrepentido.

Pedro de seguro con lágrimas en los ojos estaría recordando cuando el Maestro tiempo después sentados los dos al calor de una pequeña zarza, tras un gran milagro le preguntaba si lo amaba.

Pedro mientras lo escuchaba y veía su mirada llena de amor, podía leer el mensaje entre líneas, El Dios de toda gracia le estaba diciendo: Pedro yo sí te amo, ¿Me amas Tú? Y al decírselo tres veces entendió que Él ya lo había perdonado por negarle.

Pedro padeció pero Él entendió que todo eso era necesario para que fuera perfeccionado, afirmado, fortalecido y establecido en la fe y el amor de Dios.

Años más adelante la historia nos relata que aquel Pedro que una vez negó a Jesús y que tras muchos años después nos escribió aquel versículo, prefirió morir crucificado antes que volver a negar a su Maestro y al Señor que lo amaba y que lo había perdonado.

Quizá acabas de fallarle a Dios y sientas que no mereces seguirle, pero hoy Dios al igual que a Pedro, te está preguntando: ¿Me amas?

Si amas a Dios arrepiéntete y vuelve a sus brazos porque Él todavía te sigue amando, el Dios de toda gracia no está molesto contigo, Él quiere perdonarte y ayudarte a ser mejor.

Y es por ese amor tan grande es que siempre diremos: A él sea la gloria y el imperio por los siglos de los siglos. Amén. 1Pedro 5:11

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 23 agosto 2015 en Enseñanzas, Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Héroes incompletos

elias

Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer. Juan 15:5

Cuando revisamos a simple vista a los personajes más importantes de la biblia nos imaginamos a seres casi perfectos que lograron grandes hazañas con la ayuda de Dios.

Sin embargo cuando revisamos más a fondo su vida, descubrimos que no eran perfectos, que al igual que nosotros tenían problemas y que también luchaban con las mismas debilidades que tenemos nosotros.

Elías era hombre sujeto a pasiones semejantes a las nuestras, y oró fervientemente para que no lloviese, y no llovió sobre la tierra por tres años y seis meses. Santiago 5:17

Miremos el caso de Elías uno de los más grandes profetas del antiguo testamento, que con sus oraciones podía detener la lluvia o hacer caer fuego del cielo, pero a pesar de eso él conocía sus debilidades y oraba fervientemente para no caer en tentación.

El mayor error que podemos cometer es creer que existe un momento o nivel en donde seremos casi perfectos, pero como la biblia nos enseña, todo el tiempo debemos luchar para cuidar nuestra santidad y mantener nuestra comunión con Dios.

Cuando aprendemos que la biblia no está llena de hombres perfectos sino de héroes incompletos que necesitaron la ayuda de Dios para lograr aquellas hazañas increíbles es donde realmente entendemos lo importante que es estar llenos de Jesús porque solo junto a Él podemos dar fruto.

Pero tenemos este tesoro en vasos de barro, para que la excelencia del poder sea de Dios, y no de nosotros… 2 Corintios 4:7

Nosotros, al igual que aquellos héroes de la fe somos solamente vasos de barro a los cuales Dios utiliza para hacer grandes hazañas y tener vidas extraordinarias.

Es solo Dios el que pudo convertir a simples pescadores en aquellos discípulos que recorrieron el mundo llevando el evangelio o el que convirtió a un pequeño pastor de ovejas en un vencedor de gigantes y puede convertirnos a nosotros en hombres y mujeres que hagan cosas extraordinarias para su gloria si nos dejamos moldear por Él.

 
Deja un comentario

Publicado por en 2 noviembre 2014 en Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Algo maravilloso

Acompáñenme porque voy a narrarles una de las historias más extraordinarias de la biblia:

Un día en el cielo hubo una gran reunión, imagínense el cielo lleno de ángeles y seres celestiales adorando a Dios hasta la llegada de un invitado aparentemente inesperado llamado Satanás.

Es interesante darnos cuenta que Dios pudiéndole preguntar innumerables cosas, Él le pregunta a Satanás si es que conoce a su siervo Job, el cual para Él es perfecto y recto, temeroso de Dios y apartado del mal.

Satanás evidentemente sí lo conocía y le responde resumidamente que Job solo le sirve debido a las bendiciones y que blasfemaría contra Él si las perdiera.

Job era una persona aparentemente normal, con las mismas inquietudes y defectos que tenemos muchos de nosotros, pero había algo en él que lo hacía especial.

Hay acciones maravillosas que pueden demostrar el amor de una persona y creo que el siguiente versículo es una de las más grandes confesiones de amor y fidelidad que se han escrito en la biblia: Jehová dio, y Jehová quitó; sea el nombre de Jehová bendito. Job 1:21

jobEl autor de estas palabras es el mismísimo Job, y las dijo tras recibir las noticias de que:

· Los sabeos habían robado sus bueyes y matado a sus criados.

· Fuego del cielo había exterminado a todo su ganado y pastores.

· Los caldeos robaron sus camellos y mataron a sus criados.

· Sus hijos y sus hijas habían muerto.

Recibir todas estas noticias debieron haberlo afectado enormemente, no solo había perdido todas sus posesiones sino que también había perdido a sus propios hijos.

¿Tendríamos nosotros la fuerza y el amor para bendecir a Dios si nos pasara algo parecido?

¿Amaríamos tanto a Dios para bendecirlo tras un momento tan duro?

Todo el cielo y también Satanás estuvieron atentos a las acciones de Job y tras muchas penurias y malas situaciones, Dios se le revela y lo bendice muchísimo.

A veces cuando pasamos por momentos malos y difíciles pensamos erróneamente que Dios no nos ve o que se aleja de nosotros, pero la verdad es que Dios está pendiente de ti y te está preparando para grandes cosas.

Nunca has estado solo, Jesús jamás te abandonaría y su Espíritu Santo sigue morando en tu corazón, Dios jamás permitiría que pases por algo que no puedas soportar, Él te tiene en sus manos, te cuida pero debe moldearte porque te ama y desea perfeccionarte y bendecirte.

Por eso a pesar de las pruebas y de las malas noticias nunca se rinda ni permita que su amor mengue, sino que bendiga a Dios y tenga fe porque sin duda las bendiciones y las buenas noticias ya están en camino y Dios hará algo maravilloso con usted.

 
Deja un comentario

Publicado por en 17 agosto 2014 en Devocionales, Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Saldrás de la cárcel

José había sido traicionado ya dos veces, la primera vez fue alejado de su padre debido a que sus hermanos lo vendieron como esclavo y la segunda vez se debió a que a pesar de todo su esfuerzo por servir con excelencia a su patrón Potifar, esto no impediría que este no le creyera cuando su esposa mintió y ahora lo mandarían a la cárcel.

José era solo un joven, no era perfecto y los golpes que había sufrido eran muy duros. La vida no parecía sonreírle y la suerte parecía ser ajena a él.

Imagínense aquella escena, un joven inocente siendo llevado a rastras hacia una prisión, es imposible no creer que durante el trayecto no gritara: ¡Soy inocente! ¡No me arresten! ¡Se han equivocado!

Aquel joven es arrojado hacia una celda fría y oscura, un poco de paja será ahora su cama y una gran roca su almohada.

jose en la carcel

José se ha pasado toda la vida haciendo lo correcto, esforzándose por ser un buen hijo, siendo excelente con Potifar, pero él no recibe recompensas y cada vez parece encontrarse peor.

Sus gritos se escuchan en toda la cárcel: ¡Déjenme salir! ¡Se han equivocado!

Pronto se da cuenta que gritar no resuelve nada, se encuentra totalmente solo sin nadie que pueda ayudarlo o defenderlo.

El miedo es tan grande que no puede permanecer de pie, sus lágrimas corren por su rostro y sus manos comienzan a temblar. Los sueños que tenía de niño parecen lejanos, el poder ver a su padre con vida pareciera que es imposible.

Pero aquel joven lejos de darse por vencido hace una oración, recuerda las historias de Abraham de como espero cien años para que naciera su hijo Isaac, recuerda como Isaac se hizo rico sembrando en plena crisis, recuerda como su padre Israel río después del tardío encuentro con su hermano.

A pesar de las dudas, de los problemas y las circunstancias aquel joven ve nacer la esperanza en su corazón y aunque se encuentra solo en aquella prisión, él puede sentir el cálido abrazo de Dios acogiendo su corazón, llenándolo de fe y diciéndole: Tú vas a salir de la cárcel.

Al llegar la mañana aquel joven sonríe y trabaja de la misma forma como lo había hecho antes, con excelencia y sinceridad.

José era un chico inteligente, gentil y esperanzador, los jefes de la cárcel notaron algo valioso en él y deciden ponerlo a cargo de la prisión, él no quiere ser jefe, él quiere salir de allí pero eso no impide que cumpla su labor con la misma excelencia de siempre.

Los años pasan, no fue fácil soportar estar en aquel lugar, no ha sido fácil crecer, ni mantener la fe pero él sigue de pie confiando en que Dios lo sacará de allí.

Y el día llega y José es llamado por el faraón, ese día José reirá como nunca, todo su pasado fue una práctica para poder lograr sus sueños, Dios tardó pero nunca lo olvidó y jamás lo abandonó.

No importa que pruebas estés pasando o en donde te encuentres, no pierdas la fe, Dios te sacará de esa cárcel y te llevará a cumplir tus sueños.

Sé cómo José, sé excelente y no pierdas la fe, no te rindas porque Dios te está abrazando y te está diciendo tú saldrás de esa situación, tú saldrás de esa cárcel y haré algo grande contigo.

jose 2

 
Deja un comentario

Publicado por en 18 mayo 2014 en Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Cristianos

Nos llamaron cristianos por primera vez en Antioquía (Hechos 11:26), pensaron que solamente éramos los seguidores de alguien llamado “el Cristo” pero la verdad es que no solo somos sus seguidores, nosotros amamos a Cristo Jesús con todo el corazón, Jesús no es solo nuestro líder, Jesús es el Señor de nuestras vidas.

A lo largo de todos estos años se ha intentado detener por cualquier costo el mensaje de Jesucristo, se ha intentado parar por cualquier medio a los verdaderos cristianos, y hemos visto a lo largo de la historia mártires y héroes de la fe que dieron su vida para que la luz de Jesús siga alumbrando a través de toda la historia.

Es por eso que los cristiano somos personas especiales, no todos son cristianos; a los cristianos se nos prueba como al oro (1Pedro 1:7); los cristianos no decimos ser cristianos lo demostramos siempre con nuestras obras, los cristianos no vivimos como el resto porque Jesús es nuestro estilo de vida; y para poder ser cristianos tenemos que morir a nosotros mismos, tenemos que entregarle nuestra vida a Jesús y tener una relación personal con Él, no podemos ser cristianos si no amamos a Jesucristo.

El cristiano es un heredero de todas las promesas de Dios escritas en la biblia:

  • Los cristianos andamos en sanidad divina, porque su palabra dice que por sus llagas hemos sido sanados (Isaías 53:5).
  • Los cristianos somos personas muy bendecidas porque Dios desea que seamos prosperados en todas las áreas de su vida (3Juan 1:2).
  • Los cristianos siempre tenemos fuerzas porque Dios nos da fuerzas como las del búfalo (Salmo 92:10).
  • A los cristianos no les importa la edad porque Dios nos rejuvenece como las águilas (Isaías 40:31).
  • Los cristianos son cabeza y no cola (Deuteronomio 28:13).
  • Los cristianos no tenemos temor porque Dios está con nosotros. (Isaías 41:10).
  • Los cristianos caminan en victoria porque con Jesús todo lo podemos (Filipenses 4:13).
  • Los cristianos saben que todo lo que creen les será posible (Marcos 9:23).
  • Los cristianos no solo son felices sino gozosos (Nehemías 8:10).
  • Los cristianos saben que en su trabajo son bendecidos porque Dios bendice la obra de nuestras manos (Deuteronomio 30:9).
  • Los cristiano saben que estas y todas las demás promesas en la biblia son para ellos.

¿Cómo debe andar un cristiano?

Los cristianos deben llevar la luz de Cristo a todas partes, deben no ser solamente buenos sino también justos; el cristiano deben ser la luz y la sal de este mundo, los cristianos deben dar frutos dignos de verdaderos hijos de Dios; los cristianos deben amar la palabra de Dios, los cristianos han nacido de nuevo y viven en novedad de vida, los cristianos son dadores por excelencia, los cristianos no se avergüenzan del evangelio sino que predican la palabra de Dios; los cristianos caminan en amor, los cristianos no son perfectos pero van camino a la perfección y los cristianos debe andar como Cristo anduvo.

Hermanos sintámonos orgullosos de haber sido escogidos por Dios para ser parte un pueblo especial, recordemos que no existe mayor privilegio de que nos llamen cristianos porque somos embajadores de Cristo y hagámonos esta pregunta: ¿Qué haría Jesús en mi lugar? Y vivamos siempre amando a Jesús y haciéndolo nuestro Señor y Salvador.

 
1 comentario

Publicado por en 22 septiembre 2011 en Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

 
A %d blogueros les gusta esto: