Archivo de la etiqueta: propósito

Si pudiera

poder

Si pudiera tenerte frente a mí y pedirte algo sería que me ayudes a comprender tu amor, para poder amarte más a ti y para poder llevarlo a los demás.

Te pediría que me ayudes a tener pasión por ti, una pasión tan genuina y real que pueda entregarme a Ti por completo y pueda darte hasta mi vida.

Te pediría que escuches el clamor de aquellos cristianos que son perseguidos, aunque sé que Tú los proteges, te lo pediría porque también son mi familia.

Te pediría que me ayudes a ver la vida con los ojos de la fe, que me enseñes a tener fe como del tamaño de un pequeño grano de mostaza.

Te pediría que me ayudes a cumplir mi propósito, no quiero pedirte grandes cosas, yo solo quiero hacer tu voluntad.

Te pediría que me dejes recostarme en tu pecho, porque también quiero ser un discípulo amado que nunca se aparte de Ti.

Te pediría que me ayudes a madurar más rápido, porque a veces me cansa pasar tanto tiempo en el horno y recibir los golpes que me moldean.

Te pediría que como a Pedro me des una oportunidad si te fallo, hazme valiente para nunca negar tu nombre.

Te pediría que me pongas en mi corazón misericordia para poder levantar al caído y que pueda corregir con amor a los que están equivocados.

Te pediría que me dejes tocar el borde de tu manto para que mi corazón sangrante de tristezas esté completamente sano.

Te pediría que vengas pronto para que tu pueblo pueda verte otra vez, para que juntos toda tu iglesia podamos estar por siempre a tu lado.

Si pudiera tenerte frente a mí, correría a tus brazos, besaría tus pies, y si no pudiera hablarte te pediría todo lo anterior con la voz de mi corazón.

Anuncios

Sígueme

cargando la cruzEntonces Jesús, mirándole, le amó, y le dijo: Una cosa te falta: anda, vende todo lo que tienes, y dalo a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo; y ven, sígueme, tomando tu cruz. Marcos 10:21

Jesús escogió a un grupo de personas a las cuales se les llamó discípulos y sus discípulos dejaron su rutina, su modelo de vida, su tiempo, sus sueños, sus deseos y anhelos para poder conocerle y servirle.

El cristianismo es más que cargar una biblia o asistir un domingo a la iglesia, el evangelio es seguir a Jesús, es renunciar a todo lo que somos para conocerle realmente, es tener una relación sincera y genuina con Él y ser sus discípulos.

Cuando una persona se acerca a Jesús es capaz de ver las manchas de su corazón, se puede ver las carencias del alma, se da cuenta de que a pesar de todas las riquezas o los títulos que se pueda tener en el fondo están vacías y que solo junto a Él realmente podemos ser salvos y plenos.

No es fácil hacerlo, no es sencillo creer y seguirlo cuando nuestra sociedad nos empuja a no hacerlo, cuando nos damos cuenta que parecernos a Jesús nos hace estar fuera de moda, pero si no lo seguimos nos espera una eternidad en el infierno y nunca tendremos una vida con propósito y sentido completo.

Jesús habló siempre la verdad y para poder seguirlo tenías que tener la convicción y la entrega necesaria para poder hacerlo, Él dijo que el primer mandamiento es amarlo con todo lo que somos. (Mateo 22:37)

Con Dios no existe una doble vida, no existen los casi cristianos, porque eres cristiano y tienes una vida entregada a Dios o no lo eres, pero nunca digas que eres cristiano y manches algo tan importante como el sacrificio de Jesús en la cruz.

Jesús tuvo la convicción suficiente para vencer los miedos y soportar azotes, golpes, latigazos, insultos y ser clavado cruelmente en la cruz para que podamos ser salvos, para que tuviéramos la oportunidad ser libres de aquella cárcel que es el pecado.

El pecado es la mayor de las cárceles, el pecado destruye la vida y el alma de las personas, muchos no se dan cuenta de eso, pero si analizamos el mundo a nuestro alrededor podemos ver personas con pensamientos suicidas, personas con adicciones, personas que no pueden ser fieles, personas que han perdido la esperanza, personas que aunque parezca que lo tienen todo, no saben para que vivir.

Jesús es la respuesta a todos los males del corazón, es el único Camino, es la Verdad y es la Vida.

Si estás leyendo esto, entonces Jesús te está mirando con amor y te está preguntando: ¿Dejarás todo y tomarás tu cruz para seguirme?

Más que especiales

Jesús predicandoMuchas veces me doy cuenta que como cristianos no sabemos realmente cuanto valemos, no imaginamos lo importante que podemos ser.

Déjeme decirle que usted es amado por el ser más poderoso que existe, aquel gran Creador de los cielos y la tierra.

Existen una gran cantidad inmensa de personas pero Dios lo llamó a usted, Dios te escogió a ti para cumplir un gran propósito.

Y a veces no valoramos aquel inmenso amor, tomamos el evangelio como una monotonía o como una obligación cuando deberíamos ser las personas más agradecidas de toda la humanidad.

Yo estoy seguro que todo cristiano es especial pero también estoy convencido de que existen cristianos que son más que especiales.

La biblia menciona que Jesús escogió a doce discípulos, pero había uno de ellos que lograba recostarse en su pecho, había un discípulo amado que nunca se apartó de su Señor.

La biblia nos muestra que Dios llamó amigo a un hombre mayor pero lleno de fe que hubiera sido capaz de sacrificarle a su único hijo para demostrarle su fidelidad.

La biblia nos enseña que hubo un Moisés que podía acercarse a la presencia de Dios y hablar con Él de tal manera como quien le habla a su mejor amigo.

La biblia detalla como un joven David le componía canciones y oraciones a Dios, Él dijo que aquel gran escritor de la mayoría de los salmos tenía un corazón conforme al suyo.

Usted puede conformarse con conocer a Dios o puede amarle y demostrarle tanta pasión que Él le mostrará su gloria.

Dios está buscando hombres y mujeres que decidan recostarse en su pecho, cristianos de corazón que corran a sus brazos.

No sea cristiano por miedo al infierno, por suplir necesidades, sea hijo de Dios porque ama a su Padre Celestial y a aquel que dio su vida para que nosotros tuviésemos vida eterna.

Seamos más que especiales para Dios, convirtámoslo a Él en nuestra pasión, que Él sea nuestro primer deseo al levantarnos y nuestro último pensamiento al acostarnos.

Seamos de aquellos que le abren el corazón sin miedos, ni dudas, ni vergüenza.

Seamos aquellos que aman a Dios con toda el alma, con todo el corazón, con toda la mente y con todas nuestras fuerzas.

No te avergüences

evangelizar

Porque el que se avergonzare de mí y de mis palabras, de éste se avergonzará el Hijo del Hombre cuando venga en su gloria, y en la del Padre, y de los santos ángeles. Lucas 9:26

Ser cristiano es la aventura más hermosa en la vida, sinceramente la vida es otra cuando tienes un encuentro real con Dios y una vez que descubres que seguir a Jesús no es una religión sino un verdadero estilo de vida, te das cuenta que en Él se encuentra tu propósito y tú destino.

La vida cristiana es una vida hecha para valientes, es una vida en la cual tienes que aprender a tener mucha fe y sobre todo ser capaz de creerle a Dios en cualquier circunstancia.

Habrá momentos en nuestra vida, en las cuales deberemos ser muy valientes para demostrar que amamos a Dios, momentos en los que deberemos dejar a aparentes amistades, alejarnos de familiares, incluso cortar con viejos hábitos.

Muchas veces esto no será fácil, habrá momentos en los cuales sentiremos miedo de hablar de Él, muchas veces la presión de los demás nos hará dudar y quizá hasta sintamos temor de que se burlen de nosotros.

Así que en esos momentos recuerda lo que Dios nos mandó: Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas. Josué 1:9

Y déjame decirte que quizá seguir a Dios no sea fácil pero la recompensa por seguirlo y los beneficios de estar a su lado no tienen precio.

Dios sigue cambiando vidas, su amor sigue sanando corazones y su poder transformará las vidas de todos aquellos que se acerquen a Él.

Encontrar a Dios es encontrar la razón de la existencia, es hallar la cura a las heridas del alma y es sentirte realmente vivo.

Realmente no hay forma de expresar el agradecimiento eterno de poder seguir a Jesús.

Por último te pido que nunca olvides de donde te saco Dios, y todo lo que Él ha hecho y hará por ti.

Porque no me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree… Romanos 1:16

Próxima semana, especial por 5 años

Sígueme en Facebook: EL Pensador

Y en mis blogs:

Pensamientos del Espíritu

Piensa en Dios

Tony Xperience

Dios te ama

amado de Dios

En esos momentos de oscuridad, en esos momentos de dolor, no olvides lo mucho que Dios te ama.

En esos momentos donde la tristeza llene tu alma, en aquellos instantes donde te sientas solo, recuerda que Dios siempre te amará.

Dios te ama y eso es todo lo que necesitas para reponerte después de cada caída.

Dios te ama y eso es más que suficiente para que puedas luchar otro día.

En los momentos de felicidad, en esos momentos en que todo marcha bien, no olvides que Dios te ama.

En los momentos de prosperidad, en aquellos instantes en donde veas tus sueños realizarse, recuerda que Dios siempre te amará.

Dios te ama y eso es todo lo que necesitas para estar alegre todos los días.

Dios te ama y eso es más que suficiente para que puedas tener una vida feliz.

Su amor sobrepasa barreras, su amor no se rige por el tiempo, su amor no tiene final, su amor es más alto que los cielos, su amor es tan grande que desborda el corazón, su amor quiere alcanzarte, su amor quiere rescatarte.

Dios es el amor y Él puede sanar corazones heridos, Él puede reparar vidas arruinadas, Él puede cambiar derrotas en oportunidades, Él puede transformar a simples personas en héroes de la fe.

Dios te ama y ese es el mensaje más motivador que necesitas escuchar.

Dios te ama y esa es la noticia más bella que escucharás en toda tu vida.

Dios te ama y puedes darle la oportunidad de encontrarlo, la oportunidad de conocerlo realmente y dejar que su amor te llene y te dé un propósito.

Dios te ama y si lo dejas entrar en tu vida, te aseguro que nunca te arrepentirás de hacerlo.

Dios te ama, nunca pienses lo contrario, jamás pienses que él ha dejado de hacerlo, Él siempre está con los brazos abiertos esperando que te acerques a Él.

Dios de mi vida

paisaje 8

Dios de mi vida, sé Tú mi refugio y abrázame como el padre a su hijo.

Dame descanso bajo las sombra de tus alas, esté mi alma contenta al encontrarse cubierta por tu cercanía.

Esté mi corazón agradecido y confiado en tu fidelidad, pues tu nunca me has desamparado, nunca has dejado de velar por mí.

Sepa mi mente lo mucho que me amas, que entienda mi corazón lo dulce que es tu amor para con aquellos que te buscan.

Dios de mi vida, sé Tú mi roca y cuídame en mis momentos de dolor.

Dame consuelo en el día de angustia, sé mi tranquilidad en el día malo.

Esté mi corazón agradecido por tu ayuda, pues aún en la escasez has provisto para mi necesidad, nunca se han apartado tus misericordias.

Sepa mi mente esperar pacientemente tu brazo redentor, que entienda mi corazón la pureza de tu bondad.

Dios de mi vida, a Ti clamaré cuando caiga la noche, cuando mi alma se sienta desmayar y se agoten las fuerzas te invocaré y Tú me responderás.

Veré tu diestra en el día de aflicción, los cielos se estremecerán y la tierra temblará al acercarte hacia mí.

Me dirás: Yo soy tu Dios, te he guardado, no temas porque tú eres mi hijo.

Dormiré tranquilo sabiendo que Tú cuidas de mí.

Dios de mi vida no te tardes en socorrerme, ayúdame a confiar y que sepa ser paciente para guardar tu promesa.

Dios de mi vida, enséñame a amarte en todo tiempo, que mi amor por ti no mengue en los días de bonanza y que no escasee en los días de necesidad.

Dios de mi vida, creeré en Ti y seré bendecido, fructificaré aún en el desierto pues Tú me serás por manantial y sombra.

Dios de mi vida gracias porque mis ojos han visto tu salvación.

Dios de mi vida ya no temeré porque sé que tú cumplirás tu propósito en mí.

Dios de mi vida gracias porque me has demostrado que puedo contar siempre contigo.

Pasemos al otro lado

jesus en la barca

Marcos 4:35-41

Aquel día, cuando llegó la noche, les dijo: Pasemos al otro lado.

Aprenda siempre que Jesús quiere llevarlo usted al Otro lado, Él quiere llevarte a un lugar de bendición, él quiere sacarte de todo tipo de estrechez a un lugar de abundancia.

Y despidiendo a la multitud, le tomaron como estaba, en la barca; y había también con él otras barcas.

Asegúrese siempre de que el Señor esté en su barca, de que él esté en su corazón y en su vida.

Pero se levantó una gran tempestad de viento, y echaba las olas en la barca, de tal manera que ya se anegaba.

Recuerde que muchas veces sin ningún motivo llegarán tormentas en su vida y aún a pesar de su inteligencia o capacidad los problemas y las circunstancias parecerán que van a ahogarlo.

Y él estaba en la popa, durmiendo sobre un cabezal; y le despertaron, y le dijeron: Maestro, ¿no tienes cuidado que perecemos?

Cuando las tormentas llegan, comenzamos a pensar que Dios nos ha abandonado o que Jesús está durmiendo, pero Él siempre tiene cuidado de usted.

Y levantándose, reprendió al viento, y dijo al mar: Calla, enmudece. Y cesó el viento, y se hizo grande bonanza.

Aunque muchas veces todo parezca perdido, cada vez que usted invoca el nombre de Jesús, el actuará a su favor y calmará las tormentas de su vida, para el no hay nada imposible.

Y les dijo: ¿Por qué estáis así amedrentados? ¿Cómo no tenéis fe?

Jamás era parte del plan de Dios que los discípulos se hundieran, Jesús prometió llevarlos al otro lado y no había tormenta o circunstancia que impida que Dios cumpla su palabra.

Aprendamos a confiar en Dios de todo corazón.

Entonces temieron con gran temor, y se decían el uno al otro: ¿Quién es éste, que aun el viento y el mar le obedecen?

No se olvide cada vez que usted le pida algo a Jesús, esté preparado para un gran milagro.

Recordemos que no importa cuán malo parece ser el mundo de ahora o lo grande que parezca su problema, Dios no ha cambiado y ese mismo Jesús que calmó aquella tormenta puede y traerá bonanza a su vida.

Jesús ha prometido llevarlo al otro lado, tenga fe y confíe en Él, porque Él no fallará sino que cumplirá su propósito en usted.