RSS

Archivo de la etiqueta: razón

Encapsulando a Dios

fariseos

Vino el Hijo del Hombre, que come y bebe, y decís: Este es un hombre comilón y bebedor de vino, amigo de publicanos y de pecadores. Lucas 7:34

Los judíos sobre todo los fariseos durante el tiempo de Jesús tenían un concepto de cómo debería ser su Mesías, aquel concepto que tenían era tan importante para ellos que cuando tuvieron en frente a Cristo no lo reconocieron, incluso lo criticaron y juzgaron.

Existen muchas personas que desean encapsular a Dios, lo quieren encapsular en un concepto personal, en métodos o en reglas, pero Dios es libre y es más grande que cualquier concepto que podamos crear, Él es más que reglas o métodos.

Se cuenta que un domingo por la mañana, Gandhi fue a una iglesia cristiana que estaba cerca, y tenía el propósito de hablar con el pastor para hacerse cristiano. Cuando entró en el templo, un recepcionista se negó a proporcionarle un asiento, y le sugirió que fuera a una iglesia de los negros. Gandhi salió de aquel templo para no volver más.

El problema de los cristianos que encapsulan a Dios es que comienzan a volverse fariseos, comienzan a crear reglas y acusan a los que no caben en su concepto, se ponen en el lado de Dios y ven a los demás como pecadores, y olvidan que nosotros también somos pecadores pero cubiertos con la sangre de Jesús.

El problema es que dejan de presentar con sus actos y palabras la imagen de un Jesús con la mano extendida diciéndonos Te amo, al de un Cristo con el dedo acusador apuntándonos diciendo: Yo te juzgo.

La cualidad más importante de un cristiano es el amor, nuca será el tiempo que pase en la iglesia, el cargo o el conocimiento que dice tener.

¿Y qué amor mostramos cuando acusamos a los demás porque no los entendemos, porque no van vestidos a la iglesia como nos gustaría, porque intentan llevar su amor por Dios por medios no usuales, cuando dejamos que nuestros propio concepto de Dios nos haga creer que somos dueños de la razón.

Durante una época la iglesia cristiana condenó el uso de la batería y de la guitarra eléctrica por considerarlos instrumentos del diablo.

Durante gran parte de la década de los 90, la iglesia censuró el uso de internet alegando que solo servía para llevar mensajes subliminales y que apartaría a muchos.

Creo que ya es tiempo de no encapsular a Dios y darnos cuenta que su gracia y su misericordia son mayores que cualquier concepto, su amor por nosotros jamás podrá ser comprendido y abarca a todos.

Y no olvidemos que aquellos fariseos que condenaron a Jesús y habían creado su propio concepto de Mesías, fueron los mismos autores de su crucifixión.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 19 julio 2015 en Enseñanzas, Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

La Locura del evangelio

predicar

Porque la palabra de la cruz es locura a los que se pierden; pero a los que se salvan, esto es, a nosotros, es poder de Dios. 1 Corintios 1:18

El siguiente versículo mayormente solo se usa para justificar la siguiente frase: “Estoy loco por Jesús” Pero a pesar de repetir aquella frase, en nuestra vida práctica olvidamos la verdadera importancia de la locura en el evangelio y en la vida de un cristiano.

La palabra locura tiene dos significados que me gustan mucho:

1. Determinado comportamiento que rechaza las normas sociales establecidas.

2. Privación del juicio o del uso de la razón.

Jesús vino rompiendo las costumbres sociales de aquel tiempo, a Él no le importó parecer un loco ante los ojos de los demás, Él sanaba, echaba fuera demonios, hacía milagros, predicaba, y enfrentó a la religiosidad arriesgando su vida e incluso la cedió con tal de poder darnos a nosotros la oportunidad de alcanzar la salvación.

Ésa es la base del evangelio, el gran sacrificio de Jesús en la cruz del calvario estaba lleno de locura y amor por todos nosotros.

Los discípulos de Jesús tuvieron que soportar ser vistos como locos por predicar acerca de un hombre que murió en una cruz como un criminal, pero aquellos hombres sabían que aquel hombre era el Cristo, el hijo de Dios, y tuvieron la suficiente fe y la locura para arriesgar sus vidas con tal de seguirle y llevar las buenas nuevas a todos cuanto podían.

Ante los ojos de nuestra sociedad actual, lo que hizo José al no ceder su santidad ante la esposa de Potifar sería una locura.

Parecería privado de razón aquel joven que con una onda intentaba vencer a un gran gigante que atemorizaba a su nación.

Parecería falto de juicio aquel hombre que estando prisionero y siendo perseguido por causa del evangelio, pueda escribir que el evangelio es poder de Dios.

La biblia y la historia están llenas de hombres y mujeres que muchos considerarían que estaban locos para atreverse servir a Dios y guardar la santidad.

Dios está buscando ese tipo de personas en estos días, hombres y mujeres que sean lo suficientemente locos para servirle, que tengan el suficiente amor por los demás que sean capaces de predicar la locura del evangelio a tantas personas que sufren, sin importarles lo que pueda opinar el resto.

El mismo Pablo, un hombre verdaderamente loco por Jesús, también escribió: ¡Ojalá me toleraseis un poco de locura! Sí, toleradme. 2 Corintios 11:1

 
Deja un comentario

Publicado por en 16 febrero 2015 en Devocionales, Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

No perder la fe

pacienciaEstoy cansado, mis fuerzas se agotan y me siento perdido en el desierto, cansado de tanto calor en este horno mientras lucho por no perder la fe y seguir esperando tu respuesta.

Es muy difícil guardar la fe cuando todo sale mal, pero no me atrevo a perderla porque eso es lo único que me mantiene vivo.

Me molesta ver como los malos parecen triunfar pero me repito a mí mismo aquel salmo, teniendo fe de que eso solo es temporal y que al final los que creen prevalecerán.

Es duro esperar cuando la razón desespera, cuando crees haber intentado todo lo posible pero aun así nada parece cambiar.

La fe es creer aunque nuestros ojos no vean diferencia, es tener la certeza de que aquello que esperas sucederá a pesar de todo.

Las penas se juntan, las decepciones se acumulan, nuestros intentos se derrumban pero al final yo quiero ser como Job y creer que me escucharás y me recompensarás por mi paciencia.

Los días pasan, los minutos torturan, los errores por intentar cumplir nuestros sueños se hacen presentes, pero yo prefiero ser como Abraham y mantener la fe y reírme al ver nacer mi sueño.

Hay momentos en que todos se levantan en nuestra contra, como si fuéramos culpables por intentar hacer lo correcto pero yo prefiero ser como David y luchar contra gigantes hasta que tu llamado se cumpla.

Habrá momentos en que sienta que todo parece tan injusto y en donde las pruebas parezcan muchas pero yo prefiero ser como José y mantenerme fiel para ver mi sueño cumplirse.

Dios no te olvides de mí, porque aquí sigo yo manteniendo mi puesto, luchando por no retroceder, creyendo en Ti porque mi corazón está seguro que tu no le fallarás.

Sé muy bien que me amas y que a su tiempo todo lo haces hermoso, por eso también dame las fuerzas para luchar y ayúdame a saber esperar.

Mi corazón te ama Dios mío y tengo fe de que todo lo que prometiste se cumplirá.

No voy a perder la fe, creeré en ti cada día y sé que pronto veré tus respuestas.

 
Deja un comentario

Publicado por en 30 noviembre 2013 en Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Felicidad Parte 3

feliz con Dios

Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas… (Santiago 1:2)

Mientras vivimos es casi imposible no salir heridos o lastimados, descubrimos que es muy difícil alcanzar nuestros sueños y que posiblemente habremos perdido la confianza en los demás, en nosotros mismos y el ser felices parecería una utopía.

Aprendemos que el humanismo está equivocado y que el “universo” no conspira a nuestro favor o que seguir lo que nos hace felices no siempre abrirá las puertas al éxito.

Por eso una de las principales virtudes de un verdadero cristiano es que ha encontrado la verdadera razón de la felicidad y su nombre es Jesús.

Cuánto más conocemos a Jesús entendemos lo grande que es nuestro Dios, entonces nuestra fe y nuestro amor por Él aumentan.

Nos damos cuenta que podemos equivocarnos y fallar, que tal vez tengamos un pasado muy difícil de sobrellevar, pero que a pesar de todo eso, Él nos sigue amando, aunque a veces pareciera no haber razón, su amor es tan grande y sorprendente que Él solamente quiere perdonarnos, limpiarnos de nuestras maldades, quiere ayudarnos a ser la mejor versión de nosotros y quiere ofrecerte el regalo de una nueva vida a su lado.

A veces los problemas y las malas circunstancias que pasamos nos hacen olvidar lo felices que deberíamos ser por conocerle.

Yo sé que muchas veces no es fácil guardar la fe, que muchas veces los problemas parecen ahogarnos, que los desiertos que debemos cruzar parecen muy largos, que aquel horno que sirve para moldearnos pareciera tardar demasiado y que hay días en que pareciera imposible que podamos estar contentos.

Aún el salmista en un momento difícil de su vida escribió: Sálvame, oh Dios, Porque las aguas han entrado hasta el alma. (Salmo 69:1)

Pero Dios nunca nos abandona, Él siempre está a nuestro lado y a veces estamos tan distraídos intentando resolver los problemas a nuestra manera y con nuestras propias fuerzas, que no escuchamos su voz cuando nos dice: No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia. (Isaías 41:10)

En esos días en los cuales estamos cansados, en que sentimos que ya no podemos más, Él te está gritando: Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar. (Mateo 11:28)

En algunos momentos pensamos como Job erróneamente que Dios nos abandona o que hace caso omiso de nuestras oraciones, pero cuando vemos esos detalles de Dios que nos provocan una sonrisa o ves como de la nada todo parece mejorar, entonces al igual que todos los héroes de la fe e igual que Job diremos: De oídas te había oído; Mas ahora mis ojos te ven. (Job 42:5)

Dios hace milagros, nuestro Dios hace proezas y te ama tanto que Él moverá los mares para ayudarte, derribará murallas, cerrará la boca de leones, con su ayuda derrotarás gigantes y ejércitos huirán de ti.

Dios es fiel y como dice su palabra: No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana; pero fiel es Dios, que no os dejará ser tentados más de lo que podéis resistir, sino que dará también juntamente con la tentación la salida, para que podáis soportar. (1Corintios 10:13)

Tenemos muchas razones por las cuales ser felices si estamos verdaderamente conectados con Dios, porque en él encontramos siempre a un padre que nos ama, un amigo con el cual podemos ser sinceros, un abrazo cálido y el más puro amor.

Por eso gócese y también recuerde, Que el gozo de Jehová es vuestra fuerza. (Nehemías 8:10)

Dios es y será por siempre la verdadera felicidad, Él es único que puede llenar nuestro corazón con alegría y provocarnos sonrisas verdaderas, Él es el único que nos ama de verdad y si lo dejas entrar a tu corazón podrás conocer la dicha de tener un corazón feliz.

 
Deja un comentario

Publicado por en 30 junio 2013 en Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Sólo y afligido

ayuda

Mírame, y ten misericordia de mí, Porque estoy solo y afligido. Las angustias de mi corazón se han aumentado; Sácame de mis congojas. Salmos 25:16-17

¿Por qué te escondes oh Dios de nosotros y por qué no escuchas nuestras oraciones?

Inclina hoy tu oído, tú el que todo lo ve y por tu misericordia escúchanos.

Dios apelando a tu misericordia te pido que nos escuches en nuestros momentos de debilidad, te pido que por favor nos veas en nuestros momentos de desánimo.

Dios mío y hacedor de milagros, socórrenos en nuestras angustias y líbranos de nuestras congojas.

Tú eres refugio, eres escudo de los que te buscan, eres la roca de nuestra salvación en tus manos están seguros nuestros tiempos.

Dios nuestro en ningún otro ha salvación si no en ti, por eso mira nuestros corazones, observa el quebranto de nuestras almas, porque tiempos malos han venido sobre nosotros y el dolor no ha sido ajeno al corazón.

Levántate Señor y rescátanos, extiende tu brazo y líbranos como en los tiempos antiguos, vean nuestros ojos tus grandes maravillas.

Porque Tú no has cambiado y sigues ayudando a los que confían en Ti, Tú eres nuestra esperanza y la razón de nuestra fe, en Ti estamos confiados y aunque a veces nos sintamos tristes y desconsolados cada vez que vemos el cielo y entramos en razón, recordamos que solo Tú eres nuestra salvación y nuestro Redentor.

Por eso nos levantaremos una vez más y alabaremos Tu nombre, cobraremos ánimo y seguiremos de pie porque Tu diestra nos sostiene.

Ciertamente pareciera que estamos solos y afligidos, pero Tú nunca nos abandonas y Tu gozo es nuestra fuerza, por lo tanto te agradecemos Señor porque sabemos que Tú tienes el control de todas las cosas y a Tu lado sabemos que todo lo podemos.

Por eso te decimos con todo el corazón gracias Dios nuestro por tu gran eterna fidelidad y tu gran bondad hacia nosotros, gracias porque siempre nos cuidas, gracias por ser nuestro Padre y gracias porque le has vuelto la vida a nuestros corazones.

Esforzaos todos vosotros los que esperáis en Jehová, Y tome aliento vuestro corazón. Salmos 31:24

 
1 comentario

Publicado por en 1 febrero 2013 en Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Mis doce razones por las cuales soy cristiano

joven cristiano

Si tuviera que enumerar las razones principales por la cual soy cristiano, serían estas:

1. Por conocer a Jesús

1 Juan 4:19 Nosotros le amamos a él, porque él nos amó primero.

Filipenses 3:8 Y ciertamente, aun estimo todas las cosas como pérdida por la excelencia del conocimiento de Cristo Jesús, mi Señor, por amor del cual lo he perdido todo, y lo tengo por basura, para ganar a Cristo,

Mateo 8:1-3 Cuando descendió Jesús del monte, le seguía mucha gente. Y he aquí vino un leproso y se postró ante él, diciendo: Señor, si quieres, puedes limpiarme. Jesús extendió la mano y le tocó, diciendo: Quiero; sé limpio. Y al instante su lepra desapareció.

2. Por el Amor de Dios

1 Juan 4:16 Y nosotros hemos conocido y creído el amor que Dios tiene para con nosotros. Dios es amor; y el que permanece en amor, permanece en Dios, y Dios en él.

3. Porque encontré un Nuevo Comienzo

2 Corintios 5:17 De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas.

4. Porque tengo un Nuevo Corazón

Ezequiel 36:26 Os daré corazón nuevo, y pondré espíritu nuevo dentro de vosotros; y quitaré de vuestra carne el corazón de piedra, y os daré un corazón de carne.

5. Porque encuentro Paz

Filipenses 4:7 Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.

6. Por el Fin de la soledad

Isaías 43:2 Cuando pases por las aguas, yo estaré contigo; y si por los ríos, no te anegarán. Cuando pases por el fuego, no te quemarás, ni la llama arderá en ti.

7. Por El Poder del Espíritu Santo

Juan 14:26 Mas el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, él os enseñará todas las cosas, y os recordará todo lo que yo os he dicho.

8. Por la Fe en Dios

Hebreos 11:1 Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve.

9. Porque Obtengo un propósito

Salmo 138:8 Jehová cumplirá su propósito en mí; Tu misericordia, oh Jehová, es para siempre;  No desampares la obra de tus manos.

10. Porque Soy Feliz

Nehemías 8:10 … porque el gozo de Jehová es vuestra fuerza.

11. Porque No tengo temor

1 Juan 4:18 En el amor no hay temor, sino que el perfecto amor echa fuera el temor; porque el temor lleva en sí castigo. De donde el que teme, no ha sido perfeccionado en el amor.

12. Porque Soy libres de la muerte espiritual

Romanos 3:23 por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios,

¿Y cuáles son tus razones por las cuales deberíamos ser cristianos?

 
Deja un comentario

Publicado por en 14 diciembre 2012 en Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Carta al amor

A quien es el amor le escribo para que conteste mi oración y me ayude a amar, para que me ayude a enamorarme otra vez de aquel a quien le pertenece mi alma y mi corazón.

Dios amado vuélveme a tomar de la mano, vuélveme a inspirarme para que te escriba los mejores versos y para que te cante otra vez con el corazón.

Amado de mi alma, ayúdame y dame más amor, para entrar a tu presencia en oración, para que leer tu palabra sea un acto de adoración, para que estar delante de Ti sea un acto de amor y no de obligación.

Dueño de mi corazón, regrésame aquella pasión por la cual pensaba en Ti de día y de noche, por la cual aprenderme tus escritos era tan sencillo y necesario.

Autor de mi inspiración, tócame y que vuelva aquel primer amor que era la razón por la cual siempre hablaba de Ti, aquel dulce amor que me obligaba a contarle de Ti a los demás.

Hoy le escribo al autor del amor, para que me de un poco de esa esencia divina que es el amor y pueda amarlo a Él con ese amor ágape con el cual El me ama a mí.

Quiero mi querido Señor que en esta carta se escriba la gran necesidad que tengo yo de Ti y que se transmita la increíble urgencia que siente mi alma por estar otra vez junto a Ti.

Oh Amor divino, no me dejes sin Tu presencia, no permitas que mi alma se enfríe sin Tu compañía.

Quiera mi Amado que haya hallado gracia en sus ojos y me permita amarlo, amarlo con el amor que solo Él puede dar, amarlo con ese amor que es como fuego en mi corazón.

Terminaré mi carta diciéndote que a tu lado es la primera vez que me sentí amado completamente, que a tu lado el amor se siente tan real y que ni aún la muerte es tan fuerte para alejarme de tu incomparable amor.

 
1 comentario

Publicado por en 7 noviembre 2012 en Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

 
A %d blogueros les gusta esto: