RSS

Archivo de la etiqueta: rebeldía

Debajo de tus alas

abrazar a Jesús

Corazón mío no temas, volvamos a su abrazo y todo estará bien, podemos descansar al sentir su presencia.

Dios mío envuélveme en tus brazos otra vez, escóndeme debajo de tus alas y has descansar a mi alma abatida.

Perdona mis pecados y limpia las manchas de mi interior, porque te necesito y sin Ti me siento morir.

Padre mío perdona la terquedad de mi corazón, la rebeldía con la cual me separé de tus brazos.

No hagas memoria de mis faltas, por tu misericordia te pido que perdones las debilidades de mi alma.

Mi corazón ruega por sentir tu abrazo lleno de amor, por sentir tu presencia y el calor de tu corazón.

Muéstrame el Camino que debo seguir para poder vivir siempre resguardado por tu presencia.

Quiero correr y abrazarte eternamente, decirte lo mucho que te amo y lo mucho que mi corazón te anhela.

He decido que no quiero vivir más sin estar bajo tu cubierta, no quiero pasar un día sin tu compañía.

Guárdame a tu lado, ten piedad de mí y protégeme hasta que las penas y crueldad se terminen.

Cuando la vida se pone difícil Tú eres el refugio en donde me siento seguro, solo en Ti puedo confiar plenamente.

Soy dichoso por conocerte, solo a Tu lado puedo sonreír de verdad y olvidar los errores del ayer.

Mi corazón se alegra al saber que me acompañas, soy como un niño que necesitaba sentirse seguro.

Y hoy te abrazo con todas mis fuerzas y te ruego que me ayudes a nunca apartarme de aquel abrazo que me ha llenado de amor y vida eterna.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 9 noviembre 2014 en Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Soy una oveja y amo a mi Pastor

Soy una oveja y amo a mi Pastor.

Mi Pastor me vio al nacer y desde entonces a cuidado tiernamente de mí.

Me levantó cuando tropezaba y me curó cuando me enfermaba.

Soy una oveja y amo a mi Pastor.

Mi pastor siempre ha velado por mi cuidado.

Por mí, mi Pastor venció al oso y al león.

Soy una oveja y amo a mi Pastor.

Mi visión es corta y no puedo ver las verdes praderas, pero la vista de mi Pastor va más lejos y siempre me lleva buenos pastos.

Muchas veces me desesperaba al no encontrar agua, pero mi Pastor siempre sabe que tenía necesidad y sabe llevarme a aguas de reposo.

Soy una oveja y amo a mi Pastor.

Algunas veces he sido rebelde y he huido de su rebaño, pero mi Pastor dejaba al resto para buscarme a mí.

Mi pastor me ama y me lleva sobre sus hombros cuando fatigada me encuentro.

Soy una oveja y amo a mi Pastor.

Al pasar por los peñascos muchas veces no logro ver el precipicio pero mi Pastor siempre me agarra con su cayado antes de resbalar.

Cuando cansada me encuentro y perdida me siento, mi pastor me llama por mi nombre y puedo volver a su redil.

Soy una oveja y amo a mi Pastor.

No hay peligro del cual mi Pastor no me salve

No hay cosa que mi Pastor no haga para cuidarme.

Soy una oveja y amo a mi Pastor.

 
Deja un comentario

Publicado por en 9 septiembre 2012 en Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

 
A %d blogueros les gusta esto: