RSS

Archivo de la etiqueta: rescatar

Tus pensamientos

Jesús pensando

¿Qué podría pensar el gran Redentor del mundo?

¿Qué pensamientos tendría aquel que nos creó cuando se encontraba solo en una tarde?

Ahora es humano, se encuentra rodeado por mortales que no logran comprenderle.

Se sorprende de la fe de un gentil y se asombra de la incredulidad de su pueblo.

Quizá pensaría en los logros que traería su sacrificio o en el dolor terrible que habría de soportar.

Puede que pensara en nuestros rostros, en aquellas vidas que su amor salvaría.

Él que ha creado los cielos, de seguro disfrutaría de ver las estrellas en la noche o le gustaría observar los bellos atardeceres.

La naturaleza le reconoce, pero su mayor creación sigue ignorante de su presencia.

De seguro recordaría lo que es tener paciencia ante la terquedad de la humanidad.

También pensaría en sus discípulos, teniendo misericordia por Judas, sintiendo agrado por Juan o siendo comprensivo con Pedro.

¿Pero quién soy yo para entender tus pensamientos? Bien está escrito que tus pensamientos son más altos que los cielos.

Los mortales no podemos entender la complejidad de tus caminos o lo grande que son tus decisiones.

Somos polvo al que Tú has dado vida pero me asombra el poder tratar de comprenderte un poco más.

Tú tienes el poder para transformar el universo y Tú voz es capaz de crear lo que no existía.

Pero por un momento te pusiste en nuestra piel, sentiste lo mismo que nosotros, soportaste aquellas cargas que nosotros llevamos.

Nos amaste tanto que diste tu vida en el más loco plan para salvarnos, arriesgaste todo lo que eras para poder rescatarnos.

Ciertamente no puedo entenderte, pero me maravillo al tratar de entender tus pensamientos porque quisiera estar yo en uno de ellos.

Me gustaría poder escribir cada uno de tus pensamientos, pero yo sé que cada uno de ellos está lleno de amor hacia la humanidad.

Y que increíble sería aprender a pensar y vivir como Tú lo hiciste.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 31 agosto 2014 en Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

1000 oraciones a Dios Parte I

1. Lo que yo soy lo rindo a ti, mi vida entera y todo mi ser.

2. Mi corazón lo pongo en tus manos y mi confianza la deposito por completa a ti.

3. El amor de mi ser lo he derramado sobre tu cabeza y con lágrimas de alegría he lavado tus pies.

4. Mi felicidad esta basada en tu compañía, mi alegría está escondida en tu mirar.

5. La razón por la cual sigo firme es porque tú me sostienes con tu diestra.

6. La valentía de mi corazón solo es posible porque sé que siempre me acompañas.

7. Canticos de amor canta mi alma, enamorado estoy de mi dulce Señor.

8. Mi fe es sincera porque sé que mi Dios es real y la pasión de mi ser es estar cada día junto a Él.

9. Su amor me supera y es más fuerte que yo, aunque luchará soy como una hoja llevada por el fuerte río de su gran amor.

10. Nadie hay que se compare al dueño de mis suspiros, nadie hay que llene aquel espacio que le he reservado en mi corazón.

11. Y nada pareciera ser suficiente, nada pareciera poder compararse con todo lo que Él ha hecho por mí.

12. Te he dado lo mas valioso que tengo, mi corazón lo he entregado por completo, no hay barreras, no hay restricciones todo mi amor te pertenece.

13. Te he dado mi mente, mi cuerpo, mi alma, nada te negaré, no hay talento que no lo use para ti, no hay don que no te ofrezca.

14. En las angustias aprendí a escuchar tu voz, dulce melodía son tus palabras a mi ser.

15. Cómo un manantial en el desierto ha sido tu misericordia en el tiempo de la prueba.

16. Tu fidelidad me sostuvo en el día de mi aflicción y aprendí a amarte cuando me rescataste del dolor.

17. Tu me has sido por alegría en medio de mi angustia, cuando mi alma se apagaba tu gozo fue mi fuerza.

18. Mi anhelo más profundo es abrazarte mientras lloro diciéndote gracias.

19. Mi deseo más sincero es poder verte y saber que di lo mejor de mí para poder vivir junto a ti.

20. En el día más oscuro sólo tú estuviste a mi lado, me extendiste tu mano y me dijiste: Te amo.

21. Yo te había fallado y tú me abrazaste y me dijiste que me habías perdonado.

22. Yo que había fracasado y no era digno de misericordia había sido salvado por el Creador del universo.

23. Dios contigo aprendí lo que se siente vivir sin culpa, a tu lado comprendí lo que es la libertad.

24. El amor verdadero eres tú, sin ti no se puede amar, sin ti el amor no existe.

25. Mi Dios, mi amor verdadero y la luz de mi vida, hoy te pido que no me dejes nunca porque sin ti no hay más vida y sin tu presencia simplemente moriría.

 
Deja un comentario

Publicado por en 9 septiembre 2012 en 1000 oraciones, Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

 
A %d blogueros les gusta esto: