RSS

Archivo de la etiqueta: Santo

Siervos inútiles

deleitarse-dios-hombre-alabando-615x340

Yo siempre tuve un problema con el siguiente versículo de la biblia, creía que estaba mal escrito o hubo un problema de redacción celestial, pero tras estudiarlo nuevamente y recordar muchos sucesos en mi vida, pude comprender su significado.

Así también vosotros, cuando hayáis hecho todo lo que os ha sido ordenado, decid: Siervos inútiles somos, pues lo que debíamos hacer, hicimos. Lucas 17:10

En la vida real si nuestro padre nos dijera: Barre tal lugar, y usted lo hace, y luego de que lo hace le dice: Eres un inútil por barrerlo… Yo creo que hasta el más santo de nosotros se enojaría con su padre.

O si su jefe le dice: Has tal labor, y usted lo hace, y tras hacerlo le dice: Eres un inútil por hacerlo… Entonces creo que habría otro despedido en la empresa.

Pero en la biblia, Dios nos llama inútiles por hacer lo que Él nos pidió que hiciéramos, y yo encontré tres razones por las que sí somos inútiles:

Somos inútiles porque no podemos hacerlo solos.

A veces la vida golpea muy fuerte, pasamos situaciones muy duras que nos hacen caer, muchas personas no son capaces de soportar las duras tormentas de la vida, y es entonces tras pasar por esos momentos que nos damos cuenta que necesitamos la ayuda de Dios, que es su amor y su enorme gracia la que nos sostiene día tras día.

Somos inútiles porque vamos a fallarle y Él lo sabe.

¿Usted tendría una relación con una persona que le sería infiel o haría una sociedad con un socio que lo fuera a traicionar? Sé que la respuesta es no, pero Dios a pesar de conocernos muy bien, de saber que íbamos a renegar de Él, de saber que íbamos a caer, que vamos a dejarlo, que por momentos lo vamos a olvidar, a pesar de todo, Él nos amó y nos rescató por su gran amor. Somos inútiles porque nada podrá alcanzar lo que Él hizo por nosotros.

Somos inútiles porque nada podrá alcanzar lo que Él hizo por nosotros

Nunca seremos capaces de pagar el enorme sacrificio que Jesús hizo por nosotros en la cruz, el pagó un enorme precio por nosotros, sufrió hasta lo máximo porque nos amó, porque cuando daba cada paso y sufría cada latigazo, Él pensaba en ti.

Siempre digo que lo bueno de Dios es que a pesar de que le falle, cada vez que voy donde Él, siempre encuentro un abrazo y su voz diciéndome: Te amo.

Debemos ser siervos que a pesar de todo logren hacer lo que Dios nos encomendó.

Dios sabe lo inútil que puedo ser, Él sabe las muchas veces que le fallé y que puedo fallar, sabe mis defectos, mis debilidades pero a pesar de todo Él me escogió, y por eso le amo y le seguiré hasta el final de mis días.

Anuncios
 
1 comentario

Publicado por en 9 diciembre 2015 en Enseñanzas, Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Las tinieblas de afuera

hades

Jesús utilizó dos veces la expresión las tinieblas de afuera:

· Mas los hijos del reino serán echados a las tinieblas de afuera; allí será el lloro y el crujir de dientes. Mateo 8:12

· Y al siervo inútil echadle en las tinieblas de afuera; allí será el lloro y el crujir de dientes. Mateo 25:30

En ambos casos Jesús también utilizó la expresión: Allí será el lloro y el crujir de dientes

Cuando Jesús se refería al Infierno, no utilizaba las anteriores expresiones:

· Y no temáis a los que matan el cuerpo, mas el alma no pueden matar; temed más bien a aquel que puede destruir el alma y el cuerpo en el infierno. Mateo 10:28

· Si tu mano te fuere ocasión de caer, córtala; mejor te es entrar en la vida manco, que teniendo dos manos ir al infierno, al fuego que no puede ser apagado, Marcos 9:43

Diferencias entre: Seol, Hades e Infierno

Seol o Hades:

Palabra griega que significa «lo invisible». Los griegos dieron primeramente este nombre al «rey» del mundo invisible; y después, al «lugar profundo» donde reposan los espíritus una vez despojados de sus cuerpos. En el NT el «hades» es lo opuesto al cielo (Mt 11.23; Lc 10.15) y está asociado con la muerte (Mt 16.18; Ap 1.18; 20.13–14).

Transcripción de una palabra griega empleada en la LXX (Septuaginta) para traducir el vocablo hebreo SEOL o SHEOL, morada de los muertos, buenos y malos sin distinción.

Sustento Bíblico:

· Porque no dejarás mi alma en el Hades, Ni permitirás que tu Santo vea corrupción. Hechos 2:27

· Porque no dejarás mi alma en el Seol, Ni permitirás que tu santo vea corrupción. Salmo 16:10

Infierno:

Traducción de la palabra Gehenna, nombre de un valle cercano a Jerusalén donde en una época se hicieron sacrificios de niños (ritos paganos en los se pasaba a los niños por fuego).

Los escritores judíos la emplearon para aludir al castigo eterno; Jesús y los apóstoles adoptaron este uso (Mt 5.22, 29, 30; Mc 9.43; Lc 12.5).

El infierno es el lugar de Castigo Eterno, en el cual las almas irán después del Juicio Final.

Sustento Bíblico:

· Y el mar entregó los muertos que había en él; y la muerte y el Hades entregaron los muertos que había en ellos; y fueron juzgados cada uno según sus obras. Apocalipsis 20:13

· Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego. Apocalipsis 20:15

Conclusión: Las tinieblas de afuera se refieren al Hades o Seol, no al infierno.

 
Deja un comentario

Publicado por en 31 mayo 2015 en Enseñanzas, Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Pueblo de Dios

cristianos

Los cristianos somos aquellos que hemos sido capaces de negarnos a nosotros mismos por seguir a aquel que nos compró por amor.

Nos sentimos como errantes y forasteros en un mundo hostil y cada vez más decadente, no conocemos patria en este mundo porque somos parte de una nación celestial.

Muchas veces incomprendidos y tratados como fanáticos, pero siendo parte de un linaje santo y un real sacerdocio.

Porque un pueblo como el nuestro nunca se ha visto antes y el mundo es indigno de nosotros.

Porque por fe movemos cada día montañas de dudas, de miedo y de rencor.

Hemos escogido el Camino del amor perfecto y a pesar de los obstáculos que se levantan saldremos victoriosos.

Podemos estar atribulados pero no angustiados; en apuros pero no desesperados; perseguidos pero no desamparados y derribados pero jamás destruidos.

Teniendo que soportar desde el comienzo vituperios, apedreamientos, azotes, prisiones, torturas o persecuciones.

Pero por la misericordia del Santo que nos escogió, el evangelio jamás se ha detenido, ni habrá quien pueda callar las voces de sus santos.

No hay prisión que pueda acallar la fe, ni captores que puedan encadenar el amor.

Y aun en estos tiempos somos despreciados por nuestra fe y muchos son vilmente convertidos en mártires.

Podríamos estar en peligro y verían en nuestros rostros el terror de la muerte pero nuestras miradas estarían llenas de misericordia y piedad por nuestros captores.

Somos capaces de dar la vida por la fe y amor a Dios y aunque nuestras almas griten ¡Libérennos! nuestros corazones gritarían ¡Perdónalos!

Tal contrariedad solo puede existir en nosotros, porque el amor que sentimos es mayor que cualquier emoción pasajera.

Oh pueblo mío y hermosa familia en Cristo, no olvidemos que aunque el mal se levante contra nosotros, nuestra redención está cercana.

Nos reuniremos pronto con aquel a quien hemos amado sin haberle visto y en su Reino eterno moraremos por siempre dichosos.

Amado Jesús ayúdanos a mantenernos firmes, que pueda nuestra fe ser más fuerte que nuestras dudas, que la paciencia venza nuestra ansiedad y que Tu amor derramado en nuestros corazones venza cualquier miedo.

Santo Dios ayúdanos cada día a ser aquel pueblo que conquistará la vida eterna y ayúdanos a llevar en nuestros cuerpos las marcas de tu fiel amor.

Gracias amado Dios porque sin merecerlo diste tu vida para hacernos hijos tuyos y herederos de la vida eterna.

 
Deja un comentario

Publicado por en 21 septiembre 2014 en Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Nació el Salvador

nacimiento del Salvador

Santa eres esta noche Belén, porque en ti nacerá esta noche el Salvador.

El cielo ha visto cómo un ángel descendió para darle a una virgen una gran bendición, una buena nueva de que muy pronto el Hijo de Dios nacerá para traernos salvación.

Miles de ángeles contemplando cada hecho, el Padre emocionado ve como poco a poco sucede todo lo planeado.

Ángeles han hablado en sueños a un mortal para que no se aleje de su mujer, el Espíritu Santo ha descendido sobre la joven virgen y Emanuel hoy nacerá.

El universo entero está mirando atento lo que sucederá en esta noche y una estrella está siguiendo a la joven pareja, el universo entero sigue a aquella mujer que lleva en su vientre al futuro Rey.

Los minutos pasan y el cielo se estremece, multitud de ángeles vuelan llenando los cielos con la gloria de Dios, cada estrella, cada cosa creada espera tener la dicha de ver aquel increíble acontecimiento.

La joven pareja va camino a Belén de Judá y cansados están, refugio no hallarán, más el Salvador nacerá humildemente en un pesebre.

Los cielos se estremecen y aquella estrella brilla con todo su resplandor sobre aquel lugar, en aquel establo en donde la pareja ha hallado refugio.

Bendito aquel que sin saber les brindó un establo y un pesebre a aquella dichosa pareja, los animales de aquel lugar se asombran y la tierra donde pisan se alegra, la madre cansada esta de parto y su esposo permanece a su costado sin que nadie les ayude, gotas caen por las mejillas de la madre, sudor y lágrimas llenan su rostro mientras que el esposo preocupado la asiste, el Padre Celestial emocionado contempla mientras en todo lo alto se hace silencio hasta que se escucha el sonido de un llanto, hoy ha nacido el Salvador.

La madre ve al niño y las palabras del ángel llenan su memoria, el esposo contempla aquel bebe y recuerda sus sueños, hoy están presenciando el más bello milagro y los ángeles al mundo anunciarán el más bello regalo.

Santa eres esta noche Belén, bendita eres tú la menospreciada de Israel porque en tus tierras ha nacido hoy Cristo el Señor.

Unos pastores han estado apacentando a sus ovejas, han trabajado arduamente y están reposando y de pronto la oscuridad de la noche se viste de luz, una majestad mayor que las estrellas y la luna llena los cielos de aquellos pastos sobre los cuales yacen recostados, luces como llamas surcan los cielos sonidos que despertarían a miles se escuchan en los cielos y una multitud de ángeles descienden con poder para anunciarles el nacimiento del Santo Redentor: ¡Gloria a Dios en las alturas, Y en la tierra paz, buena voluntad para con los hombres!

Corriendo van con su ganados guiados por la estrella que hoy alumbra un establo, aquella estrella que muy pronto guiará también a unos reyes magos que llevarán muchos regalos.

Dichosos aquellos pastores que han visto al Salvador, dichosos aquellos animales que tuvieron la dicha de contemplar aquel nacimiento, bendita aquella pareja que se esforzó para que esto acontezca y bendita en esta noche la humanidad porque ha nacido Jesús el Redentor.

¿Y quiénes somos nosotros para que el Santo Hijo de Dios venga a nosotros?

Pero tal fue su amor que se ofreció a si mismo por nosotros, tal fue el amor de Dios que nos dio a su hijo para que fusemos salvos por Él.

¡Benditos aquellos que le aceptarán a Jesús, dichosos aquellos que hacen nacer a Jesús en sus corazones!

¡Feliz Navidad a todos aquellos que conocen esta historia y a todos mis hermanos que llevan a Cristo en sus corazones y un gran abrazo a todos aquellos que recuerdan en este día que el regalo más importante es tener la dicha de conocer y seguir a Cristo Jesús!Sa

 
Deja un comentario

Publicado por en 24 diciembre 2012 en Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

1000 oraciones a Dios parte IV

76. Jesús tu eres el soplo de vida que me anima cada día.

77. Señor Jesús, hoy rindo lo mejor de mí para dártelo a Ti.

78. Maestro, cómo me gustaría poder oír tus parábolas y tener el enorme privilegio de escuchar tu voz.

79. Jesús, cuanto deseo poder recostarme en tu pecho y escuchar latir tu gran corazón.

80. Daría la vida amado Salvador por poder verte una vez, pero sé que mi deseo de verte se cumplirá y estaremos juntos por la eternidad.

81. Príncipe de paz, la vida no es sencilla y muchas veces duele dar cada paso, pero he decido llevar mi cruz y seguirte cada día de todo corazón.

82. Hijo de David ten misericordia de mí y rescátame de las tormentas de la vida, que suene tu voz y halle mi alma bonanza.

83. Bendito aquel que tiene hambre de Ti, porque el alma que te buscare esa te hallará.

84. Bendito aquel que sin verte cree en Ti y aunque mis ojos terrenales no puedan verte, mi corazón te ve tan claro como el día.

85. Bendito aquel que hace tu obra diligentemente con todo su empeño y amor porque recibirá la recompensa de su Señor.

86. Redentor de mi corazón te amo con cada pensamiento, con cada recuerdo, con cada latido con cada respirar de mi ser.

87. Jesús alabe mi ser tu Santo nombre, cómo aquella multitud te alabó mientras montabas un pollino, porque mientras yo viva las piedras callarán.

88. Oh, Jesús pueda yo beber siempre de esa agua de vida y pueda comer de aquel pan de vida eterna.

89. Amado Jesús, ayúdame a tener suficiente fe como un grano de mostaza para mover las montañas de duda e incredulidad.

90. Bendito Jesús, pueda yo postrarme a tus pies y lavarlos con mis lágrimas, que el amor de mi corazón sea un perfume agradable que pueda derramar sobre tu cabeza.

91. Hijo de Dios, ven llena mi vida de tu presencia, lava mi corazón con tu preciosa sangre, sana las heridas de mi alma, haz un milagro en mí.

92. Jesucristo, quiero llevar tu yugo, quiero aprender de Ti y poder encontrar ese tierno descanso para mi alma.

93. Cristo Jesús, te amo por eso he atesorado tus mandamientos en mi corazón y he guardado tus palabras en cada uno mis pensamientos.

94. Amigo mío, ven y resucítame como resucitaste a Lázaro, dame una nueva vida en Ti.

95. Jesús, no pude ver los huecos en tus manos o la herida en tu costado, pero creo que moriste y resucitaste por mí, sé que venciste a la muerte por amor a mí.

96. De vivir como un carpintero a ser el salvador de la humanidad, en todo fuiste tentado y a todo venciste, fuiste traicionado y negado pero nunca te rendiste y eres ahora el Dios de mi corazón.

97. Tu vida es el mayor ejemplo del amor, tus virtudes infinitas y tus palabras son simplemente sabiduría que pueden cambiar la vida del hombre.

98. En ti está escondida la vida, solo Tú eres la verdad y Tú eres la vida que conduce al Padre Celestial.

99. Tú eres la justicia, la honestidad, la sinceridad, la paz la base de nuestra fe y el amor.

100. Jesús mis poemas no son suficientes para decir lo que siento por ti, las palabras no podrán nunca describir tu grandeza y no hay frase que pueda transmitir todo el agradecimiento que te tengo mi dulce Señor.

 
Deja un comentario

Publicado por en 18 octubre 2012 en 1000 oraciones, Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

1000 oraciones a Dios Parte II

26 He decido que seas mi obsesión, quiero que seas mi continuo pensar.

27 Muchas veces nos olvidamos de ti, pero Tú nunca dejas de vernos desde tu Santo trono.

28 Limpia mis manos y purifica mi corazón porque mi deseo más ferviente es ver tu gloria.

29 Quiero caminar a tu lado como lo hizo Enoc para poder tener un sinfín de conversaciones.

30 Llámame amigo, así como lo llamabas a Abraham, porque no quiero ser solo tu siervo, quiero ser merecedor de tu amistad.

31 He sido comprado por ti, ayúdame a ser útil a tus planes para mi vida y pueda yo ser una vasija de honra para Ti.

32 Sana las heridas de mi alma para que pueda amarte aún más de lo que yo ya te amo.

33 Rompe las murallas de odio que levanté para defenderme y pueda yo amarte con total libertad.

34 Derrama amor sobre este corazón que se encuentra sediento de Ti.

35 Repara mi mente que se encuentra tan trastornada por tanto dolor y ayúdame a que Tú llenes cada uno de mis pensamientos.

36 Sé Tú mi Dios, con el que constantemente sueño y pueda yo sentirte en cada suspiro.

37 Ayúdame a que mis días sean como un verso dedicado a Ti.

38 El mejor poema que quiero darte es mi vida consagrada a Ti.

39 No quiero serte infiel, dame las fuerzas que necesito para andar en santidad cada día.

40 El pecado no me apartará de Tu amor si Tú a mi lado estás.

41 Mi riqueza es el poder haberte conocido, mi Dios.

42 La sabiduría de mi ser es el temor que te tengo a Ti mi dulce Señor.

43 Torpe he sido las veces en que dudé de ti, porque Tú nunca me fallarás.

44 Fui un necio cuando pensé que algo más podría satisfacer el vacío de mi corazón.

45 Y a veces se me acaban las palabras, pero al abrir el corazón me doy cuenta que no habrán suficientes escritos que puedan expresarte mi amor.

46 Las palabras son cortas al intentar comparar tu hermosura, porque no existe nada que pueda describir la grandeza de mi Dios.

47 No existe medida con la cual pueda medir la anchura, la longitud, la profundidad y la altura del amor con el cual mi Dios me ama.

48 Sin importar que pase te amaré sinceramente, y te desearé como la noche ansía la llegada de la luna y las estrellas.

49 Sin importar que suceda te amaré, como el cielo anhela los rayos del sol.

50 Te amo hoy y siempre mi dulce Jesús.

 
1 comentario

Publicado por en 27 septiembre 2012 en 1000 oraciones, Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

 
A %d blogueros les gusta esto: