RSS

Archivo de la etiqueta: servir

Al que ama

pelicula-biblica-hijo-prodigo

Porque Jehová al que ama castiga, Como el padre al hijo a quien quiere. Proverbios 3:12

La versión dice: (DHH): Porque el Señor corrige a quien él ama, como un padre corrige a su hijo favorito.

¿Cuántos recuerdan las correcciones que les hacía su papá?

Cómo a todos a mí tampoco me gustaba la corrección de mi padre, la verdad no fue hasta que crecí y pasé diversas circunstancias cuando realmente me di cuenta del por qué lo hacía.

Hoy quiero relatarles cuatro de esas ocasiones:

1. La Oración: Recuerdo cuando era muy chico y papá me preguntó si sabía orar, creo que fue más por miedo, pero le dije que no, y él al escucharlo me regañó, pero como buen padre también me enseñó esa misma noche a orar.

Años más adelante a la edad de 20 años una oración salvó literalmente mi vida.

2. El sacrificio: Cuando era chico papá no pasaba mucho tiempo en casa y yo no entendía porque no tenía tiempo para pasar más tiempo con nosotros.

Al crecer y tener mi primer trabajo y pasar cada vez menos tiempo en el hogar, me di cuenta la responsabilidad que él tenía y que por amor lo hacía.

3. El modelo: Habré perdido la cuenta de la cantidad de veces que mi papá me decía que me portara bien o que actuara correctamente, él siempre era ese impecable ser que siempre sabía que hacer o que decir en cada momento.

Recuerdo cuando me nombraron jefe o tuve personal a mi cargo, cuando realmente lo entendí, me di cuenta que él estaba siendo el modelo que yo necesitaba.

4. Los valores: Hace poco vi una escena que me perturbó, a un chico que limpiaba carros le arrollaron uno de sus pies, yo me encontraba lejos, pero al ver aquella escena intenté acercarme para ayudar, al ver a mi alrededor me di cuenta que nadie más lo hacía, todos miraban y se amontonaban sin pretender ayudarlo.

Fue entonces cuando me di cuenta de lo bien que me habían criado.

Ahora entiendo mucho mejor a mi papá y comprendí que cuando un padre nos llama la atención es porque nos ama y busca nuestro bien, nos está enseñando algo que, aunque ahora no lo comprendamos aquella lección habrá dejado una huella en nuestra memoria y no servirá a futuro en nuestro vivir.

Lo mismo ocurre con nuestro Padre Celestial:

· Nos corrige cuando lo necesitamos.

· Se sacrificó por nosotros.

· Es nuestro modelo.

· Nos ama con un amor incondicional.

Si estamos pasando por momentos duros o difíciles en vez de quejarnos o reclamar, deberíamos recordar que Dios no es un Padre malo, por el contrario, Él nos ama mucho, jamás nos descuida, y que quizá está permitiendo que pasemos por aquellas pruebas para moldearnos y para que podamos aprender una gran y valiosa lección.

 
1 comentario

Publicado por en 10 julio 2016 en Enseñanzas, Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Una muestra del evangelio

leproso

En estos tiempos tan difíciles de mucha confusión quiero narrarles una historia que nos recuerde como es el verdadero evangelio.

Lucas 17:11 Yendo Jesús a Jerusalén, pasaba entre Samaria y Galilea.

Jesús estaba entre Samaria y Galilea, pero Samaria era un pueblo que tenía enemistad con los judíos y de seguro para muchos judíos debió ser incómodo estar allí.

Lucas 17:12 Y al entrar en una aldea, le salieron al encuentro diez hombres leprosos, los cuales se pararon de lejos

Según Flavio Josefo (un historiador de la época), él nos cuenta: Lo que atormentaba en esa época a los desdichados era el recuerdo persistente que tenían de sus seres queridos que tenían que dejar atrás cuando los sacerdotes los declaraban inmundos.

Ellos perdían a su familia, su vida normal, vivían solos, estaban heridos, comían y dormían en los peores lugares, eran rechazados, vistos con asco, se convertían en algo que los asustaba.

Quizá aquí nadie tenga lepra pero por algún motivo se siente un marginado, se siente solo, se siente herido, siente que no se halla o que es algo que no quería ser.

Lucas 17:13 y alzaron la voz, diciendo: ¡Jesús, Maestro, ten misericordia de nosotros!

Los leprosos tenían que anunciar su enfermedad, imagínense lo feo y denigrante que sería gritar la enfermedad que padece.

Quizá escuchemos: Tengo gripe, tengo tiroides, tengo depresión, tengo el corazón roto.

Y de que no seríamos capaces con tal de poder ser sanos de aquellas cosas que nos duelen.

Lucas 17:14 Cuando él los vio, les dijo: Id, mostraos a los sacerdotes. Y aconteció que mientras iban, fueron limpiados.

Jesús no los sana inmediatamente, pero Él les dice que hacer para ser sanados.

Muchas veces nosotros pensamos que al acercarnos a Dios todo va cambiar en un segundo pero Jesús nos muestra el Camino y mientras caminamos descubrimos que vamos siendo sanados, que nuestros corazones son renovados y que existen los milagros.

Lucas 17:15 Entonces uno de ellos, viendo que había sido sanado, volvió, glorificando a Dios a gran voz,

Imagínense la alegría de aquella caminata, lo increíble que debió ser dar cada paso y ver como poco a poco eran sanados.

Y uno de ellos dice: Hay que regresar a agradecer, los demás solo están preocupados en sí mismos pero uno prefiere regresar a agradecer a aquel que le dio todo.

Lucas 17:16 y se postró rostro en tierra a sus pies, dándole gracias; y éste era samaritano.

Lucas 17:17 Respondiendo Jesús, dijo: ¿No son diez los que fueron limpiados? Y los nueve, ¿dónde están?

Uno pensaría que sería uno de los judíos el que regresaría a ver a Jesús, pero es aquel rechazado, el que menos se pensaría el que vuelve a agradecerle.

¿Y Dónde están en las iglesias los ricos, los intelectuales, los que aparentemente deberían estar?

Lucas 17:18 ¿No hubo quien volviese y diese gloria a Dios sino este extranjero?

Lucas 17:19 Y le dijo: Levántate, vete; tu fe te ha salvado.

Noten que él único que realmente fue salvo fue aquel hombre agradecido, fue aquel marginado que cuando encontró un nuevo comienzo decidió tener un encuentro real con Jesús.

Y así es el evangelio, el evangelio es capaz de cambiar y transformar vidas pero la salvación es solo para aquellos agradecidos que quieren conocer y servir a aquel les dio un nuevo comienzo.

 
Deja un comentario

Publicado por en 5 julio 2015 en Enseñanzas, Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

La Locura del evangelio

predicar

Porque la palabra de la cruz es locura a los que se pierden; pero a los que se salvan, esto es, a nosotros, es poder de Dios. 1 Corintios 1:18

El siguiente versículo mayormente solo se usa para justificar la siguiente frase: “Estoy loco por Jesús” Pero a pesar de repetir aquella frase, en nuestra vida práctica olvidamos la verdadera importancia de la locura en el evangelio y en la vida de un cristiano.

La palabra locura tiene dos significados que me gustan mucho:

1. Determinado comportamiento que rechaza las normas sociales establecidas.

2. Privación del juicio o del uso de la razón.

Jesús vino rompiendo las costumbres sociales de aquel tiempo, a Él no le importó parecer un loco ante los ojos de los demás, Él sanaba, echaba fuera demonios, hacía milagros, predicaba, y enfrentó a la religiosidad arriesgando su vida e incluso la cedió con tal de poder darnos a nosotros la oportunidad de alcanzar la salvación.

Ésa es la base del evangelio, el gran sacrificio de Jesús en la cruz del calvario estaba lleno de locura y amor por todos nosotros.

Los discípulos de Jesús tuvieron que soportar ser vistos como locos por predicar acerca de un hombre que murió en una cruz como un criminal, pero aquellos hombres sabían que aquel hombre era el Cristo, el hijo de Dios, y tuvieron la suficiente fe y la locura para arriesgar sus vidas con tal de seguirle y llevar las buenas nuevas a todos cuanto podían.

Ante los ojos de nuestra sociedad actual, lo que hizo José al no ceder su santidad ante la esposa de Potifar sería una locura.

Parecería privado de razón aquel joven que con una onda intentaba vencer a un gran gigante que atemorizaba a su nación.

Parecería falto de juicio aquel hombre que estando prisionero y siendo perseguido por causa del evangelio, pueda escribir que el evangelio es poder de Dios.

La biblia y la historia están llenas de hombres y mujeres que muchos considerarían que estaban locos para atreverse servir a Dios y guardar la santidad.

Dios está buscando ese tipo de personas en estos días, hombres y mujeres que sean lo suficientemente locos para servirle, que tengan el suficiente amor por los demás que sean capaces de predicar la locura del evangelio a tantas personas que sufren, sin importarles lo que pueda opinar el resto.

El mismo Pablo, un hombre verdaderamente loco por Jesús, también escribió: ¡Ojalá me toleraseis un poco de locura! Sí, toleradme. 2 Corintios 11:1

 
Deja un comentario

Publicado por en 16 febrero 2015 en Devocionales, Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Corramos hacia la meta

Bannister

Por tanto, nosotros también, teniendo en derredor nuestro tan grande nube de testigos, despojémonos de todo peso y del pecado que nos asedia, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante. Hebreos 12:1

En el año 1954 un atleta británico de nombre Roger Bannister causó gran controversia al decir que él rompería la marca por concluir una carrera de 1 milla antes de los 4 minutos.

Científicos de diversas partes del mundo habían pronosticado que tal hazaña era imposible, alegaban que los huesos de los seres humanos eran muy pesados o que nuestra piel era demasiado densa y no tenía la resistencia al viento favorable.

Un científico incluso dijo: No hemos sido creados para lograrlo.

Muchas personas fueron a ver la carrera en donde él competiría, esperando que ocurriera aquel milagro que para muchos parecía imposible.

Roger se puso en posición y empezó la carrera, corría a toda velocidad mientras los ojos de todo el auditorio estaban puestos en él.

Los minutos avanzaban y lentamente se acercaban a los aterradores 4 minutos, pero Roger no se rendía, no había nadie que pudiera acercársele y el estadio entero contaba cada segundo.

Muy cerca ya de la meta los relojes de todos contaban: 3.57min, 3.58min, 3.59min…

La carrera finalizó, Roger Bannister rompió la marca a los 3.59,4 minutos y aquella hazaña fue llamada la “milla milagro”.

A solo 46 días después se volvió a romper la marca, al año siguiente 37 personas ya la habían roto.

Entonces ¿Qué pasó? ¿Por qué no se pudo romper antes?

Lo que sucedía era evidente, los atletas del momento estaban mentalizados a que esa meta no se podía lograr y habían dejado de intentarlo, habían abandonado su pasión, habían perdido su hambre por la victoria y solo corrían por correr.

Muchas veces como cristianos pasamos por lo mismo, dejamos de esforzarnos por servir a Dios, abandonamos nuestra pasión y nos convertimos en cristianos sin una meta.

Dejamos nuestros sueños pensando que no los lograremos, permitimos que los pensamientos de desánimo nos convenzan que no podemos alcanzar nuestros destinos.

Hace 2 mil años atrás Jesús nos enseñó que vivir una vida conforme a Dios no era imposible, nos enseñó la meta y a lo largo de los años muchas personas nos han demostrado que si podemos alcanzarla.

Hoy nuestra meta debe ser la misma: ser como Jesús.

Volvamos y recuperemos la pasión, nuestra hambre por ser como Él, no permitamos que los miedos nos detengan de alcanzar nuestros destinos y como dijo Pablo: ¿No sabéis que los que corren en el estadio, todos a la verdad corren, pero uno solo se lleva el premio? Corred de tal manera que lo obtengáis. 1Corintios 9:24

 
1 comentario

Publicado por en 10 agosto 2014 en Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Demostremos que amamos a Dios

rey David

Y David danzaba con toda su fuerza delante de Jehová; y estaba David vestido con un efod de lino. 2 Samuel 6:14

Era la segunda vez que David intentaba llevar el arca de Dios a la ciudad de David.

Ya lo había intentado antes pero esta vez David demostró cuanto realmente quería llevar la gloria de Dios a su ciudad.

Se esmeró muchísimo en cuidar cada detalle y en hacer todo aquel recorrido de la forma correcta en la que se debía hacer.

Y él lo hizo todo muy bien según lo ordenado, pero David hizo algo más que es digno de mención, David comenzó a alabar a Dios con todas sus fuerzas y como nunca antes nadie en su tiempo lo había hecho.

De pronto todos los que lo seguían se contagiaron de su gozo y lo imitaron, toda una nación aprendió a alabar a Dios por el acto de un solo hombre.

Aquel acto fue tan significativo que aun en nuestros días cada vez que vez que enseñamos sobre cómo debemos alabar a Dios mayormente nombramos aquel capítulo.

Esos son los tipos de actos que demuestran lo mucho que amamos a Dios.

Podemos hacer las cosas de manera correcta y detallista pero cuando hacemos algo más, cuando le ponemos corazón y amor a lo que hacemos para Dios entonces se convierte en algo significativo.

David no se preocupó del temor, de las palabras del resto, de la vergüenza, sino que él derramó su vida y prefirió demostrar con aquel acto lo mucho que amaba a Dios.

Dios se alegra cuando hacemos más de lo que Él nos pide, cuando no tan solo obedecemos por cumplir sino cuando le servimos con amor y nos atrevemos a darle más.

La biblia no lo narra, pero yo me imagino a Dios sentado en su trono observando aquel momento y aunque Dios ya sabía lo que iba a suceder, al ver a David danzar me lo imagino sonriendo y gozándose con él, me imagino también a los ángeles aplaudiendo aquel momento y uniéndose en una gran alabanza a Dios.

Es tiempo de que muchos de nosotros también comencemos a demostrar que amamos a Dios con todo nuestro corazón, que venzamos los miedos, la flojera, la vergüenza, y que busquemos poner siempre una sonrisa en el rostro de nuestro Padre Celestial al demostrarle que todo lo que hacemos por Él lo hacemos con amor.

 
Deja un comentario

Publicado por en 27 octubre 2013 en Enseñanzas

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Dios Tú eres mi hogar

Toda la vida sintiendo que no pertenecíamos a ningún lugar, como si no encajáramos en ningún sitio, como si nada pudiera llenar el vacío de nuestro corazón.

En el fondo de nuestros corazones nos sentíamos como extranjeros y peregrinos buscando una patria, necesitando un lugar en donde descansar.

Y mientras vivíamos siguiendo una rutina, perdiéndonos en nuestros delitos y pecados, creyendo que no había nada más importante por lo que vivir.

Hasta que apareciste Tú, algo tan maravilloso ocurrió y aunque nos costará reconocerte al comienzo, nuestro corazón sabía que Tú eras lo que estábamos buscando, nuestro espíritu sabía que Tú eras lo que necesitábamos.

Y fue en ese momento tan increíble que llenaste nuestro corazón que nos dimos cuenta que nuestra búsqueda había terminado, porque Tú eres ese lugar al cual pertenecemos, eres Tu nuestra patria, eres Tu nuestro refugio.

Dios una sola cosa deseo ahora que este todos los días en tu casa, porque tu casa es como mi hogar, tu presencia es el lugar en donde más deseo estar.

Cuan bella es tu morada mi Dios, anhelo con toda mi alma aún tus atrios, prefiero un pequeño espacio de tu templo que el palacio de los ricos.

Mi Dios no me dejes faltar un solo día al lugar de tu morada, que no falte un solo día al lugar en donde se predica tu palabra.

¿En que otro lugar podré alabar al que me creó?

¿En que otro lugar podré recibir las palabras de vida que tienes para mí?

¿En que otro lugar podré compartir con mi nueva familia ese gozo de poder servirte?

Dios tú eres mi hogar, eres como el abrazo de un hermano que nos quiere, eres como el buen consejo de un padre que nos ama, eres tan cariñoso como los cuidados de nuestra madre.

Dios tú eres nuestro hogar, eres el primer lugar al cual corremos en busca de ayuda, eres el lugar en donde encontramos descanso para el corazón, eres el lugar en donde me siento seguro y protegido.

Dios no permitas nunca que me olvide de lo importante que eres para mí y que nunca olvide que el lugar de tu morada también lo amo celosamente.

Gracias Dios por darme un lugar en donde puedo aprender de ti, gracias Dios por la familia que me has dado, gracias, gracias Dios por mis pastores y líderes que me instruyen en tus caminos, gracias Dios por cada momento en que puedo estar en mi amada iglesia y gracias Dios por ser mi hogar.

 
1 comentario

Publicado por en 29 marzo 2012 en Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Amaos los unos a los otros

Querido(a) Hermano(a) muchas gracias por visitar este blog, sea usted muy bendecido(a) de parte de nuestro Señor Jesucristo, por el cual si usted ya lo ha recibido en su corazón y lo ha hecho su Señor, nos ha hecho familia espiritual, así que sepa usted que es amado(a) por su familia espiritual con el gran amor que Dios ha depositado en nuestros corazones.

¿Cuán importante es recordar que debemos amarnos con un amor fraterno y sincero? Es tan importante que aquel que no ama a su hermano en Cristo, como dice la palabra no ha nacido de nuevo. Amados, amémonos unos a otros; porque el amor es de Dios. Todo aquel que ama, es nacido de Dios, y conoce a Dios. 1Juan 4:7

Por eso es penoso ver en las iglesias la falta de amor fraternal, muchos se olvidan que el segundo mandamiento más importante dicho por Cristo fue el de amar a nuestro prójimo como a nosotros mismos (Mateo 22:39 y Marcos 12:31). Y el mismo Señor Jesucristo nos pidió amar a nuestro enemigos (Mateo 5:43).

¿Pero seremos capaces de amar a nuestros enemigos sino somos capaces de amar a nuestros hermanos en Cristo?

Hermanos sé que es difícil amar a todos, por eso está escrito: … soportándoos con paciencia los unos a los otros en amor (Efesios 4:2)

No importa el cargo o el nivel espiritual que usted posea, nunca permita que eso le impida amar a su hermano, ame a todos sus hermanos desde el mayor hasta el menor de ellos, no haga acepción de personas. Recordemos que el que desea ser el mayor debe servir a los demás (Mateo 23:11).

Querido hermano: ¿Cuándo fue la última vez que usted le dio una palabra de aliento a su hermano(a) en Cristo? ¿Cuándo fue la última vez que consoló a un hermano(a) que pasaba por duras pruebas, cuando fue la última vez que exhorto a un hermano(a) con amor para que afirmara sus pasos?

Hermanos en Cristo recordemos siempre lo que está escrito: Amaos los unos a los otros con amor fraternal… Romanos 12:10

Bendecidos sean con toda bendición en Cristo Jesús que nos dio nueva vida. Amén

 
Deja un comentario

Publicado por en 1 febrero 2011 en Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , ,

 
A %d blogueros les gusta esto: