RSS

Archivo de la etiqueta: siervos

Siervos inútiles

deleitarse-dios-hombre-alabando-615x340

Yo siempre tuve un problema con el siguiente versículo de la biblia, creía que estaba mal escrito o hubo un problema de redacción celestial, pero tras estudiarlo nuevamente y recordar muchos sucesos en mi vida, pude comprender su significado.

Así también vosotros, cuando hayáis hecho todo lo que os ha sido ordenado, decid: Siervos inútiles somos, pues lo que debíamos hacer, hicimos. Lucas 17:10

En la vida real si nuestro padre nos dijera: Barre tal lugar, y usted lo hace, y luego de que lo hace le dice: Eres un inútil por barrerlo… Yo creo que hasta el más santo de nosotros se enojaría con su padre.

O si su jefe le dice: Has tal labor, y usted lo hace, y tras hacerlo le dice: Eres un inútil por hacerlo… Entonces creo que habría otro despedido en la empresa.

Pero en la biblia, Dios nos llama inútiles por hacer lo que Él nos pidió que hiciéramos, y yo encontré tres razones por las que sí somos inútiles:

Somos inútiles porque no podemos hacerlo solos.

A veces la vida golpea muy fuerte, pasamos situaciones muy duras que nos hacen caer, muchas personas no son capaces de soportar las duras tormentas de la vida, y es entonces tras pasar por esos momentos que nos damos cuenta que necesitamos la ayuda de Dios, que es su amor y su enorme gracia la que nos sostiene día tras día.

Somos inútiles porque vamos a fallarle y Él lo sabe.

¿Usted tendría una relación con una persona que le sería infiel o haría una sociedad con un socio que lo fuera a traicionar? Sé que la respuesta es no, pero Dios a pesar de conocernos muy bien, de saber que íbamos a renegar de Él, de saber que íbamos a caer, que vamos a dejarlo, que por momentos lo vamos a olvidar, a pesar de todo, Él nos amó y nos rescató por su gran amor. Somos inútiles porque nada podrá alcanzar lo que Él hizo por nosotros.

Somos inútiles porque nada podrá alcanzar lo que Él hizo por nosotros

Nunca seremos capaces de pagar el enorme sacrificio que Jesús hizo por nosotros en la cruz, el pagó un enorme precio por nosotros, sufrió hasta lo máximo porque nos amó, porque cuando daba cada paso y sufría cada latigazo, Él pensaba en ti.

Siempre digo que lo bueno de Dios es que a pesar de que le falle, cada vez que voy donde Él, siempre encuentro un abrazo y su voz diciéndome: Te amo.

Debemos ser siervos que a pesar de todo logren hacer lo que Dios nos encomendó.

Dios sabe lo inútil que puedo ser, Él sabe las muchas veces que le fallé y que puedo fallar, sabe mis defectos, mis debilidades pero a pesar de todo Él me escogió, y por eso le amo y le seguiré hasta el final de mis días.

 
1 comentario

Publicado por en 9 diciembre 2015 en Enseñanzas, Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Seremos como los que sueñan

Esdras

Cuando Jehová hiciere volver la cautividad de Sion, Seremos como los que sueñan. Salmo 126:1

Según muchos estudiosos bíblicos aquel salmo fue escrito entre los tiempos de Nehemías y Esdras, cuando el pueblo de Israel volvía del cautiverio a su tierra.

Israel y Jerusalén fueron invadidos por sus enemigos, aquel pueblo fue desalojado de sus hogares, tuvieron que ver como robaban sus posesiones, tener que soportar como muchos de sus familiares eran vendidos como esclavos o fueron muertos durante la guerra, tener que ver como sus ciudades ardían y ahora serían siervos de otros imperios.

Ahora han pasado muchos años y aquel pueblo cautivo que ha podido salir adelante y ser bendecido a través de mucho esfuerzo, que de seguro sus mayores han tenido que vivir con el horror de aquellos recuerdos, con el miedo que les produce esos días o la nostalgia de recordar a aquellos tiempos de libertad que ahora parecen un sueño, está a punto de regresar a su amada tierra.

Aquel pueblo siente la alegría de volver y empezar una nueva etapa, pero también sienten el miedo de que aquella crisis vuelva a ocurrir y la duda de saber sí será recompensado aquel gran esfuerzo por reconstruir su nación y qué les deparará el futuro.

Y es en medio de aquella confusión en donde Dios envía este salmo el cual es un recuerdo de que Dios puede cambiar cualquier circunstancia, que para Él no existen sueños imposibles de realizar, que Él puede convertir cualquier tristeza en una gran alegría y que no existe esfuerzo que Él no recompense.

La historia y la biblia nos narran que aquel pueblo logró reconstruir su templo, su nación y que de nuevo volvieron a reír al ver sus sueños cumplirse.

Así que sin importar lo que haya pasado o cuán difícil parezca el futuro, al leer este salmo recordemos que Dios tiene un plan para nosotros, y que Él es capaz de cambiar cualquier circunstancia, y quiere que seas como los que sueñan.

Salmo 126:

Cántico gradual.

Cuando Jehová hiciere volver la cautividad de Sion, Seremos como los que sueñan.

Entonces nuestra boca se llenará de risa, Y nuestra lengua de alabanza; Entonces dirán entre las naciones: Grandes cosas ha hecho Jehová con éstos.

Grandes cosas ha hecho Jehová con nosotros; Estaremos alegres.

Haz volver nuestra cautividad, oh Jehová, Como los arroyos del Neguev.

Los que sembraron con lágrimas, con regocijo segarán.

Irá andando y llorando el que lleva la preciosa semilla; Mas volverá a venir con regocijo, trayendo sus gavillas.

 
1 comentario

Publicado por en 21 diciembre 2014 en Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Llamados a servirle

Que enorme privilegio el ser escogido por Dios; por cuanto Él nos amó y nos compró a precio de sangre, así que ahora somos siervos Dios, llamados a servirle.

Somos parte de ese pueblo escogido por la gracia de Dios, somos gente especial, personas que han creído en la voz de Dios y hemos sido transformados por su poder

Esto no significa que debamos envanecernos, ni tampoco tener un corazón altivo, todo lo contrario estamos llamados a ser siervos del Dios altísimo y por lo tanto debemos ser como Dios nos pide que nos seamos.

Que pide Dios de nosotros: que amemos a nuestros enemigos (Mateo 5:44), que hagamos el bien para con nuestro prójimo (Mateo 19:19), que perdonemos a aquellos que nos ofenden (Mateo 6:14), que seamos luz adonde quiera que vayamos (Mateo 5:16), que andemos cómo Jesús (1Juan 2:6).

Dios nos pide: que tomemos nuestra cruz cada día y que muramos a nosotros mismos (Lucas 9:23), que seamos misericordiosos con todos (Lucas 6:36), que aprendamos a soportarnos los unos a los otros (Efesios 4:2), que pasemos pruebas y tribulaciones (1 Pedro 1:6), que no guardemos iras ni rencores (Hebreos 12:15), que seamos imitadores de Cristo (1Corintios 11:1)

Nuestro llamado es ser como Cristo, a vivir de la misma manera que Él lo hizo; pensaremos que parece imposible, pero nada es imposible para nuestro Dios; y aunque a veces el enemigo plante dudas y temores; tenemos a Jesús en nuestros corazones, y al Espíritu de Dios ayudándonos en todo momento.

El que nos escogió no se equivocó, por eso es necesario estar siempre pegados a Jesús para estar llenos siempre de su misericordia, su gracia y ese amor con el cual siempre nos amó a nosotros y a aquellos que todavía faltan ser salvados; seamos siempre siervos dignos del amor y gracia de nuestro Dios, y al final El nos dirá: Buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor (Mateo 25:21)

 
Deja un comentario

Publicado por en 4 mayo 2010 en Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

 
A %d blogueros les gusta esto: