RSS

Archivo de la etiqueta: velar

Dios de mi vida

paisaje 8

Dios de mi vida, sé Tú mi refugio y abrázame como el padre a su hijo.

Dame descanso bajo las sombra de tus alas, esté mi alma contenta al encontrarse cubierta por tu cercanía.

Esté mi corazón agradecido y confiado en tu fidelidad, pues tu nunca me has desamparado, nunca has dejado de velar por mí.

Sepa mi mente lo mucho que me amas, que entienda mi corazón lo dulce que es tu amor para con aquellos que te buscan.

Dios de mi vida, sé Tú mi roca y cuídame en mis momentos de dolor.

Dame consuelo en el día de angustia, sé mi tranquilidad en el día malo.

Esté mi corazón agradecido por tu ayuda, pues aún en la escasez has provisto para mi necesidad, nunca se han apartado tus misericordias.

Sepa mi mente esperar pacientemente tu brazo redentor, que entienda mi corazón la pureza de tu bondad.

Dios de mi vida, a Ti clamaré cuando caiga la noche, cuando mi alma se sienta desmayar y se agoten las fuerzas te invocaré y Tú me responderás.

Veré tu diestra en el día de aflicción, los cielos se estremecerán y la tierra temblará al acercarte hacia mí.

Me dirás: Yo soy tu Dios, te he guardado, no temas porque tú eres mi hijo.

Dormiré tranquilo sabiendo que Tú cuidas de mí.

Dios de mi vida no te tardes en socorrerme, ayúdame a confiar y que sepa ser paciente para guardar tu promesa.

Dios de mi vida, enséñame a amarte en todo tiempo, que mi amor por ti no mengue en los días de bonanza y que no escasee en los días de necesidad.

Dios de mi vida, creeré en Ti y seré bendecido, fructificaré aún en el desierto pues Tú me serás por manantial y sombra.

Dios de mi vida gracias porque mis ojos han visto tu salvación.

Dios de mi vida ya no temeré porque sé que tú cumplirás tu propósito en mí.

Dios de mi vida gracias porque me has demostrado que puedo contar siempre contigo.

Anuncios
 
1 comentario

Publicado por en 25 mayo 2013 en Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Soy una oveja y amo a mi Pastor

Soy una oveja y amo a mi Pastor.

Mi Pastor me vio al nacer y desde entonces a cuidado tiernamente de mí.

Me levantó cuando tropezaba y me curó cuando me enfermaba.

Soy una oveja y amo a mi Pastor.

Mi pastor siempre ha velado por mi cuidado.

Por mí, mi Pastor venció al oso y al león.

Soy una oveja y amo a mi Pastor.

Mi visión es corta y no puedo ver las verdes praderas, pero la vista de mi Pastor va más lejos y siempre me lleva buenos pastos.

Muchas veces me desesperaba al no encontrar agua, pero mi Pastor siempre sabe que tenía necesidad y sabe llevarme a aguas de reposo.

Soy una oveja y amo a mi Pastor.

Algunas veces he sido rebelde y he huido de su rebaño, pero mi Pastor dejaba al resto para buscarme a mí.

Mi pastor me ama y me lleva sobre sus hombros cuando fatigada me encuentro.

Soy una oveja y amo a mi Pastor.

Al pasar por los peñascos muchas veces no logro ver el precipicio pero mi Pastor siempre me agarra con su cayado antes de resbalar.

Cuando cansada me encuentro y perdida me siento, mi pastor me llama por mi nombre y puedo volver a su redil.

Soy una oveja y amo a mi Pastor.

No hay peligro del cual mi Pastor no me salve

No hay cosa que mi Pastor no haga para cuidarme.

Soy una oveja y amo a mi Pastor.

 
Deja un comentario

Publicado por en 9 septiembre 2012 en Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

¿Me amas?

Has luchado toda la vida tratando de encontrar la felicidad y el amor, sin saber que la paz, el amor y el gozo (el gozo es más grande que la felicidad) tiene un solo nombre y se llama Jesús.

Puede que nunca lo hayas escuchado, puede que lo hayas escuchado y te hallas olvidado de Él, puede que hayas errado en el Camino, puede que aún no hayas encontrado el Camino, pero aún a pesar de todo eso, Jesús te sigue amando.

Si le has fallado a Jesús, si sientes en el corazón que no eres digno de volver a buscarlo.

Jesús te quiere decir algo: ¿Me amas más que a estos?

Puede que no entiendas lo que significa esa pregunta, lo que Jesús te está preguntando es: ¿Me amas más que a todo lo demás?

¿Podrás tú amar a Jesús y darle todo tu corazón, podrás dejar todo lo que te aleja de Él para poder agradarle?

Si tu respuesta es sí, Jesús te dice: Apacienta a mis corderos.

Apacentar los corderos es cuidar de las ovejas débiles, es enseñarle a los nuevos a que no cometan los errores que nosotros cometimos, es amar a los pequeños y ver que no caigan en los lazos del mundo.

Jesús te vuelve a preguntar ¿Me amas?

La pregunta es directa ¿Lo amas?

Si tu respuesta es sí, Jesús te dice: Pastorea mis ovejas.

Pastorear las ovejas es comprometerse, un pastor vela por la salud de todas sus ovejas, cuida con sumo cuidado a cada una de ellas; así de debes ser tú con todos tus hermanos espirituales, y para cumplir eso tienes que aprender, debes crecer en la fe.

Por último Jesús te pregunta: ¿Me amas?

Es la última pregunta, y debes estar seguro con todo el corazón.

Esta última pregunta significa: ¿Me amas, con todo el corazón, con toda tu alma, con todas tus fuerzas? ¿Incluso si te pidiera la vida me la darías, estas dispuesto a todo por amarme, como yo lo hice por ti?

Si tu respuesta es sí, Jesús te dice: Apacienta mis ovejas

Apacentar las ovejas es ayudar incluso a los que están maduros en la fe, preocuparte por tus lideres, orar por tus pastores, velar por todos sin dudar ni vacilar, consolar a los débiles, confortar a los que son incluso mayores que tu.

Si realmente estás dispuesto a cumplir esto Jesús sólo te dirá: Sígueme.

 
Deja un comentario

Publicado por en 20 marzo 2010 en Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

 
A %d blogueros les gusta esto: