RSS

Si me perdonaras

amor celestial

Cuando veo los cielos, la luna y las estrellas, todas aquellas cosas que Tú has creado, puedo darme cuenta de lo insignificante que soy.

A pesar de eso, yo escogí hacer mi voluntad, me escribí una vida lejos de ti, y ahora estoy arrepentido de haberte dejado.

Oh Dios, si me perdonaras, mi corazón volvería a la vida.

Si me perdonaras, mi rostro volvería cambiaría su tristeza en alegría.

Si me perdonaras te llenaría de canciones para demostrarte que te amo.

Si me perdonaras mi cuerpo sentiría las fuerzas que ha perdido.

Si me perdonaras Tú llenarías cada uno de mis pensamientos.

Si me perdonaras volvería a soñar porque Tú serías mi futuro.

Si me perdonaras la vida volvería a tener sentido.

Si me perdonaras mis pies retomarían tu Camino.

Si me perdonaras mi alma dejaría de estar abatida.

Si me perdonaras mis brazos no dejarían de abrazarte.

Si me perdonaras mis ojos reflejarían el amor que sienten por Ti.

Si me perdonaras mi corazón sanaría de aquellas heridas que me cause.

Si me perdonas el enojo no hallaría cabida en mi interior.

Si me perdonaras no volvería a apartarme de tu rebaño.

Si me perdonaras la oscuridad no volvería a asustarme.

Si me perdonaras todos mis suspiros llevarían tu nombre.

Si me perdonaras buscaría tu guía para salir de los problemas.

Si me perdonaras podría confiar en que Tú me librarías del mal.

Si me perdonaras te escribiría mil poemas.

Si me perdonaras te ofrecería cada latido de mi corazón.

Si me perdonaras solo Tú serías el dueño de mi amor.

 
Deja un comentario

Publicado por en 14 junio 2015 en Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Las tinieblas de afuera

hades

Jesús utilizó dos veces la expresión las tinieblas de afuera:

· Mas los hijos del reino serán echados a las tinieblas de afuera; allí será el lloro y el crujir de dientes. Mateo 8:12

· Y al siervo inútil echadle en las tinieblas de afuera; allí será el lloro y el crujir de dientes. Mateo 25:30

En ambos casos Jesús también utilizó la expresión: Allí será el lloro y el crujir de dientes

Cuando Jesús se refería al Infierno, no utilizaba las anteriores expresiones:

· Y no temáis a los que matan el cuerpo, mas el alma no pueden matar; temed más bien a aquel que puede destruir el alma y el cuerpo en el infierno. Mateo 10:28

· Si tu mano te fuere ocasión de caer, córtala; mejor te es entrar en la vida manco, que teniendo dos manos ir al infierno, al fuego que no puede ser apagado, Marcos 9:43

Diferencias entre: Seol, Hades e Infierno

Seol o Hades:

Palabra griega que significa «lo invisible». Los griegos dieron primeramente este nombre al «rey» del mundo invisible; y después, al «lugar profundo» donde reposan los espíritus una vez despojados de sus cuerpos. En el NT el «hades» es lo opuesto al cielo (Mt 11.23; Lc 10.15) y está asociado con la muerte (Mt 16.18; Ap 1.18; 20.13–14).

Transcripción de una palabra griega empleada en la LXX (Septuaginta) para traducir el vocablo hebreo SEOL o SHEOL, morada de los muertos, buenos y malos sin distinción.

Sustento Bíblico:

· Porque no dejarás mi alma en el Hades, Ni permitirás que tu Santo vea corrupción. Hechos 2:27

· Porque no dejarás mi alma en el Seol, Ni permitirás que tu santo vea corrupción. Salmo 16:10

Infierno:

Traducción de la palabra Gehenna, nombre de un valle cercano a Jerusalén donde en una época se hicieron sacrificios de niños (ritos paganos en los se pasaba a los niños por fuego).

Los escritores judíos la emplearon para aludir al castigo eterno; Jesús y los apóstoles adoptaron este uso (Mt 5.22, 29, 30; Mc 9.43; Lc 12.5).

El infierno es el lugar de Castigo Eterno, en el cual las almas irán después del Juicio Final.

Sustento Bíblico:

· Y el mar entregó los muertos que había en él; y la muerte y el Hades entregaron los muertos que había en ellos; y fueron juzgados cada uno según sus obras. Apocalipsis 20:13

· Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego. Apocalipsis 20:15

Conclusión: Las tinieblas de afuera se refieren al Hades o Seol, no al infierno.

 
Deja un comentario

Publicado por en 31 mayo 2015 en Enseñanzas, Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Mayor es el que está conmigo

submarino

Hijitos, vosotros sois de Dios, y los habéis vencido; porque mayor es el que está en vosotros, que el que está en el mundo. 1Juan 4:4

El 10 de Abril de 1963 uno de los primeros submarinos nucleares estaba siendo probado en el país de los Estados Unidos en un gran evento narrado en vivo, para saber la capacidad que podría soportar bajo el mar, su nombre era “Triliadora

El submarino comenzó a descender bajando a profundidades nunca antes alcanzadas, pero luego los científicos comenzaron a preocuparse, comenzó a escucharse estática en la radio, luego perdieron contacto y el submarino desapareció del radar.

Una nave descendió a ver qué había sucedido con el submarino, uno de soldados que reportó lo visto declaró: “Parecía como si unas manos gigantescas lo hubieran arrugado en un ataque de ira, como a un periódico viejo”.

Se descubrió que lo que sucedió es que había fallado la soldadura de uno los mamparos, y la presión del mar fue tan intensa que provocó la implosión del submarino y la muerte de 129 personas.

Desde aquel día se creó la palabra: Presión de aire negativo, es decir que esto sucede cuando la presión exterior es mayor de lo que se lleva dentro.

A veces nosotros pasamos muchas pruebas, circunstancias difíciles, tenemos muchas dudas, traumas del pasado, temores o cargas exteriores que son como una fuerza que nos agobia y nos llenan de presión.

Muchas veces las presiones que soportamos son tan fuertes que pueden causar rajaduras en el alma o en el corazón, provocando que nos sintamos deprimidos, que pensemos en rendirnos o nos quiten el gozo de la salvación.

Pero la biblia nos recuerda que mayor es el Cristo que tenemos en nuestros corazones que todos los problemas o circunstancias que podamos pasar, no hay enfermedad, no hay adversidad que Dios no pueda cambiar. Porque nada hay imposible para Dios. Lucas 1:37

Recordemos que aquel Dios que abrió los mares, que destruyó muros impenetrables, que desbarataba ejércitos inmensos y que usó a hombres y mujeres para hacer cosas extraordinarias vive en ti, Jesús está ahora en tu corazón y Él quiere que confíes en su palabra porque no existe nada en este mundo que te pueda derrotar.

El Dios creador de los cielos y de la tierra y que te ama tanto que hasta dio su vida por ti, vive ahora en tu corazón y Él no permitirá que nada malo te ocurra, Él conoce tu condición, Él sabe cuánto puedes soportar y a su tiempo te dará la victoria.

No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana; pero fiel es Dios, que no os dejará ser tentados más de lo que podéis resistir, sino que dará también juntamente con la tentación la salida, para que podáis soportar. 1Corintios 10:13

 
Deja un comentario

Publicado por en 24 mayo 2015 en Enseñanzas, Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Comandos de Dios

comandos

Introducción:

Tú, pues, sufre penalidades como buen soldado de Jesucristo. Ninguno que milita se enreda en los negocios de la vida, a fin de agradar a aquel que lo tomó por soldado. Y también el que lucha como atleta, no es coronado si no lucha legítimamente. 2 Timoteo 2:3-5

Historia:

Se cuenta que durante la segunda guerra mundial hubo soldados que lograron grandes hazañas, hombres que hicieron lo que parecía imposible y arriesgaron sus vidas para lograr cumplir la misión que se les encomendaba.

A estos soldados se les llamaba los comandos, era un grupo de hombres y mujeres cuya identidad debía ser desconocida y aunque ellos no siempre trabajan juntos, bastaba que uno de ellos estuviera incluido en la misión asignada para saber que se lograría cumplir la meta con éxito, eran personas que estaban dispuestos a dar hasta su vida por la libertad y para derrotar a los enemigos.

La biblia menciona que nosotros somos como soldados, cuando vemos y escuchamos las historias de los héroes de la fe y la de los apóstoles vemos en ellos la misma actitud que tenían aquellos comandos, hombres y mujeres que estaban dispuestos a dar su vida por cumplir la misión que Dios les encomendó.

Misión: Dar Fruto (Lucas 13:6)

Hoy en día nosotros tenemos una misión, hemos sido llamados para dar fruto, para ser los soldados de Jesucristo, los Comandos de Dios para estos tiempos, y es necesario que tengamos la misma pasión, el amor y la fe que ellos tuvieron.

Muchas veces podemos vernos y pensar que no podemos ser como aquellos, habrá pruebas o circunstancias que parecerán difíciles de superar pero recordemos que la biblia dice:

· Todo lo puedo en Cristo que me fortalece. Filipenses 4:13

· ¿Qué, pues, diremos a esto? Si Dios es por nosotros, ¿quién contra nosotros? Romanos 8:31

· Jesús le dijo: Si puedes creer, al que cree todo le es posible. Marcos 9:23

Es momento de creerle a Dios, de tomar decisiones, de soportar cambios, y permitir que Jesús haga su obra en nosotros, porque Él vio en nosotros aquel potencial para dar fruto y cumplir la meta que nos encomendó.

La biblia dice:

El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. Al que venciere, le daré a comer del árbol de la vida, el cual está en medio del paraíso de Dios. Apocalipsis 2:7

Los premios siempre son para los que vencen, para aquellos que guardaron la fe aún en los peores momentos, para aquellos que no retrocedieron sin importar la adversidad, para aquellos no negaron a Dios sino que soportaron las tentaciones, para aquellos soldados que acabaron dignos la buena batalla de la fe.

 
Deja un comentario

Publicado por en 17 mayo 2015 en Enseñanzas, Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

No juzguéis

juzgar

No juzguéis, para que no seáis juzgados. Mateo 7:1

Observo con mucha con mucha tristeza como los cristianos hemos olvidado lo que nos enseñó el Maestro: No juzguéis, para que no seáis juzgados. Porque con el juicio con que juzgáis, seréis juzgados, y con la medida con que medís, os será medido. Mateo 7:2

Hoy en día sabemos que la iglesia está pasando por crisis, existe mucha apostasía, se han levantado muchos “falsos profetas” pero no nos hemos percatado que también se han levantado de entre nosotros lobos vestidos de ovejas que usan la mala crítica y el juzgar para dividir a la iglesia.

Me da lástima ver como juzgamos por apariencias y no por los frutos, juzgamos según el número de miembros, lo grande que es el lugar de reunión o lo novedoso que son sus doctrinas.

Acusamos de falsos a aquellos que no logran estar en el nuevo “standard”, a aquellos que innovan con rectitud, o aquellos de los cuales ya se habla mal pero que nunca hemos tenido la valentía de revisar sus obras, sus frutos o doctrina.

Hemos cambiado lo que Jesús nos dijo: No juzguéis según las apariencias, sino juzgad con justo juicio. Juan 7:24

Quiero que entiendan que no estoy en contra de proteger la sana doctrina, pero la biblia nos enseña que debemos exhortarnos (Hebreos 13:3) y no acusarnos mutuamente.

Recordemos que David tuvo miedo de levantar su mano en contra del ungido de Jehová (1Samuel 24:6), incluso Pablo dijo: No maldecirás a un príncipe de tu pueblo (Hechos 23:5), y hoy en nuestros tiempos juzgamos muy a la ligera, dejándonos llevar por lo que otros dicen.

Por último les recuerdo que antes de juzgar, criticar o acusar, examinemos primero nuestros propios corazones, no permitamos que lo que otros dicen nos convenza a lanzar la primera piedra sin corregir nuestras faltas y examinar con cuidado las obras de los demás.

¿Y por qué miras la paja que está en el ojo de tu hermano, y no echas de ver la viga que está en tu propio ojo? ¿O cómo dirás a tu hermano: Déjame sacar la paja de tu ojo, y he aquí la viga en el ojo tuyo? ¡Hipócrita! saca primero la viga de tu propio ojo, y entonces verás bien para sacar la paja del ojo de tu hermano. Mateo 7:3-5

 
Deja un comentario

Publicado por en 19 abril 2015 en Enseñanzas, Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Relatando la Pasión

Jesús, Juan y Pedro

Juan: Pedro, ¿Por qué me has traído aquí?

Pedro: Amigo, necesito pedirte un favor, quiero que me relates… La crucifixión de nuestro Señor.

Juan: ¿Por qué ahora? No deberías ya culparte, sé que nuestro Maestro te ha perdonado, yo me acerqué a ustedes y escuché parte de su conversación…

Pedro: Sé que me ha perdonado, le he dicho también cuanto le amo, y es por eso que quiero saber su pasión, así lo llamaste tú aquel día. Yo no estaba presente cuando se lo contaste al resto, pero hoy quiero conocer todo lo que aconteció, necesito saber todo lo que Él soportó por amor a nosotros.

Juan: Como recordáis, después de Getsemaní Jesús fue llevado por los soldados a ver al sumo sacerdote.

Pedro: Recuerdo el interrogatorio y… tenía tanto miedo, me avergoncé y temía por mi vida… no pude callar, y tras negarle el gallo cantó y su mirada se posó sobre mí… lloré amargamente y no me sentí digno de seguirle.

Juan: Sé lo que pasó y nadie te culpa por ello, siempre fuiste el más valeroso de nosotros.

En aquel interrogatorio primero ante Anás y luego ante Caifás fue muy golpeado… le escupían, le abofeteaban y se mofaban, todo lo que decían eran mentiras.

Muy de mañana lo llevaron con Pilatos, luego con Herodes y regresó otra vez a Pilatos.

Pedro: Es ridículo la cantidad de interrogatorios a los que fue sometido.

Juan: Los sacerdotes pagaron por testigos falsos que le acusasen, tenían miedo de una revuelta y querían matarle.

Pilatos tras le segunda entrevista, decidió que fuera el pueblo quien escogiera si lo liberaban a Él o a Barrabas.

Pedro: Escogieron a un asesino antes de aquel que había sanado a sus enfermos, que echó fuera sus demonios y predicó en su templo.

Juan: Pilatos lo mandó a azotar… Me encontraba con su madre y María Magdalena cuando comenzaron a azotarle… la sangre corría por su piel lacerada, pero Él no se quejaba, no reclamó nada.

Ciertamente Él fue una oveja llevada al matadero, durante toda esa tortura su mirada jamás cambió, seguía teniendo misericordia de aquellos que lo lastimaban cruelmente.

Pilato insistió pero obtuvo la misma respuesta del pueblo y tras lavarse las manos lo mandó a crucificar.

Pedro: Con su espalda… la cruz debió lastimarle terriblemente.

Juan: Fue peor que eso, los guardias no dejan de golpearle y le pusieron… una corona de espinas en su cabeza.

Era difícil reconocerle, los golpes habían desfigurado su rostro, tenía el rostro muy hinchado, la barba le había sido arrancada, su piel estaba toda manchada de sangre y lastimada.

Soportó el tener que caminar desangrándose y él solo cargó el peso de la cruz, hasta que poco antes de llegar y casi sin fuerzas fue ayudado y al llegar al Gólgota lo crucificaron.

Pedro: Hoy en la mañana mientras me preguntaba cuánto le amo no sabía todo esto, pero ahora que lo sé lo amo más que antes, y voy a demostrárselo, yo estoy dispuesto a dar mi vida porque por su amor fui perdonado a pesar de mis miedos y mis errores.

Juan: De tal manera nos amó que soportó todo aquello para darnos salvación, su amor jamás se termina, Él es el amor, y yo al igual que tú estoy dispuesto a pasar cárceles y pruebas por agradar a aquel que nos amó primero.

 
Deja un comentario

Publicado por en 5 abril 2015 en Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Ver tu gloria

gloria

Dios mío hoy vengo con el deseo de conocerte, de acercarme a tu presencia para adorarte y poder ver tu gloria.

Tengo el hambre de poder pasar más tiempo a tu lado, quiero caminar contigo en cada instante de mi vida.

Anhelo saber tus pensamientos, quiero conocerte más y más cada día, tener el privilegio de poder andar a tu lado.

Quiero ser el joven que vea tu gloria, la persona que te ama tanto que pueda llamarse tu amigo.

Dame temor de Ti para nunca abandonar tu presencia, hazme limpio de manos y purifica mi corazón para que pueda acercarme a Ti.

Necesito estar a tu lado, mi ser entero me pide estar en tu compañía, disfruto cada instante en que sé que me acompañas.

Ayúdame a verte como un buen Padre, quiero obedecer todos tus mandamientos y amarte con sinceridad.

Enséñame a escuchar tu voz, quiero saber que eres Tú el que me habla y entender todos tus mensajes para mi vida.

Permíteme ver tu rostro en aquel día, quiero ver tu mirada de aceptación y amor al estar frente a Ti.

Abrázame ahora porque no puedo verte, y yo correré a tu encuentro cuando abras mis ojos, me postraré a tus pies para honrarte.

Hazme valiente y lleno de amor por Ti para que pueda seguirte sin titubear, dame denuedo para que sea capaz de dar hasta mi última gota de sangre y sudor por Ti.

Quiero ver tu gloria, es mi deseo poder a ver mi amigo, poder contemplar el rostro de Señor y Salvador.

Tú eres mi creador, eres el que me ha sostenido todo este tiempo, me has ayudado más de lo que merezco y siempre te estaré agradecido.

Con todo mí ser deseo poder ver tu gloria, permíteme Amado mío el poder ver más de Ti, ayúdame a ser digno de poder ver tu gran majestad.

Te amo mi Señor, mi humilde deseo es poder contemplarte, poder ser digno de tu llamado y poder estar a tu lado por toda la eternidad.

 
Deja un comentario

Publicado por en 22 marzo 2015 en Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 566 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: