Archivo de la etiqueta: Biblia

REFORMADORES: MARTÍN LUTERO PARTE I

En 1501, a los 18 años, Lutero ingresó en la Universidad de Erfurt, recibió el apodo de El filósofo, ​ por deseo de su padre, se inscribió en la Facultad de Derecho de esta universidad.

Según se cree todo cambiaría durante una tormenta eléctrica en 1505, mientras regresaba de una visita a la casa de sus padres un rayo cayó muy cerca de él, esto provocó que, al estar agradecido de seguir con vida renunciara a su carrera y decidió ser monje, en 1507 fue ordenado monje agustino.

Comenzó a estudiar teología en la Universidad de Wittenberg, en donde se doctoró en 1512 y se convirtió en profesor. En 1515 fue nombrado vicario de su orden, quedando a su cargo once monasterios.

Durante su vida en el monasterio se empeñó estrictamente en realizar buenas obras con el fin de complacer a Dios y servir a los demás. Su vida se complicó cuando se dedicó con mucha intensidad al ayuno pasando hasta días sin comer o tomar agua, a las largas horas en oración, confesiones constantes en dónde cansaba a sus oyentes y al peregrinaje.

En 1510 partió emocionado a Roma, pero lejos de ayudarle en su búsqueda espiritual, tuvo para él el efecto contrario al percatarse de la frivolidad, mundanalidad y sobre todo la corrupción que existía alrededor de la adoración de reliquias o el negocio por los cobros por indulgencias.

Durante su época como profesor estudió el griego y el hebreo, conocimientos que luego emplearía para la traducción de la Biblia. También estudió las cartas del apóstol Pablo, con lo cual entendería que el hombre encuentra su justificación solo en la gracia de Dios, lo cual trajo paz a su vida.

En 1517 en la Basílica de San Pedro, Lutero redactó y clavó valientemente en sus puertas las “Noventa y cinco tesis” Pronto serían impresas bajo el título “Cuestionamiento al poder y eficacia de las indulgencias”. Lutero también fue autor de numerosos escritos y críticas contra Roma, además de varios estudios bíblicos y la traducción de la biblia al alemán.

La Iglesia romana hizo comparecer varias veces a Lutero para que se retractase de aquellas ideas, negándose a hacerlo remitiéndose en su lugar a la Biblia y al uso de la razón, por lo cual a pesar de ser condenado y excomulgado por el papa León X, fue apoyado por las máximas autoridades de Alemania. El 10 de diciembre de 1520, Lutero echó al fuego la bula papal que lo condenaba como hereje, lo cual iniciaría un movimiento que provocaría una reforma en muchas partes de Europa.

Continuó predicando y luchando por la reforma aún a costa de la terrible persecución en su contra hasta el final de su vida. A menudo se desmayaba por el agotamiento, era tanta su pasión que la última vez que subió al púlpito fue el 14 de febrero de 1546, pocos días antes de morir.

BIOGRAFÍA:

· Nació el 10 de noviembre de 1483 en Alemania y murió el 1546.

· Su traducción de la Biblia al alemán ayudó a la creación del Alemán Moderno.

· La biblia de Lutero fue el primer libro impreso de circulación masiva.

FRASE: “Yo predico como si Cristo fuese crucificado ayer, resucitó hoy y fuese a volver mañana”

Anuncios

PRE REFORMADORES: REFLEXIÓN II

Roma se había llenado de desenfreno y perversión moral, el legado de los primeros reformadores marcó mucho a Europa, además se levantadores humanistas (muy distintos a los que vemos en nuestros días), los cuales también buscarían una reforma en la iglesia.

Repasemos algunas características de estos hombres de Dios:

JERÓNIMO DE PRAGA Y SIR JOHN OLDCASTLE

· Jerónimo nos ejemplifica como es una verdadera amistad, incluso arriesgando su propia vida con tal de cumplir su promesa.

· John, nos demostró que sin importar la clase social todos necesitamos de Dios.

· La prueba más grande de Jerónimo fue la razón por la cual es tan recordado, al arrepentirse de su traición, da su vida por amor al evangelio y la verdad.

· La fidelidad de John lo hizo dejar sus posesiones y su estatus, rechazando incluso las advertencias de sus amigos más influyentes.

· Ejemplos de fe que nos enseñan a mantenernos fieles hasta el final, hombres que prefirieron dar la vida antes que negar su fe.

GIROLAMO SAVONAROLA

· Se convirtió en el cuarto gran Pre Reformador, junto con Pedro Valdo, Jan Huss y John Wyclief.

· Logró que muchos jóvenes dejaran atrás la perversión ejemplificada por Roma, y se negaran a ir al Mardi Grass.

· Además, miles de hombres y mujeres comenzaron a quemar todo aquello que los alejaba de Dios en las “Hogueras de Vanidades.”

· Un hombre de fe muy valiente, que decidió encarar y enfrentarse a los excesos de su sociedad y de Roma sin temor a las consecuencias.

· Decidió innovar en sus mensajes, usando imágenes y a pesar de las amenazas de Roma, predicaba en el idioma del pueblo sin temor.

· Preparó discípulos muy fieles, los cuales lo acompañarían sin titubear hasta el final de sus días.

· Considerado una persona extraña, fue un “Juan el Bautista” que preparó el camino a la reforma.

JACQUES LEFÈVRE D’ÉTAPLES Y ERASMO DE ROTTERDAM

· Fue su hambre por la verdad, los que permitió que la encontraran, encontraron a Dios a través de la belleza de las escrituras.

· Ambos humanistas ayudaron muchos en el camino a la reforma debido a sus escritos y sus traducciones de la biblia.

· En ambos casos se le critica mucho su neutralidad y su falta de apoyo total a favor de una reforma.

· Puede que suene a excusa, pero recordemos que en aquella época, era común escuchar las persecuciones que recibieron los pre reformadores y sus seguidores.

· Erasmo a pesar de su pasado, decidió conocer y buscar más de Dios, lamentablemente le faltó la convicción para aceptar completamente la reforma.

· Jacques nos enseñó la pasión que debemos tener al leer las escrituras, además que es necesario saber cómo expresarlas y llevarlas a los demás.

PRE REFORMADORES: JACQUES LEFÈVRE Y ERASMO DE ROTTERDAM

A Roma le costaba mucho no verse afectada por su desenfreno, sus excesos y pérdida de moral, por lo cual Dios permitió que pensadores y escritores denominados “humanistas” se sumaran a la búsqueda de un cambio o reforma en la iglesia.

JACQUES LEFÈVRE D’ÉTAPLES:

Antes de ser traductor bíblico, es considerado como padre del humanismo francés, teólogo y filósofo de la época del Renacimiento.

Se dedicó a traducir y recuperar el significado original de las grandes obras clásicas, pues, a su criterio, las versiones existentes se habían alterado debido a interpretaciones erróneas.

Comenzó a estudiar minuciosamente la Biblia oficial de la Iglesia Católica, la Vulgata latina a tal punto que dejó de estudiar filosofía y se dedicó en cuerpo y alma a traducir la Biblia.

Publicó un estudio comparativo de cinco versiones de los Salmos, su propia edición corregida de la Vulgata, la primera traducción de los Evangelios al francés en dos volúmenes de tamaño de bolsillo, comentarios de las epístolas de Pablo y de los cuatro evangelios.

Muchos consideran que la aprobación del pueblo por su nueva traducción se debió a que expresaba los pasajes bíblicos de forma sencilla y natural. El método que utilizó para interpretar las Escrituras tuvo mucha influencia en los próximos reformadores.

Los teólogos de la Sorbona ordenaron que se quemara en público sus obras ya que promovía la herejía, debido a que tuvo temor de la persecución decidió huir y refugiarse.

Resumen de su biografía:

· Nació en 1450 Étaples, Francia y se estima que murió alrededor del 1537.

· Se le considere el verdadero padre del Humanismo francés, además que su realizó la primera traducción de la biblia al idioma francés.

Frases célebres: “Estudiar la verdad divina es lo único que garantiza […] la mayor de las felicidades”

ERASMO DE ROTTERDAM

Fue hijo bastardo de un sacerdote de Gouda y su sirvienta, aunque religioso desde temprana edad, salió de su ciudad natal Rotterdam para continuar con sus estudios, aprendió latín y algo de griego de un maestro humanista, y obtuvo una beca para estudiar Teología.

Durante sus viajes conoció a John Colet del cual se sentiría muy influenciado, él avivó su hambre por el estudio de los textos clásicos del cristianismo y a estudiar las Escrituras, además que se mantuvo rodeado de humanistas los cuales moldearon sus escritos.

Fue el autor de: “Elogio de la locura” una de sus obras más famosas debido a sus críticas a los abusos y locuras que existían en las clases sociales y la Iglesia.

Es su traducción del Nuevo Testamento “Textus Receptus” con la que ayudó a la reforma, ya constituyó la base de traducción de la biblia al alemán de Martín Lutero, la traducción del Nuevo Testamento al inglés de William Tyndale, la versión Reina-Valera en español y la mayoría de las traducciones del Nuevo Testamento. Además de corrigió errores de la Vulgata.

Fue muy criticado por mantenerse de lado neutral entre la reforma y la iglesia católica.

Resumen de su biografía:

  • Se cree que nació alrededor del 1466 en Rotterdam, murió en 1536.

Frases célebres: “Ojalá el granjero cante fragmentos de las escrituras en su arado, que el tejedor pueda tararear frases de la Escritura con la melodía de su lanzadera y que el viajero pueda aligerar con historias de las Escrituras su viaje.”

PRE REFORMADORES: PEDRO VALDO

Pedro Valdo era un mercader muy conocido de su ciudad, un rico comerciante que se había enriquecido a través de la usura y diversos métodos de venta.

En 1173 sin saber los verdaderos detalles algo pasó, algunos dicen que fue testigo de la muerte de un amigo, otros dicen que escuchó un canto espiritual, pero aquel hombre rico se conmocionó profundamente, desesperadamente buscó saber cómo podía ser salvo.

Al consultar con un sacerdote, que de seguro conocía su condición económica le repitió las palabras de Cristo al Joven rico: Lucas 18:22 Jesús, oyendo esto, le dijo: Aún te falta una cosa: vende todo lo que tienes, y dalo a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo; y ven, sígueme.

Aquellas palabras fueron un rhema a la vida de Pedro, se dio cuenta que ya no quería depender de las riquezas, cambió a tal punto que decidió modificar su estilo de vida, separando sus bienes para su familia y dando el sobrante a la ayuda del prójimo y de los pobres de su ciudad.

Pedro comenzó a buscar cada vez más y más de Dios, pero se sintió limitado al tener la biblia en latín, por lo cual arriesgando su vida usó el sobrante del dinero para su traducción, convenciendo a dos académicos los cuales le ayudaron.

Se dio cuenta que existían muchas diferencias de la enseñanza de Roma con lo dicho en la biblia, como que la salvación es gratuita y que no se podía comprar; que los cobros excesivos de Roma no tenían ningún fundamento en las escrituras.

Aquel antiguo mercader, aunque con poco conocimiento doctrinal decidió arriesgar su vida para compartir el evangelio, valientemente en todo Lyon con biblia en mano y con sus conocimientos como comerciante predicó a tal punto que consiguió varios seguidores, éste fue el inicio de un cambio, la reforma estaba por empezar.

Los “Pobre de Lyon o “Los Valdenses” es así como se conocerían a los seguidores de Pedro Valdo, tenían por costumbre dejar sus bienes o posesiones para entregarse a la predicación, siendo un grupo tan grande que causó revuelo en Roma, provocando que fueran después excomulgados.

Son muchas las historias acerca de las masacres que se cometieron en contra de los Valdenses, comenzaron a refugiarse en cuevas y bosques, llegando a expandirse a pesar de la persecución por varias partes de Europa.

Resumen de su biografía:

  • Lamentablemente no sabemos datos exactos acerca de su vida incluyendo su nombre real, se estima que nació en Lyon (Francia) en el año de 1140 y murió alrededor de 1207.
  • Costeó la traducción del Nuevo Testamento.
  • Se opuso a las enseñanzas del papa, como a recibir la eucaristía, a confesar sus pecados a los hombres, a bautizarse siendo menores de edad y recibir la enseñanza de la Biblia en latín.

Frase célebre: Hechos 5:29: “Tenemos que obedecer a Dios como gobernante antes que a los hombres”.

HÉROES MODERNOS DE LA FE

La iglesia de nuestros días disfruta en muchos países una libertad religiosa que hasta hace unos años no existía, hoy podemos leer la biblia con normalidad, y escuchar las hermosas prédicas de nuestros pastores sin temor, y todo esto fue posible gracias a que Dios levantó un remanente santo que mantuvo encendida la lámpara del evangelio y aquel pabilo humeante de la verdad.

Muchos hermanos de la fe han olvidado cuanto costó que la biblia pueda ser leída y traducida en su idioma, que se pueda predicar el evangelio en iglesias sin persecuciones, que podamos encontrar familia espiritual en países tan distantes o que no seamos castigados por hablarle a alguien del amor de Cristo.

Después de la muerte de los discípulos y hasta después de la reforma protestante, existieron héroes modernos de la fe, personas que dieron su vida para luchar en contra de una iglesia falsa y llevar luz en medio de un oscurantismo que gobernaba con crueldad.

Fueron esperanza para un mundo envuelto en dudas, antorchas que hicieron que los ciegos se apartasen de la mentira, instrumentos de Dios para derrocar el gobierno de la muerte, mártires que se negaron a negar la preciosa verdad de la biblia, que defendieron con cada fibra de su ser el nombre de Jesús como único Señor y Salvador.

Acompáñenme porque en las próximas semanas haremos un recorrido por la historia universal para conocer aquellos hombres y mujeres que, aunque muchas veces olvidados o desconocidos nos dejaron grandes enseñanzas, un modelo de vida que nos ayudará en nuestro andar cristiano, un legado que debemos procurar seguir y una reforma que se mantiene hasta nuestros días.

Es momento de conocer nuestra historia de manera sencilla y práctica, aprenderemos las bellas y osadas historias de aquellos héroes modernos de la fe.

DEUDA DE AMOR

No debáis a nadie nada, sino el amaros unos a otros; porque el que ama al prójimo, ha cumplido la ley. Romanos 13:8

(Biblia Lenguaje Sencillo) No le deban nada a nadie. La única deuda que deben tener es la de amarse unos a otros. El que ama a los demás ya ha cumplido con todo lo que la ley exige.

Jesús pagó con su vida nuestro rescate, en la cruz fueron clavadas nuestras faltas, nuestras enfermedades, nuestros pecados y el castigo eterno que nosotros merecíamos llevar.

Gratuitamente todos nosotros podemos obtener el regalo inmenso de la salvación, aquella inmerecida gracia con la cual podemos acercarnos nuevamente al Padre Celestial y aquel amor sublime que nos ama sin pedirnos nada a cambio.

Sin embargo, la biblia nos habla acerca de una deuda que debemos tener y es la de amar, Dios quiere que sus hijos aprendan a amar con el mismo amor que Él nos tiene, que tengamos un amor ágape, un amor genuino que sepa dar sin pedir.

Mateo 22:37-40 Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente. Este es el primero y grande mandamiento.

Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.

De estos dos mandamientos depende toda la ley y los profetas.

El apóstol Pablo, un hombre que había hecho grandes obras para Dios, que predicó el evangelio arriesgando su propia vida y que fue uno de los hombres que más contribuyó a la iglesia, nos escribió el 1 Corintios 13, que ninguna obra hecha por más grande que sea si no fue por amor de nada vale, que sin importar cuanto hagamos si no tenemos amor nada somos.

Necesitamos un toque de amor en nuestras vidas, cada día debemos ir a la fuente de amor ágape que es Dios y permitirle que transforme nuestros corazones, dejar que su amor sea derramado en todo lo que hacemos para que así podamos brindar amor a los demás.

Vivimos en un tiempo en donde el amor genuino es escaso, necesitamos llevar amor a las calles, a nuestros trabajos, a nuestros centros de estudio, a nuestras casas y a la iglesia.

Podemos ser instrumentos que lleven el amor de Dios a tantas personas que lo necesitan, a cada rincón oscuro en donde solo hay tristeza y depresión, porque el amor de Dios transforma vidas, restaura corazones y sana el alma.

Pague su deuda de amor todos los días, con cada persona que tiene alrededor, sea un ejemplo de lo que el amor genuino de Dios puede hacer en la vida de una persona y nunca olvide que tiene un Padre en los cielos que lo ama con un amor indescriptible porque Él es el amor.