Archivo de la etiqueta: Jesús

TE ENCAREZCO

2Timoteo 4:1-2 Te encarezco delante de Dios y del Señor Jesucristo, que juzgará a los vivos y a los muertos en su manifestación y en su reino, que prediques la palabra; que instes a tiempo y fuera de tiempo; redarguye, reprende, exhorta con toda paciencia y doctrina.

Como si el apóstol Pablo hubiera podido ver lo que pasaría con la iglesia en los siguientes años, le hace un pedido muy especial a su hijo espiritual Timoteo, un pedido que también parece ser muy necesario en estos tiempos.

En presencia de Dios y de Cristo Jesús, quien un día juzgará a los vivos y a los muertos cando venga a establecer su reino, te pido encarecidamente: predica la palabra de Dios, Mantente preparado, sea o no el tiempo oportuno, aunque todo el mundo esté en tu contra y nadie parezca escuchar, predica con más fuerza las buenas nuevas de salvación.

Te suplico encarecidamente: proclama el mensaje e insiste en todo momento, tanto si gusta como si no gusta, a pesar de que a la palabra pueda parecerles muy dura, tienes el encargo de llevarles la única verdad que puede salvar sus almas.

Tú anuncia el mensaje de Dios en todo momento. Anúncialo, aunque ese momento no parezca el mejor, quizá estés cansado y no tuviste el mejor de los días, pero aún allí te pido que no dejes de predicar, has uso de la voz del Espíritu para llevarles el mensaje de esperanza y amor.

Proclama la Palabra de Dios, insiste con ocasión o sin ella, no siempre aparecerá una ocasión para predicarle a los demás, entonces será necesario que crees la ocasión, que salgas sin temor a buscar a los que están perdidos.

Predica la Palabra, insiste a tiempo y fuera de tiempo, los cristianos no tienen horario, somos hijos de Dios en todo tiempo, no importa que tan temprano o que tan tarde sea tienes el privilegio de ser el embajador de Cristo.

Predica la palabra, ocúpate en ello urgentemente en tiempo favorable, en tiempo dificultoso, aunque la persecución pueda dar miedo, las amenazas puedan hacer temblar tu corazón, recuerda el gran sacrificio que Cristo hizo por amor a ti, no olvides que existen personas que necesitan el mensaje de Salvación.

Que anuncies el mensaje y que estés siempre listo para enseñar. Muéstrales lo malo que han hecho, solamente el mensaje de Cristo es tan poderoso para abrir los ojos de los pecadores, entonces verán la Luz de Jesús alumbrando sus vidas y trayendo esperanza a los corazones llenos de oscuridad y tinieblas.

¡Proclama la Palabra! Tenla a mano, tenla siempre en tu corazón, que aquel amor que ha sido derramado en ti, esté siempre presente y puedas transmitir la belleza del evangelio a un mundo que necesita escuchar que Cristo Jesús sigue cambiando vidas.

Anuncios

Dejando el pasado atrás

LUCAS 9:62… Y Jesús le dijo: Ninguno que poniendo su mano en el arado mira hacia atrás, es apto para el reino de Dios

(BIBLIA LENGUAJE SENCILLO) Jesús le dijo: No se puede pertenecer al reino de Dios y hacer lo mismo que hace un mal agricultor. Al que se pone a arar el terreno y vuelve la vista atrás, los surcos le salen torcidos.

Enseñanza: muchos cristianos empiezan con fe y ánimo su vida cristiana… pero al pasar el tiempo vemos que su camino parece torcido, no siguen correctamente las pisadas de Jesús debido a que siguen mirando hacia atrás.

La biblia nos cuenta un gran ejemplo de dejar el pasado atrás.

1 Reyes 19:19-21

19 Partiendo él de allí, halló a Eliseo hijo de Safat, que araba con doce yuntas delante de sí, y él tenía la última. Y pasando Elías por delante de él, echó sobre él su manto.

20 Entonces dejando él los bueyes, vino corriendo en pos de Elías, y dijo: Te ruego que me dejes besar a mi padre y a mi madre, y luego te seguiré. Y él le dijo: Ve, vuelve; ¿qué te he hecho yo?

(TRADUCCIÓN VIVIENTE) Eliseo dejó los bueyes donde estaban, salió corriendo detrás de Elías y le dijo: Deje que primero me despida de mis padres con un beso y luego iré con usted. Elías respondió: Regresa, pero piensa en lo que te hice.

21 Y se volvió, y tomó un par de bueyes y los mató, y con el arado de los bueyes coció la carne, y la dio al pueblo para que comiesen. Después se levantó y fue tras Elías, y le servía.

APRENDA ESTO:

  •  Cuando el profeta Elías encuentra a Eliseo, él estaba viviendo su presente como muchos de nosotros antes de encontrarnos con Jesús, sin saber los grandes planes que dios tenía para su vida.
  •  Eliseo al sentir la unción del manto entiende lo que está pasando y dejó todo lo que hacía y va corriendo para alcanzar a su dueño.
  •  Eliseo le pide permiso para despedirse de sus padres y toma acciones, primero mata los bueyes y con la madera del arado los cocina para dar de comer a los demás.
  •  Elías antes de que se vaya le dice “piensa en lo que te sucedió” todos tenemos luchas antes de decidirnos seguir a Cristo, pero si decides seguirlo de corazón imitarás a Eliseo.
  •  Eliseo de seguro era un hombre rico debería tener más bueyes y pudo haber conseguido más leña para el fuego… pero el literalmente quemó su pasado.
  •  Eliseo sabía que nunca más volvería a usar aquel arado, ahora sin nada que lo ate decide seguir y servir al hombre de Dios.

El apóstol pablo, un hombre el cual fue cambiado completamente por Dios, incluso dejando de llamarse Saulo el perseguidor de los cristianos, nos enseña. Efesios 4:22-24 En cuanto a la pasada manera de vivir, despojaos del viejo hombre, que está viciado conforme a los deseos engañosos, y renovaos en el espíritu de vuestra mente, y vestíos del nuevo hombre, creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad.

Jesús entregó su vida para que nosotros seamos completamente libres, es momento de permitirle que rompa las cadenas de nuestro pasado, y empecemos a vivir una nueva vida junto Cristo, el cuál prometió nunca dejarnos, sino que nos acompañará todos los días hasta el fin del mundo. Amén.

Sinfonía a Dios

Sinfonía a Dios

Un momento nunca visto por ojo humano está empezando a suceder.

El Dios omnipotente vestido en gloria se encuentra sentado en su gran trono, a su alrededor un innumerable número de seres angelicales le rodea.

La Trinidad reunida escucha el cántico de sus millones de seres celestiales, el estruendo de aquellas voces repercute por todas las galaxias.

Dios habla, a su mandato en un extremo del mundo los rayos solares responden y comienzan a calentar la tierra, las nubes forman bellas figuras para su Creador.

Del otro de la tierra la luna ilumina con belleza una hermosa noche llena de estrellas.

Las gotas de lluvia comienzan a caer siguiendo un compás, los truenos como golpes de tambores caen uno a uno.

Los animales se suman al cántico, cada quien al modo que Dios los diseñó alaban al Señor de toda la Creación.

De pronto Dios se levanta, pide silencio, los seres celestiales se detienen y el universo parece enmudecer.

Pide atención, sus huestes celestiales observan atentamente como en nuestro planeta algo empieza a ocurrir.

En un hogar una pequeña luz se enciende, es un hijo suyo el que ha despertado en la madrugada a orar.

Se pone de rodillas y comienza con lágrimas a hablar con el Padre, entre susurros conversa con el Autor de todo lo que existe.

Su tenue voz sube hasta el cielo, Dios con alegría disfruta de aquellas palabras que vienen del corazón sincero de su siervo.

Otra luz aparece y luego otra, muchos de sus hijos están despertando, cada uno en su dialecto da gloria al Altísimo.

Los ángeles asombrados vuelven a adorar, ahora toda la creación a una voz exalta al que gobierna por los siglos de los siglos.

Porque solo Cristo es digno de recibir toda la gloria y todo ser viviente se deleita al poder glorificar a su Hacedor.

Inspirado por la canción: La Sinfónica de Dios

Dios busca amigos

amigos-de-jesus

Proverbios 18:24 El hombre que tiene amigos ha de mostrarse amigo; Y amigo hay más unido que un hermano.

Cualidades de un amigo de Dios:

1. Camina con Dios: Génesis 5:24 Caminó, pues, Enoc con Dios, y desapareció, porque le llevó Dios.

Eso nos habla de pasar tiempo con Dios, de llevarlo a todas partes con nosotros.

2. Se gana su confianza: Génesis 18:17 Y Jehová dijo: ¿Encubriré yo a Abraham lo que voy a hacer?

Abraham era el padre de la fe, a lo largo de su vida vemos que tenía una confianza absoluta en Dios por lo mismo Dios también podía confiar en Él. Dios confía en los que confían en Él.

3. Sabe conversar con Dios: Éxodo 14:15 (Peregrino) El Señor dijo a Moisés: ¿Por qué me gritas? Di a los israelitas que avancen.

¿Por qué Dios le dice eso a Moisés?
Éxodo 33:11 Y hablaba Jehová a Moisés cara a cara, como habla cualquiera a su compañero.
Era tan amistosa la comunión con Dios y Moisés que se sorprendió cuando Él se le pidió ayuda de esa forma. La oración es más que pedir cosas.

4. Es detallista con Dios: 2 Samuel 7:5 Ve y di a mi siervo David: Así ha dicho Jehová: ¿Tú me has de edificar casa en que yo more?

David tenía un corazón conforme al de Dios, y eso se nota al ver la cantidad de Salmos que le dedicó, y al ver un gran detalle como el de edificarle una casa nos damos cuenta del gran amor de David hacia Dios. Un amigo sabe dar y es detallista.

5. Es amado por Dios: Juan 19:26 Cuando vio Jesús a su madre, y al discípulo a quien él amaba, que estaba presente, dijo a su madre: Mujer, he ahí tu hijo.

La escena clave en la que vemos porque Jesús amó tanto a Juan, fue el único de los doce que siempre fue fiel, el único que estuvo a sus pies en su peor momento. Hay que demostrar que amamos a Dios.

6. Le duele fallarle a Dios: Lucas 22:62 Y Pedro, saliendo fuera, lloró amargamente.

Conocemos la historia, Pedro niega tres veces a Jesús, pero al escuchar el canto del gallo le duele mucho haberle fallado y podemos ver más adelante que su arrepentimiento fue genuino.

7. Está dispuesto a todo por Dios: Hechos 21:13 Entonces Pablo respondió: ¿Qué hacéis llorando y quebrantándome el corazón? Porque yo estoy dispuesto no sólo a ser atado, más aùn a morir en Jerusalén por el nombre del Señor Jesús.

Dios necesitaba que un amigo fuera a predicar donde nadie más se había atrevido a ir antes, pero le dijo las consecuencias, Pablo era tan amigo de Dios que no le importaba lo que le sucedería, estaba dispuesto a dar su vida para cumplir su misión.

Juan 15:3 Nadie tiene mayor amor que este, que uno ponga su vida por sus amigos.

Al morir en la cruz nos demostró su gran amor y hoy más que nunca Dios está buscando personas fieles, amigos que lo ayuden a llevar la luz del evangelio a todas partes.

No retrocedas

original

Y Jesús le dijo: Ninguno que poniendo su mano en el arado mira hacia atrás, es apto para el reino de Dios. Lucas 9:62

Existe una idea que tienen todos los atletas antes de una carrera: No pierde el que se cae sino aquel que se da por vencido.

Derek Remond era un atleta el cual era el favorito para ganar el oro en la carrera de oro en las olimpiadas de 1992.

Aunque había tenido lesiones previas, acababa de ganar la medalla de oro en el mundial de Tokyo en 1991.

Derek parecía encontrarse en su mejor momento y tras una vida de mucho esfuerzo sabía que quizá esta era su última oportunidad de alcanzar la medalla de oro en una olimpiada.

El 3 de agosto de 1992 suena el disparo inicial, 65mil personas incluido su padre lo ven correr y abrirse paso hasta los primeros lugares.

Después de correr más de 200m2, Derek escucha un chasquido en su pierna, un dolor terrible recorre su cuerpo y se desploma.

Derek no lo puede creer, se niega a darse por vencido, se levanta, pero la rotura en su pierna lo obliga a cojear, los paramédicos llegan a su encuentro sin embargo él se niega a rendirse, entre lágrimas, el dolor y la multitud que le grita que pare, él sigue avanzando.

Su padre Jim está viendo a su hijo sufrir en cada paso y no aguanta la escena, salta de su silla, golpea personas hasta poder bajar, burla la guardia de seguridad y rompiendo las reglas entra al campo a ayudar a su hijo, pero su hijo le dice que no va a parar.

Su padre está conmovido y al ver su determinación lo abraza, se convierte en su apoyo y avanzan juntos.

Los hombres de seguridad y paramédicos intentan detenerlos, pero el Padre los aleja diciendo: Es mi hijo. Y ambos llorando y avanzando van juntos hasta la meta.

El público entero se pone de pie, Derek no ganaría la medalla de oro aquel día, pero su determinación ha ganado la admiración del público, su padre al entrar al campo provocó la descalificación de su hijo, pero conmovió en inspiro a miles de personas.

A veces nosotros somos como aquel corredor, creemos que basta con tener buenos estudios, buenos contactos, tener un buen trabajo, pero de pronto comienzan los problemas, los traumas, las dificultades y sentimos que cojeamos y no podemos seguir.

Nunca debemos darnos por vencidos, debemos seguir adelante hasta el final, y cuando las fuerzas nos falten, también tenemos a un Padre que nos ve desde el cielo, baja a nuestro encuentro, nos abraza, nos apoya para que podamos seguir y les dice a los demás: Es mi hijo.

También sería bueno tener amigos, familiares, hermanos en Cristo que nos inspiren, nos motiven y también nos apoyen.

Jesús nunca te dejará: Estando persuadido de esto, que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo; Filipenses 1:6

Al que ama

pelicula-biblica-hijo-prodigo

Porque Jehová al que ama castiga, Como el padre al hijo a quien quiere. Proverbios 3:12

La versión dice: (DHH): Porque el Señor corrige a quien él ama, como un padre corrige a su hijo favorito.

¿Cuántos recuerdan las correcciones que les hacía su papá?

Cómo a todos a mí tampoco me gustaba la corrección de mi padre, la verdad no fue hasta que crecí y pasé diversas circunstancias cuando realmente me di cuenta del por qué lo hacía.

Hoy quiero relatarles cuatro de esas ocasiones:

1. La Oración: Recuerdo cuando era muy chico y papá me preguntó si sabía orar, creo que fue más por miedo, pero le dije que no, y él al escucharlo me regañó, pero como buen padre también me enseñó esa misma noche a orar.

Años más adelante a la edad de 20 años una oración salvó literalmente mi vida.

2. El sacrificio: Cuando era chico papá no pasaba mucho tiempo en casa y yo no entendía porque no tenía tiempo para pasar más tiempo con nosotros.

Al crecer y tener mi primer trabajo y pasar cada vez menos tiempo en el hogar, me di cuenta la responsabilidad que él tenía y que por amor lo hacía.

3. El modelo: Habré perdido la cuenta de la cantidad de veces que mi papá me decía que me portara bien o que actuara correctamente, él siempre era ese impecable ser que siempre sabía que hacer o que decir en cada momento.

Recuerdo cuando me nombraron jefe o tuve personal a mi cargo, cuando realmente lo entendí, me di cuenta que él estaba siendo el modelo que yo necesitaba.

4. Los valores: Hace poco vi una escena que me perturbó, a un chico que limpiaba carros le arrollaron uno de sus pies, yo me encontraba lejos, pero al ver aquella escena intenté acercarme para ayudar, al ver a mi alrededor me di cuenta que nadie más lo hacía, todos miraban y se amontonaban sin pretender ayudarlo.

Fue entonces cuando me di cuenta de lo bien que me habían criado.

Ahora entiendo mucho mejor a mi papá y comprendí que cuando un padre nos llama la atención es porque nos ama y busca nuestro bien, nos está enseñando algo que, aunque ahora no lo comprendamos aquella lección habrá dejado una huella en nuestra memoria y no servirá a futuro en nuestro vivir.

Lo mismo ocurre con nuestro Padre Celestial:

· Nos corrige cuando lo necesitamos.

· Se sacrificó por nosotros.

· Es nuestro modelo.

· Nos ama con un amor incondicional.

Si estamos pasando por momentos duros o difíciles en vez de quejarnos o reclamar, deberíamos recordar que Dios no es un Padre malo, por el contrario, Él nos ama mucho, jamás nos descuida, y que quizá está permitiendo que pasemos por aquellas pruebas para moldearnos y para que podamos aprender una gran y valiosa lección.

Siervos inútiles

deleitarse-dios-hombre-alabando-615x340

Yo siempre tuve un problema con el siguiente versículo de la biblia, creía que estaba mal escrito o hubo un problema de redacción celestial, pero tras estudiarlo nuevamente y recordar muchos sucesos en mi vida, pude comprender su significado.

Así también vosotros, cuando hayáis hecho todo lo que os ha sido ordenado, decid: Siervos inútiles somos, pues lo que debíamos hacer, hicimos. Lucas 17:10

En la vida real si nuestro padre nos dijera: Barre tal lugar, y usted lo hace, y luego de que lo hace le dice: Eres un inútil por barrerlo… Yo creo que hasta el más santo de nosotros se enojaría con su padre.

O si su jefe le dice: Has tal labor, y usted lo hace, y tras hacerlo le dice: Eres un inútil por hacerlo… Entonces creo que habría otro despedido en la empresa.

Pero en la biblia, Dios nos llama inútiles por hacer lo que Él nos pidió que hiciéramos, y yo encontré tres razones por las que sí somos inútiles:

Somos inútiles porque no podemos hacerlo solos.

A veces la vida golpea muy fuerte, pasamos situaciones muy duras que nos hacen caer, muchas personas no son capaces de soportar las duras tormentas de la vida, y es entonces tras pasar por esos momentos que nos damos cuenta que necesitamos la ayuda de Dios, que es su amor y su enorme gracia la que nos sostiene día tras día.

Somos inútiles porque vamos a fallarle y Él lo sabe.

¿Usted tendría una relación con una persona que le sería infiel o haría una sociedad con un socio que lo fuera a traicionar? Sé que la respuesta es no, pero Dios a pesar de conocernos muy bien, de saber que íbamos a renegar de Él, de saber que íbamos a caer, que vamos a dejarlo, que por momentos lo vamos a olvidar, a pesar de todo, Él nos amó y nos rescató por su gran amor. Somos inútiles porque nada podrá alcanzar lo que Él hizo por nosotros.

Somos inútiles porque nada podrá alcanzar lo que Él hizo por nosotros

Nunca seremos capaces de pagar el enorme sacrificio que Jesús hizo por nosotros en la cruz, el pagó un enorme precio por nosotros, sufrió hasta lo máximo porque nos amó, porque cuando daba cada paso y sufría cada latigazo, Él pensaba en ti.

Siempre digo que lo bueno de Dios es que a pesar de que le falle, cada vez que voy donde Él, siempre encuentro un abrazo y su voz diciéndome: Te amo.

Debemos ser siervos que a pesar de todo logren hacer lo que Dios nos encomendó.

Dios sabe lo inútil que puedo ser, Él sabe las muchas veces que le fallé y que puedo fallar, sabe mis defectos, mis debilidades pero a pesar de todo Él me escogió, y por eso le amo y le seguiré hasta el final de mis días.