Archivo de la etiqueta: corazón

La Iglesia

Hechos 2:44-46 Todos los que habían creído estaban juntos, y tenían en común todas las cosas; y vendían sus propiedades y sus bienes, y lo repartían a todos según la necesidad de cada uno. Y perseverando unánimes cada día en el templo, y partiendo el pan en las casas, comían juntos con alegría y sencillez de corazón,

Así nació lo que hoy conocemos como iglesia, era la reunión de aquellos hombres y mujeres que tenían una misma fe, una misma devoción y en donde, a pesar de la persecución podían encontrar un refugio.

El pintor holandés Vicent Van Gogh, pintó una obra llamada “la iglesia de auvers-sur-ois”, es una de sus últimas obras, y una también de las más conocidas.

Al ser hijo de cristianos, dio mucha curiosidad lo que él sintió al momento de pintarla.

La obra fue pintada con colores oscuros y grises que podrían denotar cierta tristeza, pero lo más curioso es que nos muestra que la iglesia se encontraba entre dos caminos y no posee puertas.

Van gogh siempre vivió en medio de los impulsos de su talento y lo oportunidad de conocer al Dios de sus padres, para él la iglesia se convirtió en una especie de prisión de donde no quería salir, pero tampoco se atrevía a entrar completamente.

Existen muchas personas que sienten lo mismo que Van Gogh, no van a la iglesia por amor a Dios, sino que se sienten atrapados en ella, han olvidado lo que realmente significa el encontrarse con Dios.

En estos tiempos en donde la iglesia está siendo tan atacada, debemos tratar de que los demás tengan un buen y bello concepto de ella.

¿QUÉ SIGNIFICA LA IGLESIA PARA TI? PARA MÍ SIGNIFICA:

Ø ES LA PUERTA AL CIELO

Ø UN HOGAR PARA EXTRANJEROS Y PEREGRINOS

Ø UN REFUGIO PARA LOS QUE SON PRESA DE TEMORES Y DOLOR.

Ø UN HOSPITAL PARA EL ALMA Y EL CORAZÓN.

Ø UNA ESCUELA DE PALABRA DIVINA.

Ø UNA LUZ EN UN MUNDO RODEADO DE OSCURIDAD.

Ø EL LUGAR DONDE ENCONTRAMOS EL ABRAZO DEL PADRE.

Ø EL LUGAR DONDE RECIBIMOS PALABRAS DE ALIENTO.

Ø EL LUGAR DONDE PODEMOS ESCUCHAR UNA BUENA NUEVA QUE NOS LLENE DE ALEGRÍA.

Ø EL LUGAR DONDE PUEDO REENCONTRARME CON EL AMOR DE MI VIDA.

Ø EL HOGAR DONDE ME REÚNO CON MIS HERMANOS AMIGOS.

Ø EL HOGAR DONDE NUNCA SERÉ RECHAZADO.

Y ya sea en una pequeña casa o un gran estadio, en una choza o un enorme coliseo, gracias a Dios en todas partes del mundo su palabra es y por siempre será predicada.

Anuncios

Sinfonía a Dios

Sinfonía a Dios

Un momento nunca visto por ojo humano está empezando a suceder.

El Dios omnipotente vestido en gloria se encuentra sentado en su gran trono, a su alrededor un innumerable número de seres angelicales le rodea.

La Trinidad reunida escucha el cántico de sus millones de seres celestiales, el estruendo de aquellas voces repercute por todas las galaxias.

Dios habla, a su mandato en un extremo del mundo los rayos solares responden y comienzan a calentar la tierra, las nubes forman bellas figuras para su Creador.

Del otro de la tierra la luna ilumina con belleza una hermosa noche llena de estrellas.

Las gotas de lluvia comienzan a caer siguiendo un compás, los truenos como golpes de tambores caen uno a uno.

Los animales se suman al cántico, cada quien al modo que Dios los diseñó alaban al Señor de toda la Creación.

De pronto Dios se levanta, pide silencio, los seres celestiales se detienen y el universo parece enmudecer.

Pide atención, sus huestes celestiales observan atentamente como en nuestro planeta algo empieza a ocurrir.

En un hogar una pequeña luz se enciende, es un hijo suyo el que ha despertado en la madrugada a orar.

Se pone de rodillas y comienza con lágrimas a hablar con el Padre, entre susurros conversa con el Autor de todo lo que existe.

Su tenue voz sube hasta el cielo, Dios con alegría disfruta de aquellas palabras que vienen del corazón sincero de su siervo.

Otra luz aparece y luego otra, muchos de sus hijos están despertando, cada uno en su dialecto da gloria al Altísimo.

Los ángeles asombrados vuelven a adorar, ahora toda la creación a una voz exalta al que gobierna por los siglos de los siglos.

Porque solo Cristo es digno de recibir toda la gloria y todo ser viviente se deleita al poder glorificar a su Hacedor.

Inspirado por la canción: La Sinfónica de Dios

Padre Excepcional

Lucas 15:17 Y volviendo en sí, dijo: ¡Cuántos jornaleros en casa de mi padre tienen abundancia de pan, y yo aquí perezco de hambre!

La historia es muy conocida, muchos la hemos escuchado de niños como una advertencia o enseñanza de lo que no debemos hacer, pero ya de adultos nos sentimos identificados con la historia de aquel joven.

Aquella parábola nos enseña y nos hace recordar:

  • Que no todos los que dicen ser amigos lo son, y que muchos fingen por interés.
  • Aprendimos que la vida es dura y que muchas veces no estábamos preparados.
  • Sabíamos que ciertas cosas eran malas pero las hicimos para poder encajar.
  • A lo largo de la vida fuimos seducidos por el mal y caímos en vicios y en tentaciones.
  • Nos dimos cuenta que por nuestro egoísmo alejamos a las personas que nos amaban.
  • Es muy duro y difícil levantarse después de una crisis.
  • Neciamente rechazamos las buenas enseñanzas de nuestros padres y del resto.
  • Nos entercamos en sueños que resultaron en tristezas.
  • Separados de Dios, nos sentíamos solos, abrumados, y angustiados.
  • Los momentos duros nos hacen recordar aquellos momentos de nuestra infancia.
  • Aquéllos momentos tristes nos enseñan a valorar las cosas importantes de la vida.

Uno nunca sabe cuánto nos aman nuestros padres, nuestra familia,  nuestras parejas o nuestros amigos hasta que pasamos por momentos difíciles.

Y sin importar cuántos errores hallamos cometido en la vida, tenemos un Padre celestial que con los brazos abiertos espera que volvamos al hogar.

Dios nos está esperando cada domingo, le dice a sus ángeles, miren como viene a mí encuentro.
Cada vez que oramos y le buscamos de corazón se alegra de que lo visitemos.
Y la iglesia es el lugar donde tú también puedes sentirte como en casa, ven al hogar.

Estando en esa situación aquel joven vuelve en sí, despierta y se da cuenta de sus errores, que tiene un padre que lo ama, y comienza a valorar aquellas pequeñas cosas que eran tan valiosas:

  • La paz de tener un refugio.
  • El amor genuino de personas que nos aprecian
  • El perdón que necesitaba.
  • La comprensión y no el sentirse juzgado.
  • Verdaderas amistades.
  • La plenitud de poder ser uno mismo.
  • Una mano
  • Un beso
  • Un abrazo cálido.
  • Unos brazos que siempre estarán esperando.
  • Y una nueva oportunidad para empezar otra vez.

Todas aquellas cosas las podemos encontrar en Dios y también en la iglesia.

Quizá no lo veas pero Dios está con los brazos abiertos esperando por ti.

Él quiere sanar las heridas que la vida te dejó, quiere acompañarte, quiere demostrarte que te ama, quiere hacer un banquete porque su hijo estaba perdido pero ha sido hallado, estaba muerto pero ha vuelto a la Vida, ha vuelto al hogar.

Te busco

Camino buscándote sin parar, has ocultado tan bien tus huellas que no logro poder seguirte el paso.

Te necesito como la abeja a la miel, cómo el novio a la novia, como nunca antes pensé hacerlo.

Es que sin Ti el cielo parece nublado, la vida se torna grisácea, el amor parece solo un cuento.

La verdad está en tu boca, la misericordia en tu mirada, la hermosura cubre tu rostro.

Tan perfecto eres para mí que no puedo alejarme de Ti, que no sé cómo seguir sin Tu ayuda.

Ven a mí encuentro porque te estoy buscando día y noche, clamo a ti cada vez que puedo.

La noche parece no terminar, necesito tu Luz para poder sentir que todo estará bien.

Tus abrazos me daban seguridad, debajo de tus alas poduedo llegar a sentir mucha paz.

No soy tan fuerte cómo creía, eras Tú eres el que me ayuda a resistir.

Mi fe por si sola no logra nada, pero si tú estás conmigo entonces todo lo puedo.

Lo intento y re intento pero si estás a mi lado todo me ayudará para bien.

Te busco porque sé que te amo, porque caminar sin Ti solo es tristeza y soledad.

Acompáñame y tómame la mano, la única mano que siempre me ayuda y me sostiene.

Las tormentas vinieron y no tenía refugio, las flechas cayeron y me encontraba sin escudo.

Sana mis heridas, lava mi corazón de las angustias, seca las lágrimas que llenan mi rostro.

Perdóname si me cuesta ser fiel, si quiero negociar los límites de mi corazón.

Hoy mi mente y corazón son tuyos, el trono de mi ser te pertenece a Ti.

Hazme otro, crea algo nuevo y maravilloso dentro de mi, moldéame como la arcilla.

Bendíceme como antes lo hacías y sustenta mi corazón con tus palabras.

Vuelva la alegría a mi rostro y mi corazón halle la paz porque contigo estoy.

Acércate a mí que estoy deseoso de tomar tu Cruz, ponerme tu yugo y seguirte.

Dios busca amigos

amigos-de-jesus

Proverbios 18:24 El hombre que tiene amigos ha de mostrarse amigo; Y amigo hay más unido que un hermano.

Cualidades de un amigo de Dios:

1. Camina con Dios: Génesis 5:24 Caminó, pues, Enoc con Dios, y desapareció, porque le llevó Dios.

Eso nos habla de pasar tiempo con Dios, de llevarlo a todas partes con nosotros.

2. Se gana su confianza: Génesis 18:17 Y Jehová dijo: ¿Encubriré yo a Abraham lo que voy a hacer?

Abraham era el padre de la fe, a lo largo de su vida vemos que tenía una confianza absoluta en Dios por lo mismo Dios también podía confiar en Él. Dios confía en los que confían en Él.

3. Sabe conversar con Dios: Éxodo 14:15 (Peregrino) El Señor dijo a Moisés: ¿Por qué me gritas? Di a los israelitas que avancen.

¿Por qué Dios le dice eso a Moisés?
Éxodo 33:11 Y hablaba Jehová a Moisés cara a cara, como habla cualquiera a su compañero.
Era tan amistosa la comunión con Dios y Moisés que se sorprendió cuando Él se le pidió ayuda de esa forma. La oración es más que pedir cosas.

4. Es detallista con Dios: 2 Samuel 7:5 Ve y di a mi siervo David: Así ha dicho Jehová: ¿Tú me has de edificar casa en que yo more?

David tenía un corazón conforme al de Dios, y eso se nota al ver la cantidad de Salmos que le dedicó, y al ver un gran detalle como el de edificarle una casa nos damos cuenta del gran amor de David hacia Dios. Un amigo sabe dar y es detallista.

5. Es amado por Dios: Juan 19:26 Cuando vio Jesús a su madre, y al discípulo a quien él amaba, que estaba presente, dijo a su madre: Mujer, he ahí tu hijo.

La escena clave en la que vemos porque Jesús amó tanto a Juan, fue el único de los doce que siempre fue fiel, el único que estuvo a sus pies en su peor momento. Hay que demostrar que amamos a Dios.

6. Le duele fallarle a Dios: Lucas 22:62 Y Pedro, saliendo fuera, lloró amargamente.

Conocemos la historia, Pedro niega tres veces a Jesús, pero al escuchar el canto del gallo le duele mucho haberle fallado y podemos ver más adelante que su arrepentimiento fue genuino.

7. Está dispuesto a todo por Dios: Hechos 21:13 Entonces Pablo respondió: ¿Qué hacéis llorando y quebrantándome el corazón? Porque yo estoy dispuesto no sólo a ser atado, más aùn a morir en Jerusalén por el nombre del Señor Jesús.

Dios necesitaba que un amigo fuera a predicar donde nadie más se había atrevido a ir antes, pero le dijo las consecuencias, Pablo era tan amigo de Dios que no le importaba lo que le sucedería, estaba dispuesto a dar su vida para cumplir su misión.

Juan 15:3 Nadie tiene mayor amor que este, que uno ponga su vida por sus amigos.

Al morir en la cruz nos demostró su gran amor y hoy más que nunca Dios está buscando personas fieles, amigos que lo ayuden a llevar la luz del evangelio a todas partes.

Si pudiera

poder

Si pudiera tenerte frente a mí y pedirte algo sería que me ayudes a comprender tu amor, para poder amarte más a ti y para poder llevarlo a los demás.

Te pediría que me ayudes a tener pasión por ti, una pasión tan genuina y real que pueda entregarme a Ti por completo y pueda darte hasta mi vida.

Te pediría que escuches el clamor de aquellos cristianos que son perseguidos, aunque sé que Tú los proteges, te lo pediría porque también son mi familia.

Te pediría que me ayudes a ver la vida con los ojos de la fe, que me enseñes a tener fe como del tamaño de un pequeño grano de mostaza.

Te pediría que me ayudes a cumplir mi propósito, no quiero pedirte grandes cosas, yo solo quiero hacer tu voluntad.

Te pediría que me dejes recostarme en tu pecho, porque también quiero ser un discípulo amado que nunca se aparte de Ti.

Te pediría que me ayudes a madurar más rápido, porque a veces me cansa pasar tanto tiempo en el horno y recibir los golpes que me moldean.

Te pediría que como a Pedro me des una oportunidad si te fallo, hazme valiente para nunca negar tu nombre.

Te pediría que me pongas en mi corazón misericordia para poder levantar al caído y que pueda corregir con amor a los que están equivocados.

Te pediría que me dejes tocar el borde de tu manto para que mi corazón sangrante de tristezas esté completamente sano.

Te pediría que vengas pronto para que tu pueblo pueda verte otra vez, para que juntos toda tu iglesia podamos estar por siempre a tu lado.

Si pudiera tenerte frente a mí, correría a tus brazos, besaría tus pies, y si no pudiera hablarte te pediría todo lo anterior con la voz de mi corazón.

Una muestra del evangelio

leproso

En estos tiempos tan difíciles de mucha confusión quiero narrarles una historia que nos recuerde como es el verdadero evangelio.

Lucas 17:11 Yendo Jesús a Jerusalén, pasaba entre Samaria y Galilea.

Jesús estaba entre Samaria y Galilea, pero Samaria era un pueblo que tenía enemistad con los judíos y de seguro para muchos judíos debió ser incómodo estar allí.

Lucas 17:12 Y al entrar en una aldea, le salieron al encuentro diez hombres leprosos, los cuales se pararon de lejos

Según Flavio Josefo (un historiador de la época), él nos cuenta: Lo que atormentaba en esa época a los desdichados era el recuerdo persistente que tenían de sus seres queridos que tenían que dejar atrás cuando los sacerdotes los declaraban inmundos.

Ellos perdían a su familia, su vida normal, vivían solos, estaban heridos, comían y dormían en los peores lugares, eran rechazados, vistos con asco, se convertían en algo que los asustaba.

Quizá aquí nadie tenga lepra pero por algún motivo se siente un marginado, se siente solo, se siente herido, siente que no se halla o que es algo que no quería ser.

Lucas 17:13 y alzaron la voz, diciendo: ¡Jesús, Maestro, ten misericordia de nosotros!

Los leprosos tenían que anunciar su enfermedad, imagínense lo feo y denigrante que sería gritar la enfermedad que padece.

Quizá escuchemos: Tengo gripe, tengo tiroides, tengo depresión, tengo el corazón roto.

Y de que no seríamos capaces con tal de poder ser sanos de aquellas cosas que nos duelen.

Lucas 17:14 Cuando él los vio, les dijo: Id, mostraos a los sacerdotes. Y aconteció que mientras iban, fueron limpiados.

Jesús no los sana inmediatamente, pero Él les dice que hacer para ser sanados.

Muchas veces nosotros pensamos que al acercarnos a Dios todo va cambiar en un segundo pero Jesús nos muestra el Camino y mientras caminamos descubrimos que vamos siendo sanados, que nuestros corazones son renovados y que existen los milagros.

Lucas 17:15 Entonces uno de ellos, viendo que había sido sanado, volvió, glorificando a Dios a gran voz,

Imagínense la alegría de aquella caminata, lo increíble que debió ser dar cada paso y ver como poco a poco eran sanados.

Y uno de ellos dice: Hay que regresar a agradecer, los demás solo están preocupados en sí mismos pero uno prefiere regresar a agradecer a aquel que le dio todo.

Lucas 17:16 y se postró rostro en tierra a sus pies, dándole gracias; y éste era samaritano.

Lucas 17:17 Respondiendo Jesús, dijo: ¿No son diez los que fueron limpiados? Y los nueve, ¿dónde están?

Uno pensaría que sería uno de los judíos el que regresaría a ver a Jesús, pero es aquel rechazado, el que menos se pensaría el que vuelve a agradecerle.

¿Y Dónde están en las iglesias los ricos, los intelectuales, los que aparentemente deberían estar?

Lucas 17:18 ¿No hubo quien volviese y diese gloria a Dios sino este extranjero?

Lucas 17:19 Y le dijo: Levántate, vete; tu fe te ha salvado.

Noten que él único que realmente fue salvo fue aquel hombre agradecido, fue aquel marginado que cuando encontró un nuevo comienzo decidió tener un encuentro real con Jesús.

Y así es el evangelio, el evangelio es capaz de cambiar y transformar vidas pero la salvación es solo para aquellos agradecidos que quieren conocer y servir a aquel les dio un nuevo comienzo.