RSS

Archivo de la etiqueta: valentía

La Locura de la predicación

predicando

Pues ya que en la sabiduría de Dios, el mundo no conoció a Dios mediante la sabiduría, agradó a Dios salvar a los creyentes por la locura de la predicación. 1 Corintios 1:21

Si hubiera requisitos para poder ser cristiano, aunque todos sabemos que no existen los requisitos, entonces yo estoy seguro que uno de aquellos requisitos fundamentales sería: Estar loco por Dios.

Predicar el evangelio nunca ha sido sencillo, requiere valentía, amor por el prójimo e incluso hasta locura para atreverse a llevar el evangelio a aquellos lugares a los cuales nadie ha ido y usar medios que nunca antes fueron usados.

Hoy quiero dejarle algunos ejemplos de hermanos en Cristo que llevaron con locura el mensaje del evangelio y espero que le sirvan de inspiración para que usted haga lo mismo:

· Los primeros cristianos y apóstoles aún en medio de la más dura persecución que haya tenido que pasar la iglesia, lograron con la ayuda del Espíritu Santo llevar el evangelio no solo a Israel sino a todo el mundo conocido de aquella época.

· Hombres como Martin Lutero y Juan Calvino tuvieron la osadía de oponerse al poder religioso de la época y arriesgaron sus vidas para demostrarles lo equivocadas que se encontraban, logrando crear una reforma a la cual hoy conocemos como el protestantismo.

· George Frederick Handel un compositor de opera que estando atravesando una difícil crisis, tras leer un texto que contenía partes de Isaías, logró crear una de las más bellas canciones llamada: El Mesías, devolviendo la esperanza a una nación.

· Roger Bannister un atleta cristiano que en contra de lo que decía la ciencia, logró romper una marca histórica de atletismo conocida como la “Milla Milagro” y de ese modo logró inspirar a muchos.

· Kelley un joven soldado cristiano el cual transformó la vida de un grupo de soldados y le devolvió la alegría a muchos niños pobres con un noble acto en plena segunda guerra mundial.

· David Ben Gurión un líder judío que tras los acontecimientos de la segunda guerra mundial y saber que se encontraba en desventaja frente a sus enemigos, inspiró a toda su nación al declarar: “Yo creo en milagros”.

· En este año ha habido miles de mártires que han dado su vida por rehusarse a negar el nombre de Jesús en países Palestinos y a la vez por llevar el evangelio en países comunistas en donde el evangelio está prohibido.

· Miles de siervos de Dios tiene el coraje de fundar iglesias, van a países lejanos a llevar el mensaje de salvación a personas que nunca antes habían escuchado el nombre de Jesús, otros usan los medios de comunicación como canales de televisión y radios, otros crean blogs, otros abren canales en youtube, otros usan las redes sociales, y es así como sin excusas podemos llevar la locura del evangelio que cambia y restaura vidas a todos los que amamos y conocemos.

Nota: Puede revisar la historia completa de cada uno de los ejemplos haciendo clic en el nombre de cada uno de ellos.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 8 marzo 2015 en Enseñanzas, Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Ebenezer

2015-1

Tomó luego Samuel una piedra y la puso entre Mizpa y Sen, y le puso por nombre Eben-ezer, diciendo: Hasta aquí nos ayudó Jehová. 1Samuel 7:12

Se acaba otro año y es hermoso poder reconocer y decir: Eben-ezer, hasta aquí nos ayudó nuestro Dios.

Si este año ha sido un año de bendiciones y confirmaciones de Dios para tu vida entonces debes reconocer que la mano de Dios ha estado contigo y puedes decir al igual que el profeta: Hasta aquí me ayudó Dios.

Si por el contrario este año has pasado duras pruebas y crisis que han puesto a prueba tu fe, créeme que también puedes sentirte agradecido porque mientras hay vida hay esperanza, y si Dios está contigo Él cambiará cualquier circunstancia, Él no se ha olvidado de ti, Él prometió que todo te ayudará para bien, así que con fe declara: Hasta aquí me ayudó Dios.

Dios ha prometido que siempre estará con nosotros, tengamos fe de que su mano nos levantará cuando creamos que ya no poder más, tengamos fe de que sin importar lo que nuestros ojos vean Él tiene todo bajo su control, tengamos fe de que aunque muchas veces nos sintamos solos, Él nos cubre debajo de sus alas, tengamos fe de que Él nos ayudará cada día de nuestra vida.

Hoy comienzo un nuevo año y con ello podemos recordar que las misericordias de Dios son nuevas cada mañana, que sin importar los años su gran amor no variará, seguirá igual de firme y nos acompañará a lo largo de este nuevo año.

Cobremos ánimo, no dejemos que nada nos venza, esforcemos y seamos valientes porque hasta aquí nos ayudó Dios y tenemos la certeza de que Él siempre estará con nosotros para ayudarnos, para cuidarnos, para consolarnos, para salvarnos, para bendecirnos y para llenar nuestras vidas.

Gracias Señor por todo lo que ha pasado este año, por tu gran fidelidad y oramos para que bendigas este nuevo año, para que Tu sigas por siempre a nuestro lado, para que nos ayudes a ser fieles y siempre podamos ser agradecidos contigo. Amén.

 
Deja un comentario

Publicado por en 31 diciembre 2014 en Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Tanto que decirnos

conversar con JesúsHay tanto que decir así que tomemos asiento y al igual que aquel apóstol déjame recostarme en tu pecho y decirte todo lo que siento.

Quiero contarte que hay muchas cosas que no logro decir en mis oraciones, tantos secretos que guardo en el alma y no sé cómo expresar.

Tengo que contarte que muchas son las veces en que me siento solo y que la frialdad de mi alma en ocasiones me asusta.

Debería contarte que mi corazón pareciera estar roto y que muchas veces creo que siento llorar en silencio a mi alma.

Recuerda que soy débil, que hubo momentos en donde fue difícil guardar la fe, yo quería explicaciones y dudé de Ti.

Quisiera decirte que soy como el hijo pródigo, que me sentía extraviado pero que hoy lo único que busco es Tú perdón y Tú abrazo.

Necesito que sepas que a pesar de todo yo de verdad te amo, que te necesito para vivir y que nada en mi vida tiene sentido sin Ti.

Hijo mío, no olvides que yo te amé primero y que no existe nada que te pueda separar de mi amor.

Recuerda que nunca estás solo, Yo prometí acompañarte hasta el fin del mundo.

No tengas temor porque soy Yo el que te sostiene y te sustentaré con la diestra de mi justicia.

Esfuérzate y sé muy valiente porque yo siempre estaré contigo.

Nadie te podrá hacer frente y si estás conmigo todo lo podrás.

Si te convirtieres de tus malos caminos yo te restauraré y delante de mí estarás.

Acércate a mí porque hay tanto que necesitas escuchar, mantén atentos tus oídos porque Yo también tengo mucho que decirte.

Porque yo también quiero que te recuestes en mi pecho, que sepas todo lo que necesito decirte y que sepas lo mucho que te amo.

 
Deja un comentario

Publicado por en 20 julio 2014 en Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Actitudes

actitudes

Los cristianos deberíamos ser el modelo de persona por excelencia, es decir que debemos cuidar y tener un buen testimonio y paro eso es importante cuidar las actitudes que tenemos hacia los demás.

Los cristianos deberíamos tener una actitud frente a la vida no tan solamente positiva, sino de esperanza, de fe y de expectación por aquel inmenso plan que Dios tiene para nosotros, una actitud valiente que nos ayude a conquistar nuestros sueños y destino como nos enseñan Gedeón, Nehemías y muchos otros.

Deberíamos tratar de tener una actitud correcta frente a nuestra familia, como hijos el aprender a obedecer y honrar a nuestros padres, los padres saber amar a los hijos, y entre hermanos procurar de ser de ayuda y modelos.

Con nuestros amigos y hermanos en Cristo, deberíamos ser honestos y fieles e imitar el tipo de amistad sincera que tenían David y Jonatán.

En la iglesia honrar a nuestros pastores y aprender de ellos, saber soportar a nuestros hermanos en Cristo, recordar siempre que somos una familia espiritual y tener aquel deseo de conocer a Jesús como lo tuvieron los discípulos.

También seamos sabios para quitar en nosotros mismos actitudes que hieran al resto o que hagan enojar a los demás, actitudes egoístas, orgullosas, irascibles o infieles.

Sé que vivimos en un mundo en donde se pierde la honradez, la sinceridad, la compasión, el honor y que es muy difícil no dejarse llevar por la corriente, pero esa es nuestra lucha y nuestro desafío para mantener nuestras vestiduras blancas y llevar una vida agradable a Dios.

También sé que muchas veces pasaremos pruebas y que habrá actitudes del resto que podrán dañarnos y por eso debemos ser pacientes y perseverantes.

Incluso debo admitir que aun nuestros amigos podrán fallarnos y deberemos al igual que Job tener esa clase de amor y compasión para ser capaces de perdonar y orar por ellos, también nuestros familiares podrán herirnos y debemos aprender de Moisés el cual oró por su hermana.

La vida cristiana no es sencilla pero seguir a Jesús cambia totalmente nuestro estilo de vida, podemos ver la realidad, sabemos la verdad y sobre todo tenemos a Cristo en nuestros corazones para guiarnos.

Esforcémonos para que nuestras actitudes alegren siempre a Dios, hagamos que nuestra vida marque la diferencia y seamos testimonio de lo que Dios realmente hace en nosotros.

 
Deja un comentario

Publicado por en 29 diciembre 2013 en Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Él nos amó primero

Nosotros le amamos a él, porque él nos amó primero. 1 Juan 4:19

discipulo amadoCuando leemos éste versículo, es normal comenzar a hacer una lista de todas las cosas buenas que Dios ha hecho por nosotros, no solo desde el momento en que lo conocimos o entró a nuestro corazón, sino desde antes de eso y en especial en el aquel momento en el que nuestro Salvador dio su vida en la cruz por amor de nosotros.

Ahora pongámonos en el lugar del autor de aquel versículo, él fue uno de los doce discípulos que acompañó a Jesús durante los tres años y medio que duró su ministerio y además fue el único de los doce que presenció su pasión.

Por lo tanto si existió una persona que realmente entendió el amor que Jesús tiene hacia nosotros ese debió haber sido el discípulo amado.

Usemos nuestra imaginación y transportémonos a aquel momento en que la vida de aquel discípulo cambiaría drásticamente.

Para él, no había sido una noche normal, había tenido una cena junto a los once y su Maestro, pero esta vez Jesús había hablado acerca de traiciones, de su muerte, de una resurrección y después de eso se fueron a orar, pero él notó algo extraño en la oración de su Maestro, una intensidad como la que nunca antes le había visto.

De pronto todo cambió, Judas uno de los doce aparece con un sequito de soldados armados, y en ese instante todos sus miedos parecían volverse realidad, tras varios sucesos y para lo que para él debió haber sido una eternidad, los guardias logran llevarse a su Maestro.

Nueve de los discípulos van a refugiarse, Pedro no aparece, Judas se rumorea muerto y él está en duda sobre si seguir a los otros o permanecer al lado de su Mesías.

Llega el momento de duda, es normal que sintiera miedo porque seguir a su maestro significaba poner en riesgo su vida, sufrir burlas, el desprecio del pueblo y además tendría que ver sufrir a la persona que más ama.

Miles de cosas deben haber pasado por su mente, hasta que se pregunta: ¿Por qué lo hago?

Entonces debe haber recordado, como el mismo Juan nos relata en su evangelio:

· Su primer encuentro con Jesús.

· La conversación de Jesús con Nicodemo.

· El encuentro de Jesús con la mujer Samaritana.

· Los numerosos milagros.

· La alimentación de los cinco mil.

· La vez en que Jesús le perdonó la vida a una mujer adúltera.

· La resurrección de Lázaro.

· Sus numerosas parábolas y enseñanzas.

Y todos esos actos decían una sola cosa: Amor.

En ese momento Juan decide alejarse de los otros y permanecer al lado de aquella persona que había cambiado su vida, aquel maestro que le dio un propósito y de aquel amigo que le permitía recostarse en su pecho.

Juan nos enseña que un verdadero discípulo amado permanece fiel hasta la cruz y se queda hasta el final sin importar lo que acontezca.

Nos enseña a comprender la inmensidad del amor de su Señor y que él amor sincero hace lo correcto aunque duela, porque para él no debió ser fácil ver los latigazos y las torturas que debió soportar su amado, pero su amor sincero era más fuerte que la tristeza o el enojo.

Nos enseña que para seguir a Jesús debemos ser valientes y osados, estar dispuestos a darlo todo por seguirle.

No puedo imaginarme su lloro al verle en la cruz o al ver sus manos manchadas con su sangre, pero tampoco me imagino su felicidad al verle resucitado y su gozo al recostarse otra vez en su pecho.

Cada vez que leamos nuevamente aquel versículo recordemos que el amor hacia Dios se debe demostrar cómo nos lo enseñó aquel discípulo amado.

 
Deja un comentario

Publicado por en 8 diciembre 2013 en Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

La última carta del discípulo amado

epistola

El anciano a Gayo, a quien amo en la verdad ruego para que recibas la última parte de esta carta, sabéis bien que estoy avanzado en años y que mi partida cercana está.

Llevad esta carta a todos nuestros hermanos, porque ya no les hablaré más hasta que nos veamos con Jesucristo, mi amado al cual he deseado verle como cuando estaba con nosotros los doce.

Hijitos míos, bien sé que a la verdad muchos de entre vosotros me llamáis el discípulo amado, yo mismo me referí a así en la carta que dirigí a vosotros, narrando los hechos que vivimos junto a aquel Verbo de vida, los cuales me fueron dictados por el Espíritu Santo.

Creeréis que me llamé así puesto que el Hijo de Dios me amaba mucho, pero yo fui el discípulo amado porque amo al maestro ya que Él me amó primero.

Nosotros dejamos padre, hermanos y hermanas para seguirle, no le negamos nada sino que estuvimos junto a Él durante tres años y medio hasta el día de la traición.

Lloré al verle clavado en aquella cruz, cumplí mi promesa y cuidé a su madre terrenal como si fuera mi propia madre y estuve junto a Él los días hasta que fue tomado al cielo.

Llevo en mi cuerpo las marcas de seguir su excelente Camino, he visto a muchos de mis hermanos partir en mis brazos, a otros he visto siendo apedreados guardando su amor hasta la muerte.

No es que Dios se haya olvidado de nosotros o que estemos desamparados, sino que Dios es amor, y hemos sido llamados hijos de Dios por lo cual también hemos sido hechos partícipes de su aflicción, sabiendo que en el mensaje que ha sido puesto en nuestros corazones ha salido de nuestros labios según el Espíritu Santo nos dio para que hablásemos y muchos sean salvos.

Hijitos, no guardéis ira o rencor en vuestros corazones, gozaos por los que ya partieron y afirmen a los que quedan y guardan la fe de Jesucristo en sus corazones.

Ámense unos a otros, amen incluso a vuestros enemigos, según el maestro nos enseñó a los doce, amen porque eso agrada a Dios, y Dios es el amor.

Vuestra fe sea pura y sabed bien que vencerán al mundo, sean llenos del Espíritu Santo, busquen el conocimiento que os traerá vida eterna, dejad todo y seguidle

El anciano ha vivido muchos años, voy pronto a ver a mi amado, deseo nuevamente recostarme en su pecho, escuchar sus parábolas y reunirme con los otros once los cuales me esperan en su gloria.

Estando en Patmos, prisionero por amor de Jesucristo, testigo fiel y el Todopoderoso, he visto en visiones lo que acontecerá con su amado pueblo, y cómo se escribió así ha de acontecer, estad firmes, guarden sus mandamientos y celebrad con gran gozo pues su venida está próxima.

Gayo saludad a todos de mi parte, pedid encarecidamente que no lloréis mi partida, puesto que mi tristeza a de convertirse en gozo al ver al cordero de Dios y Verbo de vida.

Recordad y aprended del buen pastor, el cual dio su vida por sus ovejas, lean las cartas que yo y otros hemos escrito, leed la carta de Pedro el cual ha sido un amigo fiel, el cual habiendo sido afirmado, llevó el mensaje de nuestro Padre con valentía hasta el momento de su partida, glorificando a nuestro Dios con su muerte, aprended de su ejemplo.

Sean discípulos amados, recuesten sus corazones en el pecho de nuestro Dios, coman del pan de vida y beban su sangre, creed en Él y ríos de agua viva correrán de su interior y entonces alcanzarán misericordia, gracia y favor delante de aquel que es la vida.

Tengo muchas cosas que deciros pero mi tiempo es corto, lo demás ya lo sabéis y lo aprenderéis al leer todo lo escrito.

La paz sea contigo y con todos aquellos que leéis estas palabras, sabed bien que voy dichoso a su presencia y gozoso de mi esfuerzo, las aflicciones de esta carne no se comparan a la gloria que hemos de ver. Amén.

 
Deja un comentario

Publicado por en 19 octubre 2013 en Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

No te avergüences

evangelizar

Porque el que se avergonzare de mí y de mis palabras, de éste se avergonzará el Hijo del Hombre cuando venga en su gloria, y en la del Padre, y de los santos ángeles. Lucas 9:26

Ser cristiano es la aventura más hermosa en la vida, sinceramente la vida es otra cuando tienes un encuentro real con Dios y una vez que descubres que seguir a Jesús no es una religión sino un verdadero estilo de vida, te das cuenta que en Él se encuentra tu propósito y tú destino.

La vida cristiana es una vida hecha para valientes, es una vida en la cual tienes que aprender a tener mucha fe y sobre todo ser capaz de creerle a Dios en cualquier circunstancia.

Habrá momentos en nuestra vida, en las cuales deberemos ser muy valientes para demostrar que amamos a Dios, momentos en los que deberemos dejar a aparentes amistades, alejarnos de familiares, incluso cortar con viejos hábitos.

Muchas veces esto no será fácil, habrá momentos en los cuales sentiremos miedo de hablar de Él, muchas veces la presión de los demás nos hará dudar y quizá hasta sintamos temor de que se burlen de nosotros.

Así que en esos momentos recuerda lo que Dios nos mandó: Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas. Josué 1:9

Y déjame decirte que quizá seguir a Dios no sea fácil pero la recompensa por seguirlo y los beneficios de estar a su lado no tienen precio.

Dios sigue cambiando vidas, su amor sigue sanando corazones y su poder transformará las vidas de todos aquellos que se acerquen a Él.

Encontrar a Dios es encontrar la razón de la existencia, es hallar la cura a las heridas del alma y es sentirte realmente vivo.

Realmente no hay forma de expresar el agradecimiento eterno de poder seguir a Jesús.

Por último te pido que nunca olvides de donde te saco Dios, y todo lo que Él ha hecho y hará por ti.

Porque no me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree… Romanos 1:16

Próxima semana, especial por 5 años

Sígueme en Facebook: EL Pensador

Y en mis blogs:

Pensamientos del Espíritu

Piensa en Dios

Tony Xperience

 
Deja un comentario

Publicado por en 21 septiembre 2013 en Enseñanzas, Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

 
A %d blogueros les gusta esto: