RSS

Archivo de la etiqueta: abrazo

No retrocedas

original

Y Jesús le dijo: Ninguno que poniendo su mano en el arado mira hacia atrás, es apto para el reino de Dios. Lucas 9:62

Existe una idea que tienen todos los atletas antes de una carrera: No pierde el que se cae sino aquel que se da por vencido.

Derek Remond era un atleta el cual era el favorito para ganar el oro en la carrera de oro en las olimpiadas de 1992.

Aunque había tenido lesiones previas, acababa de ganar la medalla de oro en el mundial de Tokyo en 1991.

Derek parecía encontrarse en su mejor momento y tras una vida de mucho esfuerzo sabía que quizá esta era su última oportunidad de alcanzar la medalla de oro en una olimpiada.

El 3 de agosto de 1992 suena el disparo inicial, 65mil personas incluido su padre lo ven correr y abrirse paso hasta los primeros lugares.

Después de correr más de 200m2, Derek escucha un chasquido en su pierna, un dolor terrible recorre su cuerpo y se desploma.

Derek no lo puede creer, se niega a darse por vencido, se levanta, pero la rotura en su pierna lo obliga a cojear, los paramédicos llegan a su encuentro sin embargo él se niega a rendirse, entre lágrimas, el dolor y la multitud que le grita que pare, él sigue avanzando.

Su padre Jim está viendo a su hijo sufrir en cada paso y no aguanta la escena, salta de su silla, golpea personas hasta poder bajar, burla la guardia de seguridad y rompiendo las reglas entra al campo a ayudar a su hijo, pero su hijo le dice que no va a parar.

Su padre está conmovido y al ver su determinación lo abraza, se convierte en su apoyo y avanzan juntos.

Los hombres de seguridad y paramédicos intentan detenerlos, pero el Padre los aleja diciendo: Es mi hijo. Y ambos llorando y avanzando van juntos hasta la meta.

El público entero se pone de pie, Derek no ganaría la medalla de oro aquel día, pero su determinación ha ganado la admiración del público, su padre al entrar al campo provocó la descalificación de su hijo, pero conmovió en inspiro a miles de personas.

A veces nosotros somos como aquel corredor, creemos que basta con tener buenos estudios, buenos contactos, tener un buen trabajo, pero de pronto comienzan los problemas, los traumas, las dificultades y sentimos que cojeamos y no podemos seguir.

Nunca debemos darnos por vencidos, debemos seguir adelante hasta el final, y cuando las fuerzas nos falten, también tenemos a un Padre que nos ve desde el cielo, baja a nuestro encuentro, nos abraza, nos apoya para que podamos seguir y les dice a los demás: Es mi hijo.

También sería bueno tener amigos, familiares, hermanos en Cristo que nos inspiren, nos motiven y también nos apoyen.

Jesús nunca te dejará: Estando persuadido de esto, que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo; Filipenses 1:6

 
Deja un comentario

Publicado por en 27 septiembre 2016 en Enseñanzas, Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Siervos inútiles

deleitarse-dios-hombre-alabando-615x340

Yo siempre tuve un problema con el siguiente versículo de la biblia, creía que estaba mal escrito o hubo un problema de redacción celestial, pero tras estudiarlo nuevamente y recordar muchos sucesos en mi vida, pude comprender su significado.

Así también vosotros, cuando hayáis hecho todo lo que os ha sido ordenado, decid: Siervos inútiles somos, pues lo que debíamos hacer, hicimos. Lucas 17:10

En la vida real si nuestro padre nos dijera: Barre tal lugar, y usted lo hace, y luego de que lo hace le dice: Eres un inútil por barrerlo… Yo creo que hasta el más santo de nosotros se enojaría con su padre.

O si su jefe le dice: Has tal labor, y usted lo hace, y tras hacerlo le dice: Eres un inútil por hacerlo… Entonces creo que habría otro despedido en la empresa.

Pero en la biblia, Dios nos llama inútiles por hacer lo que Él nos pidió que hiciéramos, y yo encontré tres razones por las que sí somos inútiles:

Somos inútiles porque no podemos hacerlo solos.

A veces la vida golpea muy fuerte, pasamos situaciones muy duras que nos hacen caer, muchas personas no son capaces de soportar las duras tormentas de la vida, y es entonces tras pasar por esos momentos que nos damos cuenta que necesitamos la ayuda de Dios, que es su amor y su enorme gracia la que nos sostiene día tras día.

Somos inútiles porque vamos a fallarle y Él lo sabe.

¿Usted tendría una relación con una persona que le sería infiel o haría una sociedad con un socio que lo fuera a traicionar? Sé que la respuesta es no, pero Dios a pesar de conocernos muy bien, de saber que íbamos a renegar de Él, de saber que íbamos a caer, que vamos a dejarlo, que por momentos lo vamos a olvidar, a pesar de todo, Él nos amó y nos rescató por su gran amor. Somos inútiles porque nada podrá alcanzar lo que Él hizo por nosotros.

Somos inútiles porque nada podrá alcanzar lo que Él hizo por nosotros

Nunca seremos capaces de pagar el enorme sacrificio que Jesús hizo por nosotros en la cruz, el pagó un enorme precio por nosotros, sufrió hasta lo máximo porque nos amó, porque cuando daba cada paso y sufría cada latigazo, Él pensaba en ti.

Siempre digo que lo bueno de Dios es que a pesar de que le falle, cada vez que voy donde Él, siempre encuentro un abrazo y su voz diciéndome: Te amo.

Debemos ser siervos que a pesar de todo logren hacer lo que Dios nos encomendó.

Dios sabe lo inútil que puedo ser, Él sabe las muchas veces que le fallé y que puedo fallar, sabe mis defectos, mis debilidades pero a pesar de todo Él me escogió, y por eso le amo y le seguiré hasta el final de mis días.

 
1 comentario

Publicado por en 9 diciembre 2015 en Enseñanzas, Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Si pudiera

poder

Si pudiera tenerte frente a mí y pedirte algo sería que me ayudes a comprender tu amor, para poder amarte más a ti y para poder llevarlo a los demás.

Te pediría que me ayudes a tener pasión por ti, una pasión tan genuina y real que pueda entregarme a Ti por completo y pueda darte hasta mi vida.

Te pediría que escuches el clamor de aquellos cristianos que son perseguidos, aunque sé que Tú los proteges, te lo pediría porque también son mi familia.

Te pediría que me ayudes a ver la vida con los ojos de la fe, que me enseñes a tener fe como del tamaño de un pequeño grano de mostaza.

Te pediría que me ayudes a cumplir mi propósito, no quiero pedirte grandes cosas, yo solo quiero hacer tu voluntad.

Te pediría que me dejes recostarme en tu pecho, porque también quiero ser un discípulo amado que nunca se aparte de Ti.

Te pediría que me ayudes a madurar más rápido, porque a veces me cansa pasar tanto tiempo en el horno y recibir los golpes que me moldean.

Te pediría que como a Pedro me des una oportunidad si te fallo, hazme valiente para nunca negar tu nombre.

Te pediría que me pongas en mi corazón misericordia para poder levantar al caído y que pueda corregir con amor a los que están equivocados.

Te pediría que me dejes tocar el borde de tu manto para que mi corazón sangrante de tristezas esté completamente sano.

Te pediría que vengas pronto para que tu pueblo pueda verte otra vez, para que juntos toda tu iglesia podamos estar por siempre a tu lado.

Si pudiera tenerte frente a mí, correría a tus brazos, besaría tus pies, y si no pudiera hablarte te pediría todo lo anterior con la voz de mi corazón.

 
Deja un comentario

Publicado por en 26 julio 2015 en Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Si me perdonaras

amor celestial

Cuando veo los cielos, la luna y las estrellas, todas aquellas cosas que Tú has creado, puedo darme cuenta de lo insignificante que soy.

A pesar de eso, yo escogí hacer mi voluntad, me escribí una vida lejos de ti, y ahora estoy arrepentido de haberte dejado.

Oh Dios, si me perdonaras, mi corazón volvería a la vida.

Si me perdonaras, mi rostro volvería cambiaría su tristeza en alegría.

Si me perdonaras te llenaría de canciones para demostrarte que te amo.

Si me perdonaras mi cuerpo sentiría las fuerzas que ha perdido.

Si me perdonaras Tú llenarías cada uno de mis pensamientos.

Si me perdonaras volvería a soñar porque Tú serías mi futuro.

Si me perdonaras la vida volvería a tener sentido.

Si me perdonaras mis pies retomarían tu Camino.

Si me perdonaras mi alma dejaría de estar abatida.

Si me perdonaras mis brazos no dejarían de abrazarte.

Si me perdonaras mis ojos reflejarían el amor que sienten por Ti.

Si me perdonaras mi corazón sanaría de aquellas heridas que me cause.

Si me perdonas el enojo no hallaría cabida en mi interior.

Si me perdonaras no volvería a apartarme de tu rebaño.

Si me perdonaras la oscuridad no volvería a asustarme.

Si me perdonaras todos mis suspiros llevarían tu nombre.

Si me perdonaras buscaría tu guía para salir de los problemas.

Si me perdonaras podría confiar en que Tú me librarías del mal.

Si me perdonaras te escribiría mil poemas.

Si me perdonaras te ofrecería cada latido de mi corazón.

Si me perdonaras solo Tú serías el dueño de mi amor.

 
Deja un comentario

Publicado por en 14 junio 2015 en Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Ver tu gloria

gloria

Dios mío hoy vengo con el deseo de conocerte, de acercarme a tu presencia para adorarte y poder ver tu gloria.

Tengo el hambre de poder pasar más tiempo a tu lado, quiero caminar contigo en cada instante de mi vida.

Anhelo saber tus pensamientos, quiero conocerte más y más cada día, tener el privilegio de poder andar a tu lado.

Quiero ser el joven que vea tu gloria, la persona que te ama tanto que pueda llamarse tu amigo.

Dame temor de Ti para nunca abandonar tu presencia, hazme limpio de manos y purifica mi corazón para que pueda acercarme a Ti.

Necesito estar a tu lado, mi ser entero me pide estar en tu compañía, disfruto cada instante en que sé que me acompañas.

Ayúdame a verte como un buen Padre, quiero obedecer todos tus mandamientos y amarte con sinceridad.

Enséñame a escuchar tu voz, quiero saber que eres Tú el que me habla y entender todos tus mensajes para mi vida.

Permíteme ver tu rostro en aquel día, quiero ver tu mirada de aceptación y amor al estar frente a Ti.

Abrázame ahora porque no puedo verte, y yo correré a tu encuentro cuando abras mis ojos, me postraré a tus pies para honrarte.

Hazme valiente y lleno de amor por Ti para que pueda seguirte sin titubear, dame denuedo para que sea capaz de dar hasta mi última gota de sangre y sudor por Ti.

Quiero ver tu gloria, es mi deseo poder a ver mi amigo, poder contemplar el rostro de Señor y Salvador.

Tú eres mi creador, eres el que me ha sostenido todo este tiempo, me has ayudado más de lo que merezco y siempre te estaré agradecido.

Con todo mí ser deseo poder ver tu gloria, permíteme Amado mío el poder ver más de Ti, ayúdame a ser digno de poder ver tu gran majestad.

Te amo mi Señor, mi humilde deseo es poder contemplarte, poder ser digno de tu llamado y poder estar a tu lado por toda la eternidad.

 
Deja un comentario

Publicado por en 22 marzo 2015 en Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Al que lo dio todo por mí

orare

Al que le dio todo por mí le dedico mis sueños, mis metas y mi ser por la eternidad.

Oh estoy tan enamorado que podría gritar toda la vida lo mucho que te amo, lo mucho que te quiero.

Quiero hoy subir al cielo a cantarte una canción, la canción más bella que pueda entonarte mi corazón.

No quiero ser igual después de esta noche, porque esta noches he descubierto lo mucho que nos anhelamos.

Al que lo dio todo por mí le dedico mis decisiones, mis acciones y mis versos por la eternidad.

Estoy aquí con brazos extendidos listo para abrazarte, y me doy cuenta que Tú ya los tenías abiertos para mí.

Quiero ser la habitación más limpia en donde tu Espíritu Santo pueda morar, quiero ser el hijo al que Tú puedas amar.

Oh cuan enamorado estoy de ti Jesús, estoy tan contento de conocerte y de saber que Tú ya me perdonaste.

Al que lo dio todo por mí le dedico lo que soy, lo que fui y lo que seré por la eternidad.

Las lágrimas que caen de mi rostro son de felicidad, porque hoy ya no siento culpa sino siento la más bella libertad.

Los ángeles me rodean, tu amor me embarga y esta noche es única porque por fe puedo ver tu gloria brillando sobre mí.

Hoy el cielo está aquí junto a mí, la felicidad que siento en el corazón no la puedo expresar, todo lo que soy te lo entrego a Ti.

Al que le dio todo por mí sea la gloria, mi alabanza y mi adoración por la eternidad.

Quiero que haga algo especial después de leer esto, escríbale algo a Dios, escriba tres párrafos y hagamos que este escrito demuestre que existimos personas que estamos dispuestas a darle toda nuestra vida al que lo dio todo por nosotros.

 
Deja un comentario

Publicado por en 1 febrero 2015 en Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Debajo de tus alas

abrazar a Jesús

Corazón mío no temas, volvamos a su abrazo y todo estará bien, podemos descansar al sentir su presencia.

Dios mío envuélveme en tus brazos otra vez, escóndeme debajo de tus alas y has descansar a mi alma abatida.

Perdona mis pecados y limpia las manchas de mi interior, porque te necesito y sin Ti me siento morir.

Padre mío perdona la terquedad de mi corazón, la rebeldía con la cual me separé de tus brazos.

No hagas memoria de mis faltas, por tu misericordia te pido que perdones las debilidades de mi alma.

Mi corazón ruega por sentir tu abrazo lleno de amor, por sentir tu presencia y el calor de tu corazón.

Muéstrame el Camino que debo seguir para poder vivir siempre resguardado por tu presencia.

Quiero correr y abrazarte eternamente, decirte lo mucho que te amo y lo mucho que mi corazón te anhela.

He decido que no quiero vivir más sin estar bajo tu cubierta, no quiero pasar un día sin tu compañía.

Guárdame a tu lado, ten piedad de mí y protégeme hasta que las penas y crueldad se terminen.

Cuando la vida se pone difícil Tú eres el refugio en donde me siento seguro, solo en Ti puedo confiar plenamente.

Soy dichoso por conocerte, solo a Tu lado puedo sonreír de verdad y olvidar los errores del ayer.

Mi corazón se alegra al saber que me acompañas, soy como un niño que necesitaba sentirse seguro.

Y hoy te abrazo con todas mis fuerzas y te ruego que me ayudes a nunca apartarme de aquel abrazo que me ha llenado de amor y vida eterna.

 
Deja un comentario

Publicado por en 9 noviembre 2014 en Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

 
A %d blogueros les gusta esto: