Archivo de la etiqueta: alma

DEUDA DE AMOR

No debáis a nadie nada, sino el amaros unos a otros; porque el que ama al prójimo, ha cumplido la ley. Romanos 13:8

(Biblia Lenguaje Sencillo) No le deban nada a nadie. La única deuda que deben tener es la de amarse unos a otros. El que ama a los demás ya ha cumplido con todo lo que la ley exige.

Jesús pagó con su vida nuestro rescate, en la cruz fueron clavadas nuestras faltas, nuestras enfermedades, nuestros pecados y el castigo eterno que nosotros merecíamos llevar.

Gratuitamente todos nosotros podemos obtener el regalo inmenso de la salvación, aquella inmerecida gracia con la cual podemos acercarnos nuevamente al Padre Celestial y aquel amor sublime que nos ama sin pedirnos nada a cambio.

Sin embargo, la biblia nos habla acerca de una deuda que debemos tener y es la de amar, Dios quiere que sus hijos aprendan a amar con el mismo amor que Él nos tiene, que tengamos un amor ágape, un amor genuino que sepa dar sin pedir.

Mateo 22:37-40 Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente. Este es el primero y grande mandamiento.

Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.

De estos dos mandamientos depende toda la ley y los profetas.

El apóstol Pablo, un hombre que había hecho grandes obras para Dios, que predicó el evangelio arriesgando su propia vida y que fue uno de los hombres que más contribuyó a la iglesia, nos escribió el 1 Corintios 13, que ninguna obra hecha por más grande que sea si no fue por amor de nada vale, que sin importar cuanto hagamos si no tenemos amor nada somos.

Necesitamos un toque de amor en nuestras vidas, cada día debemos ir a la fuente de amor ágape que es Dios y permitirle que transforme nuestros corazones, dejar que su amor sea derramado en todo lo que hacemos para que así podamos brindar amor a los demás.

Vivimos en un tiempo en donde el amor genuino es escaso, necesitamos llevar amor a las calles, a nuestros trabajos, a nuestros centros de estudio, a nuestras casas y a la iglesia.

Podemos ser instrumentos que lleven el amor de Dios a tantas personas que lo necesitan, a cada rincón oscuro en donde solo hay tristeza y depresión, porque el amor de Dios transforma vidas, restaura corazones y sana el alma.

Pague su deuda de amor todos los días, con cada persona que tiene alrededor, sea un ejemplo de lo que el amor genuino de Dios puede hacer en la vida de una persona y nunca olvide que tiene un Padre en los cielos que lo ama con un amor indescriptible porque Él es el amor.

Anuncios

La Iglesia

Hechos 2:44-46 Todos los que habían creído estaban juntos, y tenían en común todas las cosas; y vendían sus propiedades y sus bienes, y lo repartían a todos según la necesidad de cada uno. Y perseverando unánimes cada día en el templo, y partiendo el pan en las casas, comían juntos con alegría y sencillez de corazón,

Así nació lo que hoy conocemos como iglesia, era la reunión de aquellos hombres y mujeres que tenían una misma fe, una misma devoción y en donde, a pesar de la persecución podían encontrar un refugio.

El pintor holandés Vicent Van Gogh, pintó una obra llamada “la iglesia de auvers-sur-ois”, es una de sus últimas obras, y una también de las más conocidas.

Al ser hijo de cristianos, dio mucha curiosidad lo que él sintió al momento de pintarla.

La obra fue pintada con colores oscuros y grises que podrían denotar cierta tristeza, pero lo más curioso es que nos muestra que la iglesia se encontraba entre dos caminos y no posee puertas.

Van gogh siempre vivió en medio de los impulsos de su talento y lo oportunidad de conocer al Dios de sus padres, para él la iglesia se convirtió en una especie de prisión de donde no quería salir, pero tampoco se atrevía a entrar completamente.

Existen muchas personas que sienten lo mismo que Van Gogh, no van a la iglesia por amor a Dios, sino que se sienten atrapados en ella, han olvidado lo que realmente significa el encontrarse con Dios.

En estos tiempos en donde la iglesia está siendo tan atacada, debemos tratar de que los demás tengan un buen y bello concepto de ella.

¿QUÉ SIGNIFICA LA IGLESIA PARA TI? PARA MÍ SIGNIFICA:

Ø ES LA PUERTA AL CIELO

Ø UN HOGAR PARA EXTRANJEROS Y PEREGRINOS

Ø UN REFUGIO PARA LOS QUE SON PRESA DE TEMORES Y DOLOR.

Ø UN HOSPITAL PARA EL ALMA Y EL CORAZÓN.

Ø UNA ESCUELA DE PALABRA DIVINA.

Ø UNA LUZ EN UN MUNDO RODEADO DE OSCURIDAD.

Ø EL LUGAR DONDE ENCONTRAMOS EL ABRAZO DEL PADRE.

Ø EL LUGAR DONDE RECIBIMOS PALABRAS DE ALIENTO.

Ø EL LUGAR DONDE PODEMOS ESCUCHAR UNA BUENA NUEVA QUE NOS LLENE DE ALEGRÍA.

Ø EL LUGAR DONDE PUEDO REENCONTRARME CON EL AMOR DE MI VIDA.

Ø EL HOGAR DONDE ME REÚNO CON MIS HERMANOS AMIGOS.

Ø EL HOGAR DONDE NUNCA SERÉ RECHAZADO.

Y ya sea en una pequeña casa o un gran estadio, en una choza o un enorme coliseo, gracias a Dios en todas partes del mundo su palabra es y por siempre será predicada.

Si me perdonaras

amor celestial

Cuando veo los cielos, la luna y las estrellas, todas aquellas cosas que Tú has creado, puedo darme cuenta de lo insignificante que soy.

A pesar de eso, yo escogí hacer mi voluntad, me escribí una vida lejos de ti, y ahora estoy arrepentido de haberte dejado.

Oh Dios, si me perdonaras, mi corazón volvería a la vida.

Si me perdonaras, mi rostro volvería cambiaría su tristeza en alegría.

Si me perdonaras te llenaría de canciones para demostrarte que te amo.

Si me perdonaras mi cuerpo sentiría las fuerzas que ha perdido.

Si me perdonaras Tú llenarías cada uno de mis pensamientos.

Si me perdonaras volvería a soñar porque Tú serías mi futuro.

Si me perdonaras la vida volvería a tener sentido.

Si me perdonaras mis pies retomarían tu Camino.

Si me perdonaras mi alma dejaría de estar abatida.

Si me perdonaras mis brazos no dejarían de abrazarte.

Si me perdonaras mis ojos reflejarían el amor que sienten por Ti.

Si me perdonaras mi corazón sanaría de aquellas heridas que me cause.

Si me perdonas el enojo no hallaría cabida en mi interior.

Si me perdonaras no volvería a apartarme de tu rebaño.

Si me perdonaras la oscuridad no volvería a asustarme.

Si me perdonaras todos mis suspiros llevarían tu nombre.

Si me perdonaras buscaría tu guía para salir de los problemas.

Si me perdonaras podría confiar en que Tú me librarías del mal.

Si me perdonaras te escribiría mil poemas.

Si me perdonaras te ofrecería cada latido de mi corazón.

Si me perdonaras solo Tú serías el dueño de mi amor.

Las tinieblas de afuera

hades

Jesús utilizó dos veces la expresión las tinieblas de afuera:

· Mas los hijos del reino serán echados a las tinieblas de afuera; allí será el lloro y el crujir de dientes. Mateo 8:12

· Y al siervo inútil echadle en las tinieblas de afuera; allí será el lloro y el crujir de dientes. Mateo 25:30

En ambos casos Jesús también utilizó la expresión: Allí será el lloro y el crujir de dientes

Cuando Jesús se refería al Infierno, no utilizaba las anteriores expresiones:

· Y no temáis a los que matan el cuerpo, mas el alma no pueden matar; temed más bien a aquel que puede destruir el alma y el cuerpo en el infierno. Mateo 10:28

· Si tu mano te fuere ocasión de caer, córtala; mejor te es entrar en la vida manco, que teniendo dos manos ir al infierno, al fuego que no puede ser apagado, Marcos 9:43

Diferencias entre: Seol, Hades e Infierno

Seol o Hades:

Palabra griega que significa «lo invisible». Los griegos dieron primeramente este nombre al «rey» del mundo invisible; y después, al «lugar profundo» donde reposan los espíritus una vez despojados de sus cuerpos. En el NT el «hades» es lo opuesto al cielo (Mt 11.23; Lc 10.15) y está asociado con la muerte (Mt 16.18; Ap 1.18; 20.13–14).

Transcripción de una palabra griega empleada en la LXX (Septuaginta) para traducir el vocablo hebreo SEOL o SHEOL, morada de los muertos, buenos y malos sin distinción.

Sustento Bíblico:

· Porque no dejarás mi alma en el Hades, Ni permitirás que tu Santo vea corrupción. Hechos 2:27

· Porque no dejarás mi alma en el Seol, Ni permitirás que tu santo vea corrupción. Salmo 16:10

Infierno:

Traducción de la palabra Gehenna, nombre de un valle cercano a Jerusalén donde en una época se hicieron sacrificios de niños (ritos paganos en los se pasaba a los niños por fuego).

Los escritores judíos la emplearon para aludir al castigo eterno; Jesús y los apóstoles adoptaron este uso (Mt 5.22, 29, 30; Mc 9.43; Lc 12.5).

El infierno es el lugar de Castigo Eterno, en el cual las almas irán después del Juicio Final.

Sustento Bíblico:

· Y el mar entregó los muertos que había en él; y la muerte y el Hades entregaron los muertos que había en ellos; y fueron juzgados cada uno según sus obras. Apocalipsis 20:13

· Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego. Apocalipsis 20:15

Conclusión: Las tinieblas de afuera se refieren al Hades o Seol, no al infierno.

Mayor es el que está conmigo

submarino

Hijitos, vosotros sois de Dios, y los habéis vencido; porque mayor es el que está en vosotros, que el que está en el mundo. 1Juan 4:4

El 10 de Abril de 1963 uno de los primeros submarinos nucleares estaba siendo probado en el país de los Estados Unidos en un gran evento narrado en vivo, para saber la capacidad que podría soportar bajo el mar, su nombre era “Triliadora

El submarino comenzó a descender bajando a profundidades nunca antes alcanzadas, pero luego los científicos comenzaron a preocuparse, comenzó a escucharse estática en la radio, luego perdieron contacto y el submarino desapareció del radar.

Una nave descendió a ver qué había sucedido con el submarino, uno de soldados que reportó lo visto declaró: “Parecía como si unas manos gigantescas lo hubieran arrugado en un ataque de ira, como a un periódico viejo”.

Se descubrió que lo que sucedió es que había fallado la soldadura de uno los mamparos, y la presión del mar fue tan intensa que provocó la implosión del submarino y la muerte de 129 personas.

Desde aquel día se creó la palabra: Presión de aire negativo, es decir que esto sucede cuando la presión exterior es mayor de lo que se lleva dentro.

A veces nosotros pasamos muchas pruebas, circunstancias difíciles, tenemos muchas dudas, traumas del pasado, temores o cargas exteriores que son como una fuerza que nos agobia y nos llenan de presión.

Muchas veces las presiones que soportamos son tan fuertes que pueden causar rajaduras en el alma o en el corazón, provocando que nos sintamos deprimidos, que pensemos en rendirnos o nos quiten el gozo de la salvación.

Pero la biblia nos recuerda que mayor es el Cristo que tenemos en nuestros corazones que todos los problemas o circunstancias que podamos pasar, no hay enfermedad, no hay adversidad que Dios no pueda cambiar. Porque nada hay imposible para Dios. Lucas 1:37

Recordemos que aquel Dios que abrió los mares, que destruyó muros impenetrables, que desbarataba ejércitos inmensos y que usó a hombres y mujeres para hacer cosas extraordinarias vive en ti, Jesús está ahora en tu corazón y Él quiere que confíes en su palabra porque no existe nada en este mundo que te pueda derrotar.

El Dios creador de los cielos y de la tierra y que te ama tanto que hasta dio su vida por ti, vive ahora en tu corazón y Él no permitirá que nada malo te ocurra, Él conoce tu condición, Él sabe cuánto puedes soportar y a su tiempo te dará la victoria.

No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana; pero fiel es Dios, que no os dejará ser tentados más de lo que podéis resistir, sino que dará también juntamente con la tentación la salida, para que podáis soportar. 1Corintios 10:13

Debajo de tus alas

abrazar a Jesús

Corazón mío no temas, volvamos a su abrazo y todo estará bien, podemos descansar al sentir su presencia.

Dios mío envuélveme en tus brazos otra vez, escóndeme debajo de tus alas y has descansar a mi alma abatida.

Perdona mis pecados y limpia las manchas de mi interior, porque te necesito y sin Ti me siento morir.

Padre mío perdona la terquedad de mi corazón, la rebeldía con la cual me separé de tus brazos.

No hagas memoria de mis faltas, por tu misericordia te pido que perdones las debilidades de mi alma.

Mi corazón ruega por sentir tu abrazo lleno de amor, por sentir tu presencia y el calor de tu corazón.

Muéstrame el Camino que debo seguir para poder vivir siempre resguardado por tu presencia.

Quiero correr y abrazarte eternamente, decirte lo mucho que te amo y lo mucho que mi corazón te anhela.

He decido que no quiero vivir más sin estar bajo tu cubierta, no quiero pasar un día sin tu compañía.

Guárdame a tu lado, ten piedad de mí y protégeme hasta que las penas y crueldad se terminen.

Cuando la vida se pone difícil Tú eres el refugio en donde me siento seguro, solo en Ti puedo confiar plenamente.

Soy dichoso por conocerte, solo a Tu lado puedo sonreír de verdad y olvidar los errores del ayer.

Mi corazón se alegra al saber que me acompañas, soy como un niño que necesitaba sentirse seguro.

Y hoy te abrazo con todas mis fuerzas y te ruego que me ayudes a nunca apartarme de aquel abrazo que me ha llenado de amor y vida eterna.

Pueblo de Dios

cristianos

Los cristianos somos aquellos que hemos sido capaces de negarnos a nosotros mismos por seguir a aquel que nos compró por amor.

Nos sentimos como errantes y forasteros en un mundo hostil y cada vez más decadente, no conocemos patria en este mundo porque somos parte de una nación celestial.

Muchas veces incomprendidos y tratados como fanáticos, pero siendo parte de un linaje santo y un real sacerdocio.

Porque un pueblo como el nuestro nunca se ha visto antes y el mundo es indigno de nosotros.

Porque por fe movemos cada día montañas de dudas, de miedo y de rencor.

Hemos escogido el Camino del amor perfecto y a pesar de los obstáculos que se levantan saldremos victoriosos.

Podemos estar atribulados pero no angustiados; en apuros pero no desesperados; perseguidos pero no desamparados y derribados pero jamás destruidos.

Teniendo que soportar desde el comienzo vituperios, apedreamientos, azotes, prisiones, torturas o persecuciones.

Pero por la misericordia del Santo que nos escogió, el evangelio jamás se ha detenido, ni habrá quien pueda callar las voces de sus santos.

No hay prisión que pueda acallar la fe, ni captores que puedan encadenar el amor.

Y aun en estos tiempos somos despreciados por nuestra fe y muchos son vilmente convertidos en mártires.

Podríamos estar en peligro y verían en nuestros rostros el terror de la muerte pero nuestras miradas estarían llenas de misericordia y piedad por nuestros captores.

Somos capaces de dar la vida por la fe y amor a Dios y aunque nuestras almas griten ¡Libérennos! nuestros corazones gritarían ¡Perdónalos!

Tal contrariedad solo puede existir en nosotros, porque el amor que sentimos es mayor que cualquier emoción pasajera.

Oh pueblo mío y hermosa familia en Cristo, no olvidemos que aunque el mal se levante contra nosotros, nuestra redención está cercana.

Nos reuniremos pronto con aquel a quien hemos amado sin haberle visto y en su Reino eterno moraremos por siempre dichosos.

Amado Jesús ayúdanos a mantenernos firmes, que pueda nuestra fe ser más fuerte que nuestras dudas, que la paciencia venza nuestra ansiedad y que Tu amor derramado en nuestros corazones venza cualquier miedo.

Santo Dios ayúdanos cada día a ser aquel pueblo que conquistará la vida eterna y ayúdanos a llevar en nuestros cuerpos las marcas de tu fiel amor.

Gracias amado Dios porque sin merecerlo diste tu vida para hacernos hijos tuyos y herederos de la vida eterna.