Archivo de la etiqueta: Creer

Mayor es el que está conmigo

submarino

Hijitos, vosotros sois de Dios, y los habéis vencido; porque mayor es el que está en vosotros, que el que está en el mundo. 1Juan 4:4

El 10 de Abril de 1963 uno de los primeros submarinos nucleares estaba siendo probado en el país de los Estados Unidos en un gran evento narrado en vivo, para saber la capacidad que podría soportar bajo el mar, su nombre era “Triliadora

El submarino comenzó a descender bajando a profundidades nunca antes alcanzadas, pero luego los científicos comenzaron a preocuparse, comenzó a escucharse estática en la radio, luego perdieron contacto y el submarino desapareció del radar.

Una nave descendió a ver qué había sucedido con el submarino, uno de soldados que reportó lo visto declaró: “Parecía como si unas manos gigantescas lo hubieran arrugado en un ataque de ira, como a un periódico viejo”.

Se descubrió que lo que sucedió es que había fallado la soldadura de uno los mamparos, y la presión del mar fue tan intensa que provocó la implosión del submarino y la muerte de 129 personas.

Desde aquel día se creó la palabra: Presión de aire negativo, es decir que esto sucede cuando la presión exterior es mayor de lo que se lleva dentro.

A veces nosotros pasamos muchas pruebas, circunstancias difíciles, tenemos muchas dudas, traumas del pasado, temores o cargas exteriores que son como una fuerza que nos agobia y nos llenan de presión.

Muchas veces las presiones que soportamos son tan fuertes que pueden causar rajaduras en el alma o en el corazón, provocando que nos sintamos deprimidos, que pensemos en rendirnos o nos quiten el gozo de la salvación.

Pero la biblia nos recuerda que mayor es el Cristo que tenemos en nuestros corazones que todos los problemas o circunstancias que podamos pasar, no hay enfermedad, no hay adversidad que Dios no pueda cambiar. Porque nada hay imposible para Dios. Lucas 1:37

Recordemos que aquel Dios que abrió los mares, que destruyó muros impenetrables, que desbarataba ejércitos inmensos y que usó a hombres y mujeres para hacer cosas extraordinarias vive en ti, Jesús está ahora en tu corazón y Él quiere que confíes en su palabra porque no existe nada en este mundo que te pueda derrotar.

El Dios creador de los cielos y de la tierra y que te ama tanto que hasta dio su vida por ti, vive ahora en tu corazón y Él no permitirá que nada malo te ocurra, Él conoce tu condición, Él sabe cuánto puedes soportar y a su tiempo te dará la victoria.

No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana; pero fiel es Dios, que no os dejará ser tentados más de lo que podéis resistir, sino que dará también juntamente con la tentación la salida, para que podáis soportar. 1Corintios 10:13

Anuncios

La Locura de la predicación

predicando

Pues ya que en la sabiduría de Dios, el mundo no conoció a Dios mediante la sabiduría, agradó a Dios salvar a los creyentes por la locura de la predicación. 1 Corintios 1:21

Si hubiera requisitos para poder ser cristiano, aunque todos sabemos que no existen los requisitos, entonces yo estoy seguro que uno de aquellos requisitos fundamentales sería: Estar loco por Dios.

Predicar el evangelio nunca ha sido sencillo, requiere valentía, amor por el prójimo e incluso hasta locura para atreverse a llevar el evangelio a aquellos lugares a los cuales nadie ha ido y usar medios que nunca antes fueron usados.

Hoy quiero dejarle algunos ejemplos de hermanos en Cristo que llevaron con locura el mensaje del evangelio y espero que le sirvan de inspiración para que usted haga lo mismo:

· Los primeros cristianos y apóstoles aún en medio de la más dura persecución que haya tenido que pasar la iglesia, lograron con la ayuda del Espíritu Santo llevar el evangelio no solo a Israel sino a todo el mundo conocido de aquella época.

· Hombres como Martin Lutero y Juan Calvino tuvieron la osadía de oponerse al poder religioso de la época y arriesgaron sus vidas para demostrarles lo equivocadas que se encontraban, logrando crear una reforma a la cual hoy conocemos como el protestantismo.

· George Frederick Handel un compositor de opera que estando atravesando una difícil crisis, tras leer un texto que contenía partes de Isaías, logró crear una de las más bellas canciones llamada: El Mesías, devolviendo la esperanza a una nación.

· Roger Bannister un atleta cristiano que en contra de lo que decía la ciencia, logró romper una marca histórica de atletismo conocida como la “Milla Milagro” y de ese modo logró inspirar a muchos.

· Kelley un joven soldado cristiano el cual transformó la vida de un grupo de soldados y le devolvió la alegría a muchos niños pobres con un noble acto en plena segunda guerra mundial.

· David Ben Gurión un líder judío que tras los acontecimientos de la segunda guerra mundial y saber que se encontraba en desventaja frente a sus enemigos, inspiró a toda su nación al declarar: “Yo creo en milagros”.

· En este año ha habido miles de mártires que han dado su vida por rehusarse a negar el nombre de Jesús en países Palestinos y a la vez por llevar el evangelio en países comunistas en donde el evangelio está prohibido.

· Miles de siervos de Dios tiene el coraje de fundar iglesias, van a países lejanos a llevar el mensaje de salvación a personas que nunca antes habían escuchado el nombre de Jesús, otros usan los medios de comunicación como canales de televisión y radios, otros crean blogs, otros abren canales en youtube, otros usan las redes sociales, y es así como sin excusas podemos llevar la locura del evangelio que cambia y restaura vidas a todos los que amamos y conocemos.

Nota: Puede revisar la historia completa de cada uno de los ejemplos haciendo clic en el nombre de cada uno de ellos.

¿Qué quieres que haga por ti?

Jesús preguntando

Yo te andaba buscando, porque necesitaba tu ayuda.

Sin imaginarlo viniste a mi encuentro, me miraste fijamente con una mirada sincera y muy tranquila mientras tus labios dibujaban una sonrisa, y me preguntaste: ¿Qué quieres que haga por ti?

Me quedé pensando, porque eran muchas las necesidades que tenía y mientras pasaba el tiempo me di cuenta que la lista parecía larga.

Al verte me di cuenta que seguías observándome, esperando que te respondiera y podía sentir que realmente parecía importante mi pedido.

Me armé de valor y respondí:

Señor, necesito que perdones mis errores, porque aunque soy joven sé que he lastimado a otros y que he fallado muchas veces.

Observé mis manos y le dije: Necesito que cambies mi corazón porque sé que está herido, manchado y descuidado.

Quisiera que me des paz, porque me preocupo muchísimo por cosas que no debería, tengo muchos miedos y me siento muy débil en mi interior.

Por favor ayúdame a creer, porque por ratos pierdo la fe, me cuesta mucho creer que las cosas puedan mejorar.

Callé por un rato, pero podía sentir tu mirada en mi rostro, así que continué…

Ayúdame a amar, porque soy muy egoísta, sé que cuando actúo no pienso en los demás.

Por favor, yo quisiera volver a empezar, quisiera creer que puedo vivir nuevamente.

Las lágrimas corrían por mi rostro y le dije: Perdóname porque sé que soy el responsable de las marcas de tus manos y que aunque yo no estuve allí, yo también clave tus manos, tus pies y te colgué en una cruz.

Dame esa voluntad para buscarte, para resistir las tentaciones que vienen constantemente, enséñame a amarte con todo mi corazón.

Guardé silencio y me sorprendió lo sincero que había sido mi corazón, pero no quería ocultarle nada de mí.

Sin pensarlo me abrazaste, y con voz suave me dijiste:

No te preocupes por el pasado, Yo ya te he perdonado.

Entrégame tu corazón, Yo lo cuidaré, lo limpiaré y lo llenaré con mi amor.

Estas marcas no son un castigo por tus faltas sino una muestra de mi amor genuino por ti.

Te amo hijo mío y a partir de ahora caminarás conmigo, Yo seré tu ayuda y si crees en mí, nunca más estarás solo.

Y aquel abrazo fue para mí el inicio de una nueva vida.

Sígueme

cargando la cruzEntonces Jesús, mirándole, le amó, y le dijo: Una cosa te falta: anda, vende todo lo que tienes, y dalo a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo; y ven, sígueme, tomando tu cruz. Marcos 10:21

Jesús escogió a un grupo de personas a las cuales se les llamó discípulos y sus discípulos dejaron su rutina, su modelo de vida, su tiempo, sus sueños, sus deseos y anhelos para poder conocerle y servirle.

El cristianismo es más que cargar una biblia o asistir un domingo a la iglesia, el evangelio es seguir a Jesús, es renunciar a todo lo que somos para conocerle realmente, es tener una relación sincera y genuina con Él y ser sus discípulos.

Cuando una persona se acerca a Jesús es capaz de ver las manchas de su corazón, se puede ver las carencias del alma, se da cuenta de que a pesar de todas las riquezas o los títulos que se pueda tener en el fondo están vacías y que solo junto a Él realmente podemos ser salvos y plenos.

No es fácil hacerlo, no es sencillo creer y seguirlo cuando nuestra sociedad nos empuja a no hacerlo, cuando nos damos cuenta que parecernos a Jesús nos hace estar fuera de moda, pero si no lo seguimos nos espera una eternidad en el infierno y nunca tendremos una vida con propósito y sentido completo.

Jesús habló siempre la verdad y para poder seguirlo tenías que tener la convicción y la entrega necesaria para poder hacerlo, Él dijo que el primer mandamiento es amarlo con todo lo que somos. (Mateo 22:37)

Con Dios no existe una doble vida, no existen los casi cristianos, porque eres cristiano y tienes una vida entregada a Dios o no lo eres, pero nunca digas que eres cristiano y manches algo tan importante como el sacrificio de Jesús en la cruz.

Jesús tuvo la convicción suficiente para vencer los miedos y soportar azotes, golpes, latigazos, insultos y ser clavado cruelmente en la cruz para que podamos ser salvos, para que tuviéramos la oportunidad ser libres de aquella cárcel que es el pecado.

El pecado es la mayor de las cárceles, el pecado destruye la vida y el alma de las personas, muchos no se dan cuenta de eso, pero si analizamos el mundo a nuestro alrededor podemos ver personas con pensamientos suicidas, personas con adicciones, personas que no pueden ser fieles, personas que han perdido la esperanza, personas que aunque parezca que lo tienen todo, no saben para que vivir.

Jesús es la respuesta a todos los males del corazón, es el único Camino, es la Verdad y es la Vida.

Si estás leyendo esto, entonces Jesús te está mirando con amor y te está preguntando: ¿Dejarás todo y tomarás tu cruz para seguirme?

Padre Celestial

hijo pródigo

Dios es el creador de todas las cosas y es el Padre de todos aquellos que creen en Él y le aman de verdad.

Jesús nos explica aquel gran amor de Padre que Dios tiene para con nosotros al relatarnos la parábola del hijo pródigo.

En aquella parábola el Padre quizá sabiendo lo que sucederá con su hijo no le impide tomar decisiones y le adelanta su herencia, no le quita su libre albedrío sino que permite que se equivoque y falle, pero en su gran amor al ver a su hijo regresar, sale a su encuentro, lo abraza, le besa, le perdona y le bendice.

Dios conoce todo acerca de nosotros, ve nuestro interior, conoce nuestros secretos, pero Él a pesar de todo nos sigue amando y nos llama hijos.

Dios nunca nos quitará nuestro libre albedrío y libertad de elegir pero podemos estar seguros que si permanecemos fieles a Él todo nos irá bien.

Podemos fallar y tropezar, podemos caer a lo más bajo pero si antes de rendirnos volvemos a Él, Dios estará dispuesto a abrazarnos y demostrarnos su perfecto amor.

Dios puede conducir nuestras vidas por el Camino correcto al igual que un padre toma de la mano y camina con su pequeño hijo.

Dios nos extiende la mano cuando nos sentimos débiles al igual que un padre sostiene a su hijo cuando se encuentra aprendiendo a caminar.

Dios responde nuestras oraciones y nos da lo que necesitamos al igual que un padre atiende al llanto de su hijo.

Dios actúa como un verdadero padre lo hace, nos exhorta y corrige, nos protege y defiende, vela por nuestra seguridad, perdona nuestros errores y nos muestra su gran amor.

Aquellos que seguimos a Dios no debemos sentirnos solos o desamparados porque sin importar que suceda, podemos estar seguros que nuestro Padre Celestial está al pendiente de nosotros.

Y aunque nosotros nunca podamos pagar todo aquello que Dios hace por nosotros, podemos demostrarle que lo amamos al ser agradecidos, al servirle de corazón, al serle fieles, al serle honestos y en especial cuando todo nuestro estilo de vida demuestre que le amamos.

Feliz Día a todos los padres que leen esto y recordemos también estar siempre agradecidos con nuestro Padre Celestial.

Saldrás de la cárcel

José había sido traicionado ya dos veces, la primera vez fue alejado de su padre debido a que sus hermanos lo vendieron como esclavo y la segunda vez se debió a que a pesar de todo su esfuerzo por servir con excelencia a su patrón Potifar, esto no impediría que este no le creyera cuando su esposa mintió y ahora lo mandarían a la cárcel.

José era solo un joven, no era perfecto y los golpes que había sufrido eran muy duros. La vida no parecía sonreírle y la suerte parecía ser ajena a él.

Imagínense aquella escena, un joven inocente siendo llevado a rastras hacia una prisión, es imposible no creer que durante el trayecto no gritara: ¡Soy inocente! ¡No me arresten! ¡Se han equivocado!

Aquel joven es arrojado hacia una celda fría y oscura, un poco de paja será ahora su cama y una gran roca su almohada.

jose en la carcel

José se ha pasado toda la vida haciendo lo correcto, esforzándose por ser un buen hijo, siendo excelente con Potifar, pero él no recibe recompensas y cada vez parece encontrarse peor.

Sus gritos se escuchan en toda la cárcel: ¡Déjenme salir! ¡Se han equivocado!

Pronto se da cuenta que gritar no resuelve nada, se encuentra totalmente solo sin nadie que pueda ayudarlo o defenderlo.

El miedo es tan grande que no puede permanecer de pie, sus lágrimas corren por su rostro y sus manos comienzan a temblar. Los sueños que tenía de niño parecen lejanos, el poder ver a su padre con vida pareciera que es imposible.

Pero aquel joven lejos de darse por vencido hace una oración, recuerda las historias de Abraham de como espero cien años para que naciera su hijo Isaac, recuerda como Isaac se hizo rico sembrando en plena crisis, recuerda como su padre Israel río después del tardío encuentro con su hermano.

A pesar de las dudas, de los problemas y las circunstancias aquel joven ve nacer la esperanza en su corazón y aunque se encuentra solo en aquella prisión, él puede sentir el cálido abrazo de Dios acogiendo su corazón, llenándolo de fe y diciéndole: Tú vas a salir de la cárcel.

Al llegar la mañana aquel joven sonríe y trabaja de la misma forma como lo había hecho antes, con excelencia y sinceridad.

José era un chico inteligente, gentil y esperanzador, los jefes de la cárcel notaron algo valioso en él y deciden ponerlo a cargo de la prisión, él no quiere ser jefe, él quiere salir de allí pero eso no impide que cumpla su labor con la misma excelencia de siempre.

Los años pasan, no fue fácil soportar estar en aquel lugar, no ha sido fácil crecer, ni mantener la fe pero él sigue de pie confiando en que Dios lo sacará de allí.

Y el día llega y José es llamado por el faraón, ese día José reirá como nunca, todo su pasado fue una práctica para poder lograr sus sueños, Dios tardó pero nunca lo olvidó y jamás lo abandonó.

No importa que pruebas estés pasando o en donde te encuentres, no pierdas la fe, Dios te sacará de esa cárcel y te llevará a cumplir tus sueños.

Sé cómo José, sé excelente y no pierdas la fe, no te rindas porque Dios te está abrazando y te está diciendo tú saldrás de esa situación, tú saldrás de esa cárcel y haré algo grande contigo.

jose 2

Madre conforme a Dios

madreEs increíble notar que Dios tenía todo planeado cuando nos creó, su precisión para diseñar todo es tan increíble que incluso podemos ver que Dios preparó a las mujeres con aquel amor especial para poder ser madres.

Se puede ver muchos casos en la biblia de madres llenas de fe como el caso de Sara al tener junto con Abraham un hijo a muy avanzada edad, el caso de Rebeca y Raquel ambas estériles pero las cuales por la fe tuvieron hijos, Ana la madre de Samuel la cual debido a su oración sincera fue escuchada o el caso de aquella mujer viuda que fue donde Eliseo y solo tenía una vasija de aceite.

Pero hoy quiero contarles acerca de una joven que arriesgó su vida por ser madre.

María era una joven virgen a la cual Dios escogió para que su hijo pudiera venir al mundo.

No solo tuvo que tener una gran fe para poder creer a las palabras del ángel y saber que todo terminaría bien, sino que también fue una mujer obediente a Dios.

No me imagino la cantidad de cosas que pudieron haber pasado por su joven mente, desde perder a su prometido sino que hasta incluso pudo haber perdido la vida, pero María fue valiente y asumió su labor.

Muchos piensan que la labor de María terminó en el pésebre dando a luz a Jesús y siendo visitada por los pastores pero eso fue solo el comienzo, ella tuvo que criar al hijo de Dios.

Vemos a lo largo de la biblia como ella junto a José llevaban a Jesús al templo y siempre es muy importante que los padres les enseñen a sus hijos desde pequeños a buscar a Dios.

Jesús ya siendo hombre comienza su ministerio y podemos ver a María visitando a Jesús con sus demás hijos y a pesar de la incredulidad de ellos, ella no dudaba de Jesús.

Pero sin lugar a duda el momento más difícil de María debe haber sido el tener que presenciar la pasión de Cristo, aquel momento en donde Jesús fue crucificado.

Podemos ver en ella el amor de madre, arriesgando nuevamente su vida para poder estar junto a Él hasta el último momento.

Al final María tuvo su recompensa porque tras la resurrección de Jesús sus demás hijos también creyeron en Él.

Una madre llena de Dios, encamina, acompaña y cuida fielmente a sus hijos, mantiene su fe y logra que sus hijos no se aparten del Camino.

Dios bendiga siempre a aquellas madres que son ejemplo y modelo para sus hijos, que sin ser perfectas aman fielmente a Dios y les enseñan a sus hijos el Camino.

¡Feliz Día a todas las madres que leen este tema, que el Señor las bendiga mucho y las recompense enormemente!