RSS

Archivo de la etiqueta: alegría

Si me perdonaras

amor celestial

Cuando veo los cielos, la luna y las estrellas, todas aquellas cosas que Tú has creado, puedo darme cuenta de lo insignificante que soy.

A pesar de eso, yo escogí hacer mi voluntad, me escribí una vida lejos de ti, y ahora estoy arrepentido de haberte dejado.

Oh Dios, si me perdonaras, mi corazón volvería a la vida.

Si me perdonaras, mi rostro volvería cambiaría su tristeza en alegría.

Si me perdonaras te llenaría de canciones para demostrarte que te amo.

Si me perdonaras mi cuerpo sentiría las fuerzas que ha perdido.

Si me perdonaras Tú llenarías cada uno de mis pensamientos.

Si me perdonaras volvería a soñar porque Tú serías mi futuro.

Si me perdonaras la vida volvería a tener sentido.

Si me perdonaras mis pies retomarían tu Camino.

Si me perdonaras mi alma dejaría de estar abatida.

Si me perdonaras mis brazos no dejarían de abrazarte.

Si me perdonaras mis ojos reflejarían el amor que sienten por Ti.

Si me perdonaras mi corazón sanaría de aquellas heridas que me cause.

Si me perdonas el enojo no hallaría cabida en mi interior.

Si me perdonaras no volvería a apartarme de tu rebaño.

Si me perdonaras la oscuridad no volvería a asustarme.

Si me perdonaras todos mis suspiros llevarían tu nombre.

Si me perdonaras buscaría tu guía para salir de los problemas.

Si me perdonaras podría confiar en que Tú me librarías del mal.

Si me perdonaras te escribiría mil poemas.

Si me perdonaras te ofrecería cada latido de mi corazón.

Si me perdonaras solo Tú serías el dueño de mi amor.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 14 junio 2015 en Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

La Locura de la predicación

predicando

Pues ya que en la sabiduría de Dios, el mundo no conoció a Dios mediante la sabiduría, agradó a Dios salvar a los creyentes por la locura de la predicación. 1 Corintios 1:21

Si hubiera requisitos para poder ser cristiano, aunque todos sabemos que no existen los requisitos, entonces yo estoy seguro que uno de aquellos requisitos fundamentales sería: Estar loco por Dios.

Predicar el evangelio nunca ha sido sencillo, requiere valentía, amor por el prójimo e incluso hasta locura para atreverse a llevar el evangelio a aquellos lugares a los cuales nadie ha ido y usar medios que nunca antes fueron usados.

Hoy quiero dejarle algunos ejemplos de hermanos en Cristo que llevaron con locura el mensaje del evangelio y espero que le sirvan de inspiración para que usted haga lo mismo:

· Los primeros cristianos y apóstoles aún en medio de la más dura persecución que haya tenido que pasar la iglesia, lograron con la ayuda del Espíritu Santo llevar el evangelio no solo a Israel sino a todo el mundo conocido de aquella época.

· Hombres como Martin Lutero y Juan Calvino tuvieron la osadía de oponerse al poder religioso de la época y arriesgaron sus vidas para demostrarles lo equivocadas que se encontraban, logrando crear una reforma a la cual hoy conocemos como el protestantismo.

· George Frederick Handel un compositor de opera que estando atravesando una difícil crisis, tras leer un texto que contenía partes de Isaías, logró crear una de las más bellas canciones llamada: El Mesías, devolviendo la esperanza a una nación.

· Roger Bannister un atleta cristiano que en contra de lo que decía la ciencia, logró romper una marca histórica de atletismo conocida como la “Milla Milagro” y de ese modo logró inspirar a muchos.

· Kelley un joven soldado cristiano el cual transformó la vida de un grupo de soldados y le devolvió la alegría a muchos niños pobres con un noble acto en plena segunda guerra mundial.

· David Ben Gurión un líder judío que tras los acontecimientos de la segunda guerra mundial y saber que se encontraba en desventaja frente a sus enemigos, inspiró a toda su nación al declarar: “Yo creo en milagros”.

· En este año ha habido miles de mártires que han dado su vida por rehusarse a negar el nombre de Jesús en países Palestinos y a la vez por llevar el evangelio en países comunistas en donde el evangelio está prohibido.

· Miles de siervos de Dios tiene el coraje de fundar iglesias, van a países lejanos a llevar el mensaje de salvación a personas que nunca antes habían escuchado el nombre de Jesús, otros usan los medios de comunicación como canales de televisión y radios, otros crean blogs, otros abren canales en youtube, otros usan las redes sociales, y es así como sin excusas podemos llevar la locura del evangelio que cambia y restaura vidas a todos los que amamos y conocemos.

Nota: Puede revisar la historia completa de cada uno de los ejemplos haciendo clic en el nombre de cada uno de ellos.

 
Deja un comentario

Publicado por en 8 marzo 2015 en Enseñanzas, Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Pastores de Belén

pastores

Un grupo de pastores yace pastando a sus ovejas en las vigilias de la noche.

Jaziz has visto las estrellas que nos ha regalado el cielo, no he visto estrellas más brillantes desde hace mucho tiempo, cuanto me alegra el poder pastorear a nuestro rebaño a las afueras de Belén.

Oh amigo, que tiene de bueno Belén la más pequeña de las ciudades para que siempre la añores, no creo que ninguna buena nueva podría salir de algo tan pequeño.

Jaziz no menosprecies las pequeñeces, pues, Dios mismo no lo hace, el hace grandezas aún con lo más pequeño.

Si fueran ciertas tus palabras, Dios ha de amar mucho a nuestra pequeña nación y sobre todo a nosotros, ya que somos solamente un grupo reducido de pastores.

Jaziz no te fijes solo en las apariencias, Dios sí ama a nuestra nación, y Dios ama a los pastores, recuerda aquel salmo en donde se dice que Dios es nuestro pastor, Él nos llevara a buenos pastos y nos hará ver cosas grandes si guardamos la fe.

Jazis recuerda las palabras de este humilde anciano, Dios siempre tiene un gran plan, Él puede usar desde un gran sacerdote hasta el más pequeño de los pastores, y si tienes fe Él va a usarte para grandes cosas.

Yo tengo fe, sé que a pesar de mis quejas, aún existe en mi corazón la esperanza de que Dios traiga salvación para todos nosotros…

Y Mientras Jaziz aún hablaba, un gran resplandor más fuerte que la luz de cualquier astro los cegó, y de entre aquel brillo una figura formidable les habló diciendo:

No temáis; porque he aquí os doy nuevas de gran gozo, que será para todo el pueblo: Que os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es CRISTO el Señor.

Esto os servirá de señal: Hallaréis al niño envuelto en pañales, acostado en un pesebre.

Y repentinamente apareció con el ángel una multitud de las huestes celestiales, que alababan a Dios, y decían: ¡Gloria a Dios en las alturas, Y en la tierra paz, buena voluntad para con los hombres!

El anciano lleno de júbilo exclamo: ¡El cielo te ha escuchado Jaziz, Oh Gloria a Dios en las alturas!

Vamos pronto, no te quedes quieto y seca esas lágrimas de alegría, , ¡Hoy ha nacido la esperanza y la salvación para todo el mundo!

Todos los pastores emocionados por la visón llegaron al pesebre, Jazis se acercó despacio para ver al recién nacido y al verle su corazón se llenó de gozo y amor, Jazis nunca más volvió a ser el mismo, desde aquel día aprendió a ver la vida con los ojos de la fe.

¡Les deseo una gran y feliz Feliz Navidad, les mando un gran abrazo a todos mis  amigos, hermanos, compañeros y lectores, que Dios los llene de bendiciones!

 
Deja un comentario

Publicado por en 24 diciembre 2014 en Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Seremos como los que sueñan

Esdras

Cuando Jehová hiciere volver la cautividad de Sion, Seremos como los que sueñan. Salmo 126:1

Según muchos estudiosos bíblicos aquel salmo fue escrito entre los tiempos de Nehemías y Esdras, cuando el pueblo de Israel volvía del cautiverio a su tierra.

Israel y Jerusalén fueron invadidos por sus enemigos, aquel pueblo fue desalojado de sus hogares, tuvieron que ver como robaban sus posesiones, tener que soportar como muchos de sus familiares eran vendidos como esclavos o fueron muertos durante la guerra, tener que ver como sus ciudades ardían y ahora serían siervos de otros imperios.

Ahora han pasado muchos años y aquel pueblo cautivo que ha podido salir adelante y ser bendecido a través de mucho esfuerzo, que de seguro sus mayores han tenido que vivir con el horror de aquellos recuerdos, con el miedo que les produce esos días o la nostalgia de recordar a aquellos tiempos de libertad que ahora parecen un sueño, está a punto de regresar a su amada tierra.

Aquel pueblo siente la alegría de volver y empezar una nueva etapa, pero también sienten el miedo de que aquella crisis vuelva a ocurrir y la duda de saber sí será recompensado aquel gran esfuerzo por reconstruir su nación y qué les deparará el futuro.

Y es en medio de aquella confusión en donde Dios envía este salmo el cual es un recuerdo de que Dios puede cambiar cualquier circunstancia, que para Él no existen sueños imposibles de realizar, que Él puede convertir cualquier tristeza en una gran alegría y que no existe esfuerzo que Él no recompense.

La historia y la biblia nos narran que aquel pueblo logró reconstruir su templo, su nación y que de nuevo volvieron a reír al ver sus sueños cumplirse.

Así que sin importar lo que haya pasado o cuán difícil parezca el futuro, al leer este salmo recordemos que Dios tiene un plan para nosotros, y que Él es capaz de cambiar cualquier circunstancia, y quiere que seas como los que sueñan.

Salmo 126:

Cántico gradual.

Cuando Jehová hiciere volver la cautividad de Sion, Seremos como los que sueñan.

Entonces nuestra boca se llenará de risa, Y nuestra lengua de alabanza; Entonces dirán entre las naciones: Grandes cosas ha hecho Jehová con éstos.

Grandes cosas ha hecho Jehová con nosotros; Estaremos alegres.

Haz volver nuestra cautividad, oh Jehová, Como los arroyos del Neguev.

Los que sembraron con lágrimas, con regocijo segarán.

Irá andando y llorando el que lleva la preciosa semilla; Mas volverá a venir con regocijo, trayendo sus gavillas.

 
1 comentario

Publicado por en 21 diciembre 2014 en Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

El efecto Dios

Porque no me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree; al judío primeramente, y también al griego. Romanos 1:16

Muchas veces me han preguntado: ¿Vale la pena sacrificar tanto por Dios?

Yo sé que para ser cristianos tenemos que dejar atrás varias cosas y que muchas veces parece difícil ser valientes y enfrentar a la mayoría que no cree en Él.

Yo creo que si realmente comprendiésemos lo que creer en Dios significa o si supiéramos el efecto que provoca una pequeña semilla de fe entonces nuestras vidas serían muy diferentes.

¿Han escuchado hablar del efecto Dios?

El 14 de Mayo de 1948 se fundó el estado de Israel, para muchos ese día pudo haber sido un día de alegría o de gozo pero 12 horas después la unión de países palestinos les declara la guerra.

Israel era un país cuyos habitantes habían pasado el horror de la segunda guerra mundial, millones de judíos habían muerto y la mayoría de los sobrevivientes habían sido torturados.

Los periódicos de todo el mundo hablaban de la posible masacre que vendría sobre el pueblo judío, muchos noticieros decían que prácticamente la nueva nación se extinguiría.

David-Ben-GurionCuentan que pocos días antes de la guerra los periodistas de diversas partes del mundo lograron entrevistar a un líder judío de nombre David Ben Gurión, un periodista se le acercó y dijo: “Israel necesitaría un milagro para sobrevivir” Muchos pensaron que aquel líder aprovecharía ese momento para pedir ayuda, pero David Ben Gurión miró al cielo y respondió: Yo creo en milagros.

Llegó el momento de la guerra, miles de Israelíes estaban parados con poco armamento frente a aquel inmenso ejército enemigo lleno de hombres entrenados y el mejor armamento de su generación.

Pero aquel pequeño ejército judío estaba lleno de padres que querían defenderá sus familias, madres que habían perdido a sus esposos y querían defender sus hogares y jóvenes que querían luchar por su futuro.

judíosLa historia no cuenta cómo empezó pero yo creo que un joven que había visto aquella entrevista miró al cielo y con valentía dijo: Yo creo en milagros, luego los que estaban a su alrededor comenzaron a repetirlo hasta el punto en que todo aquel ejército gritaba: ¡Yo creo en milagros!

Sin pensarlo pocos minutos después, aquel gran ejército enemigo comenzó a huir, miles de soldados abandonaban sus tanques para irse corriendo y cuando entrevistaron a algunos de los sobrevivientes del ejército palestino del porqué de su repentina huida ellos contestaban: Vimos gigantes brillantes defendiendo a los judíos.

Después de esa guerra hubo una reunión donde se juntaron militares, periodistas y hombres de ciencia para analizar lo sucedido, todos ellos llegaron a la conclusión de que aquella victoria era imposible.

Entonces uno de los invitados de esa reunión alegó que aquel milagro ya había ocurrido antes en la biblia y tras leer muchos capítulos de la biblia todos en aquella sala explicaron que aquella victoria se debía al Efecto Dios, es decir se debió a la fe que aquel pueblo tenía en Dios.

Ése es el Dios a quién servimos y ése es el potencial que todos tenemos, si creyéramos en Dios cada uno de nosotros podría cambiar su vida, la vida de su familia o la de su nación.

Dios tiene el poder para hacer milagros y por eso vale la pena el esfuerzo y el sacrificio, no nos avergoncemos del evangelio porque si de verdad crees en él, Dios puede hará un gran milagro en tu vida.

 
1 comentario

Publicado por en 4 mayo 2014 en Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

El niño de Belén

navidad

Es una oscura y estrellada noche a las afueras de Belén, el fuerte viento sopla sobre los verdes prados y el bramido de las ovejas es el mayor sonido que se escucha.

No tienen idea de todo lo que me ha costado llegar hasta aquí, pero todo mi sacrificio tendrá resultado al ver a aquel niño de Belén que cambió nuestras vidas.

Hoy nacerá a ya escasos minutos y a pocos kilómetros de aquí, un bebé, un salvador que es Cristo el Señor.

Me he conseguido ropa de la época y me he acercado con un puñado de ovejas entrenadas a un grupo de pastores que guardan las vigilias de la noche sobre su rebaño.

Ellos me reciben con alegría y se toman su tiempo para aconsejarme sobre los mejores prados que se puede conseguir poco lejos de Jerusalén.

De pronto el momento llega y todo comienza tan bíblicamente perfecto que es maravilloso poder saber los sucesos.

Un resplandor se acerca a nosotros, tiene forma humana y desciende tan rápido que no podemos reaccionar.

Aquel brillo nos dice: No temáis; porque he aquí os doy nuevas de gran gozo, que será para todo el pueblo: que os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es CRISTO el Señor. Esto os servirá de señal: Hallaréis al niño envuelto en pañales, acostado en un pesebre.

De pronto un resplandor más fuerte que el sol nos rodea, miles de brillos con formas humanas vuelan a nuestro alrededor cantando: ¡Gloria a Dios en las alturas, Y en la tierra paz, buena voluntad para con los hombres!

Nos miramos y comenzamos a correr, los animales nos siguen instintivamente y estamos yendo a toda prisa hacia Belén.

Mientras corro veo el cielo y los ángeles vuelan sobre nosotros iluminando con un resplandor hermoso el anochecer, su brillo es como el de los fuegos artificiales ardiendo sin detenerse.

Hay una fuerte luz iluminando un pequeño y abandonado establo, los pastores no creen que el mesías pueda estar allí, pero yo marcho hacia aquel lugar sin detenerme.

Ellos me siguen temerosos, yo abro la puerta de madera y allí puedo ver a aquella magnifica pareja contemplando al hermoso bebe recién nacido que está acostado en el pesebre.

José se preocupa pero María lo calma, uno de los pastores les cuenta lo que nos dijeron los ángeles y entonces acceden a que veamos al bebé.

Todos se arrodillan mientras se van acercando y yo intento avanzar lo más que puedo antes de hacerlo.

Lo veo perfectamente, tengo frente mío al ser más bello de toda la creación, es tan lindo, sus gestos son tan bellos y no puedo evitar llorar.

Ellos me miran extrañamente, porque para ellos este es un día de gozo y alegría, pero yo al verlo tan pequeño recuerdo todo lo que tendrá que soportar.

Solo yo sé la verdad de cómo el crecerá, predicará y ayudará a muchos, pero lo traicionarán, lo torturarán, tendrá que sufrir el dolor más extremo, se burlarán de él y lo crucificarán.

De pronto aquel bebé abre los ojos y mueve sus pequeñas manos, entonces comprendo que Él ya lo sabe, es solo un bebe pero sigue siendo el hijo de Dios.

Este el ser que más me ha amado, la persona que decidió dar su vida por amor, para que todos nosotros tuviéramos esperanza alegría y para que nuestra fe no sea en vano.

María me mira con ternura y José me abraza intentando comprender lo que acaba de suceder.

Los pastores se despiden, y yo decido acompañarlos, al salir nos ponemos a cantar la canción que cantaban los ángeles y regresamos contentos a las afueras de Belén.

Después de seguirlos un tramo, yo también me despido y cada uno de ellos me da un tierno abrazo, hoy hemos visto un milagro y el corazón lo tenemos rebosante de alegría.

Yo debo volver a mi tiempo y escribir lo que he visto, sé que no habrá palabras para poder describir aquel dulce encuentro, ni que tampoco podré describir aquella hermosa criatura pero al menos escribiré de aquel niño de Belén que nació para salvarme y viviré dándole mi vida a aquel hombre que lo dio todo por mí.

Feliz Navidad, les mando un gran abrazo a todos mis lectores, amigos, hermanos y compañeros, que Dios los bendiga muchísimo y llene sus hogares con su gloria y Amor.

 
Deja un comentario

Publicado por en 24 diciembre 2013 en Reflexiones

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Especial por Cinco años: Pensamientos del Espíritu

pensadorSi tuviera que pedirle a aquel gran amigo y compañero que es el Espíritu Santo que mantenga un pensamiento en mi mente y en mi corazón sería que Dios me ama.

El Espíritu Santo nos reconforta, nos acompaña y es de gran ayuda al cuerpo de Cristo, es el poder de Dios y la persona más sensible de la trinidad.

Cada vez que escribo tengo presente que es Dios el que a través de su Santo Espíritu me guía a alabarlo, a adorarlo, a demostrarle mi amor con estas palabras y a ayudar a los demás.

Ruego para que siempre sea Dios el que me guíe en cada párrafo, en cada letra, y también para sea su nombre glorificado a través de lo que escribo.

Como dije anteriormente, si pudiera escribir un tema que resuma todo lo que he aprendido de Dios, es que Él nos ama.

Si recordáramos en nuestros momentos de prueba que Dios nos ama entonces recobraríamos la fe y esperaríamos pacientemente en sus promesas.

Si en los momentos de alegría recordáramos que Dios nos ama entonces le alabaríamos y seríamos agradecidos al recordar que todo lo que tenemos viene de Él.

El amor de Dios es tan grande que sobrepasa generaciones y edades, se extendió tanto que ha llegado hacia nosotros y sin importar nuestra condición, Él nos amó.

Su amor no conoce límites, ni impedimentos, es gratuito para todo aquel que desee recibirlo y es capaz de llenar los vacíos de nuestro corazón.

Su amor levanta al caído, da vida a lo muerto, restaura lo pasado, crea un nuevo futuro lleno de esperanza y trae felicidad incluso al corazón más destrozado.

Su amor es el misterio de la vida que debemos encontrar, es el tesoro que debemos desear con todo nuestro ser y es en Camino que debemos recorrer.

Hoy yo estoy muy agradecido por haberlo encontrado y usted mi querido hermano jamás olvide la importancia de tener el amor de Dios en su vida.

Es mi humilde deseo que estos escritos lo hayan ayudado y lo sigan ayudando a amar y a buscar más de Dios.

Le agradezco a Dios por la inspiración que me ha dado a lo largo de estos cinco años y a usted por acompañarme en esta hermosa travesía, espero que cada uno de los temas publicados aquí en este blog sea de su agrado y que lo motiven a conocer más a nuestro Señor.

Que Dios lo bendiga abundantemente y que su amor lo llene por completo.

 
Deja un comentario

Publicado por en 27 septiembre 2013 en Pensamientos del Espíritu

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

 
A %d blogueros les gusta esto: